Disproquima distribuirá un nuevo ingrediente que previene la carencia de hierro

La compañía biotecnológica española AB-Biotics ha lanzado al mercado AB-Fortis, un nuevo ingrediente que previene la carencia de hierro, ya que permite aportar en una sola dosis toda la cantidad diaria recomendada de este mineral evitando el sabor metálico y los efectos secundarios clásicos de la fortificación de alimentos con hierro. Este ingrediente podrá comercializarse en forma de suplemento nutricional o incorporarse en lácteos y cualquier alimento sólido.

Para su distribución a nivel internacional, AB-Biotics ha firmado contratos con diversas compañías. La principal comercializadora será la firma Suan Farma, que trendrá los derechos exclusivos durante 2 años renovables en todo mundo, salvo en determinados mercados donde el producto contará, además, con otras firmas comercializadoras. De este modo, la compañía española Disproquima tendrá derechos de distribución no exclusiva durante 4 años renovables en Marruecos, Túnez, Argelia, España, Francia, Portugal, Alemania, Italia y Turquía. Por su parte, la empresa norteamericana The Green Labs, que tendrá derechos no exclusivos durante 5 años renovables para distribuir AB-Fortis en Estados Unidos, Chile, Ecuador y Colombia.

Según han destacado Miquel Angel Bonachera y Sergi Audivert, cofundadores y consejeros delegados de AB-Biotics, “AB-Fortis es fruto de años de investigación, lo hemos patentado en 32 países y ahora podremos llevar al consumidor final de la mano de socios comerciales muy bien posicionados en sus respectivos mercados”.

Este nuevo ingrediente viene a solventar el problema de la carencia de hierro en la dieta, un mineral indispensable para el mantenimiento de las funciones vitales de los humanos y cuya deficiencia puede provocar problemas de salud como la anemia, uno de los trastornos nutricionales más comunes incluso en países desarrollados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 25% de la población (más de 1.600 millones de personas en el mundo) sufren anemia, detectándose el porcentaje más elevado entre los niños en edad prescolar (el 47% sufre anemia) y entre las embarazadas (42%).

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario