La Guía Tecnológica Alimentaria 2016, I+D+i en todos los estadios

, , , , , , , ,

editorial-lola-fernandez-gta-2016

Una nueva Guía sale al mercado en una etapa en la que es necesario reforzar la política de I+D+i, como indica Isabel Bombal, responsable de innovación de la Secretaría General de Agricultura y Alimentación del Magrama, “para abordar todos los retos de la sociedad” porque  “la innovación impregna las políticas esenciales que regulan los distintos fondos comunitarios”. Ideal contexto para el principal sector industrial de nuestro país, el alimentario, que tiene grandes desafíos por delante de la mano de la innovación y su siempre fiel compañera, la investigación.

Como indica María Victoria Moreno-Arribas, investigadora científica del CSIC y directora del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación, “la combinación alimentación y salud se presenta como argumento de valor añadido y competitividad en la industria alimentaria” y  “marca el entorno actual y las tendencias del futuro”. Mucha falta hacen los apoyos y las ayudas económicas y políticas porque en las empresas de toda dimensión está la voluntad de crecer y mantenerse competitivas, en colaboración con unos proveedores que les ayudan a la hora de fabricar “al máximo rendimiento, eficacia, seguridad, fiabilidad y competitividad”, en palabras del presidente de AFCA, Andrés Gavilán, porque “la innovación no es una opción para la industria de alimentación y bebidas, sino una exigencia necesaria para hacer frente a un mercado global cada vez más competitivo”, sentencia Ignacio Garamendi, director de Desarrollo de Negocio de la IAB en FIAB.

Tanto desde las insitituciones como el Magrama, como desde las organizaciones profesionales como FIAB, AFCA, AEFAA y AMEC, al igual que en la opinión de los centros tecnológicos, se considera que los proveedores, junto con la industria, forman parte de un contexto en el que hay que colaborar para crear valor

Junto a la Asociación de Fabricantes de Aromas, cuyo presidente José Solá invita a que la I+D+i goce de un marco de estabilidad “a todos los niveles”, en un entorno de “cambios cada vez más frecuentes”, como destaca Óscar Puig de Amec Tecnoalimentación. Aún así, las empresas de maquinaria representadas en Amec, apunta Carmina Castella, “duplicaron su facturación destinada a innovación” porque los proveedores en constante colaboración con la industria contribuyen a su desarrollo y avance.

Proveedores que, con la industria, forman parte de un contexto en el que hay que colaborar para crear valor. Así lo indica Rogelio Pozo de AZTI “solo la combinación de eficiencia y generación de valor puede garantizar la sostenibilidad del sector alimentario, su crecimiento, su liderazgo internacional y que continúe siendo estratégico por su contribución a la economía y al empleo”. Y eso solo es posible “en colaboración de lo público y lo privado”, como apunta Daniel Ramón de Asebio, sin olvidar “el retroceso sufrido en los últimos cuatro años en fondos para la investigación pública en nuestro país, un freno que hemos de superar”.
Así Sebastián Subirats de Ainia reclama “necesitamos un marco regulatorio estable, apoyos financieros necesarios, centros tecnológicos capaces de ser tractores de innovación y unas empresas que quieran asumir el reto”.

En cada estadio de la fabricación y del envase y embalaje, las tendencias se centran, como destaca Javier Zabaleta de Itene, “en mejorar la calidad del alimento, la seguridad y extender su vida útil”, que coincide con Sergio Jiménez de Aimplas, quien añade que “las dos tendencias principales en I+D+i son  alargar la vida útil del producto y tener productos más sostenibles”.

Con todos ellos, ahí está nuestra Guía, debidamente investigada y contrastada, para ayudarles a estar en contacto unos con otros, como vehículo de comunicación y colaboración porque sin comunicación nada es posible y nos encanta cerrar este editorial con una frase de Héctor Barbarin, director general de CNTA: “la industria agroalimentaria presenta una foto más positiva y demuestra que las apuestas que se están haciendo actualmente son las adecuadas”. Esperamos que todo continúe en esta vía de mejora.

@LolaFPaniagua
facebook.com/SweetPress2.0
linkedin.com/company/sweet-press-s-l

Más información en la edición impresa de Guía de la Tecnología Alimentaria 2016

Noticias relacionadas