“Nuestro éxito se basa en un conocimiento sólido de los objetivos, más una dilatada experiencia en ingredientes”

, ,

Andrés Gavilán, presidente de AFCA

Sobre la base de dos escenarios de actuación, uno sustentado en la O+I (Optimización + Innovación) y otro apoyado en la I+T (Internacionalización + Tecnología), Andrés Gavilán, presidente de AFCA, habla del éxito de las políticas de I+D+i implantadas en el sector de aditivos y complementos alimentarios, que servirán de sólida base para un futuro “muy esperanzador”

La implantación de una política I+D+i es para AFCA y sus empresas, la más adecuada línea de acceso para lograr una eficacia, una calidad y una seguridad fundamentales, y una sostenibilidad apropiada e idónea, para desarrollar productos novedosos y, a la vez, para incrementar los beneficios a corto plazo, en el campo de la fabricación y comercialización de los aditivos y de los complementos alimentarios, los dos objetivos prioritarios de la actividad.

Los alimentos e ingredientes funcionales están creciendo a un ritmo del 15-20% anualmente, muy en especial en la Unión Europea, así como en países emergentes: Europa del Este, Países Árabes, China y otros países orientales, Japón, África Occidental, India, así como el área de Latinoamérica, lo que ha supuesto a las empresas de AFCA, disponer de un mercado ávido de nuevas tecnologías, ingredientes funcionales, que ha incrementado la presencia y los beneficios de las compañías miembros de nuestra Asociación.

La razón de haber logrado alcanzar un éxito consistente en la implantación de un Programa de I+D+i exitoso ha estado basado en un conocimiento sólido de los objetivos, unido a una dilatada experiencia en materia de aditivos alimentarios, mezclas de aditivos y complementos alimentarios tales como: algas, hongos, prebióticos, probióticos, fibras, supercereales (chía, quinoa, amaranto, teff, sorgo…), extractos de plantas, polifenoles, glucanos, superfrutas (granada, arándanos, goji…), superplantas (extractos de té verde, de aloe vera, de ginseng, de esquizandra…), ácidos grasos esenciales (omega 3, omega 6 y omega 9), novel foods (aceite de krill, aceite de echium, isomaltulosa, fitoesteroles/fitoestanoles, extractos de baobab, zumo de noni…), extractos marinos (coral de Okinawa, mejillones verdes neozelandeses, quitosano, etc.), nuevos carotenoides (criptoxantina, fitoeno, fitoflueno, astaxantina…), péptidos, aminoácidos, entre otros. Sin olvidar todos los ingredientes para producir efectos saludables: fisiológicos, biológicos, comportamentales, reducir estados patológicos diversos, en especial las enfermedades cardiovasculares, las gastrointestinales, sistema inmune, osteoartritis, etc.

La respuesta a cómo lo han conseguido, es aplicando dos escenarios de acción:

Primer escenario. O+I (Optimización+Innovación)

La “O” (Optimización) se ha logrado a través de las siguientes actuaciones:

-Mejorando la calidad de las materias y los materiales
-Mejorando el rendimiento productivo de los preparados de aditivos y los complementos alimentarios.
Reduciendo los residuos generados.
-Reduciendo los costes operativos.
Por su parte, la “I” (Innovación) se ha canalizado a través de:
-Desarrollo de ingredientes funcionales y mezclas de aditivos multifuncionales.
– Desarrollo de sustancias funcionales, con nuevas propiedades saludables.
-Mejora de la seguridad y la biodisponibilidad.
-Incremento de la utilidad y aplicaciones de los ingredientes funcionales.

Segundo escenario: I+T (Internalización+Tecnología)

La “I” de internacionalización es un pilar fundamental en el desarrollo de las empresas del sector, que están ampliando su presencia fuera de nuestras fronteras con una apuesta cada vez más global:
-Expansión en el mercado europeo: UE y Países del Este Europeo.
-Expansión en países orientales: países árabes, África Oriental, India, Japón, China, Vietnam, Malasia, Singapur, Camboya…
-Expansión en Latinoamérica.
-Apertura de países oceánicos. Australia, Nueva Zelanda…
Por último, la “T” (Tecnología) se ha fomentado a través de varias líneas de acción:
-Aportación a los compradores internacionales de instalaciones y maquinaria operativa, para mejorar la calidad procesal.
-Aportación de metodología analítica e instrumentación científica
-Implantación de certificaciones de calidad+seguridad: IFS, BRC, PAS, OHSAS, ISO-9000, ISO-22000, ISO14000, entre otras.
El compendio de actuaciones de los asociados de AFCA ha hecho posible incrementar su solidez, madurez, seguridad y competitividad, lo que les garantiza un futuro muy esperanzador.

 

Andrés Gavilán, presidente de AFCA – Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios

Más información en la edición impresa de Guía de la Tecnología Alimentaria 2015

Noticias relacionadas

Deja un comentario