Un buen sistema de cierre puede determinar el éxito o fracaso en el lineal

Los sistemas de cierre son un elemento esencial en el aseguramiento de la calidad y buena conservación de los productos de alimentación y bebidas y, al igual que el propio packaging, cumplen una múltiple funcionalidad en los productos alimentarios, desde la más obvia de contención, asegurando que el contenido de un envase se mantiene íntegro en el mismo hasta el momento de consumo, sin sufrir pérdidas de volumen, peso o cantidad, hasta la preservación de la calidad, la posibilidad de permitir un consumo diferido, la garantía de seguridad e incluso su papel comunicador. En su último número, la revista Tecnifood publica un completo informe sobre el sector de sistemas de cierre en el que se analizan todas estas funciones y se ofrecen las últimas innovaciones de los fabricantes de tapas y tapones, dirigidas a mejorar su funcionalidad y atender las nuevas necesidades de alimentos y bebidas.
Los fabricantes de elementos de cierre son conscientes de que un buen sistema de cierre puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso en el lineal, por ello concentran su esfuerzo en innovación en desarrollos más seguros y cómodos, poniendo también el acento en crear referencias de menor gramaje, que contribuyan a un ahorro de costes productivos y a un  menor impacto medio ambiental.
En cuanto a los temas que protagonizan las inquietudes de los operadores de este sector, cabe destacar el incremento de los precios de las materias primas, tanto el corcho como los derivados del petróleo, la incidencia de la crisis económica sobre el consumo de bebidas, el impacto de sus productos sobre el entorno natural y las necesidades que pueden conllevar las nuevas exigencias legislativas en materia de seguridad, certificaciones, análisis, etc.
A nivel empresarial, el informe subraya la actividad de adquisiciones que ha protagonizado el sector en los últimos ejercicios. Entre éstas, destaca la adquisición de  la firma catalana Plastivit por parte del grupo italiano Guala Closures, operación que ha culminado la desinversión que inició en 2008 la familia Bofill en las diferentes sociedades que integraban el Gupo Vemsa.
Los nuevos desarrollos de sistemas de cierre en envases de cartón, así como un análisis sobre  el segmento de los tapones de corcho, son otros de los temas que se abordan en este informe.

Noticias relacionadas

Deja un comentario