Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“El sector tendrá que mirar hacia nuevos mercados y apostar por la innovación”

Léalo en 12 - 15 minutos
Léalo en 12 - 15 minutos

Del 27 al 30 de marzo se celebrará en Lisboa una nueva edición de Alimentaria & Horexpo, feria dedicada a alimentación, hostelería y tecnología. Víctor Pascual, su nuevo director, cuenta en esta entrevista las principales novedades que se encontrarán y cual será su aportación a un evento que aúna tres importantes salones en uno: Alimentaria, Horexpo y Tecnoalimentaria, y en el que se esperan 30.000 visitas

¿Cómo afronta esta nueva responsabilidad como director de Alimentaria & Horexpo?

-Con una gran ilusión y por encima de todo con la responsabilidad de gestionar un proyecto que en su día fue la primera exportación de Alimentaria fuera de España. Lisboa es una plaza ferial con una fuerte carga emocional para nosotros. En la ciudad y de la mano de su institución ferial –FIL- hemos visto crecer y consolidarse un salón que partía con un referente muy claro pero que ha sabido consolidarse y adaptarse a las particularidades del mercado portugués agroalimentario y sus zonas de influencia.
Actualmente, estamos ante el salón alimentario más importante del país y uno de los más significativos de Europa. Además, el hecho de ver nacer el nuevo proyecto Alimentaria & Horexpo Lisboa, con la conjunción de dos salones consolidados como Alimentaria y Horexpo, junto al mayor peso específico de Tecnoalimentaria, suman atractivo a un  proyecto cuya dirección es todo un estimulante desafío.

¿Qué novedades ofrecerá Alimentaria & Horexpo Lisboa 2011?
-Sin duda, la más decisiva es la celebración simultánea de Alimentaria y Horexpo, dos ferias con trayectorias exitosas y excelentemente posicionadas en el mercado portugués. Una decisión que a medida que se acerca la inauguración se muestra más certera a decir del éxito de participación que estamos obteniendo.
La conjunción de ambos salones en un mismo espacio y lugar otorga mayor valor para las empresas expositoras, que pueden acceder a un mayor número y tipología de compradores y, al mismo tiempo, rentabilizan al máximo la visita del profesional, que tiene acceso a una oferta más completa y global.

¿Qué expectativas tiene la organización respecto a la pasada edición?
-La verdad es que la realidad está superando nuestras expectativas iniciales. A día de hoy, ya estamos por encima del metraje total conseguido en la última edición de 2009, lo que nos ha constatado el acierto del planteamiento de este nuevo proyecto y la firme voluntad colaborativa de todos los sectores implicados, también en el plano asociativo e institucional.

¿Qué aportará  la unión entre Alimentaria y Horexpo? 
-Fundamentalmente, una fuerte multiplicación de sinergias entre sectores absolutamente estratégicos para la economía del país. Hemos de tener en mente que estamos ante el mayor sector industrial portugués,  con un 7.6% del PIB y un volumen de negocio de más de 13.500 millones de euros. El efecto multiplicador que surge de la unión de ambos salones propiciará, sin duda, mayor valor añadido tanto para el expositor como para el visitante. Por su parte, la predisposición y colaboración entre los dos sectores se beneficiará de que tenemos la gran suerte de contar con la máxima implicación de Jorge Henriques, presidente de FIPA –Federación de Industrias Portuguesas de Alimentación- y de Mario Pereira Gonçalves, presidente de AHRESP – Asociación de Hostelería y Restauración de Portugal-, como presidentes de Alimentaria y de Horexpo, respectivamente.

¿Y la unión de éstas con Tecnoalimentaria?

-La oferta de tecnología y equipamiento para la industria alimentaria ya estaba históricamente integrada en Alimentaria, con un gran peso específico, lo que hace que ahora en este nuevo modelo ferial Tecnoalimentaria asuma mayor protagonismo y visibilidad. Por primera vez y atendiendo a sus dimensiones, Tecnoalimentaria irrumpe con personalidad propia y con un pabellón independiente, recogiendo el éxito cosechado durante las últimas ediciones de Alimentaria en las que ya se había convertido en uno de los principales motores de la feria. Las empresas españolas tienen un gran mercado en Portugal, ya que el país importa el 40% de la tecnología que emplea en su producción alimentaria.

¿Qué tipo de actividades se celebrarán de forma paralela a la feria?, ¿puede dar un adelanto?

-Como organizadores feriales defendemos que nuestros salones sean más que una exposición comercial de productos y servicios, integrando también los aspectos formativos e informativos para los profesionales de la industria. En este sentido, las actividades complementan el salón y lo enriquecen sobremanera. Innovación, gastronomía y desarrollo de negocio serán los ejes rectores del completo cartel de actividades que programa Alimentaria & Horexpo Lisboa 2011. Contaremos con Innoval para mostrar los nuevos lanzamientos del mercado en la zona Nuevos Productos y las más recientes soluciones tecnológicas para la distribución en la Loja Inteligente. Para nosotros, Innoval supone el reconocimiento a todas aquellas empresas de hacen de la I+D+i una prioridad para sus negocios.
También organizaremos conferencias y seminarios con la colaboración de AHRESP, FIPA y APED (Asociación Portuguesa de Empresas de Distribución); el espacio Pequeño Almoço, con productos de pastelería y panadería; el Cocktail Academy Show a cargo de reputados bármanes; el concurso Sabor do Ano, donde los consumidores premian los mejores productos en función de su sabor; y la primera edición de congreso gastronómico Food Experience. Por su envergadura y complejidad, Food Experience será el acto estrella del salón, y en el se desarrollarán ponencias, conferencias y debates en torno a la nueva gastronomía portuguesa. Gracias a la colaboración con la Asociación de Cocineros Profesionales de Portugal (ACPP), contaremos con la participación de los primeros espadas de la cocina nacional y dispondremos de un village de patrocinadores en el que las firmas participantes podrán hacer demostraciones de sus productos al público profesional.

¿Será la innovación uno de los principales ejes de la feria?, ¿cree que es la clave para que el sector alimentario siga creciendo?
-La innovación es uno de los ejes estratégicos de Alimentaria & Horexpo Lisboa, no sólo en la zona Nuevos Productos de Innoval o en el congreso gastronómico Food Experience, sino a través de su presencia transversal en la globalidad de la exposición. Como partners de la industria agroalimentaria, somos conscientes de que ésta tiene que saber lidiar con un consumidor cada vez más exigente, creativo, complejo, heterogéneo y volátil, apostando por productos más sofisticados desde el punto de vista nutricional y elaborados de forma sostenible y socialmente responsable. El sector alimentario tendrá que mirar hacia nuevos mercados y apostar por un crecimiento vía innovación.

¿Cuál es el perfil de los expositores?, ¿la unión de las tres ferias supondrá un cambio importante en el perfil de los visitantes?
-El perfil de los expositores es el propio de los tres sectores representados: fabricantes, distribuidores, exportadores e importadores alimentarios para los sectores Congexpo, Intercarne, Intervin, y Multiproducto; para el canal de la hostelería y la restauración y para la industria de la tecnología y el equipamiento de la alimentación y bebidas. Más que un cambio en el perfil del visitante profesional, que ya se caracteriza por su elevado poder de decisión de compra, lo destacable es el beneficio derivado de la coincidencia de los sectores representados.

¿Podría valorar el momento que vive el sector alimentario en un país como Portugal?

-No difiere mucho de la española, salvando las peculiaridades de cada país. A lo largo de las últimas décadas, la industria portuguesa agroalimentaria ha sido un pilar fundamental para la actividad industrial y es remarcable su capacidad de generar crecimiento económico, lo que la posiciona como catalizadora de la economía nacional. Sin embargo, como también sucede en España, su atomización y escasa dimensión, la priva del reconocimiento y visibilidad que merece, lo que hace prioritario su reposicionamiento. Urge poner en valor la capacidad exportadora del sector, que es mucha y muy competitiva. Sus estratégicas pasan por reforzar la confianza de los consumidores, vertebrar una interrelación de equilibrio entre alimentación, salud y estilos de vida, potenciar su competitividad y responder a los retos que plantea la globalización.

¿Esta feria atraerá visitantes de otros países de habla portuguesa como Brasil o Angola?
-Uno de los hechos singulares de Alimentaria & Horexpo Lisboa es su poder de influencia sobre los países africanos de Lengua Oficial Portuguesa, también llamados Palop´s y entre los que se encuentran Angola, Cabo Verde, Guinea-Bissao, Mozambique y Santo Tomé & Príncipe. Ninguno de ellos cuenta con una feria como la nuestra, por lo que cuando buscan un referente en este sentido miran hacia Alimentaria & Horexpo Lisboa. Angola, por ejemplo, vive una pujante situación económica y es un excelente emisor de compradores y distribuidores para abastecer su mercado nacional. Sin obviar a Brasil, cuya relación bilateral con Portugal es sobradamente conocida y su participación en el salón está ya muy consolidada.
 
¿Cómo ha crecido en cuanto a visitantes Alimentaria Lisboa en sus años de existencia?

-Más que valorar el crecimiento en términos cuantitativos, nuestro leit motiv es el crecimiento cualitativo. En este sentido, permítame enfatizar en el gran esfuerzo en promoción internacional que estamos haciendo para atraer a los visitantes profesionales óptimos para nuestros clientes. Nuestro programa de Hosted Buyers invitará a cerca de un centenar de compradores de todo el mundo, preferentemente de los países Palop pero también tendremos la presencia de decisores de compra de Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido y España, entre otros países. Con este objetivo hemos triplicado la inversión en este capítulo.

¿A qué retos se enfrenta como director que no haya vivido en experiencias anteriores como la de Alimentaria México?
-Probablemente, el gran reto es responder satisfactoriamente a nuestros clientes y partners en esta difícil coyuntura económica que ha dibujado un escenario de incertidumbre cuyo fin todavía no conocemos. Sin embargo, que en este contexto, nuestros expositores sigan confiando en Alimentaria & Horexpo Lisboa me llena de satisfacción porque significa que reconocen la solidez, trayectoria y prestigio del evento, así como su potencial de generación de negocio. Por otro lado, para mi y como director de Alimentaira & Horexpo Lisboa, Alimentaria México y Bta. es muy enriquecedor trabajar simultáneamente en tres países diferentes y poder transferir experiencias y conocimientos de un lugar a otro. 
Recientemente hemos asistido a dos ferias, HiE y Empack en España (Madrid, concretamente) con menor duración que  otros encuentros (3 y 2 días respectivamente) y superficies de exposición reducidas (stands de 9 a 36 metros de media) en los que los expositores estaban satisfechos porque la inversión era reducida y la convocatoria fue buena por lo que los resultados eran magníficos.

¿Qué opina de esta fórmula tendente a negocio en menos tiempo y al menor coste?

-Pues que es un camino de no retorno para el sector. Es una realidad y al mismo tiempo una prioridad para las ferias adaptarse a la demanda de sus clientes y ésta pasa por optimizar su participación con el mejor retorno a todos los niveles: desde la duración de su estancia, hasta la puesta en escena de su presencia corporativa. E idéntica es la exigencia del visitante: ver más oferta, más empresas y acceder a mayor información en el menor espacio de tiempo. Adaptándonos a esta realidad, ya hemos reducido un día la celebración tanto de Bta. como de Alimentaria México.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas