“En nuestra empresa, el protagonismo de la I+D+i está en todos los niveles”

Oriol Solé Rubiella, director de Marketing de Casa Santiveri, desgrana en esta entrevista la gran capacidad de innovación que ofrece el sector de la alimentación dietética, los retos de futuro, la inversión en I+D+i, el impacto que puede tener la crisis en sus productos y las ventajas que ofrecen las nuevas regulaciones europeas, que permitirán a las personas adquirir artículos con demostrada calidad

Nos gustaría conocer la dimensión de Santiveri.  Facturación y  crecimiento con respecto al ejercicio anterior e inversiones recientes.
–Los últimos datos disponibles, correspondientes a 2007, muestran que la facturación fue de 59 millones de euros. La inversión ese mismo año fue de 9 millones de euros.

¿Cuáles son las principales líneas de negocio?

–Casa Santiveri es una empresa dedicada a la fabricación y distribución de productos dietéticos, fundada en Barcelona en 1885 por Jaime Santiveri Piniés. Es la empresa líder de la dietética en España, donde tiene 3 centros de producción (Lleida, donde se fabrican las mermeladas; Peñafiel-Valladolid y Barcelona), 277 puntos de venta (24 tiendas propias a pie de calle, 27 tiendas propias en El Corte Inglés, 104 franquicias y 126 tiendas profranquicias). Los productos Santiveri (más de 1.000 referencias) se venden en cerca de 4.000 puntos de venta.
Dispone de dos sociedades en Italia y México y exporta sus productos a 30 países. Los productos de alimentación sana y biológica, así como algunos complementos dietéticos, se venden, además de en las tiendas de dietética, en grandes superficies y supermercados. Pero la línea de cosmética sólo se distribuye en las tiendas de dietética propias y franquiciadas.

¿Qué productos comercializan?

–Alimentos sanos: que incluyen, entre otras, una línea de alimentos sin azúcar adecuada para diabéticos y otra de alimentos sin gluten ni lactosa para celíacos e intolerantes a la proteína de la leche de vaca. Además de pan y pastas integrales, mueslis, zumos, tortitas, sucedáneos cárnicos, etc.
–Alimentos bio: cereales, batidos de soja, harina, pastas, tortitas, vinagre, todos con certificado bio que acredita que proceden de la agricultura biológica.
Complementos alimenticios: destinados a suplementar la dieta en ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes u otros nutrientes esenciales que ayudan a mantener una dieta equilibrada y un peso adecuado.
Plantas medicinales: presentadas en comprimidos, extractos, bolsitas de infusión, tisanas instantáneas o plantas troceadas, para facilitar su consumo.
Y también biocosmética y cosmética natural: productos solares, faciales, corporales y capilares a base de extractos vegetales y otros ingredientes naturales.

¿Exportan sus productos? De ser así, ¿hacía qué países o mercados y cuáles son los artículos con mayor éxito en el extranjero? ¿Qué porcentaje representan las exportaciones con respecto a la facturación total?
–Santiveri exporta productos a unos 30 países entre los que se encuentran: Irlanda, Brasil, México, Guatemala, Israel, Túnez, Chile, Portugal, Italia, Venezuela, Colombia, Marruecos, Bélgica, Polonia, Rumanía, etc. Los productos que más se exportan son tortitas de cereales y galletería sin azúcar. Las exportaciones representan un 9% de la facturación total.

¿Cuáles son las nuevas tendencias dentro de los alimentos dietéticos?

–Nutricosmética: alimentos o complementos dietéticos que favorecen la belleza de la piel, uñas y cabello y retrasan los efectos del envejecimiento. En esta nueva tendencia Santiveri ha sido pionera, ya que dispone desde hace varios años de complementos dietéticos enfocados a conseguir la belleza desde el interior. Ejemplos de productos de nutricosmética de Santiveri son: Multivigor CUP, Vitadermis, Vigor Sol, etc.
Otra tendencia dentro del sector de la dietética son los alimentos funcionales: alimentos que tienen de forma natural, o se les añade, nutrientes que ayudan a reducir el riesgo de determinadas enfermedades o a mejorar determinadas funciones (memoria, resistencia). Ejemplos de productos: leche de soja con omega 3, pan dextrín con semillas de lino y omega 3, Cerebrum (chocolatina con nutrientes que alimentan el cerebro), etc.

¿Cómo calificaría a Santiveri con respecto a su competencia?
–Es la líder indiscutible del mercado, no solo porque es la pionera de la dietética en España y lleva cerca de 125 años dedicándose a esta actividad, sino también porque es la que tiene un mayor surtido de productos propios. A la hora de producir alimentos sanos, nuestra empresa apuesta por la sostenibilidad y el crecimiento a largo plazo guardando el mayor respeto por la naturaleza y por el ser humano. En todos los procesos de producción intentamos minimizar el impacto ecológico utilizando, siempre que sea posible, ingredientes procedentes de la agricultura ecológica y envasando con materiales que respeten el medio ambiente, o utilizando, por ejemplo, papel reciclado en las oficinas.
Nuestros clientes son fijos, no esporádicos o circunstanciales como los de las otras firmas de dietética (que suelen ser consumidores que quieren hacer régimen una o dos veces al año, por ejemplo). Nuestro cliente habitual es amante de la vida sana y acude a comprar para toda la familia, una o dos veces a la semana. Nuestras estanterías ofrecen alimentos saludables, con más fibra y más nutrientes, para desayuno, comida, merienda o cena, e, incluso, para hacer pica-picas sanos.
Otro elemento diferenciador es que en las tiendas se puede hacer una compra guiada por un profesional, que orienta en la elección de los alimentos o complementos más adecuado para cada caso. La mayoría de las personas buscan siempre valores “seguros“ , y esto es la gran diferencia que tiene Santiveri respecto de la competencia. Somos un valor seguro, porque mezclamos tradición e innovación. Somos la que más invierte en I+D, la primera empresa europea en metros cuadrados de fabricación y, después de tantos años en el mercado, tenemos un saber hacer demostrado y sacamos una media de 4 a 5 productos nuevos al mes.

¿Cuáles han sido los hechos más destacados para la empresa ocurridos durante el año 2008?
–Se han abierto 21 nuevas tiendas. Se han presentado en el mercado tres nuevas líneas de cosmética. La primera, Quantisol, es una revolucionaria línea de cosmética solar, basada en áloe vera y en el extracto del árbol de las mariposas, con la mayoría de los ingredientes procedentes de cultivo biológico y con filtros solares que protegen del riesgo potencial de los mismos filtros solares. La segunda, Dr. Grandel Men, es una línea de cosmética masculina con agua pura de glaciar y minerales esenciales. Y la tercera, una nueva línea de cosmética áloe vera bio con certificación biológica. Además, se ha completado la línea de Maquillaje natural Locherber con nuevas sombras y polvos compactos, y se ha lanzado el gel piernas ligeras Acticir gel. Se ha mostrado una línea de incienso japonés con seis aromas diferentes.
En la gama de complementos dietéticos y fitoterapia se han lanzado 20 nuevos productos: Pack Dietabelt Thermo-Blocker, OsteoPrevent, Maxt.Lax Comprimidos, CorSan, concentrado de granada, Inmunol; tres nuevos batidos Dietabelt, Triptófano + B6, Bambulax, Drenabelt, Crecimax, cápsulas de guaraná, Erbacalm infantil, Acticir Plus, Mixtract DPV 3 y extracto de alcachofa.
En la gama de alimentación, se han ofrecido dos nuevas variedades de las galletas Cookisanas (al áloe vera y al cacao) y unas coquitas integrales, además de mermelada de mango, caña de cabello de ángel, dos nuevos mueslis crujientes, uno con plátano y otro con salvado y manzana, tortitas de arroz bañadas con chocolate. Dentro de la alimentación bio: harina de espelta, bebida de soja Provamel con omega 3, salchichas de tofú y tortitas de espelta.

¿Qué protagonismo tiene el departamento de I+D+i? ¿Qué líneas de investigación están desarrollando actualmente y a cuánto asciende la inversión de dicho departamento?

–La importancia del departamento de I+D+i es imprescindible y básico para la empresa. Desde sus inicios, Santiveri ha dedicado un gran esfuerzo económico y humano a la investigación y desarrollo de nuevos productos. Prueba de ello es el gran número de productos de creación original que, a pesar de llevar décadas en el mercado, siguen manteniéndose líderes gracias a las oportunas innovaciones a las que son sometidos. El protagonismo del departamento de desarrollo está en todos los niveles. Desde el lanzamiento de nuevos productos en consonancia con el departamento Comercial y de Marketing, hasta la mejora de productos ya existentes y de los procesos, para lo cual se está en contacto permanente con el departamento de producción.
Asimismo, cuando existen diferentes tipos de problemas acerca de alguna fabricación o sobre el resultado de un producto que ya se fabrica, se está en contacto muy cercano con el departamento de Control de Calidad para averiguar las causas y sus posibles soluciones.

¿Tienen previsto ampliar su portafolio de productos?
–Sí. Está previsto la inminente salida de unos 30 productos más y el cambio de formulación o presentación de otros tantos. Seguimos en la línea de ampliar nuestra oferta de alimentos con certificado bio.

¿Cuáles han sido los últimos desarrollos de la compañía en la industria alimentaria? Háblenos de aplicaciones concretas?
–Actualmente, los desarrollos que se están llevando a acabo siguen las tendencias siguientes: creación de productos con aporte nutricional específico para determinados sectores de población: mujeres, niños. Productos sin gluten con métodos tecnológicos diferentes a los empleados para productos convencionales. Línea Viales: investigación y desarrollo de productos en forma líquida, en los que se incorporan moléculas activas con propiedades específicas. Nutricosmética: desarrollo de productos de los llamados “cosmética oral”, empleando una tecnología diferente para las materias primas líquidas envasadas en la gelatina que se emplea actualmente. Investigación en la mejora tecnológica de los distintos granos de cereales (arroz, maíz, trigo, cebada) para conseguir alimentos que presenten mejoras nutricionales  y características organolépticas que le den un valor añadido al producto.

Nos gustaría conocer su opinión sobre el sector de alimentos dietéticos. Sus principales problemáticas y retos.
–Por una parte, los gustos de consumo parecen decantarse cada vez más hacia nuestro sector, ya que prima la calidad de los alimentos y la ausencia de conservantes y colorantes. El consumidor de ahora es muy exigente en este aspecto. También, el hecho de que cada vez se conozca más sobre la relación que existe entre salud y buena nutrición, hace que cada vez haya más profesionales que busquen una guía nutricional en las tiendas dietéticas.

¿Que valoración nos puede ofrecer del nuevo reglamento sobre declaraciones nutricionales?
–El reglamento sobre declaraciones nutricionales de momento ha servido, en primer lugar, para proteger al consumidor dándole más información para que pueda elegir los productos que compra con un mayor conocimiento de lo que realmente contienen. Eso en cierta medida nos beneficia, ya que siempre nos hemos esforzado en mantener la calidad de sus productos y regirse al pie de la letra a la legislación vigente. En segundo lugar, este reglamento facilita la “competencia legal” entre industrias, ya que todos deben cumplir los requisitos para anunciar determinados valores nutricionales en sus productos, y no como se hacía antes, que se podía exagerar tal o cual valor rebajando así la calidad de otro producto similar de la competencia y haciéndolo más comercial, aunque no más sano. Así ahora, cuando se pone en la etiqueta de un producto “sin azúcares” o “sin grasas”, por ejemplo, el consumidor sabe que ese producto tiene menos del 0,5% de azúcar o de grasa, y no como antes, que se ponía esa leyenda aunque el producto tuviera un 10% o más.
Queda por aprobarse y ponerse en vigencia la lista de alegaciones de salud que podrán llevar los productos, cuya práctica será muy ventajosa para el consumidor ya que le ofrecerá mayor información sobre las propiedades preventivas y saludables del alimento.

¿Existe algunas otras legislaciones que afecten de manera directa a los productos dietéticos? Nos gustaría saber su valoración de las mismas.
–Sí, existen muchas otras, como la de productos de control de peso, por ejemplo.

¿En qué medida afectará la crisis económica al comportamiento de Santiveri y del sector de alimentos dietéticos en general?

–La crisis afectará a Santiveri y a los productos dietéticos de forma menor que a otros sectores, pero nos afectará. Hemos experimentado un ligero decrecimiento en las ventas, porque nuestro consumidor final ha reducido su compra media, es decir, compra más al día. Sin embargo, no notamos en exceso la crisis, ya que tenemos un porcentaje alto de consumidores cuyo consumo de productos dietéticos es una prioridad para ellos.  Así que la situación de crisis económica sí afecta a Santiveri y a nuestro sector, pero en mucha menor medida que a otros sectores.
Las situaciones de crisis son propicias para “reinventarse”, porque obligatoriamente necesitas modificar tus planes de actuación y estrategias para adaptarte a la nueva situación. En este sentido, estamos trabajando para aprovechar esta situación y salir fortalecidos. Por ello, estamos trabajando en ampliar el concepto de marca, que debe llegar a todo tipo de público que busque una mejora en su calidad de vida. Este año lanzaremos nuevas líneas que vayan acordes con este concepto: helados sanos, yogures biológicos, aromas naturales para la casa y ampliaremos nuestro concepto de marca.
El objetivo es atraer público nuevo a las tiendas e incrementar nuestra compra media. Debido a que el producto que se vende en Santiveri no es un artículo de lujo sino de primera necesidad, creemos que la crisis llegará a nuestro sector de rebote por el efecto psicológico que puedan crear las medidas restrictivas que todo el mundo se aplique a su economía doméstica, pero no directamente. Nuestros productos son, para la mayoría de personas que los consumen, de primera necesidad en los que no se puede ahorrar por definición.
Sin embargo, sí creemos que la crisis puede afectar, sobre todo, a las tiendas nuevas que llevaban poco tiempo en el mercado y que todavía no habían conseguido llegar al nivel mínimo de clientes para conseguir la rentabilidad.

 

Publicado en Tecnifood Nro. 61

Noticias relacionadas

Deja un comentario