Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“Hemos recuperado nuestra capacidad de influencia”

Léalo en 7 - 10 minutos
Léalo en 7 - 10 minutos

El nuevo presidente que representa a los intereses de la industria aromática, Ángel Heras, ha concedido a Tecnifood en primicia sus primeras impresiones tras la toma de posesión en el cargo y en el marco de la aprobación del nuevo Reglamento europeo sobre Aromas Alimentarios, que ha sido uno de los ejes de los esfuerzos de la asociación

En enero asumió la presidencia de la Asociación, ¿qué objetivos se ha marcado en estos cuatro años de mandato?
-El fundamental ha sido y es retomar nuestra capacidad de lobby. Con la negociación de la nueva reglamentación de aromas en el Parlamento Europeo aplicable a todos los estados miembros, hemos dinamizado nuestra influencia, tanto con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, AESAN, y también a través de los parlamentarios. Este ha sido nuestro primer reto, retomar nuestra capacidad de presión.

Un reglamento que todavía está pendiente de aprobación
-El Reglamento empezó a negociarse en julio de 2006 y ha tenido diferentes lecturas y modificaciones. La versión podríamos decir casi definitiva es la que se adoptó en día 8 de julio en el Parlamento. Ahora sólo falta que el Consejo lo apruebe y luego se publique en el Diario.

¿Se sabe la fecha de cuándo tendrá lugar la aprobación?
-Todavía no. Pero, se espera que esté lista antes de final de año. Después habrá un periodo de 24 meses para implementarlo.

¿Qué aspectos destacaría de este Reglamento?
-Es un Reglamento muy positivo porque el sector estaba regido por la Directiva 88/388 CEE, que ya había quedado obsoleta tras 20 años de antigüedad.
En segundo lugar, unifica las legislaciones en Europa, lo cual clarifica y evita barreras de comercio: unos países funcionaban con listas positivas de productos, otras con negativas, la lista de artificiales era distinta, la definición de aromas diferente… En definitiva, es muy positivo porque da mucha más seguridad a los consumidores, que de eso se trata.
En definitiva, armoniza, evita barreras de mercado y actualiza, porque nuestra legislación tenía 20 años y los desarrollos científicos y de patentes siempre van más deprisa y era necesario adaptar la legislación a la realidad.
¿Cuáles son las principales líneas de investigación de la industria aromática?
-En el campo de aromas, la investigación está dirigida hacia nuevos procesos y pruebas a nivel fisiológico, es decir cómo se pueden percibir los aromas a través del gusto y del olfato. Las investigaciones a largo plazo incluyen estudios neurológicos y de perceptores.

¿Cuáles son los aromas más demandados? ¿La inmigración que supone un nuevo target de consumidores está influyendo en la diversificación de los productos?
-Está influyendo mucho en la industria de alimentación que está revisando su estrategia a corto plazo para adaptarse a este nuevo consumidor. Creo que habrá más productos en el mercado, concretamente en los segmentos étnicos que, al mismo tiempo, se van a ir adoptando por el consumidor español.
El consumidor español en esencia ha sido bastante tradicional y ahora parece que empieza a entrar en las líneas tex-mex, comidas hindúes y, por supuesto, en la gastronomía sudamericana, haciendo énfasis en los nuevos conceptos culinarios. Pero, esta tendencia será lenta porque el consumidor español suele ser bastante conservador.
Ante este tipo consumidor tradicional, ¿qué sucede con la imaginación y creatividad que caracterizan al sector de aromas?
-Fundamentalmente, seguimos la demanda de la industria de alimentación y bebidas, por supuesto colaboramos con ellos para que tengan éxito. De hecho, la rotación de productos es cada vez mayor.
Los conceptos que van evolucionar más en la industria alimentaria se basan en salud y reducción (grasas, azúcares y sal), más que en nuevos sabores. Los sabores tradicionales no van a cambiar mucho, van a seguir siendo el 95% del volumen de facturación.

¿Qué puede aportar, entonces, la industria aromática antes estos nuevos conceptos?
-Ante la reducción de grasas, azúcares y sal, la industria aromática está aportando enmascaradores para hacer más apetecible los productos. El azúcar y la grasa son los mejores potenciadores de sabor, al reducir éstos cualquier alimento se vuelve más insípido. Aquí, la industria de aromas está realizando una gran labor para que la pecepción siga siendo generosa, aceptable y placentera.

Hablaba Ud. también del concepto de salud, ¿los aromas naturales frente a los artificiales tendrán mucho que decir?
-Los aromas artificiales apenas se usan, se utilizan sobre todo naturales o los naturales idénticos, que están obtenidos por síntesis reproduciendo la molécula exactamente igual que la naturaleza. El aroma natural está obtenido de la naturaleza por medios físicos, aunque no hay disponibilidad y los precios son prohibitivos.

Entonces, ¿los que priman son los natural idénticos?
-Sí, básicamente.

¿Cuáles son los retos más importantes del sector?
-Los temas más importantes del sector actualmente son el nuevo Reglamento y la lista comunitaria. Es lo que más impacto va a tener para la industria.

¿A qué se refiere esa lista comunitaria?
-Dentro del nuevo Reglamento de Aromas, hay un artículo que cuenta con una lista de los ingredientes que se pueden usar (lista de sustancias aromatizantes) para la elaboración de los aromas.

Por otra parte ¿quién es más creativa la industria de alimentación o la aromática a la hora de proponer nuevos lanzamientos?
-Las dos. La industria de aromas se está reinventando y una forma de lograrlo es ayudar a nuestros clientes a que tengan éxito a través de la innovación y de la creatividad. Ambas industrias van al unísono. La industria de aromas se caracteriza por la innovación y la inversión que realizan es superior a la media alimentaria.
¿Qué aspecto le gustaría destacar de esta entrevista?
-Quiero resaltar que la AESAN ha sido muy receptiva con nosotros en cuanto a las sugerencias que hemos propuesto de los cambios en el nuevo reglamento, así como con los parlamentarios europeos españoles, con quienes hemos mantenido reuniones y hemos conseguido bastantes cosas.

¿Por ejemplo?
-La lista comunitaria de sustancias aromatizantes hemos logrado que se posponga, ya que no estaban todos los análisis de riesgos realizados. Es decir, la EFSA (European Food Safety Authority) quiere y lo está haciendo volver a revisar todos los sustancias aromatizantes. No acepta los estándares que había, fundamentalmente americanos, de la FAO, etc.
Hemos conseguido que la publicación de esta lista se haga en 2010 en lugar de a finales de año para que a la Agencia le de tiempo a realizar todas las evaluaciones pertinentes.
Quiero resaltar de nuevo que el diálogo y la colaboración han sido muy fluidos. La Administración ha sido muy receptiva a nuestra industria. También es cierto que nuestras propuestas estaban cargadas de lógica y, desde luego, en ningún momento ponían en ningún compromiso la seguridad del consumidor, que es lo más sagrado que tenemos.

Publicado en Tecnifood Nro. 60

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas