Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“La carencia biomarcadores son el cuello de botella de la industria”

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

Andreu Palou, Catedrático de la Universidad de las Islas Baleares, miembro del consejo de dirección del  Ciber de Obesidad y Nutrición (CIBERobn), y Presidente del Comité Científico de la Aesan (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) ha desgranado, en una entrevista publicada en la edición de mayo de la revista Tecnifood, la situación actual de las alegaciones nutricionales y de salud que deberán constar en el etiquetado de los productos alimenticios. Delaraciones que deberán tener una sólida substantación científica. Por ello, el proyecto BioClaims es esencial, ya que su reto “es  descubrir nuevos biomarcadores de efectos de los componentes alimentarios sobre la salud”, ha declarado Palau.
En este sentido, BioClaims “es el único proyecto europeo de colaboración a gran escala en el campo de la nutrición-salud liderado por un grupo español. Tiene un presupuesto de unos 8 millones de euros, 6 de los cuales los aporta la CE”.
Para el director científico de la Aesan, “el reglamento de declaraciones o alegaciones de salud (health claims) en alimentos, supone un gran paso adelante que contribuirá a mayores cotas de salud y bienestar en Europa”. Además, “para substanciar una declaración, hay que aportar los estudios suficientes y, en este contexto, además de otros estudios complementarios más o menos necesarios, los estudios en humanos son prácticamente imprescindibles”.
Sobre la situación de las declaraciones de salud presentadas para aprobación, Palou ha destacado que “en el mes marzo se habían evaluado ya las primeras 939 solicitudes de declaraciones de salud relativas a funciones generales (las que refiere el artículo 13.1, basadas en evidencias ya generalmente aceptadas) de un total de 4.185 presentadas. Sólo alrededor de un 30% han sido informadas favorablemente, y este porcentaje incluye sobre todo declaraciones de efectos tradicionalmente reconocidos de vitaminas, minerales y nutrientes tradicionalmente considerados como esenciales,  además de algún tipo de fibra, ácidos grasos insaturados, melatonina, gomas de mascar sin azúcar. En cuanto a las 292 solicitudes que se habían planteado hasta el mes pasado sobre funciones generales basadas en nueva ciencia (Art. 13.5,) o relativas a efectos de reducción de riesgo de enfermedad o relativas a niños (Art.14),  de todo este conjunto se han evaluado 84 solicitudes y 18 han sido favorables”. 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas