Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“La crisis ha acelerado cambios internos que ya arrastrábamos”

Léalo en 9 - 12 minutos
Léalo en 9 - 12 minutos

Fernando Tabar, director de la Unidad Osborne Vinos, protagoniza esta entrevista en la que nos detalla los proyectos en curso con lanzamientos importantes para nuevos consumidores, la forma en que su grupo ha conseguido salir fortalecido de la crisis con los ojos puestos en el exterior y, naturalmente, de plena actualidad, su opinión sobre la nueva OCM del vino

¿Cuál está siendo el comportamiento de Osborne en la actual coyuntura económica?
-La situación actual nos afecta a todos, empresas, consumidores e instituciones. El acceso al crédito es una tarea complicada para todos y esto hace que el consumo se haya visto frenado. Por otro lado, los hábitos de consumo están cambiando día a día y las empresas de gran consumo debemos conocer estas tendencias y adelantarnos a ellas para estar posicionados en el mejor lugar para que los consumidores depositen su confianza en los productos que elaboramos. Buscamos la innovación en nuestros proyectos, siempre manteniendo la calidad y excelencia en todos los procesos.

¿Qué medidas están tomando para salir fortalecidos?
-Nuestra rápida respuesta ante la situación económica que se nos venía encima, nos permitió poder trabajar y desarrollar un plan estratégico a corto plazo que nos permitiera afrontar la crisis con garantías de salir reforzados de la misma. Hemos diseñado un plan de aprovechamiento sinérgico entre todas las áreas de negocio y departamentos de la compañía. Bajo mi punto de vista, el factor más importante del gestor en estos casos, es la velocidad de reacción. Finalmente, hemos salido fortalecidos, gracias los importantes ahorros, lo que nos ha permitido cubrir la bajada en el consumo que actualmente estamos viviendo.

¿Cuál es el porcentaje de la producción que exportan a otros países?
 -Aproximadamente, pero dependiendo de  la bodega, diríamos que el 62% de la producción total.

¿Cuáles son los vinos más demandados?
-Cada país tiene un perfil de vinos. Hay factores fundamentales como son el clima, los hábitos de consumo entre otros, que  configuran el mercado. Tenemos una gama muy adecuada para cubrir todos los segmentos del mercado, tipos de consumidor y ocasiones de consumo. Este amplio espectro es más necesario que nunca.

¿Cuáles son los países más importantes en cuanto a consumo de vinos?
-Todos los países son muy importantes, siempre hay trabajo por hacer en cada uno de ellos. A día de hoy en Europa, Escandinavia, Holanda y Alemania son nuestros mercados más fuertes, EEUU y Canadá en el continente americano.

¿Qué estrategias están llevando a cabo para abrirse a más mercados en el extranjero?
-Es la principal línea de trabajo de nuestros planes. Ahora mismo estamos trabajando mucho el crecimiento de nuestras marcas en los mercados internacionales, lanzamientos muy interesantes ya se están llevando a cabo en países como Holanda, y EEUU. La adaptación de nuestros vinos al consumidor es una labor constante de nuestros departamentos de marketing y enología, que siempre dan respuesta a las demandas de los consumidores.

¿Cuál ha sido el comportamiento del sector del vino durante 2008-2009?
-La crisis ha acelerado cambios internos que ya arrastrábamos y que vienen dados por los cambios de hábitos del consumidor español. Estamos en niveles de consumo mínimos. Es por ello que el vino debe redescubrirse en España desde otra óptica, más cercana a los que está sucediendo en otros mercados donde ocupa un espacio relevante en los hábitos de los consumidores.

¿Que opinión tienen sobre la nueva OCM -Organización Común del Mercado- del vino?
-Consideramos la nueva OCM como un cambio en los planteamientos del mercado del vino, que intenta hacer una apuesta por la comercialización, como principal novedad dentro de la normativa. El resto de las medidas de la nueva OCM siguen una senda de descenso del intervencionismo en el sector, lo que ha producido y producirá una serie de ajustes a medio plazo,  que en teoría deberían ayudar a mejorar la competitividad de las empresas europeas.

 ¿Cuáles son sus pros y contras?
-Un  punto desfavorable que se podría señalar, es la duración y situación de la transición de un sistema muy regulado a una OCM más libre. En un corto espacio de tiempo y  en una situación económica difícil, las medidas están siendo muy duras para el sector, aunque nuestra visión de futuro es optimista,  en parte por la mejora en los planes de promoción.

¿Qué novedades legislativas, nacionales y europeas, están teniendo especial incidencia en el sector donde trabajan?
-Las principales novedades son el desarrollo de la propia OCM, a efectos reglamentales comunitarios,  como su trasposición nacional. Como ejemplo, todas las novedades en métodos de prácticas enológicas que anteriormente estaban prohibidas para Europa, y que actualmente deberían permitirnos ser más competitivos con el resto de los países productores de vino.

¿Qué nuevos productos tienen pensado lanzar en un futuro inmediato?
-Durante  2010 estamos realizando un relanzamiento de la marca Montecillo, con un cambio de imagen. El diseño de las etiquetas se renueva con un aire fresco y delicado. Todo empezó en 2009, cuando concluyó con éxito una cuidadosa remodelación de la bodega, invirtiendo en tecnología y reformando las naves de crianza, siempre con el afán de seguir garantizando la calidad en la elaboración de Montecillo.  Ahora en 2010 es momento de comunicar esta continua mejora de calidad, buscando la excelencia en nuestros vinos, y así lo estamos haciendo, tanto en mercados internacionales como en el nacional.
Otros nuevos lanzamientos para este año, es la gama de vinos Artista, un blanco, rosado y tinto, elaborados en Osborne Malpica de Tajo. Es un perfil de vino diseñado para jóvenes consumidores, en cata es afrutado, ligero y fácil de beber. La imagen es fresca y atractiva, por lo que estamos seguros que será todo un éxito.
En EEUU hemos lanzado una gama de cuatro varietales: Cabernet Sauvingon, Merlot, Syrah y Garnacha bajo la marca Tempra Tantrum, los vinos y la imagen de marca son la respuesta  a las  demandas de un consumidor joven, innovador y dispuesto a  vivir experiencias nuevas. Es una gran apuesta para  un mercado con capacidad para  proyectos ambiciosos y novedosos.
Para 2011, estamos trabajando en diversos proyectos pero aún son confidenciales, en su momento y  con toda seguridad os informaremos.

¿Desde cuándo Osborne cuenta con un departamento de I+D+i?
-Continuamente estamos pensado en nuevas formulas y retos. Nuestro I+D+i no es un departamento estanco, todos y cada uno de los que formamos parte de Osborne pensamos en como mejorar y como adaptarnos al tiempo. Ésta es la mejor manera de conseguir nuevos logros.
A día de hoy, en Bodegas Osborne en Malpica de Tajo contamos con cuatro proyectos de I+D+i, apoyados por la Administración Pública. Estas nuevas iniciativas  en la elaboración y crianza de vinos, que  abarcan desde ensayos para conseguir  un mayor conocimiento sobre variedades de uva en el ámbito mundial, pasando por estudios de diferentes técnicas de vinificación, la adaptación de perfiles de vino diseñados para cada mercado, hasta nuestro último proyecto, que es un análisis del impacto del cambio climático sobre el viñedo.

Nos gustaría conocer las inversiones en I+D+i y qué líneas de investigación están llevando a cabo en los actuales momentos.
-Básicamente, las inversiones son en material técnico para viñedo, programas informáticos para tratamiento de datos, y equipos de bodega para la elaboración de prototipos.

¿Cuántas personas lo integran?
-No hay un departamento como tal, sino que los técnicos de cada departamento dedican parte de su tiempo a la mejora continua que supone la I+D+i.

¿Qué medidas están tomando ante las nuevas normativas que limitarán el uso de huevo y leche en la clarificación de los caldos?
-Antes de implantarse esta nueva normativa, nuestro departamento técnico ya había desarrollado otras técnicas para la clarificación, como es el uso de gelatinas. A día de hoy, ya están siendo utilizadas con éxito.

¿Tienen producción de vinos orgánicos?
-En nuestro viñedo de Malpica de Tajo, tenemos 107 hectáreas de la variedad Tempranillo, con una adaptación a viñedo ecológico. Obtendremos la certificación para el año 2012, a partir de entonces podremos garantizar que nuestra uva no está tratada con productos de síntesis.

 De no ser así, ¿están considerándolo como una posibilidad? ¿Existe mercado para este tipo de vinos?
-Principalmente, creemos que en los mercados internacionales sí  existe un nicho para esta categoría, por ejemplo en países como Alemania. Pero, aún todo está por ver y diseñar.

Publicado en el número 71 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas