Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“La ley es una herramienta que servirá para reforzar la lucha contra la obesidad”

Léalo en 9 - 12 minutos
Léalo en 9 - 12 minutos

La nueva Ley de Seguridad Alimentaria reunirá en un sólo texto todas las informaciones sobre alimentación y nutrición que hasta ahora estaban dispersas. En su última entrevista como ministra de Sanidad, en exclusiva a Tecnifood, Trinidad Jiménez desgrana todas las claves de la nueva legislación y asegura que ésta “recoge novedades necesarias por la evolución de la sociedad, los avances tecnológicos y las propias exigencias de los ciudadanos”

¿Por qué la Ley de Seguridad Alimentaria llega ahora?, ¿qué características han hecho que sea tan necesaria?
-Es todavía un proyecto de ley, y en este momento se encuentra en las Cámaras, donde se está discutiendo. La ley es necesaria porque va a reunir toda la legislación relativa a la seguridad alimentaria y la nutrición, que hasta ahora estaba dispersa, en un solo texto legal. Incluye aspectos que ofrecerán una mayor protección a los ciudadanos, y recoge novedades que son necesarias por la propia evolución de la sociedad, los avances tecnológicos y las propias exigencias de los ciudadanos: mayor protección y mayor información.

¿De qué forma se controlará la industria para asegurar que se usan tecnologías e ingredientes que realmente minimicen el uso de grasas trans y otras sustancias perjudiciales para la salud? ¿Cómo ha reaccionado la industria?
-La industria ya estaba colaborando antes de que el proyecto de ley se elaborara. Por ejemplo, en la reformulación de productos para reducir el contenido en sal o en grasas. Tenemos, por suerte, una de las industrias alimentarias más potentes de Europa, y que además tienen un gran sentido de la responsabilidad. Son conscientes, también, de que los consumidores tienen cada vez más información y que exigen que sus alimentos sean, además de seguros, sanos. La industria sabe que “lo sano” vende, que es un buen argumento de ventas y de prestigio.

¿Cómo funcionará el sistema de información homogéneo en seguridad alimentaria?, ¿cómo se canalizará tanta información?
-El diseño, objetivos, contenidos y acceso a este sistema se acordarán en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, a través de sus órganos encargados de establecer mecanismos eficaces de coordinación y cooperación entre las Administraciones públicas con competencias en materia de seguridad alimentaria.
Todas las Administraciones públicas competentes en la materia aportarán al Sistema de Información los datos necesarios para hacer de este sistema una herramienta de gestión integral dentro de la seguridad alimentaria, incluyendo evaluaciones del riesgo, dictámenes científicos y caracterización de riesgos emergentes y control oficial de alimentos. Podrá ser objeto de inclusión en el Sistema de Información la realización de informes y estadísticas para fines estatales en estas materias, así como las de interés general supracomunitario y las que se deriven de compromisos con las instituciones europeas, que se llevarán a cabo con arreglo a las determinaciones metodológicas y técnicas que establezcan al efecto.

¿Cuáles son las principales funciones de la Red Española de Laboratorios de Control Oficial de Seguridad Alimentaria?
-La Red Española de Laboratorios de Seguridad Alimentaria (Relsa), es un conjunto de laboratorios que realizan control oficial en Seguridad Alimentaria, cuyo objetivo general es la cooperación y la coordinación,_ prestando_ cobertura analítica a las necesidades de los servicios de control oficial, estando constituida por los laboratorios nacionales de referencia así como otros laboratorios de la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, administraciones locales y privados.
Siendo los objetivos específicos de la Red:
-Garantizar una adecuada capacidad analítica a nivel nacional
– Mejorar la competencia técnica y la calidad de los laboratorios de la Relsa.
– Ordenar los distintos recursos analíticos.
-Acreditar los distintos métodos analíticos utilizados en los laboratorios.
-Promover la cooperación científica para la evaluación y desarrollo de métodos analíticos.

¿Se llevarán a cabo estudios tecnológicos y de innovación desde la Administración en lo que a ingredientes y aditivos se refiere para hacer más saludables ciertos alimentos?
-La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) viene realizando estudios y evaluaciones a través de su _Comité Científico sobre distintas materias relacionadas con la evaluación de riesgos tales como: nuevos alimentos e ingredientes, coadyuvantes tecnológicos, alérgenos, valoración de nuevas tecnologías, presencia de contaminantes bióticos y abióticos, alegaciones nutricionales, materiales en contacto con los alimentos, establecimiento de criterios microbiológicos, valoración de la exposición al consumo de determinados alimentos en las crisis alimentarias, etc.
Por otra parte en el Centro Nacional de Alimentación se realizan distintos estudios para controlar que los alimentos sean más seguros, el estudio de Dieta total que tiene por objeto determinar _la ingesta típica de los españoles en relación con los contaminantes o la puesta a punto de métodos para  conocer si los alimentos han sido irradiados, son algunos de ellos.
Además, en el Laboratorio de Biotoxinas Marinas se están poniendo a punto nuevos métodos para controlar las citadas toxinas y con ello aumentar la seguridad alimentaria de los productos de la pesca.
Por supuesto, para este Ministerio la seguridad alimentaria y los estudios relacionados con ella son una prioridad y en el futuro continuaremos trabajando en esta línea.

Algunas organizaciones se quejan de que la ley no es muy clara en lo relacionado con los alimentos transgénicos. ¿Qué opina al respecto?, y querríamos saber si va a hacerse algo en este sentido.
-Las competencias en lo que respecta a los alimentos transgénicos (autorización) corresponden a la Unión Europea. La legislación en cuanto al etiquetado es muy clara: obliga a que se etiqueten todos aquellos alimentos que contengan o estén compuestos de Organismos Modificados Genéticamente, para facilitar la libre elección del consumidor.

¿Cree que una ley alimentaria es suficiente para cambiar los hábitos de la sociedad o se necesitarán otras herramientas, por ejemplo, educativas?
-La ley es una herramienta que servirá para reforzar la lucha contra la obesidad. La obesidad, que es la segunda causa de muerte evitable después del tabaco, es un problema multifactorial, y necesita, por tanto, que se trabaje en muchos ámbitos. La educación, como señala, es uno de ellos, y en ese sentido estamos también trabajando, por poner un ejemplo, con el programa Perseo, un programa piloto desarrollado en los colegios de las comunidades autónomas con las tasas de obesidad infantil más altas, y que está dando buenos resultados. En este programa trabajamos con los niños, los padres, los educadores, los médicos de atención primaria y los comedores escolares. En definitiva, para cambiar los  hábitos se necesitan todas las herramientas posibles.

El 13,9% de la población infantil es obesa o tiene sobrepeso. ¿Se va a corregir esta tendencia?
-Efectivamente, el 13,9% tiene obesidad y el 12,46% sobrepeso. Estas estadísticas son muy preocupantes, pero como le digo, el programa Perseo está recogiendo primordiales en cuanto al cambio de hábitos, por lo que constituye un ejemplo muy bueno de cómo hay que actuar. También hay que actuar en la publicidad de alimentos dirigidos a niños, algo contemplado en el proyecto de ley, y que ya trabajábamos con el código de Autorregulación PAOS, firmado con las empresas alimentarias y las televisiones privadas y autonómicas, en la reformulación de productos y en la mejora de los menús de los comedores escolares. La educación desde la infancia para adquirir buenos hábitos (comer más frutas y verduras, hacer deporte) es fundamental.

¿Cree que esta ley les asegura la protección necesaria frente a la obesidad o enfermedades coronarias que puedan padecer en el futuro? ¿O es sólo un primer paso?
-Como he señalado antes, la ley es una buena herramienta, pero si nosotros, como ciudadanos, no hacemos un esfuerzo, ninguna ley va a obligarte a que te levantes del sofá y hagas ejercicio, camines o comas más sano. Hay aspectos, como la reducción de la ingesta de sal que sí están funcionando. Por ejemplo, hemos reducido considerablemente la sal que contiene el pan, un alimento básico, en un 26,4 %, sin que los consumidores se dieran cuenta. La reducción de las grasas trans también será muy importante en cuanto a su impacto en la salud.

La nueva normativa contempla la actualización de la estrategia NAOS cada cinco años, ¿cuándo se realizará la primera revisión?
-En cuanto entre en vigor habrá que hacer un plan para los siguientes cinco años, con las características que establece la ley.

La ley también prevé actuaciones en el ámbito de la publicidad de los alimentos, ¿de qué forma afectará esto al código PAOS?
-A partir de la entrada en vigor de la ley, el código PAOS deberá ir adaptándose para dirigirse a niños menores de 15 años y no de 12 como ocurre hasta ahora.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas