Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“Nos consideramos líderes mundiales en embalaje de pequeño tamaño”

Léalo en 8 - 10 minutos
Léalo en 8 - 10 minutos

Markus Rustler es director de Theegarten-Pactec GmbH & Co. KG, representada en España por Comercial Schneider. Él es la cuarta generación de su familia al frente de la compañía. En esta entrevista analiza el presente y futuro de la empresa con el claro objetivo de “mantener la ventaja técnica que tenemos frente a nuestros competidores y mejorar continuamente el valor para nuestros clientes”

Usted, representa a la cuarta generación de su familia al frente de una importante compañía. ¿Cuál es su principal motivación en esta nueva etapa?
-Mi motivación es continuar con lo que han creado las tres generaciones anteriores en los últimos 76 años. Esto significa mantener la ventaja técnica que tenemos frente a nuestros competidores y mejorar continuamente el “valor” para nuestros clientes.

¿Cómo ve la posición de su empresa en el mercado?
-Nos consideramos líderes mundiales en nuestro sector, y con diferencia. Somos prácticamente los únicos que construyen máquinas de alto rendimiento de funcionamiento continuo para diferentes ámbitos de aplicación. En el embalaje de artículos de pequeño tamaño como, por ejemplo, artículos de azúcar duro o caramelos alcanzamos un rendimiento de hasta 2.300 productos por minuto con la técnica de doble torcido (double twist). En la actualidad, estas máquinas son con diferencia las más rápidas del mercado.

 

¿La crisis económica internacional ha afectado a su empresa?

-No, en realidad no. Sí que hemos tenido una reducción en la entrada de pedidos, se aplazaron proyectos en todo el mundo. Pero como habíamos iniciado el año 2009 con una buena cartera de pedidos, no fue muy grave. Por consiguiente, la crisis en realidad no nos ha afectado.


¿Su gama de productos no es relativamente restringida?

-A primera vista puede dar la impresión, pero no hay ningún competidor que tenga una gama de productos tan amplia. Nuestro concepto consiste en poder ofrecer algo para cada tipo de embalaje y en cada segmento. En este sentido, casi somos completos, y donde sea necesario, ampliamos todavía más. Existe el área de baja velocidad de hasta 500 ciclos de trabajo, el área de media velocidad de hasta 1.000 y, a partir de ahí, el área de alta velocidad. Y, por otro lado, tenemos las áreas “Hard and Preformed” (duro y preformado) como, por ejemplo, el azúcar duro y “Cut and Wrap” (cortar y envolver) es decir chicles, caramelos y chocolate. De hecho, el chocolate ha tenido un desarrollo muy interesante para nosotros. En los últimos cinco años, entre el 70% y el 75% de nuestras ventas han sido relacionadas con artículos de chocolate.

¿Cómo es su cuota de exportación?
-Esto varía de año en año. En 2009 fue ligeramente superior al 90%. Esto tiene que ver, por una parte, con las multinacionales como Nestlé, Wrigley o Cadbury, que no tienen una gran producción en Alemania. Por otra parte, también es verdad que en casi todos los países del mundo se fabrican dulces.

¿En la actualidad, qué producto documenta de mejor manera su posición tecnológica puntera?
-En la feria Interpack 2008 hemos presentado nuestro concepto de máquina modular: las máquinas tipo MCC y MCH que se basan en la misma plataforma. MCC es la abreviatura de Medium Speed Continuous Motion Chocolate. Y MCH es una variante para azúcar duro. La variante para azúcar duro funciona con hasta 1.200 unidades por minuto con la técnica de doble torcido. La variante para chocolate presenta los mismos valores. Ambas permiten, además, realizar otros tipos de doblado. Las máquinas han tenido una buena acogida en el mercado, con un elevado número de unidades.

¿También suministran instalaciones integrales?
-Sí, en nuestra empresa hay un equipo de aproximadamente diez personas que se dedica exclusivamente al desarrollo de instalaciones integrales. Tratan temas como la alimentación, la separación y la salida colectiva. Bajo estas consideraciones adquirimos la empresa Hamberger hace cuatro años, que se había especializado justamente en estas soluciones de alimentación y en depósitos.

Actualmente, se vive una constante guerra de precios. ¿Su sector se ha visto afectado en este sentido?, ¿cree que es una buena estrategia a seguir?
-Estoy convencido de que esto no lleva en absoluto al éxito, porque al fin y al cabo vendemos máquinas de alto rendimiento y no productos de descuento. En este sentido somos muy consecuentes. Al final, nuestra ventaja técnica tiene que justificar nuestros precios. Seguramente, con diferencia, somos los más caros del mercado. No obstante, tenemos éxito ya que ofrecemos un verdadero valor añadido.

¿Podría explicar algunos detalles del departamento de exportación de la compañía?
-Gestionamos todo el mundo desde la central. Somos cuatro personas, yo incluido. Esto funciona bien y es, al mismo tiempo, racional. Claro, que aparte tenemos socios comerciales en casi todos los países. En China, en Shanghai, tenemos una oficina propia. En India nos representa nuestro socio indio.

¿Cómo se desarrollan los diferentes mercados?
-El mayor crecimiento lo seguimos registrando en Rusia y en Ucrania. En estos casos, nos beneficiamos de la historia de Nagema. China todavía no está desarrollada de forma sostenible en lo que al mercado de dulces se refiere. Tradicionalmente, los chinos no comen mucho dulce, sino más bien picante y sazonado. No obstante, China es un mercado de crecimiento. En la actualidad existen unos diez productores de dulces que podrían ser potenciales clientes para nosotros. Y ya trabajamos con ellos.

¿Tienen un segundo centro de producción o un subcontratista en India?
-Sí, así es. Allí producimos una cierta parte de nuestro sencillo programa Flowpack. Este mercado es comparable con el de China, pero la comida dulce está un poco más extendida. El mercado de chicles, caramelos o chocolate crece y somos muy activos en India. Los mercados del Sureste Asiático, es decir Malasia, Tailandia, Indonesia, etc. también son mercados interesantes para nosotros.

¿Cómo está organizado su servicio?
-Todo está organizado de forma centralizada desde Dresde. Nuestra gama de máquinas es tan grande que no podemos destinar un técnico de servicio en Singapur para el mercado asiático, ya que un único colaborador nunca podrá dominar todo el programa de máquinas. Este es un tema recurrente que revisamos continuamente. Estamos considerando establecer una base de servicio en India para Asia y una base en EEUU para América del Norte, América Central y del Sur.

¿Cómo ha sido hasta el momento su trabajo junto a Comercial Schneider, una empresa familiar como la suya?
-Ya hace muchos años que trabajamos con éxito con la empresa Comercial Schneider, la cual dispone de una buena red en la industria de dulces, apoyada también por sus otras representaciones, por lo que puede asesorar completamente al cliente en sus proyectos.

¿Qué podría decirnos sobre el momento que vive el sector actualmente en España?
-Nuestras actividades en el mercado español han sido más bien reducidas en los últimos años, lo que atribuimos al actual comportamiento de nuestros clientes en lo que a inversiones se refiere. Debido a la tensa situación económica, en España hay problemas en la financiación de nuevos proyectos, lo cual, como fabricantes de bienes de inversión nos repercute.

¿Cuáles son sus expectativas de futuro a corto y largo plazo?
-Creemos que el mercado español de dulces se podrá recuperar en los próximos años debido, principalmente, a su gran capacidad innovadora.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas