Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“Nuestro reto principal sigue marcado por abrir nuevos caminos en el terreno de la salud”

Léalo en 13 - 17 minutos
Léalo en 13 - 17 minutos

Sin perder la esencia que marcó su fundador hace 125 años, Santiveri ha sabido adaptarse a los cambios del mercado. Desde una docena de productos ha pasado a más de 1.000 siendo un referente en el sector. Miguel Feu, director de Investigación y Desarrollo de la compañía, nos habla de todo ello en esta entrevista y de cómo la empresa ha logrado cerrar el año con beneficios a pesar de la crisis económica que se vive a nivel mundial

A grandes rasgos, ¿cuál ha sido la evolución de Santiveri desde su creación en 1885?
-Siguiendo la estela de su fundador Jaime Santiveri, en los primeros años la empresa se dedicó a distribuir y fabricar especialidades relacionadas con el movimiento vegetariano y naturista que se iniciaba en España. Más adelante, sin abandonar ese sector, la empresa se convirtió también en un referente de los alimentos sin azúcar, bajos en grasas y en sal, indicados para los que estaban a “régimen” por razones de salud. Cuando se inicia el auge del “culto al cuerpo”, Santiveri amplía su gama de productos creando una línea de aliados adelgazantes y alimentos indicados en dietas hipocalóricas. La evidencia científica de la capacidad protectora de muchas fitosustancias presentes en plantas, frutas y verduras, lleva a la empresa a desarrollar suplementos nutricionales en cápsulas, comprimidos y extractos. Más tarde, debido al incremento de las alergias alimentarias, sobre todo a la lactosa y al gluten, Santiveri crea una línea de alimentos adecuados para las personas con esas intolerancias alimentarias. Y ya en los últimos años, la preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad ha llevado a Santiveri a crear una línea de alimentos con certificado bio y a intentar que, poco a poco, todos sus productos puedan llevar el sello bio. Además, desde los años 1960, Santiveri también fabrica y distribuye cosmética natural y bio.
 
¿Cómo ha cambiado la empresa desde entonces y cómo ha cambiado el consumidor?
-Obviamente, con 125 años de historia, la empresa ha cambiado mucho, tanto de ubicación, de sistema de producción y por supuesto de volumen de producción y referencias. Empezamos distribuyendo una docena de productos alemanes y ahora tenemos cerca de 1.000 referencias diferentes y fabricamos para nosotros y para terceros. Pero, en lo esencial, seguimos siendo los mismos: la calidad y el servicio al cliente es nuestra primera prioridad, como lo fuera cuando el fundador abrió la primera tienda de dietética de España en la calle Call de Barcelona.
Como es natural, el consumidor de hoy también ha cambiado mucho. Se ha vuelto más exigente y valora sobre todo la calidad y la seguridad alimentaria. Santiveri siempre se ha nutrido de un público fiel, acostumbrado a ir a nuestras tiendas a buscar sus alimentos “especiales”, pero ahora las tiendas Santiveri se abren también a un nuevo público preocupado además de por su salud y calidad de vida, por el medio ambiente. Por eso hoy en día en una tienda Santiveri se puede encontrar prácticamente todo lo que se necesita para seguir una dieta sana y equilibrada: alternativas sin lactosa y  sin gluten, alimentos con certificado bio, complementos dietéticos para suplementar la dieta en necesidades especiales, plantas en infusión, comprimidos o extractos, y cosmética natural y biológica.

¿Cómo ha sido el presente ejercicio y qué expectativas tienen para el próximo año?
-Teniendo en cuenta el impacto de la crisis que ha frenado el consumo en los dos últimos años, los resultados de este ejercicio (que hemos cerrado contablemente en el mes de marzo) no han estado mal, es decir, hemos logrado cerrar la cuenta de resultados con beneficio, que en estos tiempo es todo un logro, sobre todo si se tiene en cuenta que además se está amortizando la nueva factoría de Peñafiel. Tuvimos la suerte de que la crisis nos cogió una vez terminada una gran inversión que se hizo en esta factoría y este año pudimos reducir la carga financiera. Nuestras expectativas de cara al año que viene son de aumentar la producción en la planta de Peñafiel fabricando, además de las habituales galletas dietéticas y tortitas de cereales, una gran variedad de otros productos para celíacos.

¿Cuál es su volumen de negocio fuera de España?, ¿el consumidor de productos dietéticos es muy diferente dependiendo del país?

-Entre el 17 y el 18% de nuestra facturación corresponde a nuestro negocio fuera de España. Como nuestra empresa tiene una gran variedad de productos, nuestra demanda en los mercados exteriores es muy variada. Por ejemplo, en Italia, donde tenemos una sociedad propia, vendemos exclusivamente complementos dietéticos (integratore, que les llaman ellos); en cambio en México (donde tenemos otra sociedad propia), vendemos casi exclusivamente alimentación. En nuestro país vecino Portugal, vendemos de todo, prácticamente igual que en España, y en Marruecos abrimos sobre todo franquicias. Creo que no se debe tanto a que los consumidores son diferentes, que lo son, sino a que disponemos de una gran variedad de líneas de productos y cada distribuidor se focaliza más en una o dos gamas.

¿Qué novedades han presentado en el último año?
-En alimentación, hemos ampliado nuestra gama de biológicos con leches vegetales de avena, galletas y cereales de desayuno con espelta, mermeladas y yogures de soja. En cosmética bio hemos lanzado una línea muy eficaz para la celulitis.
En plantas, hemos lanzado un pack para mejorar la circulación de piernas, a base de bioflavonoides para usar interna y externamente. Así como una gama de extractos secos de plantas en ampollas, que combinan las más avanzadas técnicas de preparación para que conserven todos sus principios activos.
En aliados para el control de peso, hemos sacado saciantes a base de extracto de proteína de patata en cápsulas y en barritas tentempié.

Además de productos dietéticos, Santiveri comercializa otros como los naturales o los especiales (sin gluten, sin azúcar). ¿Qué tipo de productos son y a quién van dirigidos?, ¿funcionan bien en el mercado?

-Sí, además de complementos alimenticios destinados a suplementar la dieta en ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes u otros nutrientes esenciales que ayudan a mantener una dieta equilibrada y un peso adecuado, Santiveri comercializa alimentos sanos que incluyen entre otras, una línea de alimentos sin azúcar adecuada para diabéticos y otra de alimentos sin gluten ni lactosa para celíacos e intolerantes a la proteína de la leche de vaca. También tenemos una línea en pleno crecimiento de alimentos con certificado bio que acredita que proceden de la agricultura biológica, así como una amplia gama de plantas en comprimidos, extractos, bolsitas de infusión, tisanas instantáneas o plantas troceadas, etc. Sin olvidar varias líneas de biocosmética y cosmética natural, así como una gama de productos para deportistas. Realmente los que están más en alza en este momento son los alimentos bio y los alimentos para intolerantes.

¿Qué opina de la creciente demanda de alimentos funcionales?, ¿qué opinión tiene al respecto?
-El ciudadano, en general, cada vez es más consciente de los beneficios de llevar una dieta saludable para prevenir enfermedades. Así se lo transmiten los medios de comunicación y las administraciones sanitarias, desde diferentes ámbitos. Sabemos que la dieta saludable debe ser variada y equilibrada para garantizar el aporte adecuado de todos los nutrientes esenciales. Sin embargo, no siempre es fácil conseguir que nuestros hábitos dietéticos cumplan estos criterios. En ocasiones, los alimentos, fuente de determinados nutrientes, tienen un acceso limitado o comporta comer otros nutrientes que no nos convienen por nuestras circunstancias (ancianos, intolerancias alimentarias, situaciones de enfermedad, etc.). La sociedad moderna pide soluciones prácticas y eficaces y los alimentos funcionales se perciben como una respuesta razonable a esta demanda.
Esto no debe significar renunciar a los alimentos nutricionalmente interesantes pero, por lo menos, nos resuelve los aportes de nutrientes que por nuestros estilos de vida podrían ser deficitarios.

¿Qué importancia le dan a la I+D+i en Santiveri?, ¿cuáles han sido las últimas innovaciones que se han desarrollado?
-Para Santiveri, la innovación y desarrollo no solo es vital para sacar nuevos productos originales, eficaces y seguros, sino también para mejorar los productos existentes, aplicando las innovaciones tecnológicas y de materias primas para lograr un mayor y mejor balance nutricional de los mismos y desarrollar complementos de la dieta_con ingredientes de nueva generación que repercutan en el bienestar de los consumidores.

La política de producción de Santiveri se enfoca hacia el desarrollo de diferentes gamas de productos destinados tanto a sectores de población específica, con requerimientos nutricionales particulares, como a todos aquellas personas que quieren llevar una vida saludable. Para conseguir estos objetivos disponemos de un equipo técnico_comprometido en investigación y desarrollo, familiarizado con las nuevas tendencias y los nuevos estudios que aparecen día a día.

Entre las últimas innovaciones desarrolladas, destacan los productos de Bakery con ingredientes de alto valor añadido y los productos destinados al control de peso basados en dietas altas en proteínas, así como la mejora y desarrollo de nuevos productos libres de gluten.

 ¿Cuál es el mayor reto en innovación al que se ha enfrentado la compañía?

-Destacaría dos. El primero, la puesta en marcha de la línea de extrusión, tanto en tortitas como en tostadas, ya que se trata de un proceso totalmente natural, con ingredientes naturales, usando solo medios físicos y gracias a una tecnología puntera, consigue un producto final crujiente y sabroso, sin utilizar aditivo alguno, más que los cereales y semillas que contienen.
El segundo reto a destacar, es la innovación que estamos iniciando con la línea de Bakery en la que se estamos intentando conseguir productos sin azúcares ni edulcorantes pero con similares características organolépticas en cuanto a sabor y textura de los productos que llevan azúcar.

¿Los alimentos especiales abren nuevas vías de innovación que quizás ya estaban agotadas en los productos tradicionales?
-Los alimentos especiales, tal y como se definen a sí mismos, son alimentos a los que se les otorga una característica específica y que deben ser similares en cuanto a apariencia y sabor a los convencionales. Estos alimentos no solamente son de más valor nutricional, sino que además tienen una función claramente específica para mejorar o regular funciones del organismo. La razón de su existencia ahora es posiblemente debido al hecho de que la industria ha añadido a esos productos tradicionales, ingredientes que no eran del todo saludables. En Santiveri, siempre hemos apostado por la innovación empleando grasas vegetales dietéticamente equilibradas, productos libres de alérgenos, incluso, muchos años antes de que la OMS hiciera la recomendación de limitar el empleo de grasas trans en los productos alimentarios, Santiveri ya no las utilizaba en sus productos por sospechar que eran perjudiciales. Nuestra experiencia es muy amplia en este campo porque ha sido nuestra razón de ser desde los inicios de la compañía.

¿A qué se dedica cada una de sus plantas de producción?, ¿en todas ellas hay departamento de investigación?
-La planta de Barcelona está dedicada a multiproducto, y en ella se fabrica también nuestro producto estrella: el famoso pan dextrinado en diferentes variedades (con lino, con aceite de oliva, etc.).
En la factoría de Peñafiel (Valladolid) se fabrican todas las galletas y bollería, y todos los productos sin gluten especiales para celiacos.
En la planta de Lérida, se fabrican las mermeladas y los zumos de frutas.El laboratorio de I+D general y el de Control y Gestión de Calidad se encuentran centralizados en la planta de Barcelona y en ellos trabajan unos 30 técnicos. Pero también hay un pequeño laboratorio de investigación y control en nuestra planta de Peñafiel para cubrir las necesidades diarias que se pueden producir en el proceso de producción.

¿Cuáles son los retos para el futuro de Santiveri?
-Consolidarnos en el mercado español e intentar minimizar el impacto ecológico de nuestros sistemas de producción utilizando, siempre que sea posible, ingredientes procedentes de la agricultura ecológica, envasando con materiales que respeten el medio ambiente y utilizando medios de transporte más ecológicos. Además, nos proponemos montar dos plantas de producción fuera de España.
Pero nuestro reto principal sigue marcado por el propósito inicial que dio origen a nuestra empresa: abrir nuevos caminos y luchar por introducir en el mercado español e internacional, nuevos productos que ayuden a mejorar la calidad de vida de los consumidores.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas