“Tenemos que seguir desarrollando propuestas sabrosas, saludables y de conveniencia”

El presidente de la Asociación Española de Platos Preparados Refrigerados, Fernando Fernández Soriano, consciente de que las tendencias de consumo en España están fortaleciendo cada vez más estos productos en la gran distribución, asegura que uno de los retos más importantes del sector es dar respuesta a estos tres conceptos para seguir ofreciendo comidas que sean atractivas, nutritivas y variadas para los consumidores

Haga, por favor, una presentación de la AEPR. ¿Cuál es la principal tarea de esta asociación?
-La AEPR es una Asociación que reúne a las empresas que elaboran platos preparados para comercializarlos en el mercado español en temperatura de conservación refrigerada. Su misión es representar a las empresas de platos refrigerados y fomentar la competitividad del sector, proporcionando herramientas útiles a las empresas que forman parte de la Asociación y dando a conocer las virtudes de estos alimentos a prescriptores y consumidores. 

¿Cómo ha sido el comportamiento de los platos preparados refrigerados durante 2008? Sería interesante conocer si ha habido un descenso en el crecimiento o éstos se mantienen estables.
-Según la Consultora Nielsen, en el TAM diciembre de 2008, el mercado de platos refrigerados creció un 4,8% en valor y un 2,5% en volumen, hasta alcanzar los 1.084 millones de euros de facturación. En 2007 hubo un crecimiento difícil de superar, si tenemos en cuenta la situación económica actual. Aun así, los platos refrigerados se han afianzado en los hogares españoles, fundamentalmente debido a los cambios de hábitos de consumo y el esfuerzo de los fabricantes en desarrollar propuestas sabrosas, saludables y de conveniencia.
   
¿Cuáles son las características principales del consumo de estos platos preparados en España?
-Salud, conveniencia y placer son los tres ejes que maneja el consumidor de platos preparados refrigerados y son los tres retos a los que debe dar respuesta este sector. Si comparamos el consumo de estos productos en España con otros países, observamos que su crecimiento es más lento. La variedad de nuestra cultura gastronómica, la inmejorable oferta de productos frescos y nuestra tendencia a salir a comer fuera de casa, contribuye a ello. No obstante, el futuro de mercado es alentador, ya que, según TNS, las comidas dentro del hogar han aumentado un 6% dentro del último año.

Las tendencias muestran que el consumo de estos platos se está decantado hacia nuevas variedades, sin menoscabo de las pizzas, que siguen siendo la principal variedad vendida. ¿A qué se debe?

-Nuestro consumidor es un consumidor cambiante, que necesita que le sorprendan. Y la alimentación no se escapa de esa necesidad constante de innovar.

¿Qué otras tendencias están percibiendo ustedes?
-En el Reino Unido, uno de los principales mercados pioneros en platos refrigerados, existe todo un mundo de variedad: productos étnicos, infantiles, para vegetarianos, etc. Ese es el espejo donde deberíamos mirarnos: conseguir productos adaptados para todos los públicos.
Las empresas se centrarán en la búsqueda de productos más saludables y en responder a las necesidades de diferentes segmentos de consumidores, sin dejar de lado la calidad y su placer percibido.

¿Cuáles son los principales retos de la industria alimentaria en este momento?
-Las empresas hemos de seguir innovando aportando el valor añadido a nuestras soluciones y, paralelamente, debemos comunicar estos valores a nuestros consumidores.

¿Cuáles son los efectos directos de la crisis actual en la industria y cómo se están empezando a sentir?
-Es una realidad que la situación económica es complicada. El sector de la industria alimentaria está a la expectativa, pero hay un hecho obvio: aún en épocas de crisis el consumidor sigue comprando alimentos porque es necesario comer. El sector de los platos preparados tiene que seguir desarrollando propuestas sabrosas, saludables y de conveniencia. Además, las empresas ofertan una amplia gama que atiende a las diferentes necesidades del consumidor, tanto desde el punto de vista de alimentación como desde del punto de vista económico.
 Por ello, y aunque la coyuntura actual puede afectarnos en cierta medida, esperamos poder mantener la misma tendencia de crecimiento registrado en años anteriores sin variaciones considerables.

¿Se resentirán los platos de marca en beneficio de las marcas del distribuidor? ¿Se han percibido cambios en las ventas?
-En el caso del sector de los platos refrigerados, los fabricantes realizamos grandes inversiones en I+D para ofertar un elevado número de novedades con las que atender la creciente demanda del consumidor. Un consumidor que exige calidad, variedad y, actualmente, una amplia oferta económica donde elegir. Nosotros respondemos a sus peticiones con una amplia gama de productos.

¿Cuáles son las últimas novedades legislativas, nacionales y europeas, que inciden directamente en la industria que usted representa?

-Los trabajos en el campo de la legislación alimentaria están siendo muy dinámicos en estos últimos tiempos. Existen distintas propuestas normativas que sin duda tendrán gran repercusión en el sector de los platos refrigerados. En concreto se deben destacar los nuevos Reglamentos sobre aditivos, aromas y enzimas que se publicaron a principios de 2008 y la propuesta de normativa sobre Información al Consumidor en la que actualmente está trabajando la Comisión Europea. Desde la Asociación se da una gran importancia a este aspecto para las empresas podamos anticiparnos a los cambios y poder además dar nuestra opinión a las administraciones implicadas.

¿Qué novedades veremos los consumidores en los próximos meses?
-En la orientación de las empresas primará la búsqueda de productos más saludables o la atención a necesidades específicas de diferentes tipos de consumidores.

¿Qué ventajas comparativas tienen los platos preparados refrigerados con respecto a los congelados y los que se venden a temperatura ambiente?

-Las distintas tecnologías de conservación de los alimentos tienen ventajas e inconvenientes. En el caso de los platos preparados refrigerados, el hecho de que su consumo sea cercano al momento de su elaboración implica que las propiedades organolépticas del producto se mantengan y, por tanto, que sus características sápidas (aroma, sabor, textura…) sean óptimas. Por otra parte, el hecho de que el producto sea refrigerado permite que su traslado (desde el punto de venta al hogar) no sea tan crítico como en el caso de los productos congelados.

¿En qué estado se encuentra la adición de ingredientes  funcionales en los platos refrigerados?
-Actualmente, no ha sido aún claramente explorado por el sector de platos refrigerados, aunque es un sector con gran proyección. Se debe tener en cuenta que desde hace algo más de un año, la Comisión Europea ha publicado un Reglamento sobre declaraciones nutricionales y de propiedades saludables que establece estrictas condiciones a cumplir por parte de los productos alimenticios, sean o no platos refrigerados, para poder hacer estas menciones.

¿Cuáles son las perspectivas para el año 2009?
-A pesar de la coyuntura económica actual, nuestros productos ofrecen una buena relación calidad/precio, por lo que nuestro sector seguirá la misma dirección de crecimiento que ha tenido en los últimos años. Las previsiones de evolución del mercado a corto y medio plazo apuntan a la obtención de tasas de crecimiento del 7-8% en términos de valor, crecimiento superior al que como media se espera en buena parte de los sectores de la industria alimentaria. Algunas fuentes aseguran que el sector seguirá caracterizándose en los próximos años por la entrada de nuevos operadores y la incursión en nuevos segmentos en el ámbito de los platos preparados.

¿Se están potenciando las exportaciones de platos manufacturados en España? ¿Cuál es la tendencia en el comercio exterior?
-Existen pocos datos sobre el comercio exterior de platos preparados. Los claros problemas logísticos derivados de los complejos procesos de almacenamiento y transporte de estos productos dificultan sus exportaciones e importaciones. Actualmente, la tendencia habitual de las empresas de este sector es la de adquirir instalaciones cercanas a los mercados de destino cuando deciden ampliar su área de negocio.

 

Publicado en Tecnifood Nro. 63

Noticias relacionadas

Deja un comentario