Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Aceite, el oro líquido busca una imagen más moderna

Léalo en 17 - 22 minutos
Léalo en 17 - 22 minutos

El sector del aceite parece seguir mejorando sus expectativas año a año. Con la nueva cosecha ya en marcha, los datos referidos a la 2009/2010 arrojan un aumento de la producción del 35% respecto a la anterior, en línea con la media de los últimos cuatro años. A la espera de que la campaña de promoción iniciada el pasado año logre relanzar el mercado interior, que se mantiene estabilizado en torno a las 500.000 t anuales y con una importante presencia de las marcas de la distribución, vuelven a ser las exportaciones las que “tiran del carro” con una subida en volumen y un ligero retroceso en el valor. Junto a los tradicionales mercados de Europa, otros países como Estados Unidos, Brasil, Japón o China parecen apostar por nuestro “oro líquido”, un producto al que cada día se le encuentran más cualidades beneficiosas para la salud

En la campaña 2009/2010 la producción española de aceite de oliva ascendió a 1.398,8 millones de toneladas, según los datos facilitados por la Agencia para el Aceite de Oliva (AAO), entidad adscrita al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). Esta cifra supone un aumento del 36% respecto a las 1.030 millones de toneladas de la anterior. Es la tercera más grande de la historia de España tras las registradas en la 2002/2003 (1.449 millones de t) y 2000/2001 (1.422 millones de t). Alrededor del 80% de esa producción procede de Andalucía, y en especial de la provincia de Jaén donde se recoge el 55% del total. Con estas cifras, España mantiene, un año más,  su posición de primer productor mundial de aceite de oliva al absorber el 48,5% del aceite producido en todo el mundo, que el Consejo Oleícola Internacional (COI) situó en 2.881,5 millones de toneladas. Le sigue a continuación Italia con 540.000 t, mientras Grecia, el tercer productor europeo, alcanzó las 348.000 t. El MARM estima que en la campaña 2010/2011 recientemente iniciada la producción de aceite de oliva se situará también en torno a los 1.300 millones de toneladas. Por su parte, los últimos datos del COI sitúan la producción mundial de aceite en 2010 en 3.022,4 millones de toneladas (+13%).
Un año más, la exportación se convirtió en la mejor salida para una buena parte de esa producción que no es absorbida por el mercado interior. En concreto, las ventas al exterior volvieron a registrar un nuevo récord histórico en la campaña 2009/2010 hasta situarse en 729.800 t, cifra que supuso un aumento del 10,7% respecto a las 659.000 t de la anterior, según los datos aportados por la AAO y recogidos hasta el mes de septiembre. Estas cifras colocan a nuestro país como el  mayor exportador mundial de aceite de oliva, siendo el proveedor, de manera indirecta, de hasta el 80% del aceite de oliva que se comercializa en Europa. Por su parte, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) sitúa las exportaciones de aceite de oliva en 2009 en 718.907,2 t por valor de 1.628,1 millones de euros, con un aumento del 2,4% en el volumen y un descenso del 15,6% en valor sobre el año anterior. De nuevo fue Europa el principal destino de nuestras ventas exteriores de aceite de oliva con 555.884,9 t (-0,6%) y 1.190, millones de euros (-18,9%), suponiendo el 77,3% del peso y el 73,1% del importe total, respectivamente. Los países de la Unión Europea absorbieron 540.521,1 y 1.143 millones de euros, el 97,2% del volumen y el 96% del valor. Italia es de nuevo nuestro principal cliente con 321.692,6 t y 647,1 millones de euros. Conviene no olvidar que una parte muy significativa de ese volumen se adquiere a granel, siendo posteriormente envasado en el país transalpino y exportado con las marcas de los fabricantes italianos. Le siguen Portugal con 76.377,5 t y 149,5 millones de euros y Francia con 69.577,2 t y 167,3 millones de euros.
Pese al descenso de 2009, América sigue siendo el segundo mercado de referencia para nuestro aceite con 79.102,6 t (-3,9%) y 206,3 millones de euros (-16,6%). América del Norte adquirió 52.168,36 t y 125 millones de euros, con Estados Unidos como principal destino con 51.501,2 t y 122,9 millones de euros. En la parte sur del continente, Brasil se ha convertido en uno de los principales compradores de nuestro aceite de oliva con 10.510,7 t y 31,7 millones de euros en 2009. En el otro extremo del globo, Asia sigue aumentando las compras de nuestro aceite de oliva con 51.589 t (+29%) y 142,8 millones de euros (-4,7%) en 2009. Japón con 15.219,6 t y 44,3 millones de euros y Corea del Sur con  7.006,5 t y 15,9 millones de euros, son nuestros principales clientes en ese continente donde empieza a destacar también China, que en 2009 importó 6.692 t valoradas en 19,2 millones de euros, fundamentalmente de la categoría virgen extra. También en Oceanía nuestro aceite empieza a ser muy valorado. En 2009 se exportaron al continente austral 21.041,8 t y 60,2 millones de euros. La práctica totalidad tuvieron como destino Australia que absorbió 19.064,7 t  y  54,9 millones de euros.
Esta tendencia positiva de las exportaciones de aceite de oliva se ha mantenido también durante los ocho primeros meses de 2010. Así, entre enero y agosto se totalizaron  590.916,5 t y 1.289 millones de euros, con aumentos del 22% y 22,6%, respectivamente, según los datos del ICEX. La Unión Europea absorbió  445.315,9 t y 890 millones de euros. Para tratar de mantener esta tendencia, la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y la Comisión Europea pusieron en marcha en 2010 la mayor campaña de promoción de este producto realizada hasta el momento. Con un presupuesto superior a los 16,5 millones de euros, el programa se desarrollará hasta octubre de 2012, en Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda y España. Sus objetivos son aumentar el consumo de aceite de oliva, su presencia en los distintos canales de distribución, informar a las personas responsables de la compra en el hogar, incorporar a nuevos consumidores, promover hábitos de consumo entre la población más joven y conseguir el respaldo de los líderes de opinión y medios de comunicación. Para lograrlo, se incidirá en la difusión de información sobre los aceites de oliva, las distintas categorías comerciales, su riqueza varietal, sus cualidades nutritivas y organolépticas y en los beneficios de la Dieta Mediterránea, en la que el aceite de oliva es uno de los ingredientes fundamentales.

Mostrar sus bondades y modernizar la imagen
En el mercado español el eje de comunicación será “Aceites de Oliva. El Corazón de la Dieta Mediterránea. Con todo tu amor”, y contará con una inversión de 5,7 millones de euros. Su objetivo es apelar por el cuidado personal con la ingesta de alimentos sanos como el aceite de oliva producto natural de calidad, nutricional y saludable, y modernizar la imagen de un producto que goza de una amplia tradición cultural. Esta iniciativa trata de fomentar el consumo de aceite de oliva en el mercado interior que se encuentra estabilizado entre las 500.000 y las 550.000 t anuales, según la AAO. A falta de datos definitivos, hasta el mes de octubre el volumen se habría aproximado a las 540.000 t. Por su parte, las empresas integradas en la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), pusieron en el mercado en los nueve primeros meses de 2010 un total de 281,2 millones de litros de aceite de oliva (-0,8%). Las ventas del resto de aceites ascendieron 255,5 millones de litros. En el periodo acumulado comprendido entre noviembre-09 y septiembre-10 los envasadores de Anierac totalizaron 338,8 millones de litros de aceite de oliva (-2,2%), mientras el total de aceites fue de 650,5 millones de litros (-3,1%). Los datos de representación de Anierac varían según la producción de las campañas pero en 2009 las 90 empresas asociadas representaban el 85% del mercado nacional de aceites vegetales comestibles (73% de oliva y 98% del resto).
Esta tendencia descendente queda reflejada también en los datos recogidos en el Panel de Consumo Alimentario que elabora el MARM. En base a los mismos, el consumo total de aceite en 2009 fue de 849.990 t, cifra que supuso un descenso del 4% respecto a las 884.840 t del año anterior. El valor de esas compras fue de 1.720,22 millones de euros (-17,2%). El mayor consumo de aceite se dio en los hogares con 638.350 t (+2,1% sobre 2008) y 1.345,91 millones de euros (-12,7%). La hostelería y restauración sumaron 177.480 t (-19,3%) y 311,4 millones de euros (-31,5%), mientras las instituciones absorbieron 34.160 t (-14,6%) y 63 millones de euros (-22,3%). Por tipos, el mayor consumo correspondió al aceite de oliva con 506.840 t (-1,6% sobre 2008) y 1.314 millones de euros (-36,8%). El 89% del volumen (449.510 t) y el 87% del valor (1.146 millones de euros) correspondió a los hogares. El consumo de aceite de girasol sumó 280.970 t (-3,1% respecto a 2008) y 301 millones de euros (-24,2%).
Por su parte, los datos recogidos por la consultora SymphonyIRI, que analiza la distribución moderna, coinciden sólo en parte con los del MARM ya que sí registran un descenso del valor de las compras de aceite pero con un aumento del volumen comercializado. Según los datos referidos  al TAM de septiembre de 2010 el volumen de aceite comercializado fue de 524.541 t (+1,7%), por valor de 1.012 millones de euros (-3,5%). Las ventas de aceite de oliva crecieron un 2,3% hasta las 333.658 t por valor de 827,7 millones de euros (-1,4%). Suponen el 63,6% de los kilos de aceite comercializado y el 82% de los euros pagados en la compra de todos los aceites. El resto de aceites totalizaron 190.883,1 t (+0,5%) y 184,3 millones de euros (-11,6%). Entre estos últimos destaca el de girasol con 179.748,2 t (+1,1%) y 167,3 millones de euros (-10,9%). Un volumen y un valor ligeramente inferiores ofrece la también consultora Nielsen. En concreto, en su informe anual, actualizado a 3 de octubre de 2010, cifra el mercado de aceite en 495.221 t valoradas en 968,5 millones de euros. Las mayores compras correspondieron también al aceite de oliva con 318.667 t (+4%) y 795,5 millones de euros (-0,2%), y al de girasol con 165.137 t (+4%) y 154 millones de euros (-8,1%). La también consultora Kantar Worldpanel sitúa el consumo de aceite en 573.079 t (-2,6%) y 1.192,6 millones de euros (-11,6%), en  el TAM a junio de 2010. El gasto medio ascendió a 81,9 euros (-13%). Las ventas de aceite de oliva totalizaron 397.133 t (-2,5%) y 1.013,2 millones de euros (-9,5%), con un gasto medio de 78,8 euros (-10,3%). En el mismo periodo, la comercialización de aceite de girasol fue de 160.887 t (-0,9%) y 155,6 millones de euros (-20,4%), con un desembolso medio de 17,1 euros (-22%).

La importancia de la MDD

Algunas fuentes estiman que ese descenso en el valor de las compras de aceite se debe a la abundante oferta de producto, fruto de las sucesivas buenas cosechas, a la presencia cada vez más notable en los lineales de productos con marca de la distribución (MDD), con cuotas que oscilan entre el 60% y el 80% sobre el total de las ventas, y a un ajuste de precios a la baja por la crisis. Así por ejemplo, según SymphonyIRI las MDD absorbieron el 71,9% del volumen (77.775,8 t) y el 69,1% del valor (191,6 millones de euros) del total de ventas de aceite de oliva registradas en los grandes supermercados (1.001 a 2.500 m2) que ascendieron a 108.058 t (+10,2%) valoradas en 277,1 millones de euros (+8,9%). Representan el 32% del volumen total de aceite de oliva y el 33,5% del valor. En los supermercados medianos (401 a 1.000 metros) se vendieron 87.837, 1 t (-2%) y 216,7 millones de euros (-6,2%) de aceite, equivalentes al 26,3% del peso y al 26,2% del importe abonado. En estos establecimientos la MDD sumó 56.205,2 t (el 64% del total vendido) y 125,6 millones de euros (58%). Estos porcentajes descienden  en los hipermercados donde no llegan al 50%. En concreto, el 49,3% de volumen (39.685,6 t) y el 44,6% del valor (86,5 millones de euros), sobre un total de 80.531,2 t (-1,8%) y 193,8 millones de euros (-7,5%). Los hiper absorbieron el 24,1% de los litros y el 23,4% de los euros abonados por la compra de aceite. Por último, en los supermercados pequeños (entre 100 y 400 metros) las ventas de MDD suben hasta suponer el 59,7% del peso (34.158,7 t) y el 54,6% de los euros (76,5 millones). Las ventas totales fueron de 57.231,8 t (+1,3%) y 140,1 millones de euros (-3,2%).
Más destacada aún es la presencia de las MDD en el apartado de otros aceites. Así, en los supermercados medianos llega hasta el 80,6% en volumen (50.484, t) y al 80% en valor (47,3 millones de euros); en los supermercados grandes se sitúa en el 87,2% en peso (53.498 t) y en 82,2% en importe (50 millones de euros). En los supermercados pequeños desciende hasta el 77,6% en las unidades (27.904 t) y el 68,6% en euros (24,5 millones); y en los hipermercados suponen el 74,4% del volumen (23.055,2 t) y  el 66,1% del valor (18,9 millones de euros).
Analizando el tipo de envase en el que se comercializa el aceite, las ventas de este producto están dominadas por los recipientes con una capacidad máxima de 1 litro. Así, suponen el 74,5% del volumen del oliva suave, el 78,5% del oliva intenso, el 55,2% del extra suave, el 70,5% del extra intenso, el 68,2% del de girasol y el 78.8% del de orujo. En lo que se refiere al reparto de venta de aceite por zonas geográficas, el aceite de oliva suave, con 145.466,5 t y 351,1 millones de litros, es más consumido en las zonas noroeste (24.358 t y 58,4 millones de euros) y sur (24.255,4 t y 56,6 millones de euros). Le siguen las zonas noreste (19.425,9 t y 47,3 millones de euros), el área metropolitana de Madrid (17.446 t y 42,8 millones de euros), la centro-este (17.227 t y 41,7 millones de euros) y norte (16.270,1 t y 39,8 millones de euros). Las mayores ventas de aceite de oliva intenso, que sumaron un total de 75.833,7 t y 176,3 millones de euros, se realizaron en la zona sur con 17.845,2 t y 41,9 millones de euros, el 23,8% del volumen y el 23,7% del valor. A notable distancia se situaron las zonas norte (10.838,7 t y 24,9 millones), centro-este (10.587,1 t y 24,4 millones) y noreste (8.212,9 t y 19,3 millones de euros). El tercer tipo de aceite más consumido en España, el de girasol con 179.748,2 t y 167,3 millones de euros, es más consumido en la zona sur donde se comercializaron 39.047,4 t valoradas en 36.1 millones de euros. A continuación, se sitúan la zona centro-este (29.251,1 t y 26,2 millones), la noroeste (24.317,9 t y 23 millones), la noreste (23.492 t y 21,8 millones) y centro (18.264,9 t y 17,1 millones de euros).

Objetivo el líder mundial
A nivel empresarial, el protagonista de los últimos meses es Sos Corporación Alimentaria, líder mundial de aceite de oliva con una cuota global del 22%, cuyas marcas dominan los mercados más importantes del mundo como España, Italia y Estados Unidos. Precisamente esta posición de predominio le ha hecho ser objeto de deseo por parte de un buen número de empresas interesadas en entrar en su accionariado. Entre los que han puesto sus ojos en el grupo español se ha citado al gigante norteamericano Bunge, que está girando hacia una política marquista y con una gran fortaleza en Estados Unidos; Hojiblanca, la mayor cooperativa oleícola del mundo, junto con otras 750 cooperativas andaluzas; y el grupo francés Lesieur, líder en el mercado galo del aceite. A nivel marquista, y según el propio grupo, en los nueve primeros meses de 2010 su participación en el mercado español de aceite de oliva es del 15,2% en volumen y del 18,8% en valor, tras crecer un 9,4% en peso y un 7,4% en euros, en base a los datos de Nielsen. Su marca estrella, Carbonell, el aceite de oliva español más vendido en el mundo, logra una cuota del 30,9% en valor. En Italia, las marcas de Sos  (Bertolli, Carapelli y Sasso) mantienen sus cuotas, controlando, también según Nielsen, un 22,9% en virgen extra (segmento que supone más del 80% del mercado) y un 42,5% en aceites puros o refinados (el 20% restante).
Entre los posibles interesados por Sos ha figurado también la portuguesa Sovena, líder del mercado luso e interproveedor de Mercadona, posición que le habría permitido arrebatar a la propia Sos el liderazgo sectorial tanto en aceite de oliva como de semillas. Al margen de la enseña Hacendado, su oferta para la cadena valenciana incluye el aceite Gran Selección de Cooperativa, suministrado por Coop. Oleoestepa. En el último año, Sovena embotelló 115 millones de litros de aceite de oliva. Un volumen ligeramente inferior, concretamente 110,2 millones de litros (68 de aceite de oliva y 42,2 de semillas) envasó Aceites del Sur (Coosur). Tampoco parecen interesados, en principio, en Sos otros grandes operadores del sector del aceite en España como Cargill, que a mediados de 2010 acordó la venta del negocio de comercialización del aceite de girasol refinado a Lípidos Santiga (Lipsa); Miguel Gallego (Migasa), que en 2009 adquirió el 50% de Grupo Ybarra Alimentación y controla Aceites La Masía y Oleosalgado, o la leridana Aceites Borges Font, que comercializa entre 125.000 y 140.000 t anuales de aceites.

Inversiones
A pesar de la difícil situación económica, las empresas del sector no renuncian a realizar inversiones para mejorar sus instalaciones. La tarraconense F. Faiges va a destinar 10 millones de euros en la construcción de una nueva planta  para extracción, refinado y envasado de aceites que sustituirá a la que ahora opera en la misma localidad. Tiene otra planta en Daimiel (Ciudad Real) en la que lleva invertidos 24 millones de euros desde su puesta en marcha. Algo menos, 3 millones de euros, ha presupuestado Unzante para doblar la capacidad de envasado de su planta de Cascante (Navarra), centrada en el trabajo para MDD (acaparan el 80% de sus ventas nacionales). A estas enseñas de la distribución destina también Aceites Maeva una buena parte de sus más de 26,1 millones de litros comercializados, y son con las que Compañía Oleícola de Refinanciación y Envasado (Coreysa) pone en el mercado el grueso de sus 14,7 millones de litros producidos.
También significativas son los desembolsos presupuestados por Aceites Abril, 1,8 millones de euros a líneas de envasado, y Mueloliva Minerva que ha construido unas nuevas instalaciones tras invertir 2,5 millones de euros. La mitad ha presupuestado Coop. Aceites Tierras Altas, entidad de segundo grado conformada por 16 cooperativas molturadoras granadinas con una producción de 20.000 t de aceite de oliva virgen extra, para iniciar su actividad en la campaña 2010/2011.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas