Aditivos e ingredientes: La situación actual es un acicate para mejorar

El sector fabricante y distribuidor de ingredientes y aditivos se encuentra en un momento muy importante: el nuevo Reglamento de alegaciones, por un lado, y la crisis económica, por el otro, son los principales retos a los que se enfrenta. La receta para salir fortalecidos pasa por ofrecer calidad, más investigaciones y nuevas aplicaciones revolucionarias que tengan buena acogida, tanto en la industria alimentaria como en los organismos reguladores

 

El Reglamento sobre Alegaciones Nutricionales, (CE) 1924/2006 y reglamentos alusivos, está ya marcando nuevas pautas en el sector de aditivos e ingredientes alimentarios. Su aplicación, a juicio de la Asociación de Fabricantes de Complementos Alimentarios, AFCA (que reúne a 119 empresas del sector), está generando “luces y sombras”, ya que multitud de peticiones de alegaciones y/o declaraciones de propiedades saludables realizadas por las empresas fabricantes, para determinados ingredientes funcionales con alegaciones permitidas, han sido rechazadas por la EFSA (European Food Safety Authority) tras su evaluación.
 Entre los ejemplos que esta asociación pone sobre la mesa (en páginas posteriores, el Presidente de AFCA, Andrés Gavilán, explica la posición de la industria en una entrevista), existen ingredientes funcionales que el Panel de Nutrición y Alergias de la EFSA dictaminó que no aportaban los efectos beneficiosos solicitados en el etiquetado de los alimentos funcionales.
Vista la panorámica actual, queda claro que habrá que hacer un esfuerzo adicional empleando a fondo los recursos de I+D+i por parte de la empresas que optan a utilizar sus ingredientes funcionales, para examinar a fondo los productos con propiedades saludables que pretende comercializar, que, adicionalmente, deberán haber sido evaluados mediante un centro científico acreditado, que garantice que ejercen con plena seguridad los efectos beneficiosos deseados.
 Otro recurso parece estar en el Reglamento (CE) 258/97, sobre la indagación de nuevos ingredientes (novel ingredients). En este caso, el camino es más largo así como los costes de investigación, análisis, ensayos y comprobaciones, unidos al dictamen final de la Unión Europea, pero como ventajas muy importantes, desde AFCA destacan la posibilidad de complacer a los consumidores más exigentes al tratarse de un producto novedoso, con nuevas propiedades en materia de salud y bienestar, lo que sin duda favorecerá su implantación comercial, tanto más  si tiene una alta aplicabilidad. De hecho, AFCA señala que ya hay ejemplos con los ácidos grasos esenciales poliinsaturados (omega 3 y omega 6), los fitoesteroles y fitoestanoles, el ácido linoléico conjugado y la grasa salatrim que tiene un contenido calórico inferior (6 kcal/g) a las grasas saturadas e insaturadas habituales (9 kcal/g).
En definitiva, todos ellos deberían cumplir con el triángulo clave de la innovación:  O+D+A (Originalidad + Distinguibilidad + Aplicabilidad), en la que O es un componente totalmente nuevo, tanto a nivel del origen y procedimiento de obtención, como de composición química; D es perfectamente distinguible por sus prioridades y efectos beneficiosos aportables, tanto a los productos funcionales como a los consumidores; y A es que es altamente aplicable a todo tipo de personas (niños, adultos  y colectivos de riesgo (diabéticos, hipertensos, obesos, celiacos, etc.) como de alimentos funcionales, así como compatibles con alimentos de origen vegetal y de origen animal.

Situación del sector
De acuerdo a los datos ofrecidos por AFCA, pese a la crisis económica general, que se ha sentido sobre todo en el último semestre del año pasado y que ha afectado al tejido empresarial alimentario en el que se desenvuelve esta asociación, la facturación se ha incrementado entre un 5% y un 6%, hasta los 5.500 millones de euros, un aumento más acusado sobre todo en los complementos alimentarios, entre los que se hallan las vitaminas, minerales y otras sustancias con propiedades saludables.
Las perspectivas para este año que comienza, una vez atenuado el impacto económico a escala mundial, es de un ligero crecimiento en el primer semestre de 2009 y, hacia finales de año, una tendencia al alza en las ventas de aditivos y, en especial, de los complementos alimenticios. También cooperarán al crecimiento los avances en materia de autorización por la EFSA de nuevos ingredientes funcionales y de novel foods, que, por el momento, están muy ralentizado porque un buen número de peticiones formuladas, sobre propuestas de alegaciones para sustancias con propiedades saludables, están siendo rechazadas, tal y como se afirmó al comienzo de este dossier.
En cuanto a las exportaciones, desde AFCA notan signos inequívocos de una clara mejoría, abriéndose nuevas oportunidades de negocio, sobre todo para la exportación a países asiáticos y sudamericanos y, en menor medida, a naciones de la UE. Los países terceros están adaptando de manera permanente y bastante ágil sus reglamentos alimentarios a los de la FDA estadounidense, el Codex e, inclusive, las disposiciones de la UE, para permitir la importación de aditivos, complementos alimentarios y alimentos de la Unión. 
En lo referente a las importaciones, mayoritariamente los aditivos proceden del mercado asiático –en especial de China–, de Estados Unidos y de países sudamericanos. Japón, por su parte, exporta extractos funcionales de productos del mar (algas, hongos, derivados del pescado y de marisco, sobre todo biopétidos, omega 3, taurina, etc.). De Sudamérica abundan los extractos naturales de plantas, las llamadas “superfrutas” (granada, açai, acerola, mangostan, etc.).
 
Legislaciones pendientes y otras de nueva aprobación
Informa AFCA que el Parlamento Europeo acaba de aprobar, en diciembre pasado, los Reglamentos 1331/2008 (Procedimiento de autorización conjunta de aditivos alimentarios, enzimas alimentarias, aromas y sustancias con propiedades aromatizantes); 1332/2008 (enzimas alimentarias), 1333/2008 (aditivos alimentarios) y 1334/2008 (aromas e ingredientes con propiedades aromatizantes). El denominador común de todos ellos es la creación de una Lista Comunitaria de Ingredientes, que contendrá todas las sustancias autorizadas para su empleo en los alimentos, definirá las normas de incorporación de los ingredientes y dosis de uso, describirá las normas de utilización de los ingredientes, expondrá los tipos de sustancias que quedan exentas de las reglamentaciones respectivas, y establecerá las normas de etiquetado específicas para los ingredientes. Están pendientes para su aprobación los siguientes instrumentos legislativos: Reglamento de novel foods/novel ingredients, Reglamento de plantas, Reglamento de envases activos (aquellos que interaccionan con el alimento para mejorar su aspecto, estabilidad y vida media) e inteligentes (aquellos que controlan la calidad de los alimentos envasados, advirtiendo de la presencia de posibles anomalías físico-químicas y/o microbiológicas).
Se espera que en un futuro próximo estén preparados para su aprobación el Reglamento de los nanoingredientes (aquellos de tamaño entre 10 y 100 nm, que pueden facilitar la incorporación de ingredientes insolubles en un alimento dado, para que se dispersen de manera gradual y paulatina, evitando así alteraciones tales como oxidaciones, sedimentos y otra serie de anomalías), y el Reglamento de coadyuvantes tecnológicos (processing aids), que facilitan la elaboración de los productos en fases intermedias del proceso de fabricación, dotando de mayor consistencia y fiabilidad a determinados alimentos.

Una crisis que ya está entre nosotros
Algunas de las empresas consultadas para este dossier creen que la crisis en el sector alimentario es más psicológica que real, porque el descenso en las ventas de alimentos nunca podrá alcanzar las cotas que otros sectores. Es, también, muy pronto para poder sacar conclusiones precisas de su impacto.
No obstante, están conscientes también de que generará nuevas oportunidades. “Las marcas de toda la vida son sustituidas por las marcas de la distribución, que irán paulatinamente ofreciendo las mismas características”. Y esas características son las que los aditivos e ingredientes pueden ofrecer.
Estiman, sin embargo, que con un menor crecimiento algunos desarrollos que estaban en marcha podrían paralizarse a la espera de una mejor situación del mercado.
La crisis se sentirá, eso sí, en la capacidad de financiación para acometer nuevos proyectos. Los mercados están bastante escasos de recursos y esto podría limitar el crédito para la ampliación de plantas de producción, por ejemplo, o para promover nuevos proyectos de investigación. El aumento en el precio de las materias primas, si bien se ha ralentizado en los últimos meses, sigue tomando por sorpresa a muchos sectores, que no estaban preparados para asumir estas variaciones y no pueden trasladarlas totalmente al precio final.
Otra de las consecuencias inmediatas está relacionada con la posible disminución de los presupuestos de I+D+i, lo que podría frenar el lanzamiento de nuevos productos. No obstante, para varias de las empresas consultadas, el acicate es justamente lo contrario: “seguir investigando y desarrollando productos pensados para las necesidades actuales del mercado”. Esto puede –y debe– ser un factor para poder seguir creciendo.

En un sector consciente de sus retos
La mayoría de las empresas consultadas para este dossier están de acuerdo en varios puntos claves: las variaciones en el precio de las materias primas pueden afectar los resultados de la industria, u obligar a muchas empresas a adquirir productos con menores rangos de calidad. La crisis actual, tal y como se expresó anteriormente, probablemente marcará una disminución en el consumo por parte de las personas, lo que puede incidir en los resultados finales de todas las empresas del sector alimentario.
Destacan en Alfred L Wolff que la crisis actual se percibe también en el suministro de ingredientes naturales a la industria alimenticia. “La demanda para ingredientes sigue existiendo, pero la competencia se vuelve siempre más dura. Hay que seguir observando el mercado para adelantar las tendencias y seguir siendo creativos, ofreciendo ingredientes con valor natural y altos estándares de seguridad, tanto para el uso industrial como para el consumidor final”.
Según Cognis, uno de los mayores retos es, “básicamente, resolver los problemas de la industria alimentaria basados en tres puntos: competitividad, conveniencia  y salud”. Para GNT, el reto principal es aportar soluciones naturales válidas a los aditivos sintéticos, tanto desde un punto de vista técnico como de eficiencia en costes, “para que los fabricantes puedan ofrecer a los consumidores, siempre que sea posible, productos que sean percibidos como naturales y saludables”.
Según Hispanagar, la subida de las materias primas y el intrusismo de productos de baja calidad, generalmente provenientes de países orientales, son factores a considerar. En cuanto a sus retos, uno de ellos es poder “transmitir a los consumidores todos los beneficios que aporta el agar-agar al organismo y educarles en su utilización a diario y, además, conseguir el reconocimiento de los productos de alta calidad a base de algas gelidium”.
La complejidad de algunas legislaciones de reciente data es un asunto de importancia para Vitae Caps. Ellos están atentos a la nueva legislación sobre alegaciones nutricionales y al registro de aditivos para la alimentación animal. “Estamos continuamente en un proceso de adaptación a las nuevas normas que van surgiendo. Además, tenemos que competir con productos de dudosa procedencia y con contaminantes, que suponen una competencia desleal para nuestros productos”.
Igual parecer tienen en Zeus Química: “el sector de nuestros productos está en alza y nos permite ser optimistas, pero hay una problemática clara y es la legislación que afecta a estos productos”.
La problemática específica del sector es cómo aportar valor a la cadena de suministro, aseguran fuentes de Tecom. “La labor del distribuidor está clara mediante la función de conocimiento y prospección del mercado y la acción comercial con los clientes, así como el seguimiento de las ventas, aunque a pesar de ello en muchos casos hay resistencia a ‘pagar’ por esta labor”. Consideran que el distribuidor debe realizar todas estas funciones con eficiencia pero, además, debe aportar conocimientos, otorgando así valor al cliente además de un servicio eficiente.
Para Monteloeder, uno de los principales problemas es el referente al etiquetado, “puesto que hay muchos ingredientes que no se sabe cómo se van a poder etiquetar hasta que las Autoridades Europeas se definan”.
Es por ello que, desde Altaquimica, pretenden hacer llegar a los clientes actuales y potenciales las posibilidades técnicas, funcionales, así como las alternativas de productos comerciales.
La innovación, por supuesto, es el mayor reto que las empresas productoras españolas deben superar en los próximos años, afirman desde BDF Natural Ingredients, “para diferenciar sus productos del resto en un mercado tan maduro como el de los ingredientes alimentarios. La problemática  principal en momentos de crisis parece ser la financiación de los proyectos de I+D+i, aunque hay instituciones públicas europeas, españolas y regionales dispuestas a ayudar a las empresas con vocación innovadora”.
Esto aportará, según Larbus, claridad y transparencia en cuanto a los productos y sus propiedades, de cara al consumidor.  
Según afirman desde Productos Aditivos, la ausencia de un canon de importación podría ayudar a equiparar los precios de productos. “El reto sería conseguir estabilidad en los precios de las materias primas”. Las autoridades sanitarias deberían realizar un control y una posterior calificación de los productos según la calidad que tengan, para informar de una manera clara a los consumidores.
De acuerdo con Beneo-Orafti, el sector de los alimentos funcionales se encuentra en un momento de intenso esfuerzo, “ya que la aplicación de la nueva legislación conlleva un trabajo por parte de la industria, a la hora de adaptar sus productos y mensajes nutricionales a la misma. De igual manera, supone un gran reto para la industria el saber comunicar de una manera clara y sencilla las ventajas nutricionales de sus productos fabricados al consumidor”.
En Carinsa piensan que el mayor reto del sector es poder disponer de una normativa y reglamentación amplia y seria a nivel europeo, que elimine por completo las constantes dudas existentes hacia los aditivos e ingredientes en general.

Han sido noticia
Alfred L Woolf, que tiene en cartera una amplia variedad de ingredientes naturales con funcionalidades adaptadas a la industria alimenticia, ha lanzado recientemente ALW Quick Gum Especial Bebidas, una goma arábiga de calidad en polvo soluble con altas propiedades estabilizantes y homogenizantes para emulsiones y bebidas; ALW Miel Low-Bac, un endulzante natural para productos lácteos y bebidas para bebés; ALW QSLic, regaliz en polvo aglomerado rápidamente soluble como agente endulzante y aromático natural para dulces, bebidas, helados y salsas etc; ALW Regaliz en Granulado, nueva calidad en granulado de pequeño tamaño y rápidamente soluble para uso alimenticio; y Quick Glanz K, un agente de abrillantado directo para grageas duras.
Esta empresa persigue en 2009 seguir desarrollando ingredientes de marca propia ALW con funcionalidades específicas y aplicaciones variadas en el sector alimenticio. Para ello, está realizando inversiones de manera continua, especialmente a nivel de su sistema de control de calidad global, con material más moderno y un mejor desempeño en sus unidades de producción.
Altaquímica tiene un catálogo extenso de aditivos e ingredientes, y van incorporando referencias de sus representadas, así como nuevas líneas de mercado. Entre ellas destacan las aromatizaciones étnicas, principalmente mediterráneas. Más recientemente, están comercializando una gama de productos para la panificación y bollería a través de enzimas, masas madre y harinas de malta.
 Igualmente, han desarrollado nuevos antioxidantes naturales incrementando de este modo el ámbito de aplicación de los mismos. También, nuevas formulaciones de mezclas de vitaminas y minerales, especialmente diseñadas para el mercado español.
Entre las empresas que representan, la última incorporación es Millbo, especializada en los sectores de panificación y de bollería industrial. Este año que acaba de concluir ha sido positivo, pues ha permitido la consolidación de proyectos iniciados tiempo atrás, y les ha abierto la participación en sectores alimentarios, en los que hasta hace poco no disponían de productos para su actividad. Es por ello que, para 2009, seguirán en la misma línea. No obstante, las circunstancias económicas y de mercado actuales les obligan a estar más alertas. Esto se debe en parte a que aproximadamente un 90% de las ventas son destinadas al mercado interno.
BDF Natural Ingredients ha presentado nuevas formulaciones desarrolladas para estructurar carne y de pescado, usando la enzima transglutaminasa y los alginatos, así como unos cultivos iniciadores a medida del cliente. Ha iniciado la producción de aditivos alimentarios a partir de microorganismos y de productos liofilizados. Es por ello que el año que acaba de concluir ha sido muy positivo, por cuanto la fuerte inversión en I+D+i se ha visto respaldada por un incremento de la facturación y el beneficio de la empresa. “La inversión en investigación de años anteriores se ha transformado en nuevos productos tecnológicos que satisfacen las necesidades de numerosos clientes”.
BDF ha realizado un plan de expansión internacional que pretende consolidar la empresa en los mercados europeos y del norte de África. La inversión en I+D+i se mantiene con un novedoso proyecto que pretende posicionar a esta empresa dentro del sector de los ingredientes saludables. Además, instaló un nuevo laboratorio de Biotecnología, ubicado en Martorell, y ha iniciado un proyecto para producir un nuevo ingrediente funcional con numerosos beneficios para el cuerpo humano. Su oferta de ingredientes incluye preparaciones a base de alginatos para estructurados, preparaciones a base de transglutaminasa, pimientas en grano, troceadas para decoración, molidas y otras especias, preparados completos para industria cárnica, cultivos cárnicos y lácticos.
Beneo-Orafti, perteneciente al Grupo Beneo, es uno de los principales productores de inulina y oligofructosa, que comercializa bajo su nuevo nombre Orafti. Estos ingredientes naturales extraídos de la achicoria tienen una influencia positiva sobre la salud digestiva, contribuyendo a una mayor sensación de bienestar. Esta empresa estima que 2008 cerró con cierta dificultades para la industria alimentaria, al igual que para la sociedad en general. “Se observa una falta de confianza en el futuro, que genera un impacto sobre los nuevos desarrollos de las empresas, conllevando a la ralentización de nuevos lanzamientos al mercado”.
Durante 2009, esta empresa espera una continuación de esta parte final del 2008, quizá empeorada por una disminución del dinero real en manos de los consumidores, lo que llevará a un menor consumo por parte de los mismos en todo tipo de bienes, incluida la alimentación. “La aprobación del Reglamento 1924/2006 marca el inicio de un nuevo escenario para el mundo de los alimentos con alegaciones nutricionales, indicando de una manera clara las cifras necesarias para las alegaciones”, estiman sus portavoces. Por otra parte, la empresa pone las bases para que los fabricantes de ingredientes funcionales presenten el soporte científico sobre el que se sustentan sus alegaciones nutricionales, que tendrán una respuesta por parte de la Comisión a más tardar el 31 de enero de 2010.
Chr. Hansen, que comercializa cultivos bacterianos para los sectores lácteo, cárnico y vitivinícola; colorantes naturales, coagulantes y cuajos, y otras enzimas, acaba de lanzar nuevos cultivos probióticos, cultivos para quesos bajos en grasa y nuevas aplicaciones; fitonutrientes con efectos beneficiosos para la salud; una nueva gama de extractos vegetales para colorear, sin necesidad de declarar número E; y un nuevo azul natural.
En el segmento de la industria láctea, esta empresa ha visto un aumento de un 6% en la facturación, si bien ha observado una disminución de la actividad a finales del 2008. En los segmentos de bebidas y confitería, sin embargo, ha tenido un buen año. Estos sectores, aunque la crisis les ha empezado a afectar, han apostado por dar un valor añadido a su producto, y hacerlo con la imagen más saludable. Esto representa sustituir los colorantes y aromas artificiales por alternativas naturales.
2009 va a ser un año de ajustes para todas las empresas del sector, estiman portavoces de la compañía. “Tendremos que ofrecer productos más competitivos, que hagan que nuestros clientes puedan a su vez ser más capaces de enfrentarse a la crisis existente. Creemos que nuestro mercado está en crecimiento, por lo que pensamos que no habrá un retroceso”.
Esta empresa realiza diversas actividades de investigación y desarrollo, que están conectadas de forma directa con el mercado y sus clientes. Estos proyectos dirigen nuestros trabajos científicos y los mismos proyectos que se benefician de nuestros descubrimientos. “La investigación se realiza fundamentalmente en el área de cultivos bacterianos y desarrollo de colorantes naturales y extractos”.
Especializada en aditivos e ingredientes basados en aceites y grasas –como son aireantes, estabilizantes, hidratantes–, Cognis, presente en más de 150 países, destaca el lanzamiento de un aireante que sustituye al huevo en las formulaciones de bizcocho, permitiendo elaborar un producto libre de colesterol. El nombre del producto es Spongolit EFC. La aplicación de este producto está pensada para un target que está preocupado por su salud y que tiene problemas con los niveles de colesterol. También puede ser de gran interés para elaborar bizcochos destinado a la población infantil, donde los problemas de colesterol cada vez son más frecuentes.
Para esta empresa, 2008 fue un año complejo debido a la alta volatilidad de los precios de materias primas, pero logró mantener competitividad gracias a la innovación de sus nuevos productos. Este año que empieza será, por tanto, un reto importante, “pero ofrecerá oportunidades para seguir desarrollando una alimentación cada vez mejor”. Esto va a la par de sus estrategias de innovación, entre las que destacan dos líneas de trabajo: la adaptación de sus productos para obtener unos perfiles nutricionales cada vez mas saludables y, además, incrementar el grado de conservación de los alimentos a los que se les añade.
Danisco introdujo en 2008 un nuevo concepto en la adición de probióticos en bebidas y leche: a través de una cañita. “El sistema de dispensado de probióticos Unistraw contiene Howaru dentro de una pajita de plástico. De esta manera las personas pueden asegurar la ración diaria de probióticos”.
Este año que acaba de culminar, Danisco acordó comprar una participación sobre la compañia neozelandesa GraceLinc Limited, que produce y comercializa Glucagel, un betaglucano extraído naturalmente de la cebada. Como fibra alimenticia soluble, tiene beneficios potenciales sobre la salud, especialmente para la salud cardiovascular, digestiva y para el control del peso y la glucosa.
 Danisco tuvo en 2008 un crecimiento del 9%.    En agosto pasado, los accionistas aprobaron la propuesta del Consejo de Dirección de desprenderse de la División de Azúcar a favor de Nordzucker. El proceso legal para su aprobación por parte de las autoridades reguladoras de la competencia está en periodo de finalización.
Para GNT Iberia, 2008 ha sido un año positivo desde todo punto de vista. “Por un lado, hemos cumplido con nuestro objetivo de afianzar ‘nuestro nombre’ en el mercado local (España y Portugal), como un colaborador válido para los fabricantes de alimentos y bebidas que buscan alternativas 100% naturales a los aditivos colorantes. Por el otro, desde un punto de vista comercial continuamos en claro crecimiento, como parte de la política estratégica de nuestra matriz alemana de dar apoyo local, tanto a empresas nacionales como a filiales locales de las empresas globales o multinacionales”.
Las perspectivas para 2009 son optimistas, basadas principalmente en el afianzamiento de la tendencia a elaborar alimentos y bebidas con la menor cantidad posibles de aditivos, con el objetivo de satisfacer la demanda de un consumidor que busca consumir productos que lo identifiquen con lo natural y con lo saludable.
Esta empresa sigue ofreciendo las dos líneas de producto elaboradas a partir de frutas y verduras comestibles. Exberry, que ofrece soluciones 100% naturales a la hora de buscar alternativas a los colorantes alimentarios, pudiendo estabilizar o estandarizar el color de cualquier matriz por medio de alimentos concentrados, sin tener que utilizar pigmentos aislados y/o extraídos selectivamente, o bien provenientes de síntesis química. Y Nutrifood, una línea de frutas y verduras concentradas estandarizadas por su contenido de sustancias bioactivas, tales como carotenoides y antocianinas entre otras.
Durante el año que acaba de concluir, el Grupo Carinsa ha continuado la búsqueda de nuevos productos que aportasen un valor añadido, por lo que, además de la continuación del estudio de aplicación en diferentes matrices del probiótico lp3547, se han continuado las investigaciones de nuevas fibras alimentarias y se han iniciado nuevas pesquisas, como los aromas funcionales (nutrigenómica).
“Además, hemos presentado una solución a uno de los problemas que, desde hace tiempo, padecía la industria cárnica derivado del estrés que sufre el ganado antes de ser sacrificado, y que provoca en la carne del cerdo poca textura y palidez. Hemos prerregistrado sustancias que están sujetas al cumplimiento de la Legislación Reach, y que intervienen en los productos que fabricamos o bien son complementarias en algunos sectores en los que trabajamos, para, posteriormente, poderlas comercializar y ofrecer un servicio integral a nuestros clientes”. Carinsa no representa a ningún otro fabricante, pero tiene acuerdos de colaboración con otras compañías, lo que implica desarrollos comunes. “Ejemplos de esto son las colaboraciones con empresas como Cognis, en el área de extractos alimentarios funcionales, y con FMC, en el desarrollo de carragenatos”.
El balance del año 2008 fue muy satisfactorio para esta empresa, y más teniendo en cuenta la coyuntura económica global existente en la actualidad. “Pensamos que el sector alimentario debe ser uno de los menos afectados en este estado de crisis general, ya que la alimentación es una necesidad humana. Lo importante es saber adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores”.
Para 2009, esperan continuar su crecimiento exponencial y sostenido. “Nos hemos planteado objetivos ambiciosos similares a los años precedentes. Es decir, incrementar nuestra presencia internacional en un mayor número de países y ayudar a aumentar el valor añadido de los productos de nuestros clientes mediante el desarrollo de productos innovadores”.
El Grupo Carinsa tiene un catálogo que incluye aromas, emulsiones, compounds, preparados para la industria cárnica, probióticos, fibras alimentarias y fragancias. Comercializa aproximadamente el 60% de su facturación en mercados internacionales y tiene una alta penetración en los sectores de cárnicos, confitería y pastelería. Para seguir en esta senda de crecimiento, la empresa está invirtiendo en la actualidad más de 21 millones de euros en nuevas líneas de investigación, en su mayoría avaladas por instituciones oficiales (MINER, CIDEM, CDTI, etc).
Herbstreith&Fox Corporate Group integra Herbstreith&Fox (producción de pectinas) y Herbafood (ingredientes saludables como las fibras, extracto de manzana, combinación de fibras y pectinas. Están presentes en la elaboración de la nueva directiva sobre “etiquetado saludable”. Entre sus novedades destaca Herbagel, una nueva línea de productos donde se combina pectina y fibra; y Herbacel AQ+ en preparaciones de fruta estables al horneado y cremas. Existe también una nueva aplicación del Herbacel AQ+ Citrus Fibre en la reducción de grasa en bollería y margarinas.
Estiman que en 2009 se seguirá produciendo un cambio de mentalidad en los productores españoles, que están intentando evolucionar hacia artículos más saludables y con menos grasa.
Hispanagar ofrece agares y carragenatos de todo tipo para cualquier aplicación alimentaria. Durante 2008 su balance ha sido positivo, principalmente porque se está abriendo un nuevo nicho de mercado para la industria: cocinar con algas está de moda por la cantidad de propiedades que este vegetal marino aporta al organismo, y estas verduras ya se encuentran en grandes superficies y supermercados.
Hispanagar representa a Biotecnica, compañía que fabrica una línea completa de peptonas, proteínas hidrolizadas derivadas de la caseína, de carne o de plantas.
Uno de sus últimos desarrollos ha sido un agar especial para elaborar dulce de membrillo, denominado Agar DP. Sus cualidades son una alta fuerza de gel y su gran histéresis. Esto último es importante, pues hay procesos productivos que requieren de estas diferencias de temperatura para una óptima elaboración del producto final.
Este año se ha estado ampliando el uso cada vez más extendido del agar como sustituto de la gelatina animal. “Numerosos fabricantes del sector y del ámbito de la dietética nos han contactado en busca de productos de origen vegetal para sustituir a la gelatina animal en sus procesos”, explican.
Para 2009 esperan seguir la misma tendencia que este año y apuestan por divulgar, de una forma más agresiva, las bondades dietéticas de esta “gelatina del mar”, tan desconocida tanto para los fabricantes de la industria alimentaria como para los usuarios domésticos.
Innovafood sigue trabajando con sus dos representadas: Prova y Cosucra. Para la primera, el año ha sido positivo puesto que se han consolidado proyectos iniciados, a la vez que han surgido nuevos mercados con una expectativas excelentes. Cabe decir que la nueva ley para los aromas ha acelerado el proceso que muchas empresas tenían en mente –de sustituir aromas por naturales–, puesto que en esta nueva legislación ambos (natural idénticos y sintéticos) van a ser  igualmente considerados. También se está notando una mayor sensibilidad a ciertos aromas, como la vainilla, pues el público empieza a preferir el verdadero sabor a vaina de vainilla natural. Durante este año, ciertas materias primas han tenido comportamientos especulativos por lo que también ha sido una oportunidad para sus aromas lácticos.
 En cuanto a Cosucra, ésta  ha iniciado una fuerte campaña de marketing orientada en tres partes: Pisane, la proteína de guisante que se está convirtiendo en uno de los principales productos para la innovación, así como las nuevas inulinas Fibruline S20 (de mayor solubilidad) y Fibruline DS2 (de bajo contenido en azúcares libres). Por último, esta empresa promueve el concepto de saciedad. Dado que Cosucra es fabricante, tanto de proteínas aisladas de guisante como de fibras solubles e insolubles, la combinación de ambos productos permite crear ese concepto tan deseado por la cultura occidental. Se trata no sólo de comer alimentos saludables sino que éstos nos aporten la sensación de no tener más hambre.
Lactalis lanzó recientemente al mercado Nutrifrolac 90, una proteína total de leche que tiene una gran riqueza proteica (90%), una baja bacteriología y propiedades funcionales, entre las que destacan su valor nutricional, su perfil organoléptico, una gran estabilidad a altas temperaturas y una buena solubilidad. Esta empresa, además, comercializa proteínas de suero nativas Prolacta, así como una gama completa de ingredientes lácteos en polvo, leche, lactosueros, caseínas, caseinatos, productos formulados y materias grasas lácteas. 2008 ha sido un año difícil para esta empresa, que, tal y como afirman, vivirá una situación similar en 2009, pues “persistirán las dificultades”.
Larbus, que representa en España a Danisco, Ingredia/Idi, Add Food y Zeu Inmunotec, introdujo recientemente una gama de antioxidantes naturales que completa una oferta de fermentos, cuajos, lisozima, cloruro cálcico, enzimas para el sector de frutas, zumos y alcohol.  
2008 ha sido positivo, “si bien la repercusión de la crisis económica y financiera se ha reflejado de manera significativa en nuestros sectores de actividad, en particular a partir del segundo semestre”.  2009, por tanto, será un año difícil y marcado por la rapidez en que se puedan resolver las dificultades económicas que afectan a los diferentes sectores productivos.
Monteloeder, que comercializa y produce antioxidantes naturales, extractos vegetales diseñados para bebidas, edulcorantes naturales, antimicrobianos, antiinflamatorios y aminoácidos, asumió en 2008 la representación del fabricante norteamericano Futureceuticals, que produce polvos y extractos de bayas (línea Vitacran) y polvos de frutas (Fruitex B y Vitagranate) y verduras (Vitaveggie). Un 70% de sus ventas están destinadas a mercados externos.
Para esta empresa, 2008 ha sido positivo puesto que han tenido éxito fundamentalmente con Cranforte (extracto de cranberry), Vitagranate (extracto de granada soluble), y hay varios proyectos en marcha con Vitaveggie.
Para este año prevén presentar fórmulas preparadas a partir de esos ingredientes; es decir, combinaciones de frutas y verduras con un alto poder antioxidante. Es por ello que están inmersos en varios proyectos, nacionales y europeos, de la mano de una empresa asociada New Developments in Nutraceuticals. Como nueva línea, están desarrollando un ingrediente natural para el síndrome metabólico, que podrá ser aplicado tanto en alimentación como en suplementos dietéticos.
Plange, especializada en aditivos para panadería, tiene una amplia gama de mejorantes para pan, mezclas de harinas para diversos panes, desmoldeantes para facilitar el trabajo de precocción de las unidades y otras novedades tecnológicas dirigidas principalmente para las industrias panificadoras, sobre todo aquellas que fabrican pan y bollería precocida.
Plantextrakt ha desarrollado un sofisticado método de producción, que retiene el carácter organoléptico original de plantas como té verde, rooibos o melisa. A esta nueva gama la han bautizado Extracts for Success. El objetivo es ofrecer a los clientes conceptos novedosos para formular productos llenos de color y sabor.
2008 ha sido un año complicado pero satisfactorio para esta empresa. “La desaceleración económica ha comenzado a afectar al consumo de las familias que, a pesar del alto nivel de endeudamiento y de las continuas subidas de tipos de interés, había conseguido mantenerse estable hasta los últimos tres meses del año, en los que ha comenzado a mostrar síntomas de debilitamiento. 2009 seguirá la tendencia negativa: el consumidor va a tomar decisiones de compra mucho más estrictas en términos de análisis, y las marcas del distribuidor seguirán creciendo en detrimento de las privadas”.
Plantextrakt parte de una posición de privilegio: los extractos de plantas y tés son una excelente alternativa para la industria alimentaria. “Proponemos bebidas en base a zumo y extractos de plantas, concepto que tiene una excelente acogida en el mercado centroeuropeo y que estamos convencidos que puede ser del interés de las empresas españolas, y más ahora en época de crisis, ya que se trata de abaratar el preparado reduciendo el contenido de zumo y sustituirlo por agua con extractos (infusión)”.
El destino de las ventas de esta empresa se dirige a los cinco continentes. En el caso particular de España, destacan por consumo los sectores lácteos y de bebidas, aunque cuenta con buena presencia en el mercado de los nutracéuticos. Esta compañía, junto con una ingeniería alemana, ha desarrollado una novedosa técnica de extracción de productos líquidos asépticos. El objetivo es conseguir lo mejor de las plantas: un nuevo estudio científico realizado por ellos demostró los positivos efectos sobre las células cutáneas de determinados extractos vegetales seleccionados. “Belleza natural gracias a ingredientes naturales es el lema de nuestro concepto, que en este estudio se refiere a los efectos sobre la salud de la piel de las hierbas funcionales contenidas en las bebidas”.
Productos Aditivos produce y comercializa sacarinas y ciclamatos, mezclas de diferentes edulcorantes, aromas, vitaminas y premixes de vitaminas y minerales). Han ampliado su planta de fabricación de sacarina y el proceso de obtención es ahora mucho más preciso. “Somos el único fabricante europeo de sacarina y ciclamato”.
A pesar de la crisis, 2008 ha sido positivo para esta empresa, pues les ha permitido afianzar sus productos en el mercado europeo, a raíz de las enormes fluctuaciones de precios y la falta de suministro en el primer semestre del año de los productos procedentes de Asia. Para este año que empieza estiman consolidar el mercado farmacéutico y alcanzar un crecimiento constante de ventas en el campo de alimentos funcionales, a través de sus premixes.
Por ello, quieren seguir invirtiendo en I+D+i, a fin de optimizar los rendimientos en la fabricación de sacarina y, por ende, reducir costes. Igualmente, quieren disminuir las emisiones al medio ambiente durante la fabricación del ciclamato.
Stern comercializa ingredientes y aditivos para las industrias de harinas y panificación, lácteos, salsas, sopas, kétchup, comida para niños, dulces, galletas y productos ecológicos. Representa a Mühlenchemie,  DeutscheBack, SternEnzym, SternVitamin, Hydrosol, Sternchemie, Herza, Sternlife, Extrakta Strauss, Einar Willumsen, Econtis y Menozzi.
Como últimas novedades presentadas están una bebida de yogur con altos contenidos nutricionales (fibras, vitaminas y minerales de SternVitamin) y estabilizantes de Hydrosol. Un compuesto sólido de estabilizantes, Stabisol JGR 9 F, que se puede añadir a la leche junto con el complejo de vitaminas y minerales SternVit DP.
 Durante 2008, esta empresa vendió en España 1,4 millones de euros (con un crecimiento de entre 25% y 30%). Esperan que en 2009 este crecimiento sea de un 15%. “Últimamente se nota también una tendencia hacía menos productos con un valor añadido (como, por ejemplo, dejar de añadir mezclas de vitaminas) y que los departamentos de I&D son muy poco innovadores, es decir, que están parados. Casi únicamente se habla de abaratar recetas existentes”, aseguran portavoces de la empresa.
Tecom, que representa a Solae, Beneo-Palatinit, Kaul, Fuchs, Vika, Phytone, Haco, International Fiber y Campus, ha reforzado su gama de productos y de recursos humanos de la división de industria la cárnica y los platos preparados. Comercializa suplementos dietéticos, especias, proteínas funcionales para industria cárnica, quesos en polvo, sustitutos del azúcar, fibras, colorantes naturales, materiales de envasado, saborizantes y harinas especiales para alimentación infantil.
“Hemos reforzado el departamento comercial con personal que tiene experiencia en el sector, y nuestros proveedores han desarrollado nuevos ingredientes y materiales para mejorar el procesado y características de los productos cárnicos y platos preparados, con nuevas proteínas y emulsionantes, y nuevos materiales de envase”, señalan.
Si bien durante 2008 han visto consolidado su crecimiento, empiezan también a anticipar los primeros signos de crisis económica, por lo que el consumo regular de ciertos sectores y líneas de productos de la industria alimentaria se ha visto afectado.
En un entorno de crisis, perciben ya una retracción de la demanda por lo que creen que el consumo global será menor que el del año pasado. Por otra parte, hay proyectos en desarrollo con nuevas líneas de productos, desde ya hace tiempo, que van a tener su resultado durante este año que empieza.
Vitae Caps tiene una extensa gama de vitamina E (Vitapherole); fitoesteroles (Vitasterol), un potente reductor del colesterol; e isoflavonas de soja (Vitavonoide), que es un regulador de desórdenes hormonales. También destaca el ácido linoleico conjugado (Vitaslim) extractado del aceite de cártamo, utilizado en el sector de los suplementos dietéticos como regulador del metabolismo de los lípidos.
Esta empresa ofrece soluciones a la industria alimentaria para conservar sus productos con sistemas antioxidantes desarrollados a medida. Inicialmente, se comenzó desarrollando sistemas antioxidantes para aceites inestables como los de pescado (omega 3), con largas cadenas de grasas poliinsaturadas. Ha visto también la necesidad de otras empresas del sector alimentario de estabilizar sus grasas, tanto vegetales como animales, para lo cual evalúa y lleva a cabo estudios de estabilidad, con el fin de determinar el mejor sistema antioxidante y la cantidad óptima a añadir. Por ello, sus sistemas antioxidantes son mezclas de antioxidantes primarios y secundarios, cuya adecuada combinación retarda la iniciación del proceso oxidativo y y lo previene, mejorando así las propiedades organolépticas. También se ha centrado en el desarrollo de extractos naturales como la luteína libre y luteína éster, cuya concentración es del 20% y 15%, respectivamente.
Durante 2008, esta empresa no se ha visto afectada por la crisis: en lugar de sufrir un retroceso, ha experimentado un crecimiento notable. “Una de nuestras ventajas es la diversificación, puesto que vendemos a varios sectores: nutracéutico, alimentación funcional humana y animal, cosmética y farmacia”. Para 2009, estiman estar inmersos en proyectos de investigación con sus ingredientes en varios apartados, con el objetivo de ampliar la gama de productos y los sectores a los que va dirigido. La investigación seguirá guiando la visión estratégica de Vitae Caps, que destina más de la mitad de su beneficio a proyectos de I+D+i. En la actualidad, participan en diversos proyectos a nivel europeo, en colaboración con Universidades europeas y organismos como el CDTI.
Zeus Química es una empresa distribuidora de materias primas para alimentación, principalmente de ingredientes funcionales que, en gran parte, se comercializan en forma de suplementos de la dieta, pero también en nuevos productos funcionales, tales como lácteos y galletas. Representa en España a Aloecorp, Creanutrition, Sisterna, Dynadis, Setalg, Copalis y Kronos. Si bien la crisis actual les ha afectado, esperan hacer un balance global más o menos positivo. Este año que empieza lo afrontarán con mucha prudencia, pero con la esperanza de que sigan saliendo nuevos proyectos.
Lonza ha basado su éxito en los sellos de calidad de sus productos, ya que los clientes quieren cada vez más enseñar los ingredientes que utilizan para reforzar la confianza en sus productos y en sus marcas.  Esta empresa, que comercializa Carnipure, FiberAid y DHAid, ha tenido un 2008 muy positivo. Para 2009, gracias a los desarrollos en nuevos mercados, espera poder compensar la ya prevista desaceleración en Estados Unidos y Europa.


Rechazados y aprobados
Entre los ingredientes presentados a consideración de la ESFA, algunas de sus alegaciones no fueron aprobadas, “emitiendo una opinión negativa, especialmente para las declaraciones concernientes al artículo 14b (salud y desarrollo de los niños), del artículo 14a (reducción del riesgo de padecimiento de enfermedades), así como también algunas del artículo 13 (mejoras fisiológicas, biológicas y comportamentales, entre otras):
–Omega Kids y Pufan Kids (marcas registradas, formuladas en base a los omega 3 DHA e IPA destinados a alimentos funcionales para niños). La EFSA dictaminó que los productos no produjeron ningún tipo de efecto beneficioso para niños de 1-12 años de edad, relativo al desarrollo de su: capacidad mental, capacidad de aprendizaje, serenidad, visión, desarrollo cognitivo, desarrollo cerebral y grado de atención.
–Evolus (marca registrada de productos lácteos de bajo contenido en grasa, basada en el probiótico Lactobacillus helveticus). Efectos solicitados:  Reducción del entumecimiento arterial en personas hipertensas. Se dictaminó que el producto no producía el efecto declarado.
 –Lactoral (marca registrada formulada en base a tres probióticos: Lactobacillus plantarum, lactobacillus ramnosum y bifidobaterium longum). Efectos solicitados: mejoras intestinales diversas en todo tipo de personas. La EFSA dictaminó que el producto no produjo una mejora intestinal, ni una mejora de la función intestinal, ni mantenían la microflora intestinal natural ni actuaban como barrera intestinal natural.
 Por otro lado, éstos son los ingredientes funcionales que el panel de nutrición y alergias de la EFSA dictaminó que sí aportan los efectos beneficiosos solicitados que deseaban declarar las empresas fabricantes de los mismos, en el etiquetado de los alimentos funcionales:
 –Vitamina K2. Efectos solicitados: usos nutricionales a todo tipo de población). La EFSA dictaminó que la K2 mostró el efecto nutricional propio de la Vitamina K.
 –Xilitol ( Edulcorante poliólico). Efectos solicitados: reducir la formación de caries en los niños. Se dictaminó que el producto mostró el efecto beneficioso, mediante un consumo de 2 a 3 gramos durante tres tomas al día en forma de gomas de mascar y/o tabletas. Pero advirtíó que no puede ser administrado a niños menores de 3 años de edad, ya que existe el riesgo de padecimiento de diarrea osmótica.
 –Ésteres de estanoles procedentes de plantas. Efectos solicitados: reducir el nivel de colesterol y el riesgo de padecimiento de enfermedades coronarias. La EFSA dictaminó que mostraron dichos efectos beneficiosos, advirtiendo que no puede excederse de un consumo de 3 gramos al día.
 –Vitamina D. Efectos solicitados: favorecer el crecimiento y desarrollo normal del tejido óseo en los niños. Se dictaminó que mostró  estos efectos beneficiosos.
–Treonato cálcico (Mineral macroelemental). Efecto solicitado: favorecer el crecimiento y desarrollo normal del tejido óseo en los niños). La EFSA dictaminó que el producto mostró los efectos beneficiosos. 

Azocompuestos provenientes del oro
Investigadores del Instituto de Tecnología Química, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Valencia, han patentado un nuevo catalizador, basado en nanopartículas de oro, que es capaz de llevar a cabo la reacción para la formación de azocompuestos aromáticos sin generar residuos tóxicos. Estas moléculas tienen aplicación como colorantes, aditivos alimentarios y productos farmacéuticos. 
En el trabajo, que aparece publicado en el último número de la revista Science, los científicos se han enfrentado a un problema químico que tiene interés, tanto desde el punto de vista de la investigación básica como por sus implicaciones industriales y sociales: obtener azocompuestos de manera respetuosa con el medio ambiente.
Como explica el investigador del CSIC, Avelino Corma: “hasta el momento, estas moléculas se obtenían por una vía no catalítica que requería la utilización de compuestos de plomo o nitritos. De esta manera podríamos decir que se generaba un kilo de subproducto por cada kilo de producto deseado. Con este nuevo catalizador, que utiliza como reactivo oxidante el aire, se genera únicamente agua como subproducto”.
Además, el nuevo catalizador consigue una conversión casi total al producto deseado y reduce un proceso que habitualmente se realiza en tres etapas a una sola etapa. “El nuevo proceso más corto es posible mediante una reducción con H2, seguida de una oxidación con aire, lo que también produce un importante ahorro de costes”, aclara Corma.
El hallazgo tiene una clara aplicación industrial y su carácter sostenible ha suscitado el interés de una compañía española que está estudiando el proceso y con la que el Instituto de Tecnología Química, que ha patentado el proceso, ha firmado un acuerdo.

Publicado en Tecnifood Nro. 61

Noticias relacionadas

Deja un comentario