Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Aesan pone de relieve el papel de los laboratorios en seguridad alimentaria

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

“En los últimos 20 años ha habido un gran avance en mayor autocontrol de la seguridad alimentaria por parte de las empresas”. Ésta fue la afirmación realizada por Javier Ignacio Jáuregui, director de Tecnología Analítica del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), durante el desayuno informativo que organizó la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), junto con el Instituto Nacional de Consumo (INC) y la Federación de Industrias de Alimentación y  Bebidas (FIAB), al que acudió Tecnifood, para analizar el papel de  los laboratorios en la seguridad alimentaria y la calidad de los alimentos.

Durante el encuentro, Maite López, directora del Centro Nacional de Alimentación, que depende de la Aesan, y Manuel Carbó, director del Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC), dependiente del INC, expusieron el funcionamiento de sus respectivos centros. Ambos pusieron de manifiesto que, en un entorno en el que se han ido sucediendo una serie de cambios normativos y de organización, que han supuesto consolidar un nuevo concepto de seguridad alimentaria a nivel comunitario y por ende a nivel nacional, los análisis a realizar en los alimentos son cada vez más numerosos tanto en cantidad como en un mayor número de parámetros a determinar y, las exigencias de alcanzar mejores límites de detección son cada vez mayores.

En concreto, el director del CICC señaló que en 2012 el centro analizó un total de 5.996 muestras, de ellas 2.261 correspondientes a productos alimenticios y 3.735 a productos industriales, y se realizaron 69.077 ensayos y determinaciones, de los que 35.405 fueron de productos alimenticios. Dentro de este último grupo, se encontraron 886 defectos referidos a etiquetado y presentación; 293, a factores de calidad; 61, al contenido neto; 28, a aditivos; 23, a impurezas orgánicas o inorgánicas; 3, por adulteración, y 2, por contaminación química. Asimismo, hizo hincapié en la labor que se está llevando en prevención del fraude, para lo que en 2012 se programaron 83 campañas de productos alimenticios, en las que se estudiaron 1.171 muestras.

 

Más información en la edición impresa de Tecnifood núm. 88 (julio/agosto 2013)

 

Contenidos relacionados:

Nueva normativa sobre los órganos competentes en materia de OGM

Sanidad dota al Laboratorio de Biotoxinas Marinas excelencia científica e investigadora

Constituida la Mesa de Coordinación de Laboratorios Agroalimentarios

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas