Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Ainia, primer centro español acreditado por Enac para evaluar la limpiabilidad

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

 

Ainia centro tecnológico ha obtenido la acreditación por parte de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para la evaluación de la limpiabilidad (facilidad de limpieza) de los equipos para el procesado de alimentos. El método acreditado está diseñado para indicar zonas de los equipos donde los residuos y/o microorganismos pueden estar protegidos frente a la acción de los  procesos de limpieza CIP.

Es la primera acreditación de este tipo que Enac otorga en España y supone un reconocimiento a la labor que Ainia lleva desarrollando desde hace años, en el campo de la higiene de los procesos alimentarios , siguiendo las directrices del European Hygienic Engineering & Design Group (EHEDG).

En 1989, debido a la concienciación pública en torno a la higiene alimentaria y el deseo de los fabricantes de alimentos de mejorar la seguridad de sus productos, se formó un consorcio europeo para abordar estas cuestiones desde un punto de vista científico y tecnológico denominado EHEDG. Uno de sus objetivos es elaborar directrices para el diseño higiénico que se puedan verificar mediante procedimientos de ensayos normalizados y, por tanto, aumentar la seguridad e higiene de los alimentos.

Ainia, como miembro del EHEDG, cuenta ya con la infraestructura y capacidad técnica para la aplicación del método EHEDG que permite evaluar la limpiabilidad de un equipo por comparación con la limpiabilidad de una tubería referencia normalizada y acreditada (todos los laboratorios del EHEDG utilizan las mismas tuberías para garantizar la fiabilidad de los ensayos). El grado de limpieza se basa en la eliminación de una solución ensuciadora que contiene bacterias y se valora evaluando el crecimiento de los microorganismos que quedan después de la limpieza.

Los resultados de estos ensayos pueden proporcionar a los fabricantes de equipos para el tratamiento y procesado de alimentos una forma de demostrar la conformidad de la maquinaria agroalimentaria con los requisitos esenciales de salud y seguridad dispuestos en las normativas europeas, ya que tras el ensuciado y limpieza se pueden apreciar las zonas en las que los  residuos y/o microorganismos están protegidos del proceso de limpieza. Por otro lado, constituye una útil herramienta para identificar elementos del equipo cuyo diseño puede ser mejorado.

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas