Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Alta tecnología cortando lechugas

Léalo en 9 - 12 minutos
Léalo en 9 - 12 minutos

Una compañía familiar, productora de lechugas para el mercado español y extranjero, instaló en sus líneas de procesamiento un sistema con 68 robots de Fanuc Robotics para manipular las verduras provenientes de sus campos. Con este nuevo sistema logró reducir notablemente los defectos de las hortalizas, aumentando la producción total y permitiendo a la empresa reducir en un 80% su dependencia de la mano de obra y aumentando la higiene de las operaciones

En la Región de Murcia la agricultura es un gran negocio, las condiciones climáticas y el tipo de suelo permiten producir enormes cantidades de verduras, siendo unos de los mayores agricultores de la economía española.
La industria agrícola en la región sabe la importancia que tiene la tecnología para mantener su posición competitiva en mercados europeos, aplicando activamente la investigación y desarrollo para seguir en cabeza.
El Dulze es un negocio familiar que se dedica a la producción de lechugas. Sus oficinas y plantas de empaquetado se sitúan en San Javier, Murcia. La inversión en tecnología de esta compañía es evidente: una nueva mirada ultra moderna, más cerca del sector tecnológico que del cultivo. Puede verse en el proceso productivo de la propia planta y sobre todo en el área de empaquetado, ya que utiliza 68 robots de Fanuc Robotics.
El sistema completo de packaging fue instalado por IT Infotec Robotics, integrador de Fanuc. Las lechugas recogidas directamente de la tierra llegan a la planta en contenedores de plástico apilados en un palé. Este palé se sitúa en el área de despaletizado, donde un robot R-2000iB de Fanuc Robotics retira las bandejas, a la vez que vierte el contenido de ésta sobre la cinta transportadora de la línea de envasado.
La cinta transportadora de entrada orienta las lechugas de modo que su movimiento sea longitudinal sobre el sistema transportador. Las verduras colocadas en el centro, espaciadas e individualmente, se dirigen hacia la estación de corte, donde se encuentra el siguiente robot.
“La reducción de empleados ha hecho que todo sea más higiénico y los daños en las lechugas causados por la manipulación sean ahora mínimos. Los robots han reducido los defectos de un 20% a un 5%. Tenemos una relación comercial muy buena con Fanuc y desde las primeras discusiones estaba clara la magnitud del proyecto. Sabemos que esta empresa se compromete en calidad y fue evidente la dedicación y cuidado en todas las etapas, desde el suministro del producto hasta la atención al cliente y soporte post-venta”, aseguraron portavoces de la compañía familiar.
Cada robot, modelo LR Mate 2000iB, realiza la misma tarea y los sensores del transportador dirigen las lechugas a la siguiente estación. En este punto se orienta longitudinalmente en el transportador, colocándose en el extremo del tallo aleatoriamente.
En este momento, el sistema de visión se utiliza para pesar y medir el diámetro, que determina la densidad de las lechugas. Si las lechugas caen fuera de los parámetros aceptables son rechazadas. El sistema de visión también identifica la posición del tallo de cara al robot y una garra neumática, especialmente diseñada, coge la lechuga.
El robot posiciona la lechuga dentro de una máquina de corte donde se corta el extremo del tallo. Mientras el robot sostiene la verdura debajo de la cámara, se realiza una segunda visión que registra su tamaño.
Las lechugas que pasan esta inspección final se transportan a un operario, que trabaja en la estación del robot y que las coloca en una bandeja plástica. Las bandejas llenas se ponen sobre el transportador y se envían al área del embalaje.
La planta es capaz de empaquetar 550.000 lechugas y, actualmente, procesa 400.000 por día. El sistema es una inversión importante para El Dulze, y se ha considerado un paso esencial para el negocio. José Sánchez, director de la empresa, explicó: “la necesidad de inversión no fue una decisión difícil de tomar. Por supuesto, hay muchas razones por las que se ha hecho esta inversión, pero generalmente se centran en ofrecer un producto de alta calidad y mantener la competitividad de El Dulze. Este negocio ha necesitado un intenso trabajo, pero cada vez hay menos mano de obra disponible”.
“Esta región tiene una escasez de trabajo importante -muchos trabajadores de la industria son inmigrantes, pero esto no ha solucionado nuestro problema. La cualificación necesaria para este trabajo es mínima y esto supone un problema de cara a la mano de obra y al coste elevado de los trabajadores. Parece que siempre están de paso, vienen y se van”.
Invirtiendo en la automatización para reducir la falta de mano de obra, El Dulze se ha beneficiado en muchas áreas. Para producir los niveles actuales de producción necesitaría la fuerza de trabajo manual de 500 personas, y sería un problema de gerencia importante, muchas nacionalidades e idiomas implicados. Esto ha reducido el 80% con 100 personas produciendo este nivel de salidas.
Más adelante, José Sánchez explica que “la reducción de la gente trabajando ha hecho que todo sea más higiénico y los daños en las lechugas causados por la manipulación sean ahora mínimos. Los robots han reducido los defectos desde un 20% a un 5%”.
El Dulze se propone aumentar sus ventas al extranjero y, puesto que esto lleva al negocio a un nivel superior, la inversión total ha tenido un impacto importante. Los visitantes de la empresa, desde los minoristas importantes hasta los que exponen un alto nivel de inversión y calidad en todos sus negocios y estas responsabilidades, han tenido un impacto importante en la adquisición de un nuevo negocio.
La magnitud de la instalación fue un factor decisivo para decidir en cuáles de los productos se implantaría el proyecto y decidir qué robot utilizar es la decisión esencial, ya que son el núcleo del sistema.
Juan Martínez, director general de IT Robotics, explica: “el tamaño del proyecto requiere que la relación comercial con el proveedor del robot tenga una importancia mayor. Sabemos que Fanuc Robotics ofrece alta calidad, productos fiables y disponibilidad cuando se requiere ayuda”.

En resumen
– El Dulze es un productor destacado de verduras, actualmente procesa 400.000 lechugas por día en su planta.
– Cree que es importante la tecnología para mantener la competitividad en los mercados agricultores europeos.
– Han hecho una importante inversión para asegurar que ofrecen constantemente un producto de alta calidad.
– 68 robots de Fanuc Robotics han sido instalados para proporcionar una capacidad operativa de 550.000 lechugas por día.
– El recuento de empleados, utilizando robots, disminuyó a un 80% y se reduce la falta de mano de obra.
– Los robots han hecho que las operaciones sean más higiénicas y también los errores se reduzcan desde un 20% hasta el 5%.
– Una buena relación comercial con el integrador del robot es esencial para una buena instalación.

Sobre Fanuc Robotics
Fanuc Robotics Europe es líder mundial en robótica industrial, con una capacidad de producción de 3.000 robots al mes y más de 200.000 unidades instaladas en todo el mundo. Fanuc dispone de los mejores robots industriales, controladores y software, respaldados por un equipo de ingenieros con una amplia experiencia en la industria de la robótica. Fundada y ubicada en 1972 en la base del Monte Fuji, tiene su central europea en Luxemburgo. En España, la oficina central de Barcelona, junto a las delegaciones de Vizcaya, Galicia y Madrid, dan cobertura a toda la Península Ibérica, así como a las Islas Baleares y Canarias.
Fanuc Robotics Europe se dedica a la comercialización de estos robots industriales, trabajando conjuntamente con integradores para ofrecer al cliente una solución hecha a medida automatizando su proceso productivo. Fomentar las relaciones con las ingenierías para colaborar y potenciar proyectos en común es su mayor prioridad.
Fanuc Robotics Europe, junto con los integradores, ayuda a buscar una solución para cada proceso, ofreciendo su colaboración desde el estudio y análisis del proceso, pasando por el diseño y construcción, hasta la puesta en marcha del mismo y el mejor servicio posventa.
Hoy en día, los robots están instalados en diferentes sectores como: alimentación, farmacia, construcción, agricultura, metal, etc., realizando aplicaciones de paletizado, empaquetado, manipulación y picking, entre otras.
Su ventaja competitiva es la fiabilidad de los robots y un amplio catálogo de productos que asegura que cada sector cuente con robots especializados.
Sin duda, otra ventaja importante es que todos los productos que comercializan son 100% Fanuc, es decir, producen todos los componentes utilizados en la fabricación de los robots. Además, les avala una importante dedicación a la Investigación y Desarrollo de estos productos, de los aproximadamente 3.000 trabajadores de Fanuc, unos 1.000 se dedican a actividades de I+D+i.
Fanuc Robotics Ibérica pertenece y da soporte a asociaciones como la AER-ATP (Asociación Española de Robótica) y la Fundación ICIL.

Publicado en el número 68 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas