Aperitivos: no bajan la guardia

Si el impacto de la crisis económica ha sido menor en la industria alimentaria en términos generales, en los sectores fabricantes de aperitivos, frutos secos y aceitunas de mesa ha sido mínimo: las ventas siguen siendo positivas y, ojo avizor, las empresas que lo conforman, atentas a los gustos de los consumidores, ofrecen productos y formatos acordes con sus necesidades y preferencias, por lo que siguen afrontando con buen pie la coyuntura actual

A pesar de los tiempos actuales, marcados por la incertidumbre, la caída en el consumo y la pérdida de confianza, el sector de los aperitivos, que engloban desde los extrusionados hasta los frutos secos, las aceitunas y los encurtidos, sigue mostrando un comportamiento positivo, más si cabe cuando otras ramas de la industria alimentaria no parecen correr con la misma suerte y, en muchos casos, padecen procesos de estancamiento. Esto queda demostrado por el empuje de las empresas fabricantes y distribuidoras, que continúan apoyando la innovación, las inversiones para ampliar sus instalaciones o acoger nuevas tecnologías, y así seguir ofreciendo novedosas presentaciones y sabores, a tono con los gustos y peticiones de los consumidores.
De hecho, según palabras de Marta Gómez-Cuétara, presidenta de la Asociación Española de Patatas Fritas y Aperitivos (integrada por 24 empresas del sector que, juntas, representan un 80% de las ventas totales), publicadas en una entrevista reciente en la revista Dulces Noticias… y algo más, “el sector de la alimentación, y aún más el de precio bajo, no se ha visto afectado por la crisis de forma tan acusada como otros sectores. De momento, vamos aguantando el tirón, y afrontamos la situación presente de contracción económica mediante la diferenciación de nuestros productos, la ampliación de las líneas, el lanzamiento de alimentos con valor añadido y un cada vez mayor conocimiento de los diferentes grupos que conforman el universo de consumidores de nuestros productos. Las épocas de crisis sirven para avivar el ingenio”.
Esta es la razón por la cual, según sus propias palabras, el sector creció durante 2008 un 6,8% en volumen, liderado principalmente por el trasvase de venta del canal impulso al canal organizado, que actualmente está concentrando el 70% del total facturado. El consumo per cápita sigue estando ubicado en 5,7 kilos (de acuerdo a los datos de la EAS, Asociación Europea de Snacks), justo por detrás de los Países Bajos (6,4 k) y Reino Unido (5,5 k).

La concentración sigue a la orden del día
Según un informe fechado en diciembre pasado por la consultora DBK, son más de 550 las empresas fabricantes de productos de aperitivos y frutos secos, que daban empleo a unas 7.100 personas. A pesar de su gran número, la estructura empresarial del sector es bastante concentrada, debido a que unos pocos operadores controlan buena parte del mercado, mientras una miríada de compañías, de dimensión reducida y alcance local o regional, destinan sus producciones principalmente a la venta a granel.
Los cinco principales operadores: Snack Ventures, Importaco, Grupo Grefusa, Borges y Frit Ravich, habían reunido en 2007 una cuota conjunta de mercado superior al 40%. Esta participación aumenta al 50% si se considera a los 10 primeros operadores. La Comunidad Valenciana es la región donde se ubica un mayor número de estas empresas, con el 17% del total, seguida por Andalucía (15%), Madrid (14%) y Cataluña (12%).

Se favorece la innovación y diferenciación
Al cierre de 2008, el sector de aperitivos habría registrado ventas por 1.860 millones de euros, un 2,5% más que en 2007, según DBK. Se espera que para este año el crecimiento sea menor, motivado principalmente por el deterioro del consumo en volumen, así como una mayor presión sobre los precios, que está ligada a la creciente tendencia de las personas por adquirir productos con menor coste.
El segmento de patatas fritas alcanzó el año pasado unas ventas por 635 millones de euros y verá en 2009 unas tasas de crecimiento en valor de entre un 2% y un 3%. El mercado de los aperitivos podría situarse en 650 millones de euros al cierre de este año, con un incremento anual de un 3%. El sector de frutos secos, sin embargo, pasará por tasas de crecimiento más modestas, y un peso de unos 600 millones de euros.
Estas perspectivas, según la consultora, promoverán una mayor rivalidad entre las empresas, que seguirán compitiendo mediante la compra de compañías más pequeñas y el aumento de la capacidad productiva. Algunos de ellos optarán más bien por la innovación en sabores y envases más atractivos y prácticos.
Gómez-Cuétara confirma el análisis de la consultora, al confirmar que las empresas del sector de aperitivos deben ser forzosamente innovadoras, pues el consumidor “quiere encontrar constantemente productos y formatos que llenen sus expectativas. La industria de productos de aperitivo invierte grandes esfuerzos en investigación y desarrollo para llevar al mercado productos acordes con las demandas actuales”. Demandas que van desde productos con características saludables -que están mostrando excelentes incrementos en sus ventas y penetración-, productos que satisfacen las necesidades de la creciente comunidad de inmigrantes -los cuales quieren seguir consumiendo alimentos típicos en sus países-, novedades y presentaciones tradicionales.

Fuerte incremento de las patatas artesanas
Según los datos de la consultora IRI, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio de 100 o más metros cuadrados y dotados de escáner, en el TAM de finales de mayo 2009 las ventas de patatas fritas totalizaron 47.929,3 toneladas (+3,3%) y 280,1 millones de euros (+7,1%). Si bien los incrementos parecieran a simple vista no ser notorios, en las mismas fechas del año 2008 las ventas habían crecido apenas un 0,2% en volumen y un 11,4% en valor, por lo que el comportamiento de estos productos, a pesar de la coyuntura económica, es sólido.
En cuanto a los segmentos, las patatas ligeras sin sal sumaron 2.215,5 t (+3%) y 15,9 millones de euros (+2,2%); las artesanas o caseras mostraron los mejores índices al quedar en 11.291,7 t (+10,9%) y 57,6 millones de euros (+13,4%); las presentaciones con valor añadido cayeron, no obstante, a las 3.839,2 t (-5,4%) y 30,6 millones de euros (-4,2%); las normales totalizaron 14.209,5 t (+2,3%) y 80,8 millones de euros (+10,7%); las patatas con sabores aumentaron hasta las 10.236,9 t (+7,3%) y 67,3 millones de euros (+10,1%); y las onduladas mermaron sus ventas hasta las 6.136,3 t (-6,6%) y 27,6 millones de euros (-4,5%).
La categoría de patatas snack sufrió un retroceso al quedar en 2.535,3 t (-9,3%) y 24,6 millones de euros (-4,6%). En ella, las patatas tubo totalizaron 2.367,4 t (-9,1%) y 23 millones de euros (-4,3%); y las patatas paja sumaron 167,9 t (-12,3%) y 1,6 millones de euros (-8,2%).

Gran aumento en los surtidos
En el caso de los aperitivos salados, las ventas han sido positivas en este último año móvil, al totalizar 20.514 t (+6,1%) y 179,7 millones de euros (+11,5%). Dichos porcentajes en volumen son mejores que los registrados en el año 2008, cuando alcanzaron un 4,7%.
Dentro de los segmentos, los snacks de maíz alcanzaron las 7.213,5 t (+6,1%) y 57 millones de euros (+10,8%); los extrusionados tipo gusano quedaron en 5.171 t (+5,6%) y 43,4 millones de euros (+16,5%); los aperitivos infantiles cayeron hasta las 1.952,3 t (-8,3%) y 21,4 millones de euros (-5%); las cortezas perdieron peso al sumar 2.049,5 t (-4,7%) y 23,7 millones de euros (+4,7%); los surtidos aumentaron notablemente hasta las 3.879,9 t (+21,4%) y 32 millones de euros (+22,3%); las palomitas extrusionadas alcanzaron las 244,6 t (+63,7%) y 1,9 millones de euros (+89,5%); y los aperitivos con valor añadido más que duplicaron sus cifras al totalizar 2,9 t (+133,6%) y 44.489 euros (+167,6%).
Dentro del segmento de productos de maíz, los fritos mermaron hasta las 1.564,8 t (-6,5%) y 9,5 millones de euros (-2,9%), los triángulos alcanzaron las 2.560,9 t (+2,3%) y 20,7 millones de euros (+8,2%); y el resto de los snacks con base de maíz aumentó hasta las 3.087,7 t (+17,7%) y 26,7 millones de euros (+19,1%).
En el segmento de extrusionados, las bolitas con sabor a queso cayeron hasta las 1.528 t (-16,2%) y 11,2 millones de euros (-8,6%); los que tienen forma de gusano y sabor natural aumentaron con fuerza hasta las 1.563,5 t (+45,5%) y 15,3 millones de euros (+64%); aquellos extrusionados con sabor a queso, no obstante, cayeron a 1.192,7 t (-2,5%) y 9,4 millones de euros (-5,1%); los palitos y pajitas quedaron en 886,7 t (+14,9%) y 7,3 millones de euros (+32,7%).
En el segmento de aperitivos infantiles, las estrellitas sumaron 58,4 t (+2,8%) y 635.627 euros (+16,7%); las ruedas y aros cayeron a 799,1 t (-9,8%) y 6,9 millones de euros (-6,7%); los fantasmitas también mermaron sus ventas hasta las 1.066,9 t (-7,8%) y 13,7 millones de euros (-4,9%); el resto de snacks con forma totalizaron 27,7 t (-6,8%) y 164.157 euros (-6,4%).
En el segmento de las cortezas, las deshidratadas alcanzaron las 1.369,2 t (-3,3%) y 15,2 millones de euros (+2,5%); y los torreznos sumaron 680,2 t (-7,2%) y 8,4 millones de euros (+8,7%).
En cuanto a los surtidos y resto de aperitivos salados, los primeros aumentaron hasta las 2.723 t (+24,7%) y 19,3 millones de euros (+29,9%); y el resto registró 1.156,8 t (+14,4%) y 12,7 millones de euros (+13,6%).

Frutos secos y frutas desecadas

Según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el consumo de frutos secos durante el año 2008 se situó en 115.120,3 t, un 1,8% menos que en 2007, cuando alcanzó las 117.306,5 t. Este descenso, no obstante, puede entenderse debido al aumento de las materias primas, que han obligado a subir las ventas en valor un 5,4%.
De acuerdo con lo expresado por Norberto Marí, presidente de la Asociación Española de Frutos Secos, a la revista Dulces Noticias… y algo más, “a pesar de la crisis y de los problemas actuales, el consumo en el año 2008 se mantuvo dentro de los niveles que venían desarrollándose en los últimos años”.
El sector empresarial, sin embargo, como tuvo que sufrir los fuertes incrementos de las materias primas acaecidos en 2007, aumentó su eficiencia y productividad, lo cual está permitiendo que puedan asumir con mucha más preparación las actuales coyunturas económicas.
El fruto seco, además, no es un producto de lujo que los consumidores puedan dejar de adquirir cuando la situación es complicada, por lo que no se esperan fuertes descensos en las ventas.
La producción de los principales frutos secos con marca española tienen buenas perspectivas, según los datos facilitados por diversas asociaciones. Así, de acuerdo con la información facilitada por la Mesa Nacional de Frutos Secos, en la campaña anual de almendras, que concluyó el 31 de agosto, se habrá alcanzado una producción de 60.560 t de almendra en grano, lo que duplicará las 30.670 t cosechadas el año pasado. Esto supondrá una mejora en las exportaciones -España es el segundo productor de estos frutos, por detrás de Estados Unidos- y una segura disminución en los precios.
La Agrupación de Exportadores de Almendra y Avellana de España, que aglutina al 80% del sector productivo, afirmó que desde el inicio de campaña (septiembre de 2008) hasta abril pasado se habían vendido al extranjero 26.230 t, con un incremento del 5,8% con respecto a la temporada anterior. A esto hay que añadir la exportación de 10 toneladas de almendra con cáscara y 5.648 t de harina.
En el caso de las avellanas, de las cuales España es el cuarto productor mundial (por detrás de Turquía, Italia y EE UU), los datos previstos para esta campaña confirman una producción cercana a las 20.000 t, lo que significaría una reducción de un 27% con respecto al periodo anterior. Las exportaciones de este fruto se situaron (hasta el mes de abril) en 1.431 t de avellana en grano, con un incremento del 43% con respecto al periodo anterior. Se vendieron al exterior, además, 19 t de harina y 88 t de avellana en cáscara.
En cuanto al consumo per cápita, el MARM calcula que, en el caso de los frutos secos, éste se ubicó en 2,56 kilos por persona, frente a los 2,63 k de 2007. En valor, el gasto por habitante fue de 15,3 euros (14,62 euros en 2007) lo que da como resultado un precio promedio de 5,56 euros por kilogramo.
Los otros frutos secos provienen principalmente del extranjero. Los cacahuetes, por ejemplo, son traídos principalmente de China y Estados Unidos; los pistachos, de Irán y, en menor porcentaje, de Turquía; las nueces se importan de California y la India, Francia y Chile; las pipas de girasol son compradas en EE UU, Israel y Argentina, principalmente.
Con respecto a las frutas desecadas, las uvas pasas son traídas de Turquía, Argentina y Chile; las ciruelas pasas procedieron de Argentina, Chile y Francia; y los orejones de albaricoque, de Turquía.

Disminuyen ligeramente las ventas de frutas desecadas

Según los datos de IRI, las ventas de frutas desecadas totalizaron 7.733,9 t (-1%) y 48,1 millones de euros (+6,3%). En esta categoría, el surtido de fruta seca cayó a 277,4 t (-18,7%) y 2,2 millones de euros (-10,2%); las otras presentaciones mantuvieron sus ventas al quedar en 7.456,4 t (-0,2%) y 45,8 millones de euros (+7,3%).
Dentro de las otras frutas, las pasas sumaron 2.176,8 t (+1,2%) y 12,8 millones de euros (+13,8%); los higos mermaron sus ventas hasta las 1.177,6 t (-2,2%) y 5,5 millones de euros (+0,5%); los dátiles también cayeron ligeramente hasta las 1.721,2 t (-1,5%) y 9,5 millones de euros (+2,7%); los orejones crecieron hasta las 546,5 t (+3%) y 4,2 millones de euros (+11,6%); las ciruelas perdieron terreno al quedar en 1.630,5 t (-0,7%) y 11,7 millones de euros (+4,4%); y las otras frutas sumaron 203,7 t (+1,5%) y 1,9 millones de euros (+20,5%).
Las cifras de la consultora Nielsen, correspondientes al TAM de abril 2009, afirman que las ventas de frutas desecadas en la gran distribución fueron de 7.177 t (+3,1%) y 444,3 millones de euros (+6,7%); de las cuales un 25% correspondió a ciruelas, un 18% a los dátiles, un 13% a los higos, un 6% a pasas con semilla, un 21% a pasas sin pipas, y un 17% al resto de las presentaciones.

Los frutos secos ganan terreno en el libreservicio
Los datos de Nielsen, en el TAM de enero 2009, mostraron que las ventas de frutos secos se situaron en 61.538 t (+9,4%) y 383,6 millones de euros (+12,3%), lo que demuestra que, si bien las ventas en toda la cadena alimentaria han mostrado descensos, pareciera que el consumidor ha trasladado sus preferencias de compra hacia este tipo de establecimientos.
Los datos de IRI con respecto a esta categoría son similares. En el TAM de finales de mayo 2009, las ventas de frutos secos alcanzaron las 65.651,2 t (+5%) y 422,9 millones de euros (+6,7%). Los surtidos y cocktails representaron 6.947,2 t (+0,8%) y 46,8 millones de euros (+4,1%); el resto de las variedades totalizaron 58.704 t (+5,5%) y 376,1 millones de euros (+7%).
Dentro del segmento antes mencionado, las almendras crecieron en volumen hasta las 4.292 t (+9,4%) y 47,4 millones de euros (+1,4%); los cacahuetes sumaron 11.452,2 t (+3%) y 41,7 millones de euros (+8%); los pistachos cayeron hasta las 6.844,2 t (-5,9%) y 58,5 millones de euros (-5,1%); las nueces crecieron notablemente en valor hasta las 7.453,6 t (+3,2%) y 57,9 millones de euros (+15%); las pipas tuvieron un buen comportamiento al totalizar 13.265 t (+7,8%) y 69,7 millones de euros (+13,4%); las avellanas aumentaron sensiblemente en volumen, al sumar 1.943 t (+21,9%) y 19,9 millones de euros (+10,3%); los piñones perdieron cuota al quedar en 348,3 t (-5,9%) y 14,7 millones de euros (+2,2%); el maíz tostado aumentó hasta las 159,4 t (+50%) y 790.994 euros (+70,6%); el maíz para palomitas de microondas totalizó 7.818,3 t (+15,9%) y 30,8 millones de euros (+15,3%); el maíz frito quedó en 2.166,1 t (+2,2%) y 11,1 millones de euros (+12,2%); los garbanzos mostraron un saldo positivo al alcanzar las 151,6 t (+22,7%) y 754.265 euros (+22,6%); las habas crecieron exponencialmente hasta las 134,8 t (+67,5%) y 718.518 euros (+81,3%); y el resto de presentaciones sumó 2.675 t (+1,6%) y 21,6 millones de euros (+0,7%).

Los snacks tienen buenas perspectivas en Europa
Según los datos de mercado de las principales economías europeas facilitados por Datamonitor, las previsiones de ventas de frutos secos, palomitas de maíz, patatas fritas y aperitivos procesados para este año en el Reino Unido es de 443.600 t (3%) y 3.792,3 millones de euros (+4%); en Alemania son de 267.900 t (+3%) y 1.668,6 millones de euros (+4%); en Francia se esperan ventas por 172.500 t (+3%) y 1.423,1 millones de euros (+3%); en España sumarán 143.400 t (+3%) y 1.008,7 millones de euros (+3%); en los Países Bajos totalizarán 116.000 t (+1%) y 762,9 millones de euros (+2%); en Italia se esperan ventas por 115.500 t (+2%) y 869,8 millones de euros (+3%); y, en Portugal, 27.800 t (+5%) y 190,5 millones de euros (+5%).

ACEITUNAS Y VARIANTES
España es, con diferencia, el principal productor y exportador de aceitunas de mesa del mundo. De acuerdo con los datos del Consejo Oleícola Internacional, la producción media mundial en el último lustro fue de 1.763.000 toneladas de este alimento, de los cuales nuestro país generó 525.000 t. La última campaña registrada de 2007/2008 cerró con una producción neta comercializada de 455.800 t. A distancia de nuestra nación están Turquía, con el 13% del total; Egipto, con el 10%, y Siria, con el 8%.
Según los datos de la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa, en la actualidad, el 60% del total español se exporta a más de 100 países, mientras que el 40% se comercializa en España (un 75% en hogares y el 25% restante en el canal horeca). Del total exportado durante 2008, que alcanzó las 264.133 toneladas métricas valoradas en 592 millones de euros, el 52% de los frutos vendidos en el extranjero eran verdes y el resto aceitunas negras.
Por variedades, un 29,2% era hojiblanca, el 36,2% manzanilla, un 12% gordal y un 11,8% cacereña. Por formas de presentación, un 32,5% era rellena, un 24,4% en rodajas, un 22% lisas y un 17,1% deshuesadas. Los principales destinos de estas olivas son Estados Unidos (23,9%); Italia (11%), Francia (8%) y Rusia (7,4%).
Esta asociación, que representa a empresas asociadas procedentes de Andalucía, Valencia, Cataluña y Extremadura -que aglutinan el 70% de la facturación total del sector, aproximadamente 700 millones de euros el año pasado-, considera de gran relevancia para la agroindustria la labor realizada por las 224 empresas dedicadas a esta producción, no sólo por los 7.500 empleos directos que genera, sino por su impacto en las industrias relacionadas de fabricantes de envases, embalajes, maquinaria y logística.

Aceitunas rellenas, las más favorecidas
Según los datos del TAM 19 de abril 2009 de IRI, las ventas de olivas en la gran distribución alcanzaron las 41.054 t (-0,8%) y 224,6 millones de euros (+2,8%). Dentro de ellas, las rellenas totalizaron 21.782,5 t (-0,2%) y 134 millones de euros (+2,8%); las negras cayeron a 4.345 t (-3,7%) y 21,8 millones de euros (+3,2%); las verdes se mantuvieron en 8.836,6 t (-0,5%) y 40,1 millones de euros (+3,3%); las especialidades 5.977,5 (-1,8%) y 28 millones de euros (+0,7%); y los lotes aumentaron notablemente hasta las 112,3 t (+146,8%) y 493.484 euros (+116,2%).
Dentro del segmento de aceitunas rellenas, las de anchoa quedaron en 20.415,2 t (sin variación porcentual) y 124,2 millones de euros (+3,3%); las de atún cayeron notablemente hasta las 4,2 t (-44,1%) y 28.154 euros (-44,9%); las de pimentón totalizaron 650,8 t (-1,6%) y 4,1 millones de euros (+6,5%); las de salmón también perdieron buena parte de su cuota de ventas al sumar 1,9 t (-58,6%) y 13.353 euros (-59,3%); y el resto de las presentaciones mermó a 710,2 t (-8%) y 5,6 millones de euros (-7,7%).
En el segmento de aceitunas negras, las presentaciones con semilla bajaron a 2.731,3 t (-6,2%) y 11,3 millones de euros (-1,6%); la presentación sin hueso mantuvo sus ventas al quedar en 1.548,4 t (-0,6%) y 10 millones de euros (+8%); las aliñadas, de reciente aparición, crecieron notablemente hasta las 65,2 t (+47%) y 389.101 euros (+54,3%).
En el segmento de las aceitunas verdes, las que tienen hueso alcanzaron las 4.965,9 t (sin variación porcentual); las sin hueso crecieron levemente hasta las 3.122,5 t (+0,8%) y 15,6 millones de euros (+5,4%); y las tipo gordal cayeron a 748 t (-9,2%) 4,1 millones de euros (-7,8%).
En el segmento que agrupa a las especialidades, las que tienen sabor a anchoas crecieron hasta las 1.236,3 t (+10,7%) y 5,6 millones de euros (+10,4%); las gazpachadas subieron a 765,4 t (+3,5%) y 3,1 millones de euros (+5,6%); las tipo cocktail, no obstante, cayeron a 2.286,9 t (-8,2%) y 12,2 millones de euros (-5,5%); los aritos están desapareciendo del mercado como presentación, pues apenas totalizaron 5 kilos (-82,7%) y 61 euros (-79,4%); las aliñadas mermaron levemente hasta las 1.581,6 t (-2,7%) y 6,4 millones de euros (+3,2%); el resto de las variedades quedó en 107,1 t (-6,1%) y 481.375 euros (+3,6%).

Dominio de las marcas del distribuidor
Las marcas del distribuidor dominan las ventas en los principales segmentos de las aceitunas, según se desprende de las datos aportados por IRI. En el caso de las aceitunas rellenas de anchoas, las también llamadas marcas blancas sumaron 14.392,9 t (+3,2%) y 72,2 millones de euros (+7,6%); La Española es la primera enseña privada, con 4.268,2 t (-2,1%) y 39,4 millones de euros (+1,4%); El Serpis cayó notablemente hasta las 649,6 t (-19,3%) y 5,1 millones de euros (-16,8%); Jolca aumentó a 230,1 t (+7%) y 1,9 millones de euros (+14,7%); Carbonell perdió una parte importante de su cuota al totalizar 206,1 t (-30,4%) y 1,2 millones de euros (-32,1%).
En el caso de las aceitunas verdes con hueso, las marcas del distribuidor sumaron 3.272,8 t (+6,7%) y 12,9 millones de euros (+15,5%); Jolca totalizó 596,6 t (-12,7%) y 2,5 millones de euros (-8,5%); Roldán creció a 208 t (+15,4%) y 639.365 euros (+14,7%); Corbi mermó sus ventas hasta 200,6 t (-16,3%) y 649.507 euros (-14,6%); y Carbonell registró un total de 135,1 t (-9,4%) y 582.633 euros (-10,8%).
En el segmento de aceitunas cocktail, las marcas del distribuidor sumaron 1.523,2 t (-1,2%) y 7,2 millones de euros (+3,1%); La Sota perdió peso al quedar en 202 t (-18,2%) y 1,2 millones de euros (-22,8%); El Serpis disminuyó hasta las 126,3 t (-21,2%) y 1,1 millones de euros (-17,9%); Rioverde sumó 86,3 t (-1,1%) y 629.122 euros (+11,5%) y Jolca registró 63,9 t (-17,9%) y 508.398 euros (-11,3%).

El consumo permanece estable
Según Mercasa, el consumo de aceitunas en España se sitúa en 3,3 kilos por persona. Las aceitunas envasadas acaparan la mayor parte de la demanda, con 2,5 k, mientras que los 800 gramos restantes se adquieren a granel. Por comunidades autónomas, Cataluña, La Rioja y Aragón presentan los mayores consumos, mientras que en el extremo opuesto aparecen Galicia, Extremadura y Cantabria. Es tal la diferencia que un catalán llega a consumir hasta tres veces más olivas que un gallego.
Por conglomerados urbanos, las grandes áreas metropolitanas son las que muestran mayores consumos, que va reduciéndose de manera proporcional al padrón municipal, sobre todo en aquellas con censos de entre 2.000 y 10.000 habitantes.
Las familias con cinco o más miembros y aquellas con menores de seis años son las que menos comen estas aceitunas; en cambio, las personas que viven solas y las parejas sin hijos tienen mayor preferencia. Las amas de casa que no trabajan fuera del hogar y aquellas con edades superiores a los 65 años consumen más olivas que aquellas con edades menores.

Encurtidos y variantes, con buen comportamiento
Los encurtidos son unas de las tradiciones alimentarias más antiguas que existen. Se crearon para conservar productos vegetales durante más tiempo, sobre todo para poder contar con ellos fuera de los periodos de recolección o cosecha. El uso del vinagre, un conservante natural, ha sido clave para que su utilización se haya mantenido a través de los años.
Según el TAM del 26 de abril de 2009 de IRI, los encurtidos y variantes han mostrado crecimientos moderados, pero constantes, en casi todos los segmentos. En total se vendieron 20.146,5 t (+2,4%) y 61,1 millones de euros (+5,3%).
Los pepinillos, por ejemplo, totalizaron 7.664,2 t (+3,9%) y 22,3 millones de euros (+5,3%); las banderillas quedaron en 3.631,2 t (-0,2%) y 13 millones de euros (+5,8%); las cebollitas crecieron notablemente hasta las 998,8 t (+11,3%) y 2,5 millones de euros (+6,7%); las alcaparras totalizaron 509,2 t (-0,4%) y 3,2 millones de euros (+1,5%); las guindillas mantuvieron sus ventas al quedar en 1.669,7 t (+0,3%) y 6,4 millones de euros (+3,8%); las berenjenas cayeron a 1.106,3 t (-14,6%) y 2,4 millones de euros (-12,5%); las otras variedades aumentaron a 4.566,8 t (+6,7%) y 11 millones de euros (+11,7%).
Tal y como queda manifiesto en las aceitunas de mesa, las marcas del distribuidor acaparan cada vez más cuotas de ventas y, según IRI, alcanzan ya el 66,4% en volumen y el 64,5% en valor, con un incremento del 3% sobre el año móvil anterior. Por distribución geográfica, la primera posición recae en la zona Centro-Este, con el 22,1% de las ventas de encurtidos; el Sur está en segunda posición, con un total de 17,3%; el área metropolitana de Madrid es la siguiente, con el 15,2%; la zona Noreste obtuvo el 11,9%; el Centro aglutinó el 10,5% de las ventas; el área Norte representó un 10,2%; el área metropolitana de Barcelona alcanzó el 7%; y el Noroeste, el 5,7%.q

Aceitunas contra el cáncer de colon

Estudios realizados por investigadores de las universidades de Granada (UGR) y de Barcelona (UB) han concluido que, gracias a un tratamiento utilizando ácido maslínico -un compuesto aislado que se obtiene de la cera de la piel de la aceituna-, se puede lograr una gran inhibición de la proliferación celular, así como causar la apoptosis de las células del cáncer de colon, según apareció reflejado recientemente en la revista científica Cancer Letters.
En los últimos años se han efectuado muchos estudios que reafirman la capacidad que poseen los compuestos triterpenoides para detener la carcinogénesis. Esto se logra incidiendo a través de ciertas vías específicas, como es el caso de la activación carcinogénica, la diferenciación celular, la reparación del ADN, el freno del ciclo celular y la inducción de la apoptosis en las células tumorales. Los triterpenoides están presentes en numerosas plantas con propiedades medicinales, aunque suelen estar presentes por lo general en concentraciones bajas. En la cera de la piel de la aceituna, no obstante, su acumulación es muy elevada, hasta un 80%.
Los científicos españoles, Marta Cascante Serratosa, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la UB, y Fernando Jesús Reyes Zurita y José Antonio Lupiáñez Cara, pertenecientes al Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UGR, decidieron centrar sus pesquisas en este compuesto, que forma parte de la dieta diaria de las personas, y sugirieron que podría funcionar como un agente quimiopreventivo de origen natural, gracias al cual sería posible obtener un método eficaz y barato para controlar patologías como este cáncer intestinal.

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario