Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Arturo Azcorra, nuevo director general del CDTI

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha nombrado a  Arturo Azcorra Saloña como nuevo director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Entidad Pública Empresarial dependiente del Ministerio de  Ciencia e Innovación que tiene como objetivo ayudar a las empresas españolas a elevar su nivel tecnológico mediante la financiación de proyectos empresariales de I+D+i y la gestión de programas internacionales de contenido tecnológico e industrial.   
Arturo Azcorra nació el 8 de noviembre de 1962 en Santurce (Bilbao). Es Doctor Ingeniero  de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Administración de Empresas por el Instituto de Empresa. Hasta el momento de su nombramiento fue Director General de Transferencia de Tecnología y Desarrollo Empresarial del Ministerio de Ciencia e Innovación.
Por otra parte, en el  Consejo de Administración del CDTI se han aprobado recientemente 165 nuevas iniciativas de I+D y ayudas Neotec. Los compromisos de aportación pública ascienden a 95,62 millones de euros, con una inversión total movilizada de 134,91 millones de euros.
De los proyectos aprobados, 104 son proyectos individuales de I+D, 51 son operaciones individuales resultantes de 16 proyectos de I+D en consorcio y 10 son ayudas para proyectos empresariales de base tecnológica (Neotec I y Neoctec II).
Con respecto a estos proyectos y con objeto de ampliar las vías de financiación de las nuevas empresas de base tecnológica, este organismo  acepta, entre las partidas de gasto a financiar en dichos proyectos, parte de los costes asociados a su salida a bolsa en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).
En términos generales, la financiación de los proyectos de I+D se realiza por medio de ayudas parcialmente reembolsables a tipo de interés cero que pueden cubrir hasta el 75% del presupuesto total del proyecto y con una parte no reembolsable (sobre el crédito concedido) que puede llegar hasta el 15% en el caso de que estos proyectos sean desarrollados por empresas de forma individual; hasta el 25% cuando se subcontrata a organismos de investigación y hasta el 33% en el caso de que estos proyectos sean realizados mediante un consorcio de empresas o procedan de cooperación internacional. Para la devolución de la ayuda existe un periodo de carencia de 2 a 3 años y un plazo de amortización de hasta 10 años.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas