Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Cargill y Basf Plant Science investigan una nueva fuente de EPA/DHA

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Las compañías Cargill y Basf Plant Science han anunciado un acuerdo para desarrollar conjuntamente una nueva fuente dietética de EPA/DHA (ácido eicosapentanoico, EPA, y ácido docosahexanoico, DHA), que facilitará a los consumidores de todo el mundo una ingesta óptima de estos ácidos esenciales, ricos en ácidos grasos omega 3. Esta nueva generación de aceite de canola tiene un elevado contenido en EPA/DHA y permitirá a los fabricantes de alimentos, del sector farmacéutico y de suplementos nutricionales aplicar los beneficios para la salud de los ácidos grasos omega 3 en una amplia variedad de nuevos productos, con una disposición efectiva a finales de la década.
Ambas compañías consideran que esta investigación singificará un interesante aporte a la nutrición saludable, ya que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES),el consumo de EPA/DHA en Estados Unidos es inferior a 185 mg por día, en tanto que los expertos en salud en diversos países recomiendan una ingesta diaria de 250-500 mg.
Por otra parte, la creciente preocupación por una alimentación sana, está incrementando considerablemente la demanda de estos ácidos esenciales. Según un reciente informe de Prepared Foods, el mercado mundial de alimentos, bebidas y suplementos con incorporación de ácidos grasos omega 3 alcanzó un valor de casi 7.500 millones en 2010, y se prevé un crecimiento entre el 15 y el 20 % anual hasta 2015.
En este proyecto,Cargill y BASF Plant Science sumarán sus amplias experiencias en el desarrollo y comercialización en el campo de la canola y los beneficios de la EPA/DHA. En concreto, Cargill aporta sus reconidas aplicaciones en alimentos y sus relaciones comerciales con los grandes fabricantes de alimentos y operadores de servicios alimentarios a nivel mundial, que se combinará con la experiencia BASF Plant Science en la mejora genética de EPA/DHA en el aceite de canola para su uso en productos alimenticios. BASF Plant Science prevé una inversión total de más de 150 millones de euros.
Los productos generados a través de la colaboración de Cargill y BASF Plant Science abordará dos temas claves para las empresas que desean ofrecer productos con omega 3 a los consumidores en todo el mundo: estabilidad de aprovisionamiento y costes.
En palabras de Jenny Verner, presidente de Cargill Specialty Canola Oliz, “esta asociación apoya el objetivo de Cargill de proporcionar los aceites más sanos a nuestros clientes y consumidores a nivel mundial. Al abordar el aprovisionamiento estable y el coste, estamos seguros de que la EPA/DHA de aceite de canola será adoptada por los fabricantes de alimentos, productos farmacéuticos y suplementos nutricionales a nivel mundial”.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas