Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Celebrada la I Jornada `El Claim de Salud´

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

A finales de la pasada semana se reunieron en Barcelona más de 60 personas en la I Jornada “El Claim de Salud”, organizada por Claimfoodcom, cuyo propósito ha sido el de debatir sobre los aspectos más importantes de las alegaciones o declaraciones nutricionales y de salud, comprender las claves para obtener su aprobación e identificar los beneficios que pueden suponer tanto para los consumidores como para la industria de la alimentación.
Todos los ponentes han coincidido en destacar la relevancia de la base científica para sustentar estas alegaciones, teniendo como referencia el Reglamento europeo 1924/2006. Montserrat Prieto, directora de Política Alimentaria de la Federación Española de Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB), ha sintetizado que este Reglamento sirve “para gestionar la comunicación en nutrición y salud a escala europea y lograr mayor protección para el consumidor, garantizando la libre circulación de mercancías y aportando un alto valor a la base científica”.
Este Reglamento y el trabajo que está llevando a cabo la EFSA (European Food Safety Authority) han estado presentes en todas las ponencias, pero ha sido Carmen Arias, de la Subdirección General de Gestión de Riesgos Alimentarios (AESAN) quien ha centrado toda su presentación en revisar su aplicación y realizar una completa actualización: “La EFSA ha estado publicando opiniones durante todo el mes de junio, a excepción de los botánicos”. También ha avanzado que están trabajando en una guía sobre el uso de declaraciones saludables.
 El profesor Andreu Palou, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universitat de les Illes Balears, ha destacado que sólo podrán llevar claims los alimentos que tengan un perfil nutricional apropiado y la protección de la propiedad intelectual. Asimismo, ha advertido que “cada solicitud debe referirse sólo a una relación entre un alimento y un efecto, y para sustentarla, se requieren estudios en humanos. “Si el claim hace referencia a un factor de riesgo, nuestro objetivo será buscar una efecto beneficioso; y si se trata de claims funcionales, deberemos buscar a través de la evidencia científica que se mantengan o se mejoren esas funciones”.
Las alegaciones o declaraciones nutricionales y de salud están cada vez más presentes en el etiquetado y la publicidad de los alimentos comercializados. Están regulados por la Unión Europea desde 2006 mediante un Reglamento que se desarrolló para asegurar que las alegaciones o claims fueran claros, precisos y, sobre todo, basados en la evidencia científica.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas