CNTA prevé inversiones de 4 millones de euros en sus instalaciones

Nacido en 1981 por iniciativa de la Asociación Industrial de Conservas Vegetales del Valle del Ebro, con el objetivo de contribuir al desarrollo e innovación de las empresas alimentarias, el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) es actualmente una organización implicada en diversos proyectos nacionales e internacionales relacionados con la calidad, la tecnología, la seguridad y la Innovación alimentaria, de cuya actividad nos aporta información detallada su director de I+D+i, Carlos González Navarro, en la entrevista exclusiva publicada en el último número de Tecnifood.
En la actualidad, la actividad de CNTA se extiende tanto a los ámbitos empresariales, como científicos y tecnológicos o de las administraciones  públicas. Y en el entorno empresarial, “nuestros servicios están dirigidos a prácticamente todos los subsectores de producción y transformación alimentaria, desde el original de conservas vegetales y frutas y verduras frescas, hasta la alimentación animal, pasando por el lácteo, cárnico, IV gama, restauración, aguas, zumos y refrescos, etc”.
 En cuanto a sus principales proyectos en marcha, González Navarro destaca que el Centro “es el coordinador científico del único proyecto Innpronta concedido al sector alimentario. Incomes, Guía para la Sustentación de declaraciones de Salud en alimentos: funciones INmune, COgnitiva y síndrome Metabólico”, en el que participan 10 empresas y 26 centros de investigación e innovación y que tiene como objetivo conseguir avances significativos en la competitividad de la industria española de la alimentación a medio plazo a través del desarrollo de alimentos más saludables. Hasta ahora CNTA ha participado en tres proyectos Cenit en el ámbito de la alimentación saludable (Higea, Senifood, Henufood) y uno relacionado con nuevas tecnologías de conservación de alimentos (Futural). Además, está en las fases finales de desarrollo del Proyecto Sigsal, “que supone para la industria alimentaria un importante avance científico-técnico que asegurará un sistema eficiente y eficaz para la gestión de los Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria, que de manera generalizada se realiza en la actualidad de forma manual”.
El Centro, que espera finalizar el presente ejercicio con unos ingresos totales entre 6 y 7 millones de euros, “realiza inversiones, que rondan los 600.000 euros anuales, para seguir en la vanguardia tecnológica”, señala Carlos González Navarro, quien adelanta que “actualmente contamos con unas instalaciones de 11.000 m2, 3.500 de ellos construidos, aunque a lo largo de 2012 y 2013 tenemos previsto realizar una importante ampliación de nuestras instalaciones, con una inversión total de 4 millones de euros, lo que nos permitirá dar un paso adelante en nuestra capacidad tecnológica”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario