Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Cómo gestionan la sostenibilidad los grandes retailers

Léalo en 15 - 20 minutos
Léalo en 15 - 20 minutos

Cada vez son más numerosas las iniciativas empresariales dirigidas a mejorar el comportamiento medioambiental. En este artículo, los autores muestran algunos de los objetivos y estrategias de sostenibilidad definidas por las grandes empresas de la distribución, además de algunas de las actuaciones concretas llevadas a cabo

En la actualidad, uno de los problemas ambientales más destacados por la sociedad es el Cambio Climático, concretamente el Calentamiento Global. Éste se produce por el aumento de la concentración de los llamados gases de efecto invernadero (GEI). Estos gases son generados por distintas actividades como pueden ser la quema de combustibles fósiles, los procesos industriales, los cambios de uso del territorio, las emisiones generadas por el ganado, la fertilización agrícola, la deforestación y los incendios forestales, entre otras.
Para intentar mitigar este efecto, los organismos internacionales centran sus esfuerzos en reducir las cantidades de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) generadas por las distintas actividades. Debido a estos esfuerzos, en 1992 se firma el Compromiso de Kioto, mediante el cual, la mayoría de los países desarrollados se comprometen a reducir sus emisiones en comparación con el año 1992.  Este hecho obliga a los países a tomar medidas concretas que permitan alcanzar dichas reducciones, lo que se traduce en legislaciones más restrictivas en lo que respecta al medioambiente.
Por otro lado, la creciente sensibilización de la sociedad por el medio ambiente, están cambiando los hábitos de consumo de los consumidores, produciéndose una mayor demanda de productos y servicios más respetuosos. Esta razón unida a las cada vez más estrictas legislaciones ambientales adoptadas por los diferentes países, están provocando que cada vez un mayor número de empresas consideren la sostenibilidad un parámetro habitual en sus actividades diarias. Como consecuencia de esta preocupación, las empresas marcan unos objetivos para minimizar el impacto ambiental generado por sus actividades. Estos objetivos medioambientales los plasman en las llamadas estrategias de sostenibilidad, mediante las cuales dan a conocer a los consumidores, cual es el comportamiento ambiental de la empresa.
Entre los objetivos que se marcan las diferentes empresas de la distribución para mejorar su comportamiento medioambiental, podemos citar: reducción en el consumo energético, disminución del consumo de materias primas, utilización de mayores cantidades materiales reciclados y reciclables, reducción de la huella de carbono del producto, disminución de los residuos generados a través del ecodiseño de envases y embalajes, mayor información proporcionada al consumidor, la disminución de las emisiones generadas por sus actividades, así como la optimización de las operaciones de transporte y logística.

Huella de carbono
Una de estas medidas que está teniendo más impacto en los últimos años, es la evaluación de  la Huella de Carbono. El concepto de Huella de Carbono se define como la cantidad total de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero (GEI) (por ejemplo metano, óxido nitroso, cloro fluoro carbonados, etc.) asociado a un producto, entendido como un bien o servicio, a lo largo de su cadena de suministro. Algunas de las causas de estas emisiones son, por ejemplo, la producción de electricidad, la calefacción a partir de combustibles fósiles, las operaciones de transporte u otros procesos industriales o agrarios.
Debido a la simplicidad de los resultados obtenidos, al tratarse de una única cifra, permite, por un lado que las empresas conozcan cuáles son las etapas del ciclo de vida del producto que tienen un mayor impacto sobre el medioambiente para poder incidir sobre ellas, y por otro lado que los consumidores conozcan de forma clara y sencilla qué productos son más respetuosos con el medio ambiente. En las empresas del sector distribución, intervienen desde los grandes retailers (grandes empresas de venta al por menor) hasta las empresas envasadoras y las que se encargan de la distribución de  los productos. En este caso nos centraremos en las primeras, ya que éstas actúan como grandes prescriptores de otros sectores.
Entre los retailers más importantes a nivel mundial según el número de ventas realizado en el año 2009, se encuentran Wal-Mart, Carrefour, Metro o Tesco, entre otras. Estas empresas se encuentran seriamente comprometidas con el medioambiente, tal y como se deduce de las estrategias de sostenibilidad adoptadas por cada una de ellas, algunas de las cuales se analizan a continuación:

La apuesta de Wal-Mart
Realiza numerosas acciones para mejorar la sostenibilidad de la empresa, tal y como se muestran en el informe “2010 Global Sustainability Report”. Estas acciones están centradas en varios grupos:
-Energía. Reducir la energía consumida, tanto por las tiendas como por la flota de camiones, utilizar fuentes de energía renovables y eliminar la dependencia actual del petróleo en el largo plazo. Algunos de los objetivos planteados para ello, son la reducción de los gases de efecto invernadero generados por las tiendas y los centros de distribución un 20% para el año 2012 (respecto al 2005), abrir una tienda que sea un 30% más eficiente que las del año 2005 para 2009, aumentar la eficiencia de la flota de camiones un 25% en tres años, eliminar 20 millones de toneladas de GEI generados a lo largo de toda la cadena de suministro para 2015.
-Residuos. Se pretende alcanzar la cifra de cero residuos generados. Para ello, se pretende reducir un 5% el embalaje utilizado en el año 2013 respecto a 2008, eliminar el PVC de los artículos de marca propia en el año 2007, eliminar los residuos que van a vertedero para el año 2025 y reducir el 33% de residuos de bolsas de plástico de un sólo uso para el 2013 respecto al 2007.
-Productos. Introducción de productos más sostenibles y asequibles en las estanterías de los supermercados. Algunas de las acciones realizadas sobre el envase y embalaje de algunos de sus productos son, por ejemplo, la reducción de los espesores de envases de vidrio, o la reducción de peso y el aumento de la vida útil de un envase para sándwich.
La forma mediante la cual Wal-Mart clasifica a sus proveedores es con un baremo que consta de los siguientes nueve puntos y sus respectivos pesos: emisiones de gases de efecto invernadero por tonelada producida (15%); evaluación del tipo de material (15%); ratio producto/envase (15%); volumetría (15%); transporte (10%); contenido reciclado (10%); valorización (10%); energía renovable (5%); innovación (5%).
Esto permite a la empresa tener una ficha de cada proveedor, para poder compararlos y elegir aquellos que sean más respetuosos con en medio ambiente.

El pacto de Carrefour
Firmó en 2001 el Pacto Mundial de Naciones Unidas y se comprometía con cumplimiento de sus principios económicos, medioambientales y sociales. Posteriormente, en el año 2003 se produce la creación de la Dirección de Calidad y Desarrollo Sostenible.
En el Informe de Sostenibilidad 2009 podemos encontrar los compromisos ambientales asumidos por la empresa, entre los que se encuentran:
-Desarrollo de productos responsables (Eco Bio, Eco Planet, FSC y Pesca responsable) y asequibles.
-Reducción del 20% de la energía consumida hasta 2020.
-Minimización del impacto medioambiental ocasionado por las tiendas.
-Reducción del impacto medioambiental derivado de los procesos logísticos.
-Sensibilización interna y externa sobre el desarrollo sostenible.
Algunos de los logros conseguidos en los últimos años en el ámbito del envase y embalaje son:
-Ahorro de 21.000 toneladas de papel en 2009 mediante la reducción del gramaje del papel empleado para la producción de sus catálogos.
-Ahorro de 15.300 toneladas de envase y embalaje en los últimos 10 años gracias a la optimización del peso de sus envases de marca propia.
-Se ha evitado la emisión de 34.000 toneladas de CO2 entre los años 2006 y 2009 como consecuencia de la sustitución de bolsas de plástico desechables por bolsas reutilizables.

Acciones de Metro Group
Se encuentra comprometido con el medio ambiente tal y como muestran sus políticas medioambientales cuyos resultados pueden verse en el “Informe de sostenibilidad 2009”. En él quedan reflejados los logros alcanzados en los últimos años, así como los objetivos propuestos para años posteriores. Las acciones llevadas a cabo por el grupo podrían agruparse en siete grupos:
-Huella de carbono. Refleja los k de CO2 emitidos por metro cuadrado de superficie de venta.
-Consumo de energía específico por metro cuadrado de superficie comercial.
-Generación de residuos. Esta cifra se mantiene en 46,2 k de residuos generados por cada metro cuadrado de establecimiento.
-Consumo de agua expresado como litros consumidos por metro cuadrado, el consumo ha disminuido de 860 litros/m2 consumidos en 2007 a 751 l/m2  en 2009.
-Cantidad de refrigerante añadido a los sistemas de refrigeración como consecuencia de las fugas, pasando del 18,5% añadido en 2007 al 14,4% en 2009.
-Papel. Los resultados de uso papel reciclado respecto al total utilizado, revelan que se ha pasado de utilizar un 58% de papel reciclado en 2007 al 75% utilizado en 2009.
-Flota de camiones. Se analizan diferentes cuestiones, por un lado el porcentaje de la flota que cumple la norma medioambiental Euro V, y por el otro, el consumo medio porcada 100 km, que ha pasado de 33,93 litros en 2007 a 31,82 en 2009.

El compromiso de Tesco
 Juega un importante papel en la ayuda para la minimización del cambio climático y por ello adquirió una serie de compromisos en el año 2009:
-Convertirse en un negocio de cero emisiones para el año 2050.
-Reducir un 30% las emisiones de los productos que venden para 2020.
-Ayudar a sus clientes a reducir su huella de carbono un 50% para 2020.
-Las tiendas construidas entre 2007 y 2020 emitirán la mitad de CO2 que las tiendas construidas 2006.
-Reducir las emisiones por caja entregada un 50% para 2020.
En el informe “Corporate Responsibility Report 2010” se pueden  encontrar los numerosos logros alcanzados por la empresa durante 2009, así como algunos de los retos planteados para años posteriores.  Entre los logros alcanzados en 2009 se encuentran:
-Reducción del 7,8% de las emisiones procedentes de las tiendas y el centro de distribución.
-Reducción del 2% de las emisiones absolutas del Reino Unido.
-Reducción del 28,8% de las emisiones procedentes de las tiendas y centros de distribución construidos este año con respecto a los del año 2007/2008.
-Reducción del 6,4% de las emisiones por paquete entregado.
-Reducción de 37 millones de millas las distancias de transporte en el Reino Unido gracias al uso más eficiente de la flota de camiones.
-Apertura del primer supermercado del mundo con cero emisiones de carbono en el Reino Unido en diciembre de 2009.
-Se ha evitado que vayan a parar a vertedero el 100% de los residuos generados en el Reino Unido.
-Evaluación de la Huella de Carbono de más de 500 productos entre el Reino Unido y Corea.
A continuación se enumera una selección de los objetivos más importantes marcados para este año 2011:
-Evitar el envío a vertedero el 100% de los residuos generados en Irlanda.
-Reducir un 20% el uso de bolsas desechables en Japón.
-Inscribir 76.000 niños en el eParan Green Leaders Programme de Corea del Sur.
-Plantar 950.000 árboles en Tailandia.
-Ejecutar un programa de educación sobre el cambio climático para 12.000 niños en Turquía.
-Aumentar el número de productos evaluados con la Huella de Carbono hasta 500 en el Reino Unido y aumentar el conocimiento del cliente de la ecoetiqueta.
-Reducir un 70% el uso de bolsas desechables a finales de 2010 comparado con el de 2006 en el Reino Unido.

Home Depot
Adquirió su compromiso con la sostenibilidad mediante la creación del sistema “Integración de la Sostenibilidad”, el cual se centra en 5 áreas de trabajo: uso de la energía; emisiones de carbono (huella de carbono); productos sostenibles (aprovisionamiento); operaciones sostenibles e impacto en la cadena de suministro.  Algunos de los logros conseguidos en estas áreas de trabajo son:
-Reducción de 98,6 millones de kWh en América del Norte respecto al 2008.
-Ahorro 2,6 billones de kWh desde el año 2004, como consecuencia de la sustitución de las bombillas incandescentes de los hogares.
-La empresa es una de las que menos kWh consumen por metro cuadrado de tienda.
-Cambios realizados en las tiendas: cambiar a iluminación LED, instalación de cabezas de riego más eficientes que permiten reducir un 35% el consumo de agua, instalación de tanques de retención del agua de lluvia en 21 tiendas que permiten ahorrar cada año cerca de 1,9 millones de litros de agua por tienda.
-El 97% de las compañías de transporte que operan con la empresa tienen el certificado SmartWay otorgado por la EPA (United States Environmental Protection Agency).

Conclusiones
  Una gran parte de las empresas dedicadas al sector de la alimentación y la distribución se encuentran comprometidas con el medio ambiente, ya sea por propia iniciativa o por las condiciones impuestas por los grandes retailers y consumidores. Asimismo, pueden observarse numerosas medidas medioambientales adoptadas por las diferentes empresas, entre las que destacan las principales medidas citadas a continuación:
Medidas de Sostenibilidad:
-Reducciones en el consumo de materias primas.
 -Reducciones en las emisiones generadas/Cálculo huella de carbono.
-Reducciones de los residuos generados.
-Nuevos materiales a partir de residuos/biodegradables/de menor impacto.
– Optimización transporte y logística
Evaluación de los proveedores:
Se ha observado que se pretende  conseguir una mayor implicación o evaluación de los distintos proveedores, con la finalidad de reducir los posibles impactos ambientales desde las primeras etapas de la cadena de distribución de los productos, y de esta manera obtener unas mayores reducciones globales a lo largo de toda la cadena.
 Información:
La  mayoría de las empresas estudiadas proporcionan información medioambiental a los consumidores, tanto de los objetivos y logros alcanzados como de las características ambientales de sus productos, como por ejemplo la Huella de Carbono de los mismos, ya que de esta forma se les muestra de forma clara cuál es el comportamiento ambiental del producto en cuestión.
Implicación consumidor/cliente:
Alguna de las empresas, también pretende hacer partícipe a los consumidores mediante la cumplimentación de formularios o mediante la captación de ideas que puedan mejorar medioambientalmente los productos considerados.
Todas estas acciones encaminadas a mejorar el comportamiento ambiental de las empresas y los productos, pueden tener consecuencias económicas positivas tanto para la empresa como para el consumidor. Esto se debe a que se disminuyen los costes de fabricación y distribución de los productos por: reducción de la cantidad de material de envase y embalaje utilizado, optimización del espacio de transporte, disminución del consumo de combustible de los vehículos, bien sea por mejoras en la eficiencia de los motores, optimización de las rutas recorridas o conducción más eficiente.
Todo ello se traducirá es un descenso del coste total del producto, del que podrán beneficiarse los consumidores debido al menor coste de adquisición y las empresas obteniendo un mayor margen de beneficio.
Analizadas todas las acciones realizadas por las distintas empresas para mejorar su comportamiento medioambiental, algunas recomendaciones para empresas que deseen mejorar su sostenibilidad son:
-Evaluación Ambiental del envase y embalaje. La forma más correcta de hacerlo es considerar tanto el envase y embalaje, como el producto que contienen. Además dicha evaluación debe hacerse considerando el ciclo de vida completo.
-Promover la Innovación. Así podrían encontrarse nuevas soluciones y oportunidades fruto de la investigación.
-Mejorar las comunicaciones tanto a clientes como al consumidor final, ya que de esta manera se consigue una mayor transparencia a lo largo de la cadena  de distribución y, por tanto, se reducen las ineficiencias generadas fruto de la falta de comunicación.
-Mayor implicación entre proveedores, clientes y consumidores para obtener unos beneficios ambientales que repercutan en mayor medida sobre todos los eslabones de la cadena.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas