Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Composición de las salsas de mesa

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

Las salsas ocupan por derecho propio un lugar estratégico en el panorama alimentario, ya que dada su especial composición y propiedades, permite mezclado con otros alimentos, proporcionar a los consumidores productos alimenticios más atractivos, agradables, más asequibles, convenientes y económicos, pudiéndose utilizar como verdaderos “comodines” en todo tipo de alimentos de origen vegetal o animal, siempre con vistas a mejorar sus cualidades sensoriales (aspecto, color, olor, sabor, textura, etc.) y hacerlos mucho más apetecibles para los consumidores.

Salsas son aquellos preparados alimenticios, resultantes de la mezcla de distintos ingredientes comestibles y que sometidos al tratamiento culinario conveniente, se utilizan para acompañar a la comida o bien a los preparados alimenticios. Pueden aplicarse en todo tipo de alimentos de origen vegetal y animal, para conseguir con su adición a los mismos convertirlos en alimentos más apetitosos, atractivos, sabrosos y convenientes, lo que facilitará el consumo del alimento al que se ha añadido la salsa, al mejorar su color, su sabor, su olor, la textura, el cuerpo y otra serie de atributos propios de los productos alimenticios. 

En base a su constitución y propiedades, las podemos clasificar en 5 grupos:

1. El tomate frito

2. El ketchup, catsup o catchup

3. La mayonesa o mahonesa y salsa fina

4. La mostaza

5. Otros tipos de salsas

-Tomate frito

Es el producto formulado a partir de tomate en cualquiera de sus formas de utilización (tomate natural, zumo de tomate, puré, pasta o concentrado de tomate) tal como se definen en el Código Alimentario Español, y sometido a un proceso de cocción con aceite vegetal comestible, con la adición facultativa de los ingredientes que se citan en la reglamentación especifica de las salsas de mesa, que es envasado en recipientes cerrados herméticamente y conservado mediante el tratamiento térmico adecuado.

Ketchup, catsup o catchup

Es el producto preparado a partir de tomate en cualquiera de sus formas de utilización (tomate natural, zumo de tomate, puré, pasta o concentrado de tomate) tal como se definen en el Código Alimentario Español, sazonado con sal, vinagre, azúcares y especias y con la adición facultativa de los ingredientes citados en la reglamentación de las salsas de mesa, envasados en recipientes convenientemente cerrados y adecuadamente conservados.

-Mayonesa o mahonesa y salsa fina

Son los productos en forma de emulsión, constituidos, básicamente, por aceites vegetales comestibles, huevos o yemas de huevo, vinagre y zumo de limón, con la adición facultativa de los ingredientes citados en la reglamentación de salsas de mesa, envasados en recipientes cerrados y adecuadamente conservados.

-Mostaza

Es el producto preparado a partir de la semilla de mostaza en cualquiera de sus formas de utilización (grano entero, grano machacado o harina de mostaza) sazonado con vinagre, con la adición facultativa de los ingredientes citados la reglamentación de salsas de mesa, envasado en recipientes convenientemente cerrados y adecuadamente conservado.

-Otros tipos de salsas

En este grupo, se incluyen las salsas que respondiendo al concepto general definido en la reglamentación de salsas de mesa, no se ajustan a las características de los tipos definidos anteriormente.

Su denominación deberá ser el nombre consagrado por el uso, o, en su defecto, una denominación de fantasía, si bien, en este caso deberá de estar acompañada de una descripción del producto alimenticio lo suficientemente precisa para permitir al comprador conocer la naturaleza real del mismo y distinguirla de aquellos otros con los que pueda confundirse.

 

Tiene a su disposición el informe completo, con amplios artículos técnicos y declaraciones de los principales operadores, en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.88 (julio/agosto de 2013)

 

Enlaces relacionados:

El consumidor le pone salsa a la vida

Prototipos de salsas a partir de microalgas

Polifenoles en los kétchups orgánicos versus los convencionales

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas