Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Conexión, ansiada conexión

Léalo en 4 - 5 minutos
TECNIFOOD-96-NOVIEMBRE-DICIEMBRE-2014-PORTADA-SWEET-PRESS
Léalo en 4 - 5 minutos

El reto de conectar con los consumidores ha sido el lema del último Congreso de Aecoc, celebrado en Madrid y al que vamos cada año porque es un punto de encuentro importantísimo. Es habitual en el equipo de Sweet Press acudir a todos los lugares donde se junta la industria y la distribución, pero hay que confesar que tenemos especial predilección por los foros donde se aúna tanto conocimiento. Un plantel de expertos a los que tenemos acceso habitualmente a través del medio escrito y a los que encanta “escuchar”. Es un momento de análisis de la situación, de pararse y reflexionar y, por tanto, en esta ocasión, no se podía dejar pasar de largo la gran crisis moral que se ha unido a la económica, a cuál mayor, y que azota a la sociedad española en una base que debería ser lo más inmaculada posible: la clase dirigente.

No sólo hay corrupción, que ya es muy grave, hay ineptitud y unidas una con la otra, forman un cóctel molotov, que parece más bien una bomba de neutrones. Y no me he acordado del término bomba porque en esta edición hablemos de los equipos de bombeo, ejemplo contrario al anterior, en su apuesta por la reducción del consumo de energía y por su adecuación a la legislación medioambiental.

La industria alimentaria, la principal industria del país, sigue inagotable al desaliento en la búsqueda de estrategias, medidas de competitividad y equilibrios entre calidad y precio

Se pide a la industria eficiencia para ser más competitiva, que siga investigando, es decir, que aunque el consumo no está como nos gustaría, siga destinando recursos a la I+D+i; se pide que cree empleo, que genere riqueza. Y, a sus proveedores, tanto del sector de ingredientes como de maquinaria, que sean cada vez más eficientes, que los equipos sean ágiles, precisos, y hasta fáciles de manejar, que los ingredientes contribuyan a la diferenciación, que lideren las tendencias, que inviertan en definitiva también en investigación para que los productos alimenticios sean más saludables, más deliciosos; más convenientes y otros muchos “más”. Todos los servicios, incluido el de comunicación, han tenido que reinventase en este contexto frente a un deterioro institucional que provoca algo más que decepción.

Pero la industria alimentaria, la principal industria del país, sigue inagotable al desaliento en la búsqueda de estrategias, medidas de competitividad, equilibrios entre calidad y precio, automotivaciones de sus profesionales, y un largo etcétera, con el fin de conquistar al consumidor. Pero igual que hemos aprendido mucho de la reciente crisis económica, deberíamos aprender de la crisis moral y tomar partido para que se corrija, porque no hay duda de que otra sociedad es posible.

Y si el congreso Aecoc es cita obligada de final de octubre de cada año, la última edición de Tecnifood de cada ejercicio se presenta en la feria HiE (o FIE, según sea año par o impar) y allí acudiremos, esta vez a Ámsterdam a conocer las novedades en los ingredientes para ayudar a la industria en esa ansiada búsqueda de conexión con el consumidor, en el terreno de la salud.

Cómo me gustaría que se inspiraran algunos miembros de la clase política, económica o social de este país en este tipo de encuentros en los que se habla de prácticas saludables (literalmente), honestidad y eficiencia. Hay muchos ejemplos de empresas y personas que construyen dentro de una ética y hacen las cosas con honestidad. Vamos a quedarnos con este modelo y ayudar para que el otro se erradique.

@LolaFPaniagua

facebook.com/SweetPress2.0

linkedin.com/company/sweet-press-s-l

Más información en los contenidos privados de techpress.es y en la edición impresa de Tecnifood núm. 96 (noviembre/diciembre 2014)

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas