Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Conservas de pescado, equilibrio precario

Léalo en 26 - 35 minutos
Léalo en 26 - 35 minutos

El sector español de conservas de pescado sigue gozando de una relativa buena salud. Así al menos se desprende de los datos de producción que, un año más, registraron aumentos tanto en volumen como en valor. Con el objetivo de mantener esa línea y tratar de garantizar su viabilidad, las empresas apuestan por la innovación, la especialización y la diversificación para ofrecer los productos que demanda un consumidor cada vez más exigente

Los datos aportados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco), cifran la producción española de conservas y semiconservas de pescados y mariscos en 2010 en 359.120 toneladas, un 1,4% más que el año anterior. El valor aumentó un 1,8% hasta los 1.324 millones de euros. El mercado interior absorbió 228.912 t (+4,4%), y 812 millones de euros (+1,8%). Por su parte, las exportaciones totalizaron 130.208 t (+4,4%) y 512 millones de euros (+7%).

Un año más, Galicia fue la principal Comunidad Autónoma española en producción de conservas de pescado y marisco con 308.843 t (+1%) y 1.120 millones de euros (+1%). Representa el 86% del volumen y el 85% del valor total de la producción nacional. El pasado año eran un total de 147 las empresas (65 en Galicia) que integraban el sector industrial y transformador de pescado y marisco. La destrucción de empleo, que afectó a la práctica totalidad de los sectores productivos, no pareció hacer mella en la industria de conservas de pescado que mantuvo sus niveles con un total de 15.375 trabajadores (11.950 en Galicia), una cifra casi idéntica a las ejercicio precedente. 

De nuevo, las conservas de túnidos siguen siendo el principal producto elaborado por la industria conservera. En 2010 totalizaron 243.217 t (+2,6%) y 735,4 millones de euros (+5,3%). Representan el 68% del volumen y el 56% del valor total de la producción. En lo que hace referencia al volumen, la siguiente conserva más procesada fue la de sardinas/sardinillas con 28.106 t (-4,5%) y 89 millones de euros (-3,6%). A continuación figuran la caballa con 14.872 t (-4,6%) y 60 millones de euros (-4,8%); los mejillones con 14.785 t (+2%) y 98,4 millones (-1,3%) y las anchoas con 13.242 t (+3,9%) y 91 millones de euros (+1,1%). Con un volumen inferior se situaron las conservas de berberechos (6.213 t y 92,4 millones de euros); calamares y chipirones (5.604 t y 21,7 millones); almejas (2.468 t y 21,8 millones) y pulpo (1.798 t y 12,4 millones de euros). 

En el mercado de conservas de pescado operan industrias bien diferentes. Por una parte, los grandes grupos apuestan por la diversificación hacia otros lineales, apoyados en fuertes inversiones y, en algún caso, vuelcan sus esfuerzos también en la producción para terceros. Por otra, las pequeñas conserveras prefieren la especialización y el desarrollo de productos con más valor añadido pero que a menudo encuentran dificultades a la hora de situarse en el canal. Todos ellos tratan de solventar la situación y de encontrar una fórmula o un camino que les pueda garantizar su viabilidad, haciendo frente a problemas como la escasez de materia prima de productos tan importantes como atún, mejillón o sardina, a los sucesivos ajustes de márgenes impuestos por la distribución, a la caída del precio medio y a la presión de las MDD que dificultan el futuro de las enseñas de los fabricantes. A estas trabas se une también la competencia que están encontrando nuestras exportaciones  en sus principales mercados de referencia por la producción procedente de países terceros que llega a unos precios muy competitivos. En definitiva, un panorama entre la esperanza y el temor y que de no aclararse podría acabar provocando una profunda reestructuración del sector con el cierre progresivo de empresas.

Innovar para crecer

Llegados a este punto, el sector apuesta decididamente por las novedades como uno de los caminos para tratar de hacer frente a las dificultades y de ganar cuota. Como es lógico, dado el peso que tiene dentro de la categoría, es el atún uno de los principales protagonistas de los últimos meses. 

Una de las últimas innovaciones en lo que se refiere a la presentación ha venido de la mano de Salica Industria Alimentaria con el nuevo atún en aceite vegetal Campos presentado en un práctico envase pouch (bolsa) de 500 g , limpio, cómodo y fácil de desechar. También se ha convertido en algo habitual encontrar en los lineales packs con presentaciones especiales bajo la fórmula “3+1” o “5+1” de latas de esta conserva. En esta línea destaca también, por ejemplo, el atún en aceite vegetal en pack de 12 latas (80 g) con dispensador de Luis Calvo Sanz, empresa que además ha incorporado una referencia de atún con abre fácil de aluminio (3 latas de 160 g) con su marca Calvo

Una presentación similar en cuanto a número de unidades tiene Isabel (Conservas Garavilla) con su nuevo pack con dispensador de 12 latas (80 g) de atún claro con aceite alto oleico. La misma enseña incluye en su catálogo atún con abre fácil en lata de 400 g netos en aceite vegetal. También Unión Salazonera Isleña ofrece un pack de tres latas (56 g), en este caso de atún de almadraba en tomate con su marca Tejero.

Estas presentaciones de producto agrupado atraen también a las marcas de la distribución (atún claro en pack de seis unidades de AliadaEl Corte Inglés), y a otros productos. Es el caso, por ejemplo, de las sardinillas (pack de dos latas en cartón que comercializan HacendadoMercadona– y Aliada), o los mejillones donde podemos encontrar packs de tres latas en cartón cerrado de Calvo (115 g cada una) o de Isabel, en este último caso con un peso ligeramente superior al utilizado normalmente hasta ahora (120 g). Esta última conserva ha “adoptado” también el envase redondo como referente en el lineal, Así, lo ofrecen marcas como Cuca (Conservas Cuca) o Noly (Conservas Noly), entre otras. También Dani (Conservas Dani) comercializa mejillón en salsa vinagreta en este tipo de envase, utilizado fundamentalmente hasta ahora para conservas de almejas, machas o berberechos.

Durante el último año se han producido también novedades en las presentaciones denominadas “tradicionales”. Es el caso de las anchoas del cantábrico en aceite de oliva de Campos. Un producto libre de espinas, estructura carnosa y que ha sido elaborado de forma artesanal en salazón. Se presenta en tarro de vidrio de 100 g, y en envase metálico de 114 g y 290 g (para hostelería). También Hijos de Carlos Albo amplió su gama con una línea de anchoas con su marca Albo gracias a un acuerdo de elaboración alcanzado con una empresa productora radicada en el municipio cántabro de Laredo.

Por su parte, Isabel ha ampliado la familia de lomos de atún con una variedad en aceite de girasol y en vidrio (250 g). El envase presenta una boca más ancha (diseño italiano) que permite sacar los lomos enteros y mejora la presentación del producto. 

También el atún es el protagonista de las novedades presentadas por Consorcio Español Conservero. En este caso, con las nuevas referencias de atún en aceite de oliva al limón; con ajo y perejil y a las hierbas provenzales; y de anchoa en aceite de oliva al limón, a la naranja amarga, al piri-piri y a las hierbas provenzales. Todas ellas se presentan en tarro de cristal de 150 g. 

La empresa que se ha trasladado a una nueva planta en la localidad cántabra de Santoña, cuenta además con una línea denominada salud, con menos sal o mejor contenido energético, integrada por anchoas ligeras en aceite de oliva y atún al natural. Además, ha ampliado su catálogo con una novedosa presentación de bonito del norte en aceite de oliva en un pack  ahorro de dos latas superpuestas (una encima de la otra) en formato de 82 g . 

El atún claro y el bonito del norte forman parte también de la nueva gama ecológica que acaba de lanzar al mercado Conservas del Noroeste (Connorsa) con su marca Cabo de Peñas Ecológico, integrada también por conservas de calamares en salsa americana, chipirones rellenos en aceite de oliva virgen extra, caballa del Sur en aceite de oliva virgen extra, mejillones en escabeche de las Rías Gallegas, pulpo, sardinas y sardinillas en aceite de oliva virgen extra. Dentro de su línea gran selección, la conservera también presenta sus mejillones seleccionados de las Rías Gallegas elaborados con alga Wakame, muy rica en vitaminas A, C y B, así como en calcio, magnesio, hierro, fósforo y yodo, todo ello acompañado de puerro y bañado en un ligero escabeche blanco. 

Precisamente los mejillones son también los protagonistas de alguna de las novedades de Conservas Garavilla y Thenaisie Provote. La primera ha ampliado su gama Isabel en el mercado nacional con la nueva presentación de mejillones, procedentes de las Rías Gallegas, sazonados con una salsa escabeche picante y acompañados de una guindilla natural.

En la línea de diversificación, la conservera lanza tres nuevas ensaladas siciliana, vietnamita y hawaiana, en una edición limitada para el verano de 2011, todas ellas elaboradas con la tecnología Naturfresh. Por su parte Thenaisie Provote, que ha “españolizado” su primera marca, Grandes Hoteles, ha incorporado a su portafolio la nueva línea Tapas Grandes Hoteles integrada por berberechos al natural, mejillones (al natural, en escabeche y a la vinagreta), pulpo en salsa marinera y calamares en salsa americana y en su tinta.

Nuevas fórmulas para aumentar el consumo

En el último ejercicio, el mercado ha asistido también al lanzamiento de nuevas presentaciones de conservas menos demandadas. 

Así, Conservas Areoso amplió su catálogo con su nueva referencia de pulpo de las Rías Bajas en aceite de oliva, preparado de forma artesanal, con una suave salsa de especies, aceite de oliva y pimentón, sin sal añadida y que incluye un trozo de patata gallega. 

El catálogo de Copesco-Sefrisa, compañía que en sus inicios se dedicaba a importar fardos de bacalao desde Islandia y Noruega, ofrece bajo su marca Royal diferentes y originales productos como huevas de Islandia, brandada de bacalao o caviar iraní, entre otros muchos. 

Por su parte, Conservas de Cambados presentó una nueva referencia artesanal elaborada con lamprea y salsa bordelesa (con vino tinto). La compañía se convierte en la primera del mercado en ofrecer este pescado en conserva, rompiendo con el carácter estacional de su consumo.

También Conservas Daporta busca tomar posiciones en el segmento de especialidades con el lanzamiento de unas conservas de angula en aceite de oliva y melva en salsa de perdiz, bajo la enseña Daporta

En un mercado también de delicatessen desarrolla su actividad Rosa María Miras Antel (Porto-Muiños), centrada fundamentalmente en la comercialización de algas. Esta empresa familiar incluye en su catálogo referencias de mejillones con algas en escabeche (lata de 130 g) y en salsa brava con “Kombu” de azúcar (lata de 125 g), almejas con Sake y “Kombu”, berberechos al natural y al jengibre con “Kombu” de azúcar y navajas al ajillo y al natural con espagueti de mar, todos ellos con su marca Porto-Muiños

Junto a los lanzamientos de nuevos productos en los lineales de alimentación, algunas empresas del sector apuestan también por aprovecharse de las nuevas tecnologías a la hora de mejorar la comercialización de sus productos. Es el caso de Conservas Ortiz que utilizó por primera vez internet para promocionar su nueva gama de conservas de verdel frito en escabeche, presentada en un nuevo envase, práctico y fácil de abrir. Desde mayo de 2010 y hasta finales del pasado mes de enero la empresa llevó a cabo la campaña “Verdel Ortiz Gratis” mediante la que reembolsó el importe de 2,90 euros a los clientes que introdujeran el código promocional incluido en el packaging del producto en el site www.verdelortizgratis.com. El 70 % de su producción es bonito del norte y atún claro, seguidos de anchoa en salazón y en filete (20 %), caballa y verdel (5 %) y platos cocinados (5 %).

Todas estas novedades han ayudado a que aumente la demanda interior de conservas de pescado. Los datos recogidos en el Panel de Consumo Alimentario elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), señalan que el consumo de conservas de pescado en España volvió a crecer hasta situarse en 217.067 t valoradas en 1.706 millones de euros. En concreto, en el hogar se situó en 181.117 t y 1.438 millones de euros. El 56 % de ese volumen y el 43 % del valor correspondió al atún. En la hostelería y restauración se consumieron 29.140 t y 230 millones de euros, siendo de nuevo de nuevo el atún la conserva más demandada con 17.050 t (el 59 % del total)  y 94 millones de euros (41 %). Por último, en las colectividades e instituciones se degustaron 6.810 t y 38 millones de euros, correspondiendo a atún 4.100 t y 19,1 millones de euros. Según la misma fuente, el consumo per cápita superó el pasado año los 4,1 kilos.

Se mantiene la demanda

El buen comportamiento de la demanda interna de conservas de pescado queda reflejado también en los datos recogidos por las consultoras que analizan este mercado. Kantar Worldpanel en su TAM 4 de 2010 sitúa el consumo de estos productos en 141.974 t (+1 %) y 1.045,4 millones de euros (-1,2 %). El gasto medio por persona fue de 65,4 euros, siendo los supermercados el lugar preferido de compra por la mitad de los consumidores. Por su parte, SymphonyIRI eleva hasta las 155.548t (+2,2%) y 1.177,1 millones de euros (+1,5 %) el mercado de conservas de pescado en el TAM correspondiente a febrero de 2011. 

Como sucede con la producción, la mayor comercialización correspondió a las conservas de atún con 107.452 t (+4,2 %) y 696 millones de euros (+4,5 %). Destaca el atún claro con 77.729 t  y 513 millones de euros (+2,4 %), que suponen el 72,3 % del volumen de la categoría y el 74 % del valor. La partida genérica de atún absorbió 24.046 t (+16 %) y 107 millones de euros (+17 %). 

Los datos del estudio sitúan en el liderazgo de la categoría a las marcas de la distribución con 82.831 t (+6 %) y 470 millones de euros (+7,3 %), que suponen el 77,1 % del volumen y el 67,5 % del valor. El alto volumen que controlan estas enseñas hace que algunas empresas centren su actividad en la elaboración para las empresas de distribución. 

Así, industrias como Frinsa del Noroeste elaboran para cadenas como Carrefour, Dia o Auchan, mientras el Grupo Jealsa Rianxeira lo hace para Mercadona y Salica Industria Alimentaria y Conservas Friscos proveen de atún a Eroski

Según los datos de SymphnoyIRI, Luis Calvo Sanz es el primer fabricante con 8.455 t y 68,5 millones de euros, seguido de Conservas Garavilla (4.504 t y 29,7 millones) y de Hijos de Carlos Albo con 4.453 t y 60,7 millones de euros.

Los supermercados grandes son los establecimientos donde se realizan la mayor parte de las compras de conservas de atún, 47.947 t (el 45 % del total) y 306,1 millones de euros (44 %), seguidos de los supermercados medianos con 26.088 t (24,3 %) y 169,2 millones de euros (24 %).

Por áreas geográficas, la sur absorbió el 18% del volumen (18.980 t) y el 21% del valor (145,1 millones de euros), seguida de la centro-este (19.292 t y 117,2 millones), la noreste (13.044 t y 87 millones), y el área metropolitana de Madrid (11.834 t y 84 millones de euros).  Del resto de segmentos que totalizaron 48.096 t (-2,1%) y 481,1 millones de euros (-2,7%), destacan sobre todo dos grandes categorías, la integrada por sardinas, anchoa y caballa y la que agrupa a mejillones, berberechos, almejas y navajas.

El estudio de la consultora sitúa las ventas de sardinas, anchoa y caballa en 19.830 t (-1,5%) y 195 millones de euros (-1,8%). A la cabeza se sitúan las sardinillas (6.109 t y 45,4 millones), seguidas de las sardinas (5.139 t y 30,8 millones), la caballa (4.730 t y 36,3 millones), y  las anchoas (3.852 t y 82,3 millones). El 73,3% del volumen (14.541 t) y el 64% del valor  total (125,4 millones de euros) correspondiendo a marcas de la distribución. 

Por lo que hace referencia a las conservas de mejillones, berberechos, almejas y navajas totalizaron 19.105 t (-1,4%) y 204,1 millones de euros. El liderazgo en este apartado corresponde tanto en volumen como en valor a los mejillones (12.134 t y 96,1 millones), seguido de los berberechos (4.046 t y 76 millones), las almejas (1.857 t y 19,1 millones) y las navajas (888 t y 13,1 millones de euros). 

Aquí también las MDD lideran las ventas si bien con porcentajes menores, en concreto el 59% del peso (11.289 t) y el 52% de los euros (106 millones). La otra gran división de las principales conservas incluye las de calamar, pulpo y chipirones que en total sumaron 5.931 t (-8%) y 36 millones de euros (-5,3%). Los calamares suponen el 66% del peso y el 51% del importe. Como sucede con las otras conservas, las MDD controlan la mayor parte del volumen total de esta subdivisión (63%) y del valor (54%).  

Firme apuesta por la  inversión

Otra de las alternativas para afrontar con mejores perspectivas el futuro es apostar por la mejora y ampliación de la capacidad de las instalaciones. En este sentido, Luis Calvo Sanz, líder del sector, parece decidido a concentrar su actividad elaboradora a nivel nacional en la planta de Carballo y cerrar la de Esteiro-Muros (A Coruña). Al mismo tiempo sigue apostando por la diversificación con la incorporación reciente de una línea de platos preparados a temperatura ambiente con una gama compuesta por fabada asturiana, callos con garbanzos, lentejas y caldo gallego con la enseña Cocina de Mercado, que se unen a las hamburguesas y salchichas de atún y a los patés que ya comercializaba la empresa. Todo ello va acompañado de un plan de marketing al que destina cada año alrededor del 7% de su facturación.

Un proyecto tremendamente ambicioso es el que ha anunciado el grupo gallego Jealsa-Rianxeira, interproveedor de Mercadona, que supondrá un desembolso de 41 millones de euros que se repartirán entre las plantas operadas para la elaboración de conservas de pescado y mariscos y la división de petfoods, creada con el fin de dar una solución a los subproductos generados. El plan estratégico presentado recoge la entrada en nuevos segmentos como los platos preparados, el desarrollo de diversos proyectos de I+D para la incorporación de nuevos envases y embalajes, y servirá además para impulsar la automatización y robotización de los distintos procesos.

Por su parte, Conservas Garavilla, tercer operador nacional con una producción de unas 100.000 t anuales, anunció una inversión de 30 millones de euros destinada a la ampliación de su flota pesquera, el desarrollo del proyecto Naturfresh y las acciones de marketing. La conservera mantendrá su fuerte apuesta por la innovación y la diversificación durante 2011 y seguirá sumando nuevos lanzamientos a su catálogo, que el año pasado se amplió con albóndigas de atún y una nueva gama calentables bol de Isabel listos para calentar y consumir en un minuto (arroz marinero y guiso de atún con patatas).  La empresa ha iniciado una nueva etapa tras la toma de una participación mayoritaria de su capital por parte de la compañía de capital riesgo MCH Private Equity. El primer paso ha sido la compra de la gallega Conservas Cuca, nueva razón social de Pita Hermanos, que comercializa las marcas Cuca y Massó, posicionadas en el segmento premium, y que incluye una línea de conservas ecológicas integrada por bonito del norte, sardinas y atún claro. Conservas Garavilla, que con esta operación consolida su posición en el mercado español y pasa a facturar unos 280 millones de euros anuales, tiene entre sus objetivos también la adquisición de una conservera en el extranjero, ya está presente en Ecuador, que complete sus planes de expansión fuera de nuestras fronteras.

Modernización de  instalaciones

Junto a las grandes empresas del sector, otro buen número de operadores también apuestan por la inversión para mejorar su posición en el mercado.  Es el caso de Ignacio González Montes que ha puesto en marcha un plan de inversión de 3 millones de euros a ejecutar en el periodo 2011-2014 para la adquisición y acondicionamiento de naves y mejoras logísticas y medioambientales.

Conservas Cerqueira va a construir una planta de cogeneración y robotizará algunos de sus procesos con un desembolso de 1,7 millones. Algo inferior, 1,5 millones de euros, es el presupuesto de Conservas Antonio Alonso, para modernizar sus instalaciones, reforzar su red de ventas y consolidar sus últimos lanzamientos, basados en proyectos de I+D+i, que podrían incluir una nueva gama de platos preparados en ambiente microondables, desarrollados en colaboración con otras empresas.

Por su parte, Conservas Orbe tiene previsto inaugurar en 2012 sus nuevas instalaciones de Ponte Caldelas (Pontevedra), tras invertir 6 millones de euros.  Mientras se completaban proyectos como los del traslado de Conservas Zallo a una nueva planta en Bermeo (Vizcaya), el inicio de actividad de las nuevas instalaciones de Real Conservera (7 millones de inversión) y de Salazones Herpac (7 millones) o  la puesta en marcha de la nueva fábrica de Conservas Rueda, otras empresas entraban de lleno en esta actividad. Es el caso de Comercial Eloy Rocío Mar (Cermar), que dejó los platos precocinados congelados para centrarse en la producción de conservas de pescado y marisco y fomentar los elaborados refrigerados.

Por su parte, Alberto de Miguel, tras su entrada en el sector con conservas de bonito con su marca Conservas Emperatriz, ha reforzado su oferta de conservas de pescado con una línea de caballa y lanzado nuevas referencias de surimi y ensaladilla de atún, y no renuncia a fabricar para MDD.  También se han producido novedades, en este caso a nivel accionarial, en Conservas Hijos de Ramón Peña, que desde el pasado año está controlada mayoritariamente por la compañía mexicana Mezgo Inversiones. El nuevo propietario se ha marcado como objetivo alcanzar una facturación de 2 millones de euros ya en 2011, y a corto plazo impulsar la línea Gourmet Ramón Peña a nivel nacional e internacional. 

 

El futuro de Miau

Todo lo anterior representa el aspecto más positivo del sector que, como sucede en todas industrias, también tiene un lado menos agradable. En éste destaca Bernardo Alfageme, propietaria de la enseña Miau, que tras presentar concurso de acreedores, actualmente está en fase de liquidación. En este proceso, al cierre de la presente edición un juzgado de lo mercantil de Pontevedra había publicado un auto de liquidación de la empresa que lleva pareja la adquisición de las plantas de Ribadumia y Vilaxoán  (Pontevedra) y de la marca Miau por Consorcio Español Conservero.  

El proyecto de reflotación de la conservera pasaría por la creación de una nueva sociedad, Conservas Consorcio Gallego, que sería la titular de la marca y la encargada de la explotación de las instalaciones en las que se podría llegar a invertir 9 millones de euros. Este desembolso se destinaría a  la adquisición de nueva maquinaria y acondicionamiento de las plantas, que podrían volver a iniciar la producción en breve. Al margen del mismo, quedarían las fábricas de Vigo y O´Grove que finalmente serían liquidadas.

Una difícil situación están atravesando también Conservas Selectas Mar de Couso y Conservas y Elaborados Guau. La primera de ellas fue declarada en concurso voluntario de acreedores en octubre de 2010 y actualmente se mantiene operativa pero su futuro es incierto.  Por su parte, Guau está pendiente de la concesión de un crédito participativo por parte del Instituto Gallego de Promoción Económica (Igape) para poder ejecutar el nuevo plan de viabilidad presentado por Delmar Creek, sociedad que controla el 51 % en la conservera. Otra empresa con problemas es Conservas Pedro Alegría, está actualmente en fase de liquidación y vendiendo el stock acumulado en sus instalaciones de Berriatúa y Ondarroa (Vizcaya).

Suben las exportaciones…

Una parte muy importante de la producción española de conservas de pescado tiene como destino los mercados exteriores. Tras el notable descenso registrado en 2009, las exportaciones españolas de conservas de pescado recuperaron en 2010 la tendencia alcista hasta alcanzar las 130.208 t (+3,7%) por valor de 512 millones de euros (+6,3%). Las principales categorías experimentaron destacados aumentos.  Así, las ventas al exterior de atún en conserva subieron un 10% hasta las 84.676 t por la que se obtuvieron 338 millones de euros (+8,1%). Representaron el 66% del volumen y el 68,2% de todas las exportaciones. Las de anchoa se incrementaron en un 25,3% hasta las 5.840 t y 32,3 millones de euros (+19%).  Con todo, la mayor subida porcentual la registraron las conservas de caballa con un 78% hasta las 1.931 t y 7,7 millones de euros (+65%).

Por el contrario, las exportaciones de mejillones descendieron un 0,2% (1.496 t) si bien el importe obtenido aumentó un 3,8% hasta 6,4 millones de euros.  Europa sigue siendo el principal destino de las exportaciones españolas de conservas de pescado.  El pasado año se vendieron en el viejo continente 121.274 t y 470,4 millones de euros, que representaron el 91 % del peso y del importe, correspondiendo el 97 % a los países de la Unión Europea.

Por países, Francia se situó como nuestro principal cliente en volumen con un total de 29.865 t y 101,1 millones de euros, por delante de Italia que compró 28.077 t de conservas españolas por las que abonó 110,1 millones de euros. Le siguieron Portugal (13.780 t y 48,5 millones de euros); Reino Unido (3.193 t y 12,3 millones); y Alemania (1.893 t y 7,8 millones de euros).  La tendencia positiva parece haberse mantenido en 2011.

Así, en el primer trimestre de este año las exportaciones españolas de conservas de pescado ascendieron a 36.951 t (+24%) por un valor de 150,8 millones de euros (+33%), según Anfaco.  De todas las especies envasadas o en lata, el atún fue, sin duda, el producto estrella, con un 70% del total de las exportaciones (25.897 t y 107,2 millones de euros). Las ventas al exterior de sardinas en conserva sumaron 602 t y 2,2 millones de euros; las de mejillones, 466 t y 1,9 millones de euros, y las de caballa, 207 t y un millón de euros. Por destinos, Italia fue el principal comprador de conservas pesqueras españolas, con 14.448 toneladas por valor de 62,3 millones de euros, seguido por Francia (8.702 t y 33,3 millones) y Portugal (4.784 t y 16,3 millones de euros).

 …y las importaciones

Un comportamiento también alcista registraron las compras de conservas de pescado fuera de nuestras fronteras. En 2010, España importó 157.475 t (+3,2%) valoradas en 543 millones de euros (+8,5%).  Pese al descenso del 4,2%, de nuevo el mayor volumen correspondió a los lomos de atún con 66.053 t y 220,2 millones de euros (+2,7%), que representaron el 35% del volumen y valor total. Le siguen las conservas de atún con 29.549 t (+1,8%) y 84 millones de euros (+4%); las conservas de anchoas con 8.799 t (+15%) y 23,3 millones (+13%); las de sardinas con 7.635 t (+10%) y 21,9 millones (+9%); las de caballa con 3.540 t (-29%) y 11,4 millones (-34%) y las de mejillones con 2.806 (+17%) y 10 millones de euros (+4%). 

El mayor volumen de importación procedió de América, en concreto 88.335 t (el 50,2% del total) valoradas en 283,2 millones de euros (49,2%). También llegaron volúmenes significativos de África (33.494 t y 125 millones de euros), Asia (30.339 t y 62,4 millones), Europa (22.143 t y 100 millones) y Oceanía (1.810 t y 5,9 millones de euros). Nuestro principal proveedor volvió a ser un año más Ecuador con un total de 45.535 t y 138,1 millones de euros.  A continuación figuran Mauricio (11.503 t y 36 millones), El Salvador (9.589 t y 40 millones), Marruecos (9.058 t y 25,3 millones), Guatemala (8.659 t y 33,2 millones), Tailandia (7.373 t y 22, millones), Chile (5.649 t y 30,4 millones), Argentina (5.017 t y 9 millones) y China (4.621 t y 16,4 millones de euros).

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas