Conservas: la industria se prepara para afrontar la coyuntura

Los resultados operativos del sector de conservas y semiconservas de pescado han sido positivos durante el año 2008. No obstante, la actual situación económica está poniendo en marcha una serie de propuestas para contrarrestar los posibles efectos que ésta pueda tener, desde una mejora de los sistemas productivos y la legislación, hasta un mayor afianzamiento de los incentivos destinados a la I+D+i

 

A pesar de que durante el año 2008 se han visto descender las cuotas de ventas y producción en la mayoría de los sectores de la industria alimentaria, la producción española de conservas y semiconservas de pescados y mariscos se ha comportado de forma positiva, pues totalizó un volumen de 347.390 toneladas métricas (+3,3%) por un valor de 1.299,8 millones de euros (+3,6%). Y los datos del primer trimestre de 2009 en los principales productos en conserva, túnidos y mejillones, constatan un ligero incremento con respecto al mismo periodo del año pasado, con un total agregado del 3,54% y 2,66%, respectivamente.
No obstante estos datos, para la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos, Anfaco, el panorama actual luce complicado, debido a la atomización que padece el sector, motivada en buena medida por la reducida dimensión empresarial, una alta dependencia del sector primario que dificulta el aseguramiento de materias primas de calidad en cantidades suficientes para poder competir, un exceso de capacidad productiva, márgenes comerciales reducidos y una fuerte competencia nacional, que se acentúa con la escasa diferenciación de los productos.
A esto se le suma la creciente competencia internacional, sobre todo la que proviene de los mercados asiáticos -que penetra en los mercados comunitarios y que cuenta con exigencias sanitarias, laborales y medioambientales mucho más permisivas que las que exige la Unión Europea para las factorías sitas en España. Todo esto sin olvidar, además, la sobreexplotación de los caladeros mundiales de pesca, las capturas ilegales a escala global, cada vez más nocivas para los stocks, la tendencia a la reducción arancelaria para conservas y otros preparados de atún en el ámbito de la Organización Mundial de Comercio, y el encarecimiento de los consumos intermedios, como es el caso de los envases, la energía y otros ítems indispensables para el correcto funcionamiento de la industria.
Anfaco cree, además, que habrá un estancamiento en el consumo y una caída progresiva de la inversión empresarial. Las marcas del distribuidor seguirán arañando cuotas a las marcas del fabricante.

Segundo productor mundial
España es el primer productor europeo y el segundo a escala mundial de conservas de pescado, después de Tailandia. La diversificación y la presentación de nuevos productos y variedades está funcionándoles bien a nuestras empresas. En el caso de los atunes, las compañías tienen un abanico de opciones que incluye atún claro, blanco, en aceite vegetal, en aceite de oliva, al natural, en escabeche, sin sal, con tomate, lomos de atún, bonito y ensaladas. La diferenciación les sirve para desmarcarse de aquellos productos con un menor precio.
Después de los túnidos, que representan el 66% de la producción en volumen y el 52,7% en valor, las conservas más importantes son las sardinas, con 8,8% en volumen y 7,1% en valor. Posteriormente están los mejillones (4,4% y 8%); caballa (4,4% y 4,9%); anchoas (3,7% y 7,2%); berberechos (1,7% y 7,5%); calamares (1,6% y 1,6%); pulpo (0,9% y 1,7%); almejas (0,8% y 2,1%); navajas (0,4% y 1,7%).

Se estancan las ventas de atún
Según los datos de la consultora IRI, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio de 100 o más metros cuadrados y dotados de escáner, las ventas de atún enlatado, en el TAM de mediados de abril 2009, totalizaron 97.634,9 toneladas (+0,5%) y 656,5 millones de euros (+4,7%). De este total, el atún claro sumó 74.940,9 t (-0,8%) y 506,6 millones de euros (+4,4%); el atún sin denominación creció a 17.428,8 t (+6,2%) y 78 millones de euros (+13,3%); y el atún blanco totalizó 5.265,2 t (+3%) y 71,9 millones de euros (-1,1%).
Por presentaciones, el atún en aceite alcanzó las 82.537,4 t (sin variación porcentual) y 555,2 millones de euros (+4,6%); la variante al natural vendió 7.901,5 t (+11,7%) y 45 millones de euros (+16,3%); en escabeche quedó en 3.634,2 t (-0,9%) y 26,6 millones de euros (+1,9%); la variedad sin sal cayó a 2.536 t (-7,35) y 23 millones de euros (-7,4%); el atún con tomate totalizó 788,9 t (-0,8%) y 4,4 millones de euros (+3,1%); la presentación sin colesterol disminuyó a 156,9 t (-3,7%) y 1,2 millones de euros (-12,9%). El resto de atunes quedaron en 76,6 t (-2,4%) y 852.743 euros (+3,2%).

Las marcas blancas siguen acaparando mercado
En la categoría con mayores ventas, la de atún claro, las marcas del distribuidor siguen su tendencia ascendente, mostrando incrementos positivos en detrimento de otras enseñas privadas.
Así, en el TAM antes mencionado, las también llamadas marcas blancas sumaron 53.819,9 t (+7,2%) y 324,9 millones de euros (+14%); Calvo es la primera enseña, con 10.072,7 t (-8,2%) y 79 millones de euros (-4,9%); Albo también perdió cuota al quedar en 4.201,7 t (-3%) y 51,8 millones de euros (+1,9%); Isabel se mantuvo en 2.274,6 t (sin variación porcentual) y 15,9 millones de euros (+4,4%); Miau creció notablemente hasta las 2.001,2 t (+23%) y 11,4 millones de euros (+26,3%); Rianxeira, que está siendo retirada como marca del mercado, perdió más de las tres cuartas partes de su cuota, al quedar en 717,4 t (-82%) y 5,9 millones de euros (-73,6%); Cuca también descendió notablemente hasta las 437,7 t (-21,1%) y 5,8 millones de euros (-17,6%); Palacio de Oriente mermó en volumen a 405,6 t (-6,6%) y 2,8 millones de euros (+5,2%); Cabo de Peñas quedó en 285 t (-24%) y 1,9 millones de euros; Y campos descendió en volumen hasta 209,8 t (-14,3%) y 2,4 millones de euros (-0,7%).

Moluscos, ligeramente estancados
En la categoría de moluscos en conserva, las ventas han disminuido ligeramente, tanto en volumen con en valor. Así, en el TAM de finales de marzo de 2009, las ventas de estos productos sumaron 18.006,6 t (-1,7%) y 210,5 millones de euros (-3,9%).
El segmento mejillones en conserva, totalizó 11.123,3 t (-0,8%) y 94,4 millones de euros (+0,2%); los berberechos quedaron en 3.102,5 t (0,7%) y 70,3 millones de euros (-6,5%); las almejas mermaron ligeramente hasta las 2.652,3 t (-3,5%) y 28,5 millones de euros (-7,4%); y las navajas en conserva cayeron hasta las 1.1128,4 t (-8,3%) y 17,2 millones de euros (-9%).
Por enseñas, en el caso de los mejillones, las marcas del distribuidor mostraron su tendencia ascendente, al quedar en 6.007,2 t (+6,2%) y 44,7 millones de euros (+13%); Calvo perdió cuota al totalizar 1.913,6 t (-5,3%) y 16 millones de euros (-5,6%); Isabel creció hasta las 1.389,3 t (+11,3%) y 10,1 millones de euros (+10,2%); Noly mermó hasta las 373,7 t (-6,7%) y 3,2 millones de euros (-10,8%); Grand Hotels vendió 301,1 t (-2,6%) y 3,3 millones de euros (-0,9%); Friscos bajó notablemente hasta las 230,2 t (-38,4%) y 2,8 millones de euros (-39,2%); Cuca también perdió cuota al totalizar 114,2 t (-33,8%) y 2,5 millones de euros (-34,5%); Orbe aumentó de forma sensible hasta las 102,1 t (+31,2%) y 449.718 euros (+30,5%); Miau cayó a 97,2 t (-12,5%) y 988.062 euros (-14,1%); y Pay-Pay alcanzó las 83,1 t (-5,2%) y 904.661 euros (-0,5%).

Descienden las otras conservas
En cuanto a las otras conservas de pescado y marisco, las ventas también descendieron en la libredistribución. Los descensos fueron mucho más evidentes en la categoría restos de conservas de pescado y marisco, que totalizó 3.340,1 t (-12,4%) y 48,3 millones de euros (-11,3%). En ella, el segmento otros pescados sumó 2.392,1 t (-11,4%) y 28,8 millones de euros (-9,9%); otros mariscos descendió a 704 t (-16,4%) y 11,1 millones de euros (-17,6%); el caviar y el lumpo quedaron en 243,9 t (-9,6%) y 8,2 millones de euros (-7%).
Finalmente, la categoría de pulpos y chipirones ha mostrado también descensos, al quedar en 6.694,2 t (-6,4%) y 40,8 millones de euros (-6,3%). Los calamares se han comportado bastante bien, en comparación con otros segmentos, pues totalizaron 4.252,2 t (+2,2%) y 20,8 millones de euros (+2,5%). Los pulpos y chipirones, por contra, disminuyeron sensiblemente sus ventas, al quedar en 2.441,9 t (-18,4%) y 19,9 millones de euros (-14,1%).

Crecen las marcas del distribuidor
En el primer trimestre de este año las ventas de túnidos supusieron 20.569,3 t y 134,5 millones de euros. De este total, las marcas del fabricante totalizaron 5.015,4 t (-19%) y 46,1 millones de euros (-12,4%), mientras que las marcas del distribuidor acapararon 15.553,9 t (+12%) y 88,4 millones de euros (+12%). En el caso de los mejillones, con unos totales de 2.475 t y 20,1 millones de euros, las marcas del fabricante alcanzaron las 1.021,9 t (-9,8%) y 9,3 millones de euros (-13,6%), mientras que las MDD aumentaron a 1.453 t (+24,6%) y 10,8 millones de euros (+31,6%).
Estos datos demuestran la pérdida progresiva de cuota de mercado de las marcas privadas, en beneficio de las marcas blancas, situación que puede conllevar una merma de las inversiones, empleo y nuevas presentaciones por parte de los fabricantes de conservas.

Ligero descenso en el consumo
Según Mercasa, el consumo de conservas de pescado y marisco en nuestro país es de 4,8 kilos por persona al año. En 2007, dicho consumo era de 4,9 k, lo que demuestra un ligero descenso. El 84,3% de las conservas se ingieren en los hogares, un 13,9% en los establecimientos de hostelería y restauración y un 1,8% en las instituciones. Los túnidos son las especies más consumidas, con unos 2,5 k per cápita. En el caso de las sardinas y los boquerones, éste asciende a sólo unos 300 g por persona al año. Los mayores consumos de pescado en conserva se realizan en Canarias, Extremadura y Navarra. En el espectro contrario están los habitantes de las islas Baleares, País Vasco y Cantabria. Los pequeños núcleos rurales muestran mayores consumos de estos alimentos que aquellos municipios con censos de entre 10.000 y 100.000 habitantes.
En cuanto a la conformación de los hogares, existen dos factores que influyen a la hora de hacer disminuir el consumo de estos productos: aquellas casas en las que habitan familias numerosas, y en las que viven niños menores de 6 años, pues en estos dos casos los consumos están por debajo de la media. Las amas de casa que no trabajan fuera del hogar y aquellas con edades superiores a los 65 años son las más aficionadas a adquirir esos productos, mientras que las menos propensas son las menores de 35 años. En los hogares donde viven jóvenes y adultos solos, parejas mayores sin hijos y jubilados el consumo es mucho mayor que en aquellos casos en los cuales la estructura familiar está compuesta por parejas con niños pequeños o de mediana edad, o en hogares monoparentales.

Estructura empresarial
Según Anfaco, son 175 las empresas registradas en esta asociación, que están vinculadas directa o indirectamente, y cifra el número de las conserveras españolas en 147. La mayor parte de ellas se encuentran en Galicia: el 84%, con una facturación total de 1.091 millones de euros y una producción de 298.755 t. A renglón seguido están el País Vasco (8%) y Cantabria (7%). Dan trabajo a unas 15.375 personas.
Si bien el sector está dominado por algunos grandes grupos empresariales, que tienen cifras de producción importantes y estrategias de captación y manufactura internacionales, debido a la creciente escasez de capturas, existen otras pequeñas empresas con cifras de producción reducidas y, por lo general, dedicadas a la comercialización de un solo tipo de conservas. Las primeras seis empresas controlan cerca del 60% del mercado. Las marcas del distribuidor acaparan ya más del 64% de las ventas en volumen de túnidos y casi el 54% en valor.

Distribución comercial
El 58,1% de las conservas de pescado, moluscos y crustáceos destinadas al consumo doméstico son adquiridas en supermercados, un 26% en hipermercados y un 11,1% en tiendas especializadas, estima Mercasa. Los establecimientos de restauración y hostelería, por su parte, adquieren estos productos principalmente a distribuidores comerciales (62,3%); mayoristas (11,8%); y tiendas tradicionales (7,8%). Los supermercados alcanzan el 6,5%, mientras que los hipermercados acaparan el 4,8%. El formato cash & carry ocupó una cuota de mercado del 4,5%.

Comercio exterior

El sector industrial transformador de conservas de pescados y mariscos ha exportado durante el año 2008 un volumen total de 137.401 t de preparados, conservas y semiconservas de pescados y mariscos, las cuales han adquirido un valor en el mercado de 528.120.000 euros. En relación al ejercicio anterior, si bien se constata un descenso de las exportaciones en volumen (-2,4%), el valor de las mismas se ha incrementado un 6,9%.
La exportaciones de atún totalizaron 84.703 t (+1,8%) y 354,3 millones de euros (+13,5%); las de sardina alcanzaron las 3.180 t (-8,5%) y 10,6 millones de euros (+3,5%); las de caballa quedaron en 1.340 t (-24%) y 6 millones de euros (-12,4%); el resto de pescados sumó 10.979 t (-1,7%) y 37 millones de euros (+6,4%); los mejillones representaron 1.663 t (+1,8%) y 6,8 millones de euros (-3%); y el resto de los moluscos, 8.204 t (-8,1%) y 22,5 millones de euros (-13,2%).
El principal destino de las exportaciones fue el continente europeo, con 119.273 t y 460,7 millones de euros; América está en segundo término, con 6.081 t y 18,4 millones de euros; África, con 6.900 t y 18,4 millones de euros; Asia, con 836 t y 3,3 millones de euros.
Las importaciones de pescados y mariscos se han reducido en 2008 con respecto al ejercicio anterior un 7,1% en volumen y un 6,8% en valor. El sector industrial transformador de conservas ha importado durante el año 2008 un volumen total de 155.835 t, las cuales han adquirido un valor en el mercado de 526.856.000 euros. En relación al ejercicio anterior, si bien se constata un descenso de las importaciones en volumen (-0,70%), el valor de las mismas se ha incrementado un 2,49%.

Más I+D+i
Entre los esfuerzos de I+D+i que está realizando el sector conservero español, vale la pena destacar la optimización de los procesos térmicos, para que sean mucho mas aquilatados: la popularización de la cocción de manos de las nuevas tecnologías bajo vacío, y la esterilización térmica. Una mejora en la automatización y organización logística y, por consiguiente, de la productividad en las líneas de proceso. “Destacamos los avances en las tecnologías de procesado de productos (empaque automático del atún, desconchado/desbisado/cocción de moluscos bivalvos, etc.), paletizado y despaletizado previo y posterior al proceso térmicos de esterilización, y optimización en la gestión de los almacenes”.
En cuanto a los materiales de envase y embalaje, desde una producción basada en el envase rígido (acero y hojalata ) o vidrio, se ha ampliado la disponibilidad de materiales flexible tipo bolsa (pouch), y semirrígidos, como es el caso del plástico y el brik, lo cual permite ampliar la gama de productos. La industria se está también adecuando a las demandas del consumidor relativas a un modo de vida saludable. Explican en Anfaco que, dada la conciencia de los efectos dañinos de los altos contenidos en sal, muchas marcas han introducido en los mercados productos con una cantidad reducida -o exenta- de sal en los productos transformados de la pesca y la acuicultura (ver recuadro en esta página).
Los ácidos Omega-3 son resaltados para promover un sistema cardiovascular sano y reducir el riesgo de enfermedades coronarias. Muchas compañías están señalando en el packaging el hecho de que son ricos en Omega-3 natural. “Por último, también se destaca en estos años la aparición de conservas que incorporan componentes funcionales, como es el caso de las isoflavonas de soja”. Se están popularizando, además, los formados adaptados al consumidor individual (packs de envases de pequeño tamaño) y para nuevos hábitos de preparación (calentables al microondas, apertura fácil y platos listos para consumir). Como una apuesta por la seguridad alimentaria, a lo largo del tiempo los envases has sufrido numerosas modificaciones, principalmente enfocadas a la mejora de los recubrimientos interiores, mediante el empleo de compuestos menos agresivos y mas seguros para el alimento. Igualmente,  los envases metálicos se han adherido masivamente al sistema integral de reciclado (punto verde) y el peso del envase es cada vez menor.
En estos últimos años, han sido numerosos los avances que se han realizado en cuanto a los sistemas de gestión de la producción, dando paso los registros en papel a sistemas informatizados que, unidos en algunos casos a las nuevas tecnologías, permiten mantener en todo momento y de manera eficaz identificadas y controladas las mercancías. En este campo, los sistemas de codificación y de transferencia de información a lo largo de la cadena alimentaria permiten trazar y, si fuera el caso, retirar de manera rápida y eficaz cualquier partida potencialmente sospechosa.

Propuestas sectoriales para la crisis
Anfaco propone algunas medidas para contrarrestar los efectos que la actual crisis económica puedan tener sobre el sector. Entre ellos vale la pena destacar:
4Modificación del actual Reglamento de los Fondos Europeos de Pesca, o la implementación de nuevas líneas de ayuda para que también los grandes grupos empresariales puedan tener acceso a los fondos comunitarios. “La situación actual de crisis económica está provocando una drástica reducción de la capacidad inversora de las pymes, con la consiguiente imposibilidad de absorción de los fondos puestos a disposición de las mismas a través del FEP. Para evitar que se generen remanentes ineficientes y se posibilite el que dichos fondos se destinen a la economía productiva, es imprescindible que se modifique el actual Reglamento de los FEP o, alternativamente, se arbitren nuevas líneas de ayuda para los grandes grupos empresariales”.
4Mejora de las infraestructuras portuarias y de su funcionamiento. “Los puertos se perfilan como uno de los principales motores económicos de la actividad industrial, por lo cual es preciso que dispongan de las infraestructuras necesarias y tengan un funcionamiento ágil para dar servicio a las necesidades del tráfico marítimo y de los operadores económicos. Pero para que esto ocurra se hacen necesarias las siguientes actuaciones prioritarias: dotar a los puertos de mayor calado y de tecnologías adecuadas; ampliar la superficie portuaria para temas logísticos; mejorar las infraestructuras de conexión para el transporte de mercancías; agilizar los servicios de inspección de los productos pesqueros procedentes de terceros países, facilitando el rápido despacho de contenedores; abaratar las tarifas portuarias; y reordenar los usos portuarios en beneficio de los usuarios”.
4Implementación de políticas eficientes en materia de empleo para el fomento de la competitividad. “Para la recuperación del empleo se deben centrar los esfuerzos en las políticas dirigidas a reforzar la capacidad competitiva de las empresas y de adaptación del sistema productivo a la nueva realidad económica. En esta dirección, en materia de empleo, se encuadrarían las siguientes medidas: moderar las subidas salariales en la negociación colectiva, adaptándolas a los incrementos de productividad; la financiación actual de la Seguridad Social recae fundamentalmente en las empresas, por lo cual la reducción de las cotizaciones empresariales debe ser una prioridad para apoyar el empleo; flexibilizar el mercado de trabajo en materias como la contratación laboral y la extinción de las relaciones laborales. Para la recuperación del empleo se debe contemplar una reducción del coste de despido para los nuevos contratos; desarrollo de planes de fomento de la contratación de personal altamente cualificado; adaptar la formación profesional y universitaria a las demandas del tejido empresarial”.
4Medidas fiscales. “La fiscalidad debe diseñarse de forma que, de un lado, contribuya a la mejora de la competitividad y, de otro, permita minimizar los efectos de la crisis sobre el tejido empresarial. Por ello, entre otras, es necesario aplicar las siguientes medidas: un nuevo marco fiscal que incentive el crecimiento de la inversión y del empleo y que permita atraer inversión extranjera hacia nuestra comunidad; una reducción de los tipos impositivos del Impuesto sobre Sociedades; el mantenimiento de los incentivos a la I+D+i; la supresión del Impuesto sobra Actividades Económicas (IAE); establecer en el IVA el reintegro al sujeto pasivo de los saldos existentes al vencimiento de cada período de devolución; no incrementar la presión fiscal sobre las empresas a través de la denominada ‘fiscalidad verde’”.

Las conservas en Europa
Según los datos de la consultora Datamonitor, España es el país europeo con el mayor mercado de conservas de pescado del continente. Los datos muestran que, en 2008, la magnitud de este mercado en nuestro país fue de 228.200 t (+3%) y 1.437,2 millones de euros (+4%). En segundo lugar está Francia, con 107.000 t (sin variación porcentual) y 720,5 millones de euros (+1%); Reino Unido alcanzó las 127.400 t (+3%) y 684,5 millones de euros (+4%); Italia sumó 82.700 t (sin variación porcentual) y 513.9 millones de euros (+1%); Alemania alcanzó las 60.500 t (-2%) y 254,2 millones de euros (-3%); Portugal totalizó 33.800 t (sin variación porcentual) y 211,6 millones de euros (-1%). Países Bajos quedó en 11.000 t (+1%) y 66,7 millones de euros (sin variación porcentual).

 

Publicado en Tecnifood Nro. 64

Noticias relacionadas

Deja un comentario