Derivados lácteos:se resienten los productos con valor añadido

Dentro del amplio sector de derivados lácteos, uno de los mayores inversores en I+D+i de la industria alimentaria, la actual coyuntura económica está haciendo que los consumos aminoren su crecimiento, las marcas del distribuidor sigan copando espacios y algunas categorías, como los yogures, estén perdiendo peso dentro de la gran distribución. Los helados y algunos postres, no obstante, muestran comportamientos positivos

La actual coyuntura económica, si bien ha tocado de soslayo a la industria alimentaria en general (que se está comportando de una forma mucho más estable que otras ramas productivas españolas), se está empezando a sentir en algunos sectores más que en otros. La mayoría de los yogures y postres lácteos, como productos derivados de la leche con un mayor valor añadido, están comenzando a sentir un estancamiento en las ventas, que ha motivado a algunas empresas a reducir sus inversiones en nuevos productos o a retirar del mercado algunos con pocos márgenes de rentabilidad. Además, las marcas del distribuidor están copando mayores espacios dentro del movimiento total de mercancías, lo que está generando una creciente presión en las compañías lácteas, que les podría obligar a reducir sus márgenes de ganancias.
Estos productos han sido, desde hace una década, una de las más importantes muestras de la capacidad creativa de la industria alimentaria. Las inversiones en I+D+i han sido siempre punteras en estas empresas, lo que ha devenido en un mayor conocimiento sobre las capacidades funcionales de muchos ingredientes, el uso de materias vivas para mejorar las funciones digestivas de las personas, la adecuada adición de edulcorantes y grasas poliinsaturadas, así como otros compuestos con propiedades beneficiosas para la salud de los consumidores.
 Debido a una cuota láctea impuesta por la Unión Europea, que limita enormemente la capacidad de producción de la leche, la industria ha preferido evitar esta “camisa de fuerza” mediante la inversión e investigación en derivados lácteos, los cuales han sido de los productos en los que más se ha podido observar la presencia de ingredientes funcionales.

Aumenta el consumo un 4,6%

Según los datos del panel de consumo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en el TAM de junio 2008 el consumo de derivados lácteos había aumentado un 4,6% con respecto al año móvil anterior. Esto, en términos de volumen, supone un kilo más de estos derivados por persona al año. Las cifras globales producidas por el ministerio otorgan un volumen total de 1.878,9 millones de litros/kilos por un valor de 6.570,9 millones de euros. El consumo per cápita es de 41,33 l/k, con un gasto por persona que asciende a 144,5 euros. Estas cifras incluyen también a los quesos (con ventas por 289.797,6 t, 2.152,9 millones de euros y un consumo de 8,26 k por persona).
Dentro de las ventas totales en valor, el MARM estima que un 3,9% corresponden a los batidos, un 2% a las natas, un 5,9% a los postres lácteos, un 39,6% a los quesos, un 33,1% a las leches fermentadas (entre las cuales están incluidos los yogures), un 8% a los helados y un 7,5% a otros productos lácteos.
El consumo en hogares durante 2008, según cifras del mismo ente público, fue el siguiente: los batidos de leche totalizaron 91.780,4 t y 125,6 millones de euros; las leches fermentadas alcanzaron las 663.723,3 t y 1.700,5 millones de euros (con un precio medio de 2,56 euros, 14,7 k de consumo per cápita y un gasto por habitante de 37,8 euros); los helados y tartas sumaron 113.831,6 t y 434,6 millones de euros (con un precio medio de 3,82 euros por kilo, un consumo de 2,53 k per cápita y un gasto de 9,6 euros); las natas totalizaron 33.451,8 y 109,5 millones de euros; las natillas superaron las 40.160 t y 104,2 millones de euros; los flanes sumaron 40.680,7 t y 98,9 millones de euros y otros derivados lácteos quedaron en 58.920,3 t y 170,6 millones de euros (con un precio medio de 2,9 euros/k, un consumo por persona de 1,31 k y gasto per cápita de 3,8 euros).

Un dinamismo estacional
De acuerdo con la consultora DBK, durante el año 2007 (su informe está fechado en septiembre de 2008) el mercado de los derivados lácteos y yogures mantuvo el mismo ritmo de crecimiento de años anteriores, registrando un aumento del 6,5% con respecto a 2006, hasta finalizar en 2.140 millones de euros.
La evolución más positiva la mostró el segmento de los yogures, al poseer un mercado valorado en 1.670 millones de euros (+7,4%). Dicho crecimiento se debió a la alta demanda por aquellas presentaciones enriquecidas, así como las leches fermentadas con ingredientes probióticos y/o funcionales, mientras las referencias tradicionales mostraban una alta madurez en sus ventas. Por otro lado, el mercado de postres lácteos se incrementó en un 3,3% hasta los 470 millones de euros.
No obstante estas cifras, las consultoras que pulsan el mercado de la gran distribución, tal y como se verá más adelante, han sentido una progresiva ralentización del consumo debido a la coyuntura económica actual, lo cual contrasta con las previsiones de DBK, que afirmaba que durante 2008 y 2009 se mantendría la tendencia al alza, principalmente por el incremento de los precios y el aumento de la demanda por productos con valor añadido.
Actualmente, estas previsiones no se corresponden con la realidad. Por lo tanto, será conveniente esperar al desenvolvimiento del mercado de estos lácteos para conocer hacia qué camino se dirigirán las tendencias de consumo. Se espera, no obstante, que la actual coyuntura no ralentice las altas inversiones en I+d+i, que son unas de las características más positivas del sector.

Postres lácteos con comportamiento irregular

Según los datos de la consultora IRI, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio de 100 o más metros cuadrados y dotados de escáner, las ventas de la categoría de postres frescos, en el TAM de febrero 2009, disminuyeron ligeramente en volumen, al quedar en 162.971,7 t (-0,6%) y 456,1 millones de euros (+2,3%). Dentro de ella, el segmento natillas fue uno de los que mejor se comportó, al aumentar a 59.109,7 t (+3,1%) y 159 millones de euros (+6,9%); los flanes mermaron ligeramente hasta las 48.434 t (-0,9%) y 118,4 millones de euros (+1,4%); las copas perdieron fuerza al sumar 19.389 t (-7,8%) y 48,2 millones de euros (-5%).
La cuajada cayó a 11.274,6 t (-5,5%) y 34,5 millones de euros (-2,7%); el arroz con leche subió notablemente hasta las 8.456,1 t (+8%) y 25,2 millones de euros (+11,4%); los gelificados quedaron en 8.081,8 t (-4,8%) y 24,9 millones de euros (sin variación porcentual); los otros postres agruparon 3.779 t (-12,6%) y 26,4 millones de euros (-10,1%); la mousse subió sus ventas hasta las 2.668,3 t (+6,7%) y 11,1 millones de euros (+20,7%); y las cremas quedaron en 1.778,8 t (+2,9%) y 7,8 millones de euros (+7,7%).

Bajan los postres termizados
En la categoría de postres termizados, las ventas terminaron mostrando una gran disminución al quedar en 2.008,7 t (-17,8%) y 7,4 millones de euros (-14,3%). Dentro de éstos, los termizados infantiles sumaron 1.069,1 t (-3,1%) y 4,9 millones de euros (+2,3%); las natillas cayeron a 541,3 t (-17,5%) y 1,04 millones de euros (-15,8%); los flanes bajaron notablemente al alcanzar las 152,6 t (-23,2%) y 500.365 euros (-23,4%).
El arroz con leche también mermó sus ventas al totalizar 150,8 t (-23%) y 417.932 euros (-21,1%); los otros postres termizados se comportaron de manera paradójica, pues si bien mermaron notablemente en volumen (63,2 t, -41,2%) en valor crecieron de forma exponencial (293.810 euros, +78,6%). Finalmente, los postres de soja disminuyeron sus ventas al sumar 31,5 t (-82,5%) y 239.225 euros (-81,2%).

Las marcas del distribuidor siguen creciendo

Con unos resultados por demás positivos, si bien en detrimento de las enseñas privadas, las marcas del distribuidor en la categoría de postres frescos vendieron 85.423 t (+9,9%) y 174 millones de euros (+17,4%). La primera empresa es Danone, con 40.706,1 t (-8%) y 140,8 millones de euros (-4,7%); Postres y Dulces Reina sumó 14.634,6 t (+0,3%) y 42,1 millones de euros (-0,8%); Nestlé descendió hasta las 7.298,1 t (-13,6%) y 34,2 millones de euros (-0,1%); Dhul disminuyó notablemente hasta las 5.138,1 t (-15,8%) y 26,3 millones de euros (-8,2%).
Clesa también mermó sus ventas al quedar en 1.506 t (-13,9%) y 3,3 millones de euros (-8%); Central Lechera Asturiana perdió casi la mitad de sus números al totalizar 1.200,6 t (-44,7%) y 3,7 millones de euros (-40,9%); Campina creció en valor al sumar 319,9 t (sin variación porcentual) y 715.796 euros (+,8,8%); Iparlat Kaiku bajó a 108,9 t (-11,4%) y 674.002 euros (-5%). El resto de las marcas sumaron 6.636,1 t (-22,5%) y 30 millones de euros (-8%).
En el caso de los flanes, las marcas blancas dominaron ampliamente el mercado, con 27.492,7 t (+4,2%); Reina sumó 6.855,1 t (+4,1%) y 18,7 millones de euros (+3,6%); Danone perdió cuota al quedar en 6.463,2 t (–5,9%) y 19,3 millones de euros (-5,3%); Dhul cayó notablemente al totalizar 4.320,5 t (-13,1%) y 20 millones de euros (-3,6%); y Clesa quedó en 880 t (-22,4%) y 1,8 millones de euros (-16%).
En el segmento natillas, las marcas del distribuidor dan un salto muy positivo y registraron ventas por 26.659,8 t (+15,8%) y 52,7 millones de euros (+31,2%); Danet de Danone perdió cuota y queda en 22.869 t (-5,7%) y 75,1 millones de euros (-2,1%); Reina disminuyó también 6.744,9 t (-3,5%) y 17,1 millones de euros (-4,4%); La Lechera de Nestlé duplicó sus ventas y queda en 768,3 t (+107,9%) y 3,8 millones  de euros (+109,8%); Montero retrocedió en sus ventas hasta las 500,3 t (-35,7%) y 2,8 millones de euros (-34,7%).

Las venta de yogures, estancadas
En este mismo TAM de IRI, las ventas de yogures y otras leches fermentadas han mostrado un parón importante, si bien sólo se perciben pérdidas de mercado en los segmentos desnatado y otros de menor cuantía. Las ventas totalizaron 730.010 t (-0,8%) y 1.907,7 millones de euros (+0,1%).
Los bífidus dominaron la lista de ventas por volumen, con 134.450,2 t (+3,7%) y 385,4 millones de euros (+7%); las otras leches fermentadas lideraron las ventas en valor, con 125.558,8 t (+0,5%) y 558,3 millones de euros (-0,7%); los yogures desnatados cayeron notablemente hasta las 112.041,1 t (-7,5%) y 246,7 millones de euros (-10,4%); los de sabores se mantuvieron estables, con 106.089 t (+0,1%) y 166,8 millones de euros (+5,3%); los naturales aumentaron hasta las 96.294,9 t (+3,4%) y 147,6 millones de euros (+6,6%); la variedad líquida disminuyó hasta las 49.667 t (-5,2%) y 92,9 millones de euros (-3,8%); los sabores étnicos aumentaron notablemente hasta las 32.598,5 t (+21,5%) y 89,7 millones de euros (+22,9%); los de frutas se estancaron en 26.026,2 t (-1,2%) y 43,5 millones de euros (+3,1%).
Los cremosos perdieron cuota al sumar 15.387,4 t (-21,4%) y 47,6 millones (-24,3%); los enriquecidos también mermaron sus ventas al totalizar 11.454,1 t (-12%) y 40,9 millones de euros (-9,3%); los 100% vegetales crecieron tímidamente hasta las 7.444,2 t (+2,4%) y 24,9 millones de euros (+8,3%); los infantiles bajaron a 5.463,6 t (-4,3%) y 34,1 millones de euros (-1,4%); los bi-compartidos (aquellos con el yogur en un recipiente y el cereal en otro) cayeron con fuerza al sumar 4.131,3 t (-16,3%) y 12,1 millones de euros (-8,5%); los tipo mousse también mermaron hasta las 2.786 t (-16,1%) y 15,1 millones de euros (-10,5%); los yogur-mousse perdieron la mitad de su cuota de mercado al quedar en 515,6 t (-53,3%) y 979.798 euros (-49,8%). Finalmente, los de pulpa siguen descendiendo hasta llegar a las 101,2 t (-52,1%) y 395.262 euros (-44,5%).
Dentro de la categoría otras leches fermentadas, las contentivas de L. casei cayeron ligeramente hasta las 99.214,2 t (-1,2%) y 408 millones de euros (-3,7%); las que disminuyen el colesterol aumentaron hasta las 21.597,5 t (+14,7%) y 127,2 millones de euros (+14,9%); las dermonutrición (de las cuales Danone acaba de retirar del mercado su marca Essensis, al percibir poca rentabilidad) mermaron de forma importante al quedar en 2.003,6 t (-16%) y 8,4 millones de euros (-26,4%); las indicadas para la hipertensión también cayeron hasta las 1.910,1 t (-12,4%) y 11,4 millones de euros (-12,7%); el resto de las presentaciones alcanzó las 833,3 t (-12,8%) y 3,1 millones de euros.

Danone, en ascenso
Por marcas, en la categoría bífidus, Danone Activia sigue ascendiendo en las ventas, al totalizar 78.071,7 t (+5,9%) y 281,7 millones de euros (+8%), las marcas del distribuidor totalizaron 50.065,8 t (+4,3%) y 88,3 millones de euros (+8,6%); Clesa Bio cayó a 2.854,5 t (-22,4%) y 4,5 millones de euros (-16%); Kaiku Bifi también perdió ventas al quedar en 2.151,9 t (-12,6%); y 6,4 millones de euros (-7,2%). Finalmente, Central Lechera Asturiana Bioactiva disminuyó sensiblemente hasta las 803,5 t (-40,6%) y 2,6 millones de euros (-36,3%).
En la categoría desnatados, las marcas del distribuidor superaron al resto de las enseñas al quedar en 60.926,5 t (+3,6%) y 91,1 millones de euros (+5,5%); Danone Vitalínea Tradición cayó hasta las 42.762,2 t (-10%) y 127,6 millones de euros (-8,4%); Sveltesse perdió posiciones al sumar 2.815,5 t (-31,2%) y 9 millones de euros (-27,2%); Central Lechera Asturiana también disminuyó a 2.058,6 t (-37,8%) y 6,1 millones de euros (-32,7%). Finalmente, Danone Vitalínea nuevos no lograron remontar las ventas y se quedaron en 1.320,1 t (-67,4%) y 4,9 millones de euros (-68,1%).
En la categoría sabores, las marcas blancas sumaron 53.102,8 t (+4,9%) y 61,5 millones de euros (+10,6%); Danone se estancó en 44.824,9 t (-2,5%) y 90,4 millones de euros (+4,2%); Nestlé perdió posiciones al quedar en 2.670,1 t (-27,9%) y 4,7 millones de euros (-21,4%); Central Lechera Asturiana disminuyó también su participación al sumar 2.063,9 t (-22,2%) y 3,7 millones de euros (-16,9%); y Clesa aumentó notablemente al totalizar 1.346,9 t (+75,9%) y 1,8 millones de euros (+83,9%).
En la categoría natural, las marcas del distribuidor también dominaron las ventas, con 47.731,5 t (+14,1%) y 50,4 millones de euros (+18,8%); Danone cayó ligeramente al totalizar 41.684,4 t (-4%) y 83,7 millones de euros (+2,1%); Central Lechera Asturiana también mermó sus ventas al sumar 2.328,2 t (-30,5%) y 4,1 millones de euros (-15,6%); Nestlé cayó a 1.280 t (-25,7%) y 2,3 millones de euros (-22,4%); y La Fageda aumentó hasta las 938,5 t (+20,8%) y 2,7 millones de euros (+30,1%).

Comercio exterior deficitario
De acuerdo al análisis de Mercasa, el comercio exterior de yogures es deficitario. Esto se confirma con las cifras facilitadas por el MARM, correspondientes a enero-noviembre de 2008: las importaciones suman 177.637 t y 193,3 millones de euros, mientras que las exportaciones totalizaron 75.564 t y 84,4 millones de euros. Las principales naciones proveedoras de yogures para el mercado español son Francia y Alemania, mientras que los principales destinos de los productos nacionales son Portugal y, a distancia, Francia.
En el caso de los postres lácteos, las exportaciones son mayores que las importaciones, pues las primeras superaron en 2007 (no hay cifras consolidadas de 2008) las 30.060 t, con un crecimiento interanual del 11,7%, y 33 millones de euros (+10,5%). Las importaciones alcanzaron las 22.850 t (+12,3%) y 23,6 millones de euros (+10,9%). Italia, Francia, Reino Unido y Angola son los principales países receptores de los postres españoles, mientras que llegan a nuestro país productos provenientes principalmente de Francia y Alemania.

Natas en ascenso
Las natas están en ascenso. Según IRI, en el TAM de febrero 2009 las ventas sumaron 36.00,8 t (+7%) y 118 millones de euros (+6,4%). La presentación líquida fue la que mostró un mejor comportamiento, al totalizar 30.341,2 t (+10,1%) y 91,9 millones de euros (+10%); la modalidad en spray cayó a 4.970,8 t (-4,5%) y 23 millones de euros (-5%); el resto de las presentaciones disminuyó hasta las 1.288,7 t (-10,3%) y 2,9 millones de euros.
Dependiendo de las presentaciones, los resultados son los siguientes: la UHT líquida creció a 29.313,3 t (+8,7%) y 86,4 millones de euros (+7,8%); la fresca líquida alcanzó las 1.027,9 t (+76,1%) y 5,4 millones de euros (+61,8%); la fresca sumó 8,7 t (+55,1%) y 70.467 euros (+111,4%) y la congelada bajó a 1.280 t (-10,4%) y 2,9 millones de euros (-3,1%).
En cuanto a las empresas, las marcas del distribuidor tienen un amplio dominio de este mercado, al sumar 20.676,3 t (+19,1%) y 50,9 millones de euros (+13,6%); Central Lechera Asturiana fue la primera enseña privada, al totalizar 6.343,5 t (-8,7%) y 27,7 millones de euros (-4,2%); President creció levemente hasta las 1.957,1 t (+1,1%) y 9,3 millones de euros (+6,8%); Rebel mostró un incremento importantísimo al sumar 1.469,3 t (+193,2%) y 5,3 millones de euros (+171,9%); Pascual perdió fuerza al registrar 1.207,4 t (-19,2%) y 4,9 millones de euros (-13,3%); Ato se quedó en 1.019,9 t (-12%) y 5 millones de euros (-10,3%); Puleva se estancó en 838 t (+0,4%) y 3,1 millones de euros (+3,4%); El Castillo cayó a 666,6 t (-15,5%) y 2,4 millones de euros (-13,2%) y Del Duca subió a 365,1 t (+18,9%) y 857.582 euros (+21,2%).

Helados con buen ritmo de ventas
De acuerdo a los datos del TAM de enero 2009 de la consultora Nielsen, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio y tiendas tradicionales, las ventas de helado totalizaron 119.191 t (+4,7%) y 431,5 millones de euros (+9,8%). Los helados tipo bloque aumentaron a 12.618 t (+7%) y 15,1 millones de euros (+13%); los vendidos a granel disminuyeron a 31.872 t (-5,6%) y 100,8 millones de euros (-2%); los multipack tuvieron un buen comportamiento al aumentar a 67.190 t (+11%) y 28,2 millones de euros (+14,6%); las tartas heladas mermaron en volumen hasta las 7.193 t (-3,7%) y 28,2 millones de euros (+6,9%); y los helados de impulso totalizaron 327 t (+50,7%) y 2,3 millones de euros (+42,4%).
Según Mercasa, las importaciones de helados tienen un peso específico dentro de la industria, si bien éstas disminuyeron un 4,1% hasta las 51.000 t y 124,2 millones de euros (-0,1%). Provienen principalmente de Francia (28,2), Alemania (21,3%), Bélgica (19,5%), Italia (16,4%) y Reino Unido (4,7%). Las importaciones, sin embargo, han aumentado un 6,7% en volumen y un 5,5% en valor, hasta las 29.120 t y 73,3 millones de euros. Los principales países destinatarios de las mismas son Reino Unido (21,7%), Portugal (15,6%), Francia (13,1%), Países Bajos (6,8%) e Italia (6,7%).
Si bien el consumo de helados se está desestacionalizando paulatinamente, todavía menos del 45% de los españoles reconoce adquirirlos fuera de la temporada estival. La principal región consumidora es el litoral levantino, en el cual al menos 93% de sus habitantes reconocen haberlos adquirido en el ultimo año. Muy cerca están Cataluña, Aragón, Cantabria, País Vasco y La Rioja.
Esta desestacionalización está haciendo, también, que el canal alimentario esté cobrando más fuerza dentro de la distribución comercial de los helados. Tal y como se denota en las cifras de Nielsen, que la venta de helados de impulso en la gran distribución haya crecido un 50% en volumen da a entender esta nueva tendencia. Mercasa confirma que en los próximos años crecerán los consumos de helados en los hogares y en los establecimientos de hostelería y restauración, mientras que las ventas de los mismos en el canal impulso permanecerán más o menos estancadas.

Concentración empresarial en el sector

Mercasa afirma que, si bien se está registrando un aumento continuado de la importancia de las marcas del distribuidor, las ofertas marquistas siguen dominando los principales productos.
En el caso de los helados, la concentración empresarial es muy elevada ya que son tres los grupos que aglutinan más del 53% de las ventas. Las principales operadoras suelen tener una alta penetración de capitales internacionales.
Según la consultora DBK, el sector de derivados lácteos está compuesto por unas 50 empresas que dan empleo a unas 5.000 personas. El 18% de estas industrias están ubicadas en Cataluña, seguida por Andalucía (16%), Madrid (14%) y Castilla y León (14%). Tal y como especifica esta consultora, es un sector altamente concentrado, pues los dos primeros operadores reúnen el 60% del mercado. En buena parte del sector predomina el accionariado de procedencia externa, que destaca en Danone, Senoble y Lactalis Nestlé.
Según DBK, se espera que la concentración empresarial siga acentuándose para hacer frente a un escenario de mayor competencia y, además, a una mayor presión en la gran distribución debida al auge de las marcas del distribuidor. La innovación será otro de los motores que contribuirán a marcar la actividad del sector. La creación de referencias de alto valor añadido, apoyadas en un constante investigación, estimularán las nuevas estrategias de las principales empresas lácteas españolas.

Panorama europeo
De acuerdo a los datos de la consultora Datamonitor, el mercado de postres lácteos y yogur en siete de las principales economías de la Unión Europea durante el año 2008 fue el siguiente (variación interanual entre paréntesis): Francia registró ventas de 1.559,4 millones de k (-2%) y 3.834,2 millones de euros (sin variación); Alemania aumentó a 1.099,3 millones de k (+2%) y 2.848,1 millones de euros (+2%); España totalizó 982,3 millones de k (+6%) y 2.137,3 millones de euros (+6%); el Reino Unido mostró ventas por 586,8 millones de k (+3%) y 2.261,8 millones de euros (+5%); Países Bajos sumó 474,9 millones de k (+5%) y 1.931,5 millones de euros (+5%); Italia alcanzó los 261,4 millones de k (+4%) y 940,3 millones de euros (+6%); y Portugal mostró ventas por 170,2 millones de k (+6%) y 406,7 millones de euros (+6%).

 

Lácteos enriquecidos

La idea de enriquecer la leche con vitaminas y minerales surgió originalmente para garantizar un determinado suministro básico de micronutrientes a la población. Esta idea fue adoptada por muchos países pobres. Actualmente, los productos lácteos enriquecidos han adquirido una gran importancia dentro de una tendencia que prima al ejercicio físico y al bienestar en los países industrializados. SternVitamin desarrolla, en estrecha colaboración con el cliente y con las compañías asociadas del Stern-Wywiol Gruppe, soluciones a la medida para las diferentes necesidades.
En el mercado europeo, pero también en EE.UU. y Japón, aumenta continuamente la demanda de alimentos funcionales y de conveniencia en el segmento de los productos lácteos. Esta empresa permite crear preparados y fórmulas adaptadas a los deseos individuales de los clientes. “Actualmente, los productos deben tener el menor contenido de grasa posible, pero también ser sanos. Sin embargo, dado que la grasa es portadora de las vitaminas solubles en ella, éstas no se encuentran presentes en productos como el suero de leche. Para que los productos lácteos bajos en grasa sigan teniendo un alto nivel nutritivo se enriquecen con vitaminas y minerales“, explica Jan Heuer, director de Desarrollo Empresarial en SternVitamin. Son productos lácteos vitaminados, por ejemplo, bebidas lácteas como batidos de leche y cacao, así como el yogur y el queso o las bebidas de suero de leche.
Una tendencia actual es enriquecer con ácidos grasos Omega 3 o esteroles vegetales, que reducen el colesterol. Especialmente en los productos lácteos es muy apreciada la inulina, una fibra probiótica añadida que, además, puede favorecer la absorción de calcio durante la digestión. Esta empresa ofrece toda la gama de nutrientes, que pueden obtenerse en forma oleaginosa o en polvo para su pulverización en seco, con la ayuda de una nueva y moderna instalación de mezclado de vitaminas.
Gracias al intercambio de experiencias entre los técnicos de aplicaciones surgen nuevas ideas de productos. Un ejemplo sería un recombinado, similar a la leche, sin lactosa y enriquecido con calcio, en el que se ponen de manifiesto los conocimientos técnicos de las empresas del grupo. Los batidos de yogur enriquecidos con vitaminas o las bebidas lácteas agrias con adición de minerales son otras posibilidades entre muchas.

 

Publicado en Tecnifood Nro. 63

Noticias relacionadas

Deja un comentario