Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Desciende el consumo de vinos en España

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Según los datos de consumo en los hogares españoles, publicados por el Ministerio de Medioambiente, Medio Rural y Marino (MARM) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), el pasado mes de julio se agudizó la pérdida de ventas de este producto que viene padeciéndose durante todo el año. En los primeros siete meses de 2009, el consumo de vino en España ha caído en un 9,1% en volumen, hasta los 235 millones de litros, y algo menos en valor, el 4,6% hasta alcanzar los 510 millones de euros, debido al crecimiento de precios medios que se produce en todas las categorías menos en los vinos con denominación de origen.
Esta caída del consumo viene liderada por los vinos tranquilos sin denominación de origen –antes llamados “vinos de mesa”–, que pierden un 15% en el acumulado enero-julio de este año y empeoran aún más su situación en el mes de julio, con la pérdida de un tercio de sus ventas sobre el mismo mes del año anterior. Algo menos mal andan los vinos espumosos, con pérdidas de consumo superiores al 13% en volumen y de casi el 10% en valor durante los primeros siete meses.
En el lado positivo, los españoles consumimos este año un poco más de vino con denominación de origen, que crece, entre enero y julio, un 4,3% en volumen y un 1,3% en valor, hasta alcanzar respectivamente los 72,7 millones de litros, por un importe de casi 255 millones de euros. Vinos de calidad, que encontramos en los lineales a precios algo más económicos, con disminución de un 2,9% en sus precios, hasta situarse en los 3,50€ por litro de media.
También en el lado positivo y con creciente importancia en nuestro mercado, encontramos el fuerte crecimiento de las ventas de otras bebidas elaboradas con vino, como son las sangrías y, sobre todo, los tintos de verano. Conjunto de productos que crece a un ritmo del 48% en volumen y del 43% en valor durante los primeros siete meses del año, hasta alcanzar ya cifras de casi 20 millones de litros y 15,5 millones de euros.
En definitiva, cae el consumo de vinos en los hogares españoles durante los primeros siete meses del 2009, arrastrados por la disminución de los vinos sin denominación de origen y los espumosos, mientras crecen, pero no lo suficiente para compensar, los vinos de calidad a mejor precio y las otras bebidas elaboradas con vino.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas