Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Dietéticos, desciende lo no esencial y sube lo específico

Léalo en 21 - 28 minutos
Léalo en 21 - 28 minutos

La creciente preocupación por llevar una vida saludable y el estudio de nuevas intolerancias alimenticias han impulsado el consumo de productos dietéticos en los últimos años,  que se ha ralentizado en algunos productos y en otras categorías ha descendido con la crisis. Este sector tan peculiar tiene un gran potencial de crecimiento, si comparamos nuestras cifras con las europeas, y además refleja síntomas de madurez, como la incursión de la marca blanca

Dietética es la ciencia que trata la alimentación y la buena salud. Dicha definición aplicada al mercado actual se traduciría en las tendencias actuales por el control de peso, los usos medicinales como los alimentos sin gluten,  sin lactosa,  los específicos para diabéticos y, por último, los productos destinados a un target que cuida especialmente su dieta como son los deportistas. Además, también encontramos un público femenino muy interesado por los mismos y finalmente un consumidor infantil, que en este informe no será estudiado, ya que por su volumen ha formado en sí mismo otro sector muy amplio, que tratareemos en la próxima edición de Tecnifood correspondiente a septiembre.
Asimismo, los canales de distribución de estos productos tan peculiares como amplios, abarcan tanto la distribución moderna, como los establecimientos tradicionales, además de otras formas de comercialización, que pasan desde la más profesional como las farmacias, parafarmacias y herbolarios, a la más novedosa como las cadenas específicas de control de peso.
Este tipo de productos han proliferado en los  últimos años debido a la creciente preocupación por llevar una vida saludable y al estudio de nuevas intolerancias alimenticias. Sobre todo, por esta última razón es de vital importancia la investigación constante en dicho sector, que cuenta con un gran potencial de crecimiento y donde las marcas de distribución están también metiendo la cabeza.

Ritmo moderado en valor
Por todas estas razones, resulta muy difícil proporcionar cifras contrastadas sobre el mercado de productos dietéticos, ya que abarca muchos sectores y canales de distribución.
Si bien no se puede hacer una valoración global del mercado de dietéticos, sí podemos analizar los movimientos registrados por la consultora IRI, durante el año móvil hasta abril de 2010. Éstos señalan descensos del 7,5% en volumen tanto de la categoría de salud como de la de adelgazamiento. Destacando en volumen, dentro de la categoría de salud, la bajada del segmento de productos específicos (alternativa vegetal, celíacos, etc) más de un 12%; y dentro de la categoría de adelgazamiento IRI señala descensos de más de un 20% en los segmentos de adelgazante (galletas y líquidos) y sustitutivos (barritas, galletas, listo para comer, etc). En contra, el segmento de complemento (que pertenece a la categoría de productos de adelgazamiento), experimentó la subida más representativa en volumen, con  más de un 8%.
Los datos en valor son totalmente distintos, ya que la categoría de salud experimenta una subida del 2%, y la categoría de adelgazamiento desciende alrededor de un 5%, principalmente debido a la bajada de más de un 19% del segmento denominado sustitutivo.
De manera general, podemos señalar los notables descensos en volumen de las categorías de dietéticos, que rondan el 7,5%,  alcanzando las 17.000 toneladas hasta abril de 2010 y la recuperación en valor llegando hasta los 122 millones de euros durante el mismo periodo.
Dentro del segmento diario, cobran protagonismo las tortitas de arroz (casi un 60% del mercado en valor),  seguidas de las galletas (13,6%) y de los chocolates (10,4%). Por su parte, en el segmento de productos específicos destaca la presencia en valor de la alternativa vegetal (58,2%)  y de los productos para celíacos (41,3%). Asimismo, en el segmento de productos sustitutivos IRI señala como protagonista a la categoría de las barritas (con un 78,9% del mercado en valor).
Las partidas que han crecido en volumen son las de tortitas de arroz (15,68%),  chocolate (14,7%), cereales (4%), celíacos (38,9%), galletas adelgazantes (10,3%) y sustitutivos para preparar (14,2%). En contra, las que más han descendido sus ventas en volumen son bollería (-34,6%), barritas diario (-65,3%), pastas diario (-55,8%), alternativa vegetal (-19,15%) y los sustitutivos listos para comer (-66,2%), galletas (-49,4%) y salado (-75,7%).
En valor, destacan las subidas de los productos para celíacos (39,7%), de las tortitas de arroz (11,84%) y las de las galletas adelgazantes (10,7%).
Por su parte Mercasa, que cuenta con datos de 2008, señala que el mercado más clásico de los productos dietéticos (control de peso y usos médicos) registra crecimientos interanuales del 3,8% en volumen y del 14,5% en valor, con unas 18.000 toneladas y más de 100 millones de euros. Del total del mercado, el 36,6% en volumen y el 67,3% en valor, corresponde específicamente a productos dietéticos, y el resto a alimentos para celíacos. Asimismo, las tortitas de arroz copan el 45,6% en volumen y las galletas el 21,4%. Las mermeladas acaparan el 9,3%, los chocolates el 7,8%, los sustitutivos del pan el 4,3% y los cereales el 4%, según datos de Mercasa. También encontramos otros productos con menos representación como especialidades de bollería (2,8%), pastas (2,2%), levaduras (1,5%), zumos (0,9%) y gérmenes de trigo (0,2%).

Desaceleración desde 2008
Según la consultora DBK se aprecia una desaceleración del ritmo de crecimiento en 2008, ya que durante ese periodo el mercado de dietéticos creció tan sólo un 8,9%, frente a las tasas de variación de dos dígitos registradas años anteriores. Aunque hay que apuntar que este ajuste se lleva a cabo al mismo tiempo que incurrían otros factores económicos como el descenso del consumo en hogares y con el deterioro económico general. Así, DBK señala unas ventas de dietéticos de 795 millones de euros para el citado año. Además, el dinamismo anterior estaba protagonizado por varios factores sociales entre los que destacan una mayor preocupación por la salud y la incidencia de distintas intolerancias alimentarias. A éstos, se unieron el hecho  de contar con una mayor presencia en los canales de alimentación y farmacéutico y con el lanzamiento de nuevos productos muy innovadores en este campo. De esta manera, DBK también señala que los segmentos para trastornos metabólicos y nutrición en general, y de alimentos dietéticos son los que registraron mayores crecimientos (+10%), seguidos de los complementos alimenticios (que se mantuvieron con una mayor participación en el mercado y subidas del 9%).

Consumo por debajo de Europa
Por otra parte, el consumo de productos dietéticos en España se encuentra por debajo de la media europea, aunque con significativos crecimientos en los últimos años. Alrededor de un 10% de los consumidores españoles afirma consumir de manera habitual algún producto dietético, frente al 40% de los alemanes. Otra de las características de los dietéticos es su estacionalidad, ya que un 70% de las ventas se concentra en los meses previos al verano.  En dicho mercado incurren dos variables variopintas, por un lado cuenta con un gran potencial de crecimiento y por el otro, muestra también síntomas de madurez, debido al crecimiento de las marcas blancas.

Productos prescindibles
El contexto económico negativo augura que el mercado permanecerá estancado para el bienio 2009/2010, debido al recorte en la cesta de la compra de productos no considerados como esenciales y el freno a requerir del centro de dietética y nutrición. Así, según DBK las previsiones podrían alcanzar los 820 millones de euros de gasto en productos dietéticos, frente a los 795 millones de 2008. Asimismo, la consultora desglosa las partidas más perjudicadas como la de complementos alimenticios, que podría bajar un 6%, y la de las dietas hipocalóricas con descensos del 3-4%. También se prevé la desaparición de algunas empresas de pequeño tamaño a corto y medio plazo, aunque también podría darse la entrada de nuevos operadores, procedentes de la industria alimentaria y farmacéutica, incluso de fabricantes extranjeros. Los menos afectados por la situación de crisis serían los productos para trastornos metabólicos y nutrición en general y dietéticos, favorecidos por la creciente incidencia de determinadas enfermedades y por la ampliación de la oferta.

Potenciar nuevos canales
Distinto es el mercado de las plantas medicinales, ya que España es uno de los mayores consumidores de este tipo de productos; de hecho, cuenta con unos 3.500 establecimientos especializados, vendiendo alrededor del 80% de esta oferta. Asimismo, comienza a tener un papel importante el canal de las farmacias, hasta tal punto que se  calcula que en torno al 50% de todas las plantas medicinales consumidas en nuestro país provendrán de dicho canal.
El resto de categorías, principalmente las consideradas para el control de peso y alimentos sin gluten están encaminadas a venderse en el libreservicio. De hecho, los grandes fabricantes han optado por dicho canal,  que controla el 60% de las ventas de dietas hipocalóricas, siendo los incrementos de las ventas de productos dietéticos en este canal del 40% en volumen y del 25% en valor. De hecho, cadenas como Carrefour y Mercadona han llevado a cabo distintas estrategias de mercado para realzar este tipo de productos en el conjunto del lineal e, incluso, ésta última incluyó alrededor de 500 productos sin gluten.

Estructura empresarial peculiar
El 67% del mercado de dietéticos en España está dominado por tres empresas, Nestlé, Hero y Laboratorios Ordesa. Según Mercasa, si bien existen otras especialistas de tamaño medio que cuentan con productos específicos, con capital esencialmente español. Mientras, el campo de la herbodietética está altamente atomizado, ya que está formado por unas 130 compañías, radicadas principalmente en Cataluña.
Estos datos coinciden con los aportados por la consultora DBK, que afirma que cerca del 60% del mercado de dietéticos está copado por cinco empresas. Las diez primeras, por su parte, reúnen algo menos de las tres cuartas partes del mercado. Asimismo, destaca que las 225 compañías contabilizadas por DBK,  alcanzaron los 4.000 trabajadores. También señala que la actividad productiva se concentra en Cataluña, donde se localizan la mitad de las empresas, frente a una participación del 25% de la Comunidad de Madrid, siendo inferior al 10% en el resto de comunidades.

Tres marcas líderes con el 60%
Por otra parte, las tres enseñas protagonistas en el lineal son Santivery (25,5%), Gerblé (21,1%), y Bicentury (14,4%), que han bajado su presencia en el mercado de dietéticos saludables hasta el 60% de cuota en total, frente al 71,8% que manejaban el periodo anterior. Asimismo, la cuota en valor de las tres líderes también descendió alrededor de diez puntos hasta alcanzar una cuota conjunta del 54,09%. Siendo la marca de distribución la que ha aumentado su presencia en el mercado de dietéticos saludables, hasta el 14% en volumen y hasta el 26,7% en valor (frente a los datos registrados un año móvil antes del 7,4% y del 9,5%, respectivamente). En lo que se refiere a las cuotas de dietéticos de adelgazamiento, según IRI hasta abril de 2010, Bicentury y la marca blanca aumentan su presencia tanto en volumen como en valor.
Además, existen otros grandes grupos de alimentación, que han diversificado su cartera para atender a las necesidades del consumidor como las gamas de mermeladas de Helios o Hero  y Gullón con sus variedades de galletas para diabéticos.

La salud preocupa a los españoles
Desde la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca) destacan las investigaciones en el campo de la dietética relacionadas con  la presencia de elementos y/o ingredientes activos sobre la salud en los alimentos de consumo general, además de los avances en el conocimiento de los factores de riesgo vinculados con la aparición de enfermedades crónicas.
La Sedca, que tiene como objetivo la promoción de la alimentación saludable en todos los ámbitos: sanitario, público y empresarial, fue de las primeras comunidades científicas españolas multidisciplinares, es de ámbito nacional y desde 1986 colabora con numerosas instituciones públicas y privadas de España y del extranjero. Además, el pasado año se constituyó la Fundación Alimentación Saludable para ayudar a cumplir sus fines entre la población en general. La sociedad española de dietética señala también que las investigaciones en el futuro se dirigirán hacia el conocimiento profundo del comportamiento del consumidor frente a los alimentos.
Entre las categorías que forman el sector de productos dietéticos, desde la Sedca destacan el desarrollo de los alimentos infantiles, junto con los encaminados al control de peso y los específicos para deportistas. Según Jesús Román, presidente de la Sedca, “el problema viene de que muchas veces los productos que se comercializan lo hacen sin estudios científicos que demuestren suficientemente su verdadero papel, su inocuidad, la dosis necesaria y otras consideraciones para su eficacia”. Por otra parte, señala que “entre los lanzamientos más destacados en productos dietéticos de los últimos años destacan especialmente los complementos que contienen fotoquímicos destinados en teoría al control del sobrepeso: desde los saciantes hasta los hipotéticos quemagrasas”. Insistiendo en que “la mayor parte de las veces estos complementos no han demostrado nada en absoluto su eficiencia”. En cuanto a los canales de distribución, desde la sociedad española de dietética creen que los apropiados son todos aquellos que marca la ley, aunque señalan que hay un canal que cuenta con el adecuado respaldo de un profesional bien formado como es el farmacéutico, y que ese sería el ideal. Destacan también que la marca del distribuidor en estos momentos no tiene un protagonismo importante en el sector de los dietéticos, pero que en un futuro podría ser posible que cobrara dicha importancia.
Además, Jesús Román, afirma que “en la proliferación de nuevos productos dietéticos están influyendo factores sociales como la preocupación creciente del consumidor por su salud”, siendo ésta aprovechada por los fabricantes, que ven que es un sector en crecimiento.

Reducir enfermedades crónicas
El Centro Tecnológico Cartif está rematando el proyecto Cenit Higea, que tiene como objetivo la mejora de ingredientes y alimentos para reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles (obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares). El consorcio de este proyecto está formado por 14 empresas de alimentación españolas y siete centros de investigación nacionales. Además, ya ha generado conocimientos sobre nuevos ingredientes que mejoren el perfil lipídico, de hidratos de carbono y antioxidantes de los alimentos, pero sin disminuir la calidad organoléptica de los productos.
El año 2010 será clave para este proyecto, ya que es cuando se finalizarán los trabajos y se prevé la transferencia y difusión del conocimiento generado en cuanto a ingredientes, metodologías y tecnologías de formulación y producción de alimentos que satisfagan una demanda y necesidad social de productos alimenticios con características más saludables.
Por otra parte, en Cartif también se está trabajando en un proyecto para el desarrollo de productos queseros más saludables enfocado a atender las demandas de un consumidor  más informado y exigente que reclama productos más saludables y con beneficios para la salud. En dicho proyecto se conjugan el empleo de nuevas tecnologías y la investigación en proceso, formulación e ingredientes para desarrollar productos queseros con un perfil nutricional más saludable.

Sólida base científica
En concreto, en el campo de la dietética se busca desarrollar productos con una funcionalidad concreta y dirigida a disminuir el riesgo de padecer alguna enfermedad, o a sectores muy determinados de la población (intolerantes o alérgicos). Desde Cartif señalan la importancia de que todos ellos deberán ir acompañados de una sólida base científica que demuestre estos beneficios nutricionales y/o saludables.
Por otro lado, y dentro de las investigaciones dietéticas, también están investigando para mejorar los perfiles nutricionales de los alimentos ya consumidos de manera cotidiana, siguiendo las directrices europeas y las recomendaciones de organismos internacionales (reducción de sal, reducción de azúcares y grasas saturadas, eliminación de grasas trans, etc).
Entre las categorías que forman el segmento de dietéticos, desde Cartif destacan la gran expansión que han tenido los productos funcionales, tanto en cuota de mercado como en diversidad de productos. Teniendo en cuenta que el consumidor busca alimentos que además de valor nutritivo aporten un efecto adicional en salud. Además, el consumidor también es conocedor de la importancia de la dieta a la hora de ayudar a alcanzar una salud óptima, pero también está empezando a ser consciente de la importancia que puede desempeñar en la reducción de los riesgos de enfermedad.
En cuanto a la valoración del protagonismo de la marca del distribuidor en este segmento, desde el centro tecnológico mencionado se afirma que es muy probable que la marca blanca creciera considerablemente en los últimos años y que la tendencia continúe en esta línea. Asimismo, ya existen diversos ejemplos en productos funcionales como los prebióticos, alimentos sin gluten, sin azúcares, etc., que cuentan con la confianza del consumidor.

Exceso de peso
En lo que se refiere a los factores sociales que están marcando la proliferación de nuevos productos dietéticos, Cartif señala que uno de los problemas más comunes asociados al estilo de vida actual es el exceso de peso, ya que 1 de cada 4 españoles sufre esta dolencia, lo que constituye un importante porcentaje de la población. Asimismo, la obesidad lleva asociada una serie de enfermedades importantes como las coronarias, los problemas cardiovasculares y la hipertensión.
Desde Cartif señalan, también, la importancia de la colaboración activa de los gobiernos, los profesionales de la salud y de la industria alimentaria entre otros para fomentar un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico y una dieta saludable.
Por esta razón, aparecen numerosos productos dietéticos especialmente formulados y dirigidos a este grupo poblacional orientados hacia el control del peso e, incluso, los formulados como dietas hipocalóricas (sustitutos de una comida) y complementos nutricionales para personas que requieren algún tipo de suplemento nutricional.
En comparación al marco europeo, desde Cartif señalan que a pesar de que el consumo de productos dietéticos en España ha aumentado, las cifras de consumo distan de las existentes en Europa por lo que se puede considerar que existe un fuerte potencial de crecimiento. Las diferencias pueden venir dadas por la mayor prevalencia de la obesidad en Europa ya que el estilo de vida impone más comidas fuera de casa, rápidas, con alta ingesta de alimentos de origen animal y mayor consumo de snacks.
Cartif es un centro tecnológico horizontal que trabaja en un amplio espectro de disciplinas científicas, lo que les permite dar soluciones integrales a las empresas. Dicho centro nació en 1994 y actualmente cuenta con una plantilla de 200 trabajadores. Además, su patronato está formado, entre otras,  por varias empresas alimentarias como Queserías Entrepinares, Grupo Siro o Galletas Gullón.

Resultados prometedores

Por un lado, se han identificado nuevos ingredientes que muestran efectos positivos sobre el control de peso y la obesidad en los ensayos llevados a cabo con animales de experimentación. De algunos de estos ingredientes, ya se están desarrollando los prototipos adecuados para la realización de los ensayos de intervención nutricional en voluntarios humanos. Además, se está avanzando en el diseño de nuevas formulaciones y en el estudio de la influencia de los tratamientos tecnológicos de los alimentos sobre los sistemas de regulación del peso corporal.

Visión de futuro internacional
Como estrategia de futuro, este consorcio se propone la internacionalización del proyecto Pronaos con un doble objetivo. Por un lado, la búsqueda de sinergias con otros proyectos y acciones en marcha de carácter internacional (VII Programa Marco), que puedan potenciar el avance del proyecto y por otro, la explotación a medio y largo plazo de los resultados del proyecto a escala internacional. De esta forma, se pretenden formar nuevos consorcios de ámbito europeo que den continuidad a las líneas de actuación definidas en el proyecto y abran paso a la consolidación de una nueva generación de alimentos destinados al tratamiento y prevención de la obesidad.

Composición del consorcio
El proyecto, liderado por Biosearch (antes Puleva Biotech-Exxentia), está formado por 15 empresas del sector alimentario y tecnológico español: Bioibérica, Biorganic Research and Services (Bionarutis), Biotecnologías Aplicadas (BTSA), Damm, El Pozo Alimentación, Forlasa, Ingeniatrics Tecnologías, Innofood I+D+i, Neocodex, Noray Bioinformatics, Pevesa Peptonas Vegetales, Gandera del Valle de los Pedroches (COVAP), Seaweed Canarias y Sistemas Genómicos. Asimismo, cuenta con la colaboración de casi 40 grupos de investigación públicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas como el Instituto del Frío, Instituto de Fermentaciones Industriales, Centro Nacional de Biotecnología, Instituto de Química Orgánica General, Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, de las Universidades de Granada, Complutense y Autónoma de Madrid, Autónoma de Barcelona, Navarra, Islas Baleares, Murcia, Córdoba, San Pablo CEU, Zaragoza, Pablo de Olavide de Sevilla, y otros centros  como el Hospital la Paz de Madrid, Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, AICIA, CIC Biogune, Imdea Alimentación y el Instituto Tecnológico de Canarias.
En definitiva, el objetivo general de Pronaos es la investigación de los factores genéticos, moleculares y nutricionales que regulan los sistemas de control de peso corporal para el desarrollo de alimentos dirigidos al control de peso y la prevención de la obesidad.

 

Publicado en el número 70 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas