Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Diseño de un nuevo snack, el ”Rulo de Nuez”

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

Los cambios sociológicos y económicos que han tenido lugar a partir de la segunda mitad del siglo XX han dado lugar a un nuevo estilo de vida y a cambios en la organización familiar, que han llevado a una modificación de los hábitos de alimentación. Los consumidores, en la actualidad, muestran un gran interés por los efectos positivos que para la salud tiene el consumo de determinados alimentos, advirtiéndose una tendencia cada vez mayor a exigir a los productores y distribuidores alimentarios productos más saludables y seguros. Por otro lado, el consumidor valora cada vez más su tiempo libre y pide alimentos versátiles para consumir, que no le exija ningún esfuerzo. Para esta demanda, la industria concentra esfuerzos en el desarrollo de nuevos productos atractivos, seguros, listos para consumir y de alto valor nutricional.

En este sentido, las frutas y vegetales tienen un papel muy importante en la dieta, por su valor nutricional e incidencia en la salud. Su consumo ha sido asociado a una menor incidencia y mortalidad por diferentes enfermedades, entre ellas las cardiovasculares (Olmedilla et al., 2006; Blomhoff et al., 2006). Este efecto positivo se atribuye a un alto contenido en fibra y antioxidantes.

De enorme interés son también las grasas vegetales ricas en ácidos grasos poliinsaturados, que han supuesto una auténtica revolución en la industria agroalimentaria. Cada vez hay más estudios que demuestran que la sustitución en la dieta de los ácidos grasos saturados por ácidos grasos poliinsaturados, aporta efectos beneficiosos para la salud ya que disminuyen la concentración de colesterol en sangre, y actúan de forma positiva sobre procesos inflamatorios, trombosis y reactividad vascular (Ros y Mataix, 2006). En este sentido, el fruto del nogal, la nuez, está considerado como uno de los alimentos más completos y saludables que existen.

Por otro lado, cada año se generan en Europa aproximadamente 190 millones de toneladas de residuos de frutas y verduras, unos 90 millones en España. Con el fin de dar un nuevo uso a estos subproductos, y que no sean únicamente desechos con el consiguiente problema medioambiental, cada vez son más las iniciativas para generar nuevos productos que mantengan el mismo valor funcional del producto origen, y le den un valor añadido al producto original.

Extremadura es una gran productora de fruta de hueso, en especial ciruela, la cual es valorada por sus excelentes propiedades laxantes, y su alto poder antioxidante (Díaz-Mula et al., 2009). Sus propiedades nutritivas, unido a que es la fruta que monopoliza la producción en Extremadura, y la falta de una industria transformadora de ciruela, hacen que exista un gran interés en la búsqueda de nuevos productos a base de esta fruta.

El objetivo de este trabajo se centra en el diseño de un nuevo producto elaborado a base de ciruela deshidratada osmoticamente, nuez, miel y polen (“Rulo de Nuez”), con unas características nutricionales y funcionales propias de las materias primas que intervienen en la composición: fibra dietética (procedente de la ciruela y el polen), ácidos grasos mono y poliinsaturados (característicos de la nuez) y una alto contenido en compuestos funcionales, principalmente polifenoles, adecuados para prevenir el daño oxidativo y por tanto el desarrollo de ciertas enfermedades (Calvo et al., 2012; González-Flores et al., 2011).

 

Tiene a su disposición el informe completo, con amplios artículos técnicos y declaraciones de los principales operadores, en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.89 (septiembre/octubre de 2013)

 

Enlaces relacionados:

Microalgas y snacks, un futuro conjunto

Procesos alternativos para la obtención de pasas saludables

Snacks saludables, crecimiento basado en la innovación

I+D+i, motor de crecimiento en el sector de aperitivos

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas