DSM adquiere los cultivos y enzimas de Cargill por 85 millones de euros

La compañía Royal DSM ha llegado a un acuerdo acuerdo con Cargill para adquirir su negocio de cultivos y enzimas, mediante una transacción en efectivo por un valor total de 85 millones de euros. De este modo, culminan las conversaciones iniciadas a tal fin por ambas empresas, tal como ya publicamos el pasado mes de septiembre.
Con unas ventas netas de unos 45 millones euros al año y, aproximadamente, 200 empleados, Cargill es un fabricante de referencia mundial en cultivos y enzimas para la industria de lácteos y cárnicos, con sedes en Wisconsin (Estados Unidos) y en Francia. La compañía dispone de una potente cartera de nuevos productos sustentada sobre tres pilares tecnológicos: herramientas de cultivos de textura, acidificación rápida para mejorar el rendimiento del queso y sistemas de cultivos aromatizantes.
El mercado global de cultivos y enzimas se valora en más 1 billón de euros, con un crecimiento constante superior al 5% anual. Sus principales aplicaciones se encuentran en la industria de derivados lácteos, cuya creciente diversidad requiere una variada oferta de cultivos versátil, para la mejora del sabor y la textura, así como para lograr beneficios para la salud, mediante el desarrollo de productos con menos grasa, menos azúcar, etc. La combinación del negocio de los cultivos y enzimas de Cargill con el negocio de especialidades lácteas de DSM creará un fuerte operador global y permitirá a  DSM impulsar el crecimiento de las ventas así como establecer considerables sinergias en la fabricación mundial y captación de clientes, así como en su capacidad de innovación en biotecnología.
La adquisición fortalece la posición global de DSM en ingredientes lácteos con enzimas, ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas, cultivos, probióticos, actives bio, sistemas de preservación y tests.
En palabras de Stephan Tanda, miembro de la Junta Directiva de DSM y responsable del área de Nutrición, “esto supone un crecimiento muy importante en la mejora de nuestro negocio de especialidades culinarias y encaja plenamente en nuestra estrategia, en la que seguimos creando valor para todos los implicados, proporcionando soluciones innovadoras y sostenibles a los grandes retos actuales y futuros en todo el mundo”.
Por su parte, Hans-Christian Ambjerg, presidente de DSM Food Specialties, ha señalado que “estamos muy entusiasmados con esta oportunidad que nos permite crear masa crítica y para servir a nuestros clientes más rápido y con más soluciones innovadoras. Esperamos dar la bienvenida a los empleados de Cargill con su gran conocimiento y experiencia”.
La adquisición del negocio de cultivos y enzimas de Cargill es la octava compra del Clúster de Nutrición, desde que DSM anunció su estrategia corporativa en septiembre de 2010.

Noticias relacionadas

Deja un comentario