Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

E + E: en busca de ampliar mercados y mejorar el servicio posventa

Léalo en 41 - 55 minutos
Léalo en 41 - 55 minutos

El sector industrial fabricante y distribuidor de maquinaria de envase y embalaje no ha permanecido ajeno a las turbulencias económicas. No obstante, ha tomado medidas para salir fortalecido mediante la ampliación de los servicios a sus clientes, la búsqueda de nuevos mercados y una mayor conciencia medioambiental

Como era de esperar, la actual coyuntura económica se ha cebado también con el sector español de maquinaria de envase, embalaje, embotellado, cartonaje y su grafismo, pues los resultados de las ventas durante el año 2008 han sido ligeramente inferiores a los registrados en el periodo anterior. Según los datos de Amec-Envasgraf que, con 114 empresas asociadas, representa a casi el 80% de las que operan en España, el total registrado por el sector, que agrupa a 150 firmas en todo el país, alcanzó los 969 millones de euros, un 3,1% menos que en el año 2007.
A pesar de este pequeño retroceso, el sector sigue mostrando una gran vitalidad, pues el 58% de su producción está destinada a los mercados externos (562 millones el año pasado), lo cual es una muestra de la salud y empuje que tiene. La importante diversidad de equipos y subsectores que incluye la oferta española, permite dar soluciones a la mayoría de los procesos del envasado con elevados niveles de eficacia. Se estima que, mientras dure el letargo económico, las empresas harán especial hincapié en su capacidad de servicio posventa, para obtener recursos adicionales con el mantenimiento de maquinarias que las empresas del sector alimentario no sustituirán hasta que sus condiciones financieras lo permitan.
Si bien la recuperación económica en España va a ser lenta en los próximos meses, y voces del sector de E+E estiman que su pulso no retornará a los niveles anteriores hasta dentro de un periodo de varios años, la industria fabricante de maquinaria y envasado cuenta también con la baza de la recuperación de las principales economías europeas, que servirá como acicate para empujar las ventas. La modernización constante de la industria, junto al necesario recambio de equipos que llegan al final de su vida útil, contribuirá, tarde o temprano, al aumento en la demanda de estos productos.
Los subsectores integrados en la industria fabricante incluyen el envase y embalaje, las artes gráficas y la maquinaria de cartón corrugado. De las 150 empresas registradas que operan en todos estos subsectores, un 80% disponen de los recursos humanos y económicos, así como la capacidad de producción necesaria, para afrontar la internacionalización. Según los datos ofrecidos, con un nivel de inversión relativo equiparable con sectores altamente tecnológicos, el sector cuenta con algunas empresas líderes a nivel mundial. Esta apuesta innovadora se debe en gran parte a su fortaleza económica, que genera 6.700 puestos de trabajo.
Según la patronal, más del 40% de la estructura empresarial posee una plantilla superior a los 50 trabajadores, y un 40% se sitúa en el rango de entre 20 y 49 personas, arrojando una media por empresa de 43 empleados.
El 55% de las empresas registra una facturación anual comprendida entre uno y cinco millones de euros. Otro 23% de las empresas vende anualmente entre cinco y 10 millones de euros, y un 15% factura más de 10 millones. Los fabricantes pertenecientes a esta área industrial se caracterizan por su alto nivel tecnológico y por presentar una buena relación calidad-precio. Estos factores, que se suman a la gran capacidad de adaptación a las necesidades del cliente y a su versatilidad, podrán permitirles competir, tanto en el mercado interior como en los mercados exteriores, según lo expresado anteriormente.

Volcadas al intercambio comercial en otros países
La caída en la demanda de maquinarias en España está siendo compensada por los países miembros de la Unión Europea, que forman parte de la primera área de destino de las ventas en el extranjero, pues es allí donde se destina el 55% de las exportaciones globales. Posteriormente está América Latina, con un 17%, y Asia, con un 10%. Los países que han registrado un mayor incremento de las exportaciones españolas han sido, por orden de importancia, China (+93%), que pasa a ocupar la quinta posición en el ranking de países; Brasil (+29%); Polonia (37%) e India (139%).
Actualmente, a Francia se destinan el 12% de las exportaciones totales, si bien hubo un pequeño descenso en el montante, al caer un 4,4%; Estados Unidos agrupa un 6,6% de las exportaciones (con una caída en 2008 del 4,4%); Alemania está en tercer lugar, con 5,8% (y un descenso considerable del 21%); Italia ocupa el cuatro lugar, con un 5,6% de las ventas totales (y un incremento notable en esa cifra de negocios, que aumentó un 26,3%); China, con el 5%; Reino Unido, con el 4% (-22%); México, con un 4% (+5%), Países Bajos, con un 3,9% (y un incremento en las ventas de un 73%); Portugal, con un 3,8% (-17%) y Brasil, con un 3%.

La clave es la competitividad
“La clave del sector español para competir con garantías es la calidad del servicio: oferta de maquinaria a la medida del cliente, incorporando innovaciones tecnológicas, un buen servicio posventa y respeto por los plazos de entrega”, aseguran desde Amec-Envasgraf.
Cataluña es la comunidad autónoma en la que se encuentra un mayor número de empresas representantes del sector, con una participación del 66%. Teniendo en cuenta que es la región donde también se genera el mayor número de exportaciones, se podría catalogar como la comunidad española líder del sector. La importante diversidad de equipos y grupos que incluye la oferta de nuestro país se reúne en tres grandes subsectores con importantes sinergias entre ellos. Entre ellos, destaca el liderazgo significativo del subsector de envase y embalaje, con el 71% de las empresas del total, pues cuenta con empresas de reconocido prestigio internacional y con una oferta muy diferenciada, como la maquinaria envasadora horizontal para envases flexibles.

Impacto y oportunidades de la crisis
En palabras de Carmina Castellá, directora de Amec-Envasgraf, “el impacto de la crisis ha sido grande, pues el nuestro es un sector que había venido experimentado un crecimiento continuado durante los últimos años y que, por primera vez, se encuentra ante una situación compleja. El problema viene, sobre todo por la falta de financiación, que hizo que se parase en seco la demanda de maquinaria. Ya, desde septiembre de 2008, estábamos sintiendo los primeros síntomas de crisis, que se fueron agravando los meses posteriores, hasta tocar fondo en febrero y marzo pasados. Ha sido a partir de abril cuando comenzaron a aparecer los primeros indicios de una lenta recuperación. Ante esta situación, las empresas básicamente han trabajado dos aspectos: la internacionalización y la innovación”.
Según Castellá, en cuanto a internacionalización se refiere, “las empresas son conscientes de la necesidad de incrementar las ventas en el exterior, abrir nuevos mercados para repartir el riesgo e incrementar las posibilidades de ventas. Por este motivo, no es de extrañar que las empresas estén ampliando en estos momentos sus departamentos de Comercio Exterior e invirtiendo en viajes más que en otros momentos”.
La búsqueda de nuevos clientes y potenciales compradores es la tarea que están llevando a cabo las compañías y distribuidoras. La fortaleza del euro, sin embargo, ha impedido entrar con el éxito esperado en ciertas regiones, como es el caso de América Latina y el Norte de África, por lo cual muchas empresas están concentrando sus esfuerzos y operaciones en la Unión Europea.
De acuerdo con las informaciones recopiladas durante la feria Hispack, realizada hace pocos meses en Barcelona, “el momento de incertidumbre que se vive en la actualidad es otro de los aspectos que afectan a los mercados de manera global. La precaución y cautela que se deduce de alguna sactuaciones, como es el caso de las reducciones de los presupuestos de algunas empresas, da algunas de las pinceladas que dejan entrever una radiografía bastante ajustada de la realidad social y económica. No obstante, también es importante recalcar que aún no se dispone de datos suficientemente amplios que permitan corroborar dichas hipótesis, ya que se trata de una situación muy reciente”. El sector se encuentra, por lo tanto, a la expectativa, y solamente se sabrá con precisión qué derroteros tomará ya bien entrado el año 2010.
En cuanto al apartado de la innovación, existen varios aspectos a destacar. “Por un lado la empresa sigue innovando en sus procesos, para seguir ofreciendo las últimas tecnologías a sus clientes, en muchos casos grandes empresas y multinacionales. Pero también están adaptando en ocasiones sus máquinas a las necesidades actuales, acondicionándolas a lo que cada mercado solicita en este momento”, explicó Castellá.
Es la innovación, por lo tanto, una de las puertas que permitirá que las empresas puedan seguir siendo competitivas y ofrecer maquinarias y servicios acordes con las futuras necesidades de la industria alimentaria.

Nuevas directivas
Diversas directivas que afectan directamente a los fabricantes de maquinaria para envase y embalaje se han ido adelantando en los últimos tiempos. Una de las más importantes es la 2006/42/CE, relativa a las máquinas, que modifica la Directiva de Máquinas 98/37/CE, y cuyas disposiciones tendrán plena aplicación a partir del 29 de diciembre de 2009.
No obstante, existirá un periodo transitorio hasta el 29 de junio de 2011, en el cual los Estados miembros podrán autorizar la comercialización y la puesta en servicio de máquinas portátiles de fijación accionadas por carga explosiva y otras máquinas portátiles de impacto, que sean conformes a la reglamentación nacional vigente en el momento de adopción de la misma.
Otras dos reglamentaciones de reciente aparición fueron la directiva de baja tensión 73/23/CE, que fue modificada por la 2006/95/CE, y la directiva de compatibilidad electromagnética 89/336/CE, que fue modificada por la 2004/108/CE.

Maquinarias más amigables con el medio ambiente
En general, las empresas están trabajando para la construcción de máquinas más amigables con el medio ambiente y que permitan, en consecuencia, reducir costes operativos y dar precios más competitivos al cliente. Esto va a tono con las nuevas tendencias que, tanto la legislación europea en la materia como la sensibilidad de las empresas y los consumidores, piden sistemas que consuman menos energía, generen menos residuos y sean fabricados con materiales reciclables.
Según Castellá, otros aspectos que se están tomando en cuenta a la hora de diseñar y fabricar este tipo de maquinaria, son aquellas que produzcan envases que protejan mejor los alimentos, sistemas que posean líneas que funcionen a mayor velocidad, así como también maquinarias que puedan realizar dos funciones al mismo tiempo, lo cual permitirá al que las adquiera una mayor flexibilidad y versatilidad.

Innovación y desarrollo, en la práctica
De acuerdo con el informe sectorial de Amec-Envasgraf, cerca del 35% de las empresas que realizan proyectos de investigación y desarrollo, lo hacen en colaboración con centros tecnológicos, como Itene, IRTA y el Centro Catalán del Plástico, así como con diversas universidades, garantizando la transferencia tecnológica de las innovaciones.
Esta realidad ha fortalecido al sector permitiéndole presentar ventajas competitivas destacables, como es el caso de marcas consolidadas internacionalmente y de reconocido prestigio, un elevado nivel de innovación que posiciona a muchas empresas en el escalón más alto en cuanto al nivel tecnológico, y una capacidad de adaptación rápida frente a los constantes cambios del sector del envase y embalaje. Esto dará como resultado unas empresas muy internacionalizadas y presentes en mercados de primera línea, incluso con implantaciones productivas, lo que conllevará también a una mejor respuesta del servicio posventa.
Esto tiene que tener, como contrapartida, un mayor dinamismo para mantener un destacado nivel de las funciones comunicativas que los envases y embalajes cumplen.
La integración con otros sectores es otro factor crítico a considerar. Estiman los informes emanados de Amec-Envasgraf que es posible considerar como integración las sinergias que surgen con otros sectores, como el de maquinaria para alimentación o bien para el plástico y el caucho. “Estos sectores representan una gran parte de la maquinaria que es utilizada con anterioridad a las máquinas de envase y embalaje en algún proceso productivo. Muchas veces no es fácil colocar una línea que los separe, lo que obliga a trabajar en conjunto entre varias empresas para ofrecer un producto a un cliente”.

A tono con los retos de las nuevas legislaciones
La Fundación Itene ha organizado para el este mes de noviembre el Primer Encuentro Internacional de Legislación sobre Envases Alimentarios. Un encuentro que reunirá a los principales expertos internacionales en esta materia y en el que se trasladará una visión completa sobre el marco legislativo europeo de los materiales y objetos en contacto con alimentos.
Novedades legislativas, envases plásticos, papel y cartón, tintas, recubrimientos, adhesivos, seguridad alimentaria, materiales activos e inteligentes, control de calidad o plásticos reciclados tendrán su espacio en este foro que intenta convertirse, en palabras del director gerente de esta institución, Javier Zabaleta, en “un punto de encuentro de los profesionales cuya actividad esté relacionada con la industria del envase alimentario”.
Una de las líneas fundamentales de investigación de este Instituto es el desarrollo de envases activos e inteligentes con capacidad para mejorar la calidad y seguridad, así como la conservación de los productos que contienen. La tecnología de activos en el envasado de alimentos es una línea pionera y en pleno desarrollo, que trata de corregir las deficiencias de las tecnologías de conservación de los alimentos envasados, mejorando su calidad y extendiendo su vida útil.
El envase inteligente se basa en una tecnología que usa la función “comunicación del envase” para mejorar la calidad y seguridad de los productos que contiene, ya que es un sistema de embalaje capaz de llevar a cabo acciones como detectar, sentir, grabar, trazar, comunicar y/o aplicar lógica inteligente con el fin de aumentar la vida útil, la seguridad, mejorar la calidad, informar y evitar posibles problemas. Dentro del sistema global de embalaje, el envase inteligente es el encargado de recoger y procesar la información procedente del entorno con la finalidad de transmitirla al consumidor y usuario de ese envase.
Los envases activos e inteligentes son considerados, por muchos expertos en tecnologías de envase y conservación de alimentos, como los recipientes del futuro. Su introducción y aceptación en Europa comienza a afianzarse, tal y como demuestra el recién publicado Reglamento 450/2009/CE del 29 de mayo pasado, sobre materiales y objetos activos e inteligentes destinados a entrar en contacto con alimentos.
La creación de un reglamento específico demuestra, por un lado, la importancia y la existencia de un mercado ya maduro para este tipo de envases con grandes posibilidades de crecimiento y subraya la evolución que está teniendo el sector del envase. Pero, por otro, trae a la industria nuevos retos para adaptarse a la nueva legislación que, en ocasiones, genera cierta confusión sobre cómo se deben adaptar de forma correcta cierto tipo de envases que también están en contacto con los alimentos (papel, cartón, cintas, adhesivos) y el modo en el que afecta a cada uno de los agentes de la cadena de suministro.

Se cumple el objetivo de recuperación del vidrio
Otro de los materiales más utilizados para envasar es el vidrio, y uno de los que más residuos genera. En 2008, España ha incrementado el reciclado un 9% respecto a 2007, lo que supone un reciclado total de 972.658 toneladas de este material. Con estos resultados, los españoles han alcanzado el objetivo que marcaba la normativa europea de reciclar el 60% de estos envases para ese año. Enric Crous, presidente de Ecovidrio, mostró su satisfacción por la consecución de este reto, que se debe al “esfuerzo realizado por el sector empresarial, los ciudadanos y la administración”. No obstante, manifestó que “seguiremos trabajando para seguir avanzando y convertir el gesto de reciclar en un hábito cotidiano para todos”.
Javier Puig de la Bellacasa, director general de la asociación, también indicó: “somos el país con mayor dotación de contenedores por habitante de Europa, prácticamente la totalidad de la población española cuenta actualmente con un contenedor próximo a su domicilio, y en más de dos tercios del territorio de España se hace la recogida selectiva a través de Ecovidrio”. Por su parte, la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental, María Jesús Rodríguez de Sancho, señaló que “la eficacia de la puesta en marcha de sistemas de gestión no sólo contribuyen a la correcta eliminación de este tipo de residuos de los vertederos, sino también constituyen un cauce fundamental para el aprovechamiento de un residuo que antes de ser tal, tiene una vida larga y útil”.
En cuanto a los datos de reciclado de vidrio obtenidos en 2008, cada español ha reciclado 15,5 kilogramos, un kilo más que en el año anterior. Además, se han instalado 6.366 nuevos puntos de recogida en 2008, alcanzando un total de 157.363 contenedores de vidrio instalados en España y consiguiendo la dotación de un contenedor por cada 293 ciudadanos.

Datos de reutilización de aluminio en 2008
Durante el año 2008, España ha recuperado 13.393 toneladas de envases de aluminio, que equivalen al 27,7% del total de envases consumidos en nuestro país. A pesar de la crisis económica, que ha supuesto un menor consumo y menos material recuperado en el mercado, la tasa de reciclado ha aumentado en 0,7 puntos respecto al año anterior, cuando se alcanzó la cifra de 27%.
Para obtener unos datos realmente veraces de los envases de aluminio recuperados, Arpal realiza cada año un estudio entre los recuperadores tradicionales, quienes gestionan una parte importante del material recuperado. A este dato, se le suman las cifras obtenidas por Ecoembes, provenientes de las plantas de selección, plantas de residuos sólidos urbanos, plantas de compostaje y recogidas complementarias (datos de recuperadores que reportan directamente a Ecoembes y otras como campañas estivales y recogidas de asociaciones, etc.).
El estudio que se realiza entre los recuperadores tradicionales permite contabilizar la cantidad de envases de aluminio que estos profesionales reciben en sus plantas, procesan y envían a fundición para su reciclaje. Esta investigación se lleva a cabo desde hace siete años y se basa en conocer “puerta a puerta” la cantidad de aluminio recuperado por las plantas de los recuperadores tradicionales, antiguamente llamados chatarreros. El estudio cuenta con la colaboración de la Federación Española de la Recuperación (FER), el Gremi de Recuperació de Catalunya y otras entidades del sector de diversos puntos de la geografía española.
Desde Arpal también se está trabajando para que el aluminio recuperado tenga cada vez más calidad y no se encuentre contaminado con otros materiales ya que, cuando esto ocurre, se dificulta el proceso de selección y preparación para su reciclado y disminuye su precio en el mercado (y, por lo tanto, uno de los principales incentivos para su recuperación a través de todos los canales).
Un punto importante a destacar es que todo el aluminio que se recupera se recicla ya que este metal es el material de envase de más valor en el mercado. Además, el aluminio recuperado constituye una excelente materia prima para volver a fabricar productos de aluminio ya que en el proceso de reciclado no cambian las propiedades de este material. De hecho, en España se producen cerca de 400.000 toneladas de aluminio reciclado cada año, casi la misma cantidad que de aluminio primario (proveniente de la bauxita). Otra ventaja de su reciclado es el ahorro de energía, ya que al fabricar productos de aluminio con aluminio reciclado se consigue un ahorro del 95% de la energía necesaria para producirlo a partir del mineral.

Las bolsas de plástico, en la mira
Una mayor conciencia medioambiental está cambiando paradigmas y formas de vivir. Un caso muy claro es el de las bolsas de plástico, que están empezando a ser sustituidas en la gran distribución, que es en donde se utilizan más. En el mundo se fabrican cientos de miles de millones de bolsas de un solo uso, que tienen un gran impacto sobre el medio ambiente. Con este tipo de propuestas se busca plantear alternativas menos contaminantes, reducir costes y concienciar a los consumidores.
Como muestra de esta nueva tendencia, el pasado 20 de enero el Consejo de Ministros aprobó el Plan Nacional Integrado de Residuos para el periodo 2008-2015. En él se establece como objetivo cuantitativo de prevención para las bolsas comerciales de un solo uso la disminución del 50% a partir de 2010 y un calendario de sustitución de plásticos no biodegradables y prohibición progresiva en vigor en 2010.
Este tema es especialmente sensible en el caso de las bolsas comerciales de un solo uso. La industria asociada al mundo de las bolsas, en sus diferentes tipologías, materiales y soluciones, se encuentra en estos momentos ante importantes retos y diversas opciones.
En primer lugar, se debe apostar por nuevos materiales. Una forma de hacerlo es con el uso de biopolímeros (materiales procedentes de fuentes renovables), como materia prima para la obtención de bioplásticos como material de envase, cuyo objetivo para tal fin reside en presentar características de biodegradabilidad y propiedades mecánicas apropiadas. Es el caso de bolsas fabricadas con tubérculos no aptos para el consumo alimentario, que se biodegradan en no más de seis meses y utilizan tintas a base de agua que no son tóxicas.
Según estimaciones actuales, el uso de los bioplásticos está fijado en 120.000 t, lo que representa menos del 10% de los plásticos convencionales procedentes del petróleo, cuya utilización se estima en unos 20 millones de toneladas. Los plásticos consumen un 6% del petróleo y, de éstos, un 40% está dedicado al envase y embalaje.
Por ello, centros tecnológicos como Itene investigan para que las empresas tengan una alternativa con materiales renovables y biodegradables. Por poner un ejemplo, se habla mucho del almidón como material no proveniente del petróleo, pero éste presenta una pobre resistencia mecánica. Desde ese centro tecnológico se trabaja ya en la mezcla del almidón con otros productos como el poliéster. Esta mezcla ofrece como resultado unas bolsas más resistentes.
Y, por otro lado, las compañías pueden optar por bolsas reutilizables con un mayor grosor. En este campo, ANAIP, la Asociación Española de Industriales de Plásticos, ha trabajado en la Norma de Calidad de una bolsa de polietileno, reutilizable hasta 15 veces y que, en su último uso, pueda ser empleada como bolsa de basura o de envases para depositar en el contenedor amarillo. Con esta medida se podría reducir sensiblemente el consumo de bolsas de plástico.

El sector se concentra
Una de las noticias más importantes que atañen al sector de maquinaria de envase y embalaje, es el proceso de concentración que están viviendo algunas de sus empresas integrantes, producto de la situación económica.
El más importante de ellos ha sido el de Rovema Global Packaging Group, que anunció el cierre de la adquisición de Bossar S.L., empresa especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de maquinaria envasadora horizontal (HFFS), que había solicitado un concurso voluntario de acreedores recientemente, al no poder alcanzar un umbral de facturación necesario para seguir siendo viable. Efectiva desde el 1 de agosto del 2009, la transacción fue liderada por la filial de Rovema en España, su sede de fabricación de máquinas envasadoras verticales intermitentes básicas (VFFS).
La operación incluye la compra de todos los activos y filiales de Bossar, la totalidad de sus patentes tecnológicas de envasado y su unidad productiva en Barcelona, España. Según declaraciones de Klaus Kraemer, presidente del Grupo, “esta adquisición es un paso más para reforzar la posición de Rovema en el mercado y diversificar nuestra gama de aplicaciones en la industria del envasado flexible”.
Este nuevo hito es parte del plan estratégico como grupo global de envasado, así como de su compromiso de innovación y de ofrecer los mejores productos y servicios. La amplia gama de maquinaria envasadora horizontal de la empresa adquirida y su tecnología patentada complementará el portafolio de Rovema. Ambas empresas fusionan así su personal clave, para asegurar la continuidad tecnológica y su servicio posventa. Además, conseguirán importantes sinergias combinando las cadenas de logística, las instalaciones productivas, los programas de maquinaria y canales de venta de ambas organizaciones. La nueva organización, con sede en Barcelona, se convertirá así en el Centro de Excelencia de Maquinaria Envasadora Horizontal, de Rovema. La planta ubicada en Sentmenat quedará, por los momentos, sin uso.
Aumenta la inversión en I+D+i
El sector sigue invirtiendo importantes recursos en I+D+i, con el fin de ofrecer maquinarias más modernas y acordes con las necesidades de la industria. Otras inversiones de importancia, como se destacó anteriormente, es en la mejora del servicio de atención a sus clientes.
CIMA representa en nuestro país a varias de las compañías más importantes del sector. Entre las novedades presentadas últimamente destacan, dentro del portafolio Ishida, una nueva actividad sobre líneas completas de productos frescos, como carne, pescado, etc., así como también los nuevos modelos de máquinas para la industria del snack. UVA, otra de las representadas, ha desarrollado un nuevo tipo de envasadora vertical donde, en la misma máquina, se pueden hacer distintos tipos de bolsas.
A juicio de esta comercializadora, el sector del envase y embalaje esté sufriendo un pequeño descenso en las novedades, ya que debido a la crisis y al aumento de la cuota de mercado de las marcas blancas, se está ralentizando la incorporación al mercado de productos innovadores con alto valor añadido.
No obstante esta situación, CIMA ha estado cumpliendo sus objetivos trazados, “pero se nota una ralentización en la toma de decisiones hasta que el mercado vuelva a posiciones más normales”, comentaron fuentes de la empresa. Igual parecer tienen con respecto a 2010, “ya que primero se debe aclarar la situación económica y la circulación de créditos a la industria para mantener sus actividades”.
Effytec es especialista en maquinaria de envasar en sobre plano de todo tipo de materiales, proporcionando sistemas de envasado horizontal, “que permiten una relación más profunda e interactiva con nuestros clientes, incrementando las ventas y reforzando la imagen de marca. Estos sistemas de envasado se basan en una tecnología robusta y fiable que proporciona una mejora tecnológica”, aseguran portavoces de la empresa.
Un equipo multidisciplinar de I+D de siempre está en continua evolución para mejorar los productos ofrecidos. En este momento, aseguran que están trabajando en dos proyectos de gran novedad. El primero está enfocado a líquidos y pastosos, útil tanto para la alimentación como para otros sectores. El segundo hace hincapié en polvos y granulados, a fin de abarcar un sector de la alimentación que hasta ahora tenían descuidado.
Este tipo de acciones forman parte de la apuesta por la innovación y un mayor valor añadido de sus productos, que viene refrendado por más de un millón de euros invertidos a este fin. Por otro lado, la empresa está reafirmando la gestión de un buen servicio técnico y posventa, pues forma parte integral del servicio en la medida que el cliente lo desee.
“En esta industria es de capital importancia poder ofrecer maquinaria a la medida del cliente, incorporando innovaciones tecnológicas para mejorar su producción. Además, un buen servicio posventa y respetar los plazos de entrega son también claves para competir con garantías en el sector”, informaron.
Esta empresa estima que los envases flexibles y termo-resistentes laminados con tres o cuatro películas de poliéster, nailon, polipropileno y aluminio, permiten conservar los alimentos por un periodo similar a los enlatados. Son muy ligeros y ocupan poco volumen, lo que se traduce en ahorros de almacenamiento y transporte. Se espera que esta tecnología tenga un crecimiento de entre el 15 y 17% en América Latina.
“La crisis que estamos sufriendo en este momento, nos lleva a pensar que, para 2009-2010, la tendencia mundial será abaratar costes para seguir siendo competitivos e intentar cubrir ventas en los mercados emergentes cuya demanda hasta hace poco era inexistente. Nuestro tipo de tecnología se adapta perfectamente a la problemática actual, ya que permite un ahorro importante en packaging (no es igual el coste de un bote de mayonesa de cristal, que una bolsa doypack), así como un ahorro en espacio de almacenaje y transporte”.
Esto, junto con la mayor demanda en los países más poblados, hace pensar que el crecimiento del sector no tiene que pasar obligatoriamente por robar clientes a la competencia, sino por cubrir cuotas de mercado nuevas.
Fanuc Robotics presentó el M-1iA, el primer picker de cinemática paralela de alta velocidad. Diseñado específicamente para manipular pequeñas piezas, es ideal para aplicaciones de picking de alta velocidad y ensamblaje.
Esta empresa ofrece dos modelos en esta nueva serie de 4 y 6 ejes, con estructura paralela, que le proporciona una gran precisión y la más alta velocidad comparándola con los robots tradicionales de ensamblaje. El M-1iA, ligero y compacto, puede ser instalado en varias posiciones, y puede llegar a tener 3 ejes en la muñeca, haciéndolo extremadamente flexible.
También ofrece un modelo de cuatro ejes para operaciones de ensamblaje simple (picking en plano). Un único eje en la muñeca ofrece una velocidad de hasta 3.000 grados por segundo.
Los clientes con aplicaciones de ensamblaje suelen requerir altas velocidades y precisión para alcanzar sus metas en la producción. “La flexibilidad y velocidad del M-1iA sobrepasa las capacidades de otros robots articulados verticalmente o tipo Scara”, informó la empresa.
Entre sus características está su poco peso (modelo de 17 kilos para 6 ejes) y tamaño compacto, que permite realizar operaciones en espacios reducidos. El diseño de seis ejes facilita la alimentación desde varios lados de la zona de trabajo, aumentando el espacio útil de ésta. La versatilidad de montaje en varias posiciones amplía notablemente las posibilidades de instalación en su célula de trabajo.
El diseño en paralelo maximiza la velocidad. Puede separarse de su base de montaje, permitiendo una fácil integración dentro de una máquina. Puede incorporar una cámara para iRVision integrada en el robot. Dispone del controlador R-30iA Mate estilo rack. El software Collision Guard detecta colisiones entre el robot y objetos externos, minimizando los posibles daños a la pieza y al aparato. Robot link controla y coordina, a través de la red, el intercambio y control de datos de posición de hasta 10 maquinarias.
Entre las novedades que ha presentado recientemente en el mercado IPE, Innovaciones para Etiquetaje, dedicada a la impresión de etiquetas autoadhesivas y packaging de alta calidad, está la inversión en el desarrollo de impresión del librito desplegable Booklet, etiqueta autoadhesiva multipágina que proporciona más espacio para la comunicación.
Al ser totalmente personalizable, puede diseñarse en diversos tamaños y formas, adaptándose totalmente al envase al que va acompañar, además de ser imprimible en todas sus caras. Esta etiqueta puede ser aplicada en toda clase de productos que deseen integrar mayor cantidad de información en un espacio reducido.
Asimismo, debido a la gran demanda que tienen las etiquetas retráctiles sleeves, la empresa recientemente ha invertido en la última tecnología para que los clientes puedan ver el prototipo del sleeve en su producto, en tres dimensiones, antes de la impresión. Lo que resulta especialmente útil para observar los beneficios de la decoración 360º que brinda.
Gracias a que la empresa cuenta con modernas maquinarias de impresión, que les permite combinar diferentes tecnologías en una misma etiqueta, IPE puede cubrir las necesidades en etiquetas de la mayoría de los sectores relacionados con la alimentación. Desde etiquetas abrefácil, utilizadas en productos como la pasta, hasta sleeves que permiten una decoración integral de producto, utilizado para envases de bebidas, salsas, etc.
Actualmente, esta empresa está haciendo un gran esfuerzo de investigación en la utilización de nuevos materiales para la producción de etiquetas que contaminan menos, minimizando el impacto ambiental y reduciendo la cantidad de residuos.
Dada la inestable evolución de este año que está por concluir, IPE no puede prever qué sucederá en el 2010, pero la empresa ha decidido apostar por la innovación para poder aportar nuevas soluciones a los clientes. “También estamos trabajando conjuntamente con los clientes para establecer mejores lazos de trabajo, y así poder tener un base sólida para lo que parece será un año de recuperación”, explicaron.
Piber Group lleva 30 años utilizando el sistema de etiquetado IML (in mould labeling) para los envases que producen para la industria alimentaria, que continúa siendo un método muy demandado dentro de la industria alimentaria por su coste reducido, calidad de acabado y, sobre todo, porque evita cualquier proceso de etiquetado por parte del fabricante alimentario, ya que el producto le llega totalmente personalizado de su proveedor.
 Como novedad, están trabajando con materiales de PP que, hasta el momento, daban un resultado mate en la etiqueta, debido tanto al material de la misma como al sistema de colocación -en el molde- en condiciones de elevadas temperaturas, “y ahora hemos pasado a utilizar etiquetas brillantes, lo que mejora notablemente el resultado final de la misma, dando una imagen mucho más viva y atractiva de la etiqueta IML”, según informó la empresa.
Representaciones IMCO es proveedor de maquinaria, servicios de consultoría, asistencia técnica y posventa para la industria de la alimentación. Ofrece soluciones integrales para el proceso y envasado de diferentes tipologías de productos, entre las que se incluyen: panadería y bollería industrial, confitería, galletas, chocolates, café, salsas, ensaladas de IV gama, arroces y legumbres, etc.
Entre las soluciones completas, se incluye todo lo referente al asesoramiento, puesta en marcha y mantenimiento de equipos para manipulación de producto, en función de las necesidades de sus clientes, Aplican soluciones más convencionales: transportadores mediante cintas, pulmones de góndolas, o bien sistemas más sofisticados como son las aplicaciones de robótica desarrolladas por Bosch. El pasado año suministraron más de 40 robots tipo Delta.
En el campo del envasado primario tienen máquinas para envasar múltiples tipos de producto en diversos formatos, a través de una amplia gama de envasadoras verticales, tipo flow pack y sistemas de termoformado aséptico de Bosch y de Ampack Ammann. Cabe destacar el lanzamiento de la nueva envasadora vertical Bosch SVI 4020, capaz de envasar múltiples productos (incluyendo no alimentarios) en múltiples formatos de forma sencilla y rápida.
En cuanto a envasado secundario, esta empresa destaca una amplia variedad de soluciones, que ofrecen a través de la empresa Paal, que ha desarrollado en los últimos meses equipos específicos para dar solución al envasado box-pallet, muy demandado por algunas empresas de distribución moderna y autoservicio.
El proceso del final de línea tras el envasado del producto es la paletización del mismo y su posterior envío al cliente.  IMCO da soluciones de su representada Lorenz Pan, que desarrolla sistemas antropomórficos y equipos de paletización, que también son capaces de trabajar a baja temperatura (inferior a -25ºC). También, ha desarrollado un equipo estándar, el Europal 49, válido para múltiples aplicaciones de paletizado por capas.
Sealpac, representada en España por EMO, lanzó recientemente al mercado la nueva termoselladora automática de bandejas modelo A6, que destaca por la elección de las dimensiones del molde de soldadura, el cual permite sellar numerosas bandejas estándares para productos medianos de formatos de libre servicio o formatos destinados al canal Horeca.
Su versatilidad al permitir realizar todas las presentaciones de envasado posible, el sencillo manejo y el fácil cambio de formato sin necesidad de herramientas la hacen única en este segmento de mercado. Es por ello que la A6 es el modelo para iniciar una fabricación industrial con un óptimo equilibrio entre flexibilidad y productividad con el menor coste posible.
Soco System es una empresa que ofrece sistemas de precintado, transporte (tanto de cajas como de palés) y paletizado (tanto convencional como pórtico).
Entre las novedades que presentan, están los nuevos sistemas de paletizado, que crean los mosaicos de cajas tan sólo introduciendo las medidas de las mismas, sin ninguna otra intervención por parte del operario.
Y, por supuesto, el Robot-In-A-Box, un sistema de paletizado automático, que consiste en una unidad compacta con un robot de pórtico estándar, con cabezal de succión universal, transportador de altura ajustable, banda transportadora, plegable y ordenador con pantalla táctil. El robot incorpora protecciones de seguridad de policarbonato, y, como opción, se le puede dotar de una movilidad extrema añadiéndole ruedas al chasis inferior.

 

SIG Combibloc lanza un nuevo concepto: Drinkplus

A escala global, el sector de la alimentación está inmerso en la búsqueda de nuevos productos que ofrezcan un valor añadido, tanto a los clientes como a los fabricantes o cadena de distribución. SIG Combibloc ha desarrollado por ello drinksplus: una solución que hace “perceptible” ese valor al añadir a las bebidas extras naturales, como trozos de fruta y verdura, o cereales. Este concepto abre el camino a categorías de productos completamente nuevas. Ahora ya pueden llenarse productos con un 10% de partículas en envases de cartón asépticos con las máquinas llenadoras estándar de esta compañía para lácteos líquidos y refrescos sin gas, que permiten hasta trozos de 6 mm de largo y de diámetro, lo que abre las posibilidades a productos que pueden convertirse en realidad de forma rápida y rentable.
En todo el mundo, las tendencias de consumo “saludables y de bienestar” son las principales impulsoras del desarrollo de nuevos productos en el sector de la alimentación. Con ello en mente, esta empresa encargó un estudio a nivel internacional sobre el comportamiento de los consumidores, que vino a confirmar que los argumentos de venta referidos al valor añadido de las bebidas resultan más creíbles cuando el producto contiene trozos de fruta o verdura. El estudio también ponía de manifiesto que hasta los adultos prefieren beber con pajita bebidas con cualidades de valor añadido perceptibles.
Cuando se trata de crear un nuevo concepto de producto, no basta con tener una idea innovadora: es necesario abordar la viabilidad técnica del mismo. La empresa ha conseguido juntar los componentes sólidos y líquidos del producto que, de forma continuada, forman parte del proceso rutinario de llenado y envasado en envases de cartón en condiciones de esterilidad con las máquinas estándar.
Conjuntamente con DöhlerGroup (unos de los principales fabricantes internacionales de concentrados de zumos de fruta, combinados de frutas y mezclas base), SIG Combibloc ha desarrollado una selección de innovadoras bebidas que contienen partículas. Entre éstas se incluyen, por ejemplo, los smoothies con trozos de piña y naranja con pimiento, y bebidas de yogur con trozos de mango y piña. Las recetas ofrecen un amplio margen para crear nuevos conceptos de bebida, que mejoren la cartera de productos de cualquier fabricante del sector de la alimentación.
Para ofrecer soluciones completas que incorporen tanto el tratamiento del producto como la tecnología del proceso antes de iniciar el proceso de llenado, SIG Combibloc trabaja estrechamente con otras compañías globales y experimentadas. Entre sus socios, se cuenta GEA TDS, dedicada a diseñar máquinas multifuncionales, prestando especial atención a tecnologías de procesado y componentes, así como al diseño y construcción de plantas.
Ambas compañías han desarrollado tres opciones técnicas básicas para poner en marcha este concepto, que permiten utilizar las máquinas llenadoras estándar para productos lácteos y refrescos sin gas. Cada una de estas tres soluciones básicas puede adaptarse a las instalaciones de fabricación existentes y al concepto de producto deseado, a los objetivos, al volumen de la inversión y a la capacidad de fabricación. Solo es necesario introducir en la máquina llenadora una serie de ajustes referidos al producto.

Procesado y envasado de bebidas, de Tetra Pak

Tetra Pak presentó recientemente la nueva generación de Tetra Therm Aseptic Drink, un equipo muy flexible y amortizable que permite procesar una amplia gama de bebidas. Mediante la introducción de un sistema avanzado de automatización, esta nueva versión garantiza una eficiencia operativa y el rendimiento durante todo el ciclo de vida.
“Con el nuevo Tetra Therm Aseptic Drink pretendemos que nuestros clientes trabajen sin preocupaciones,” afirmó Sam Strömerstén, presidente de Sistemas de Proceso de Tetra Pak. “Cada unidad puede personalizarse para cubrir las demandas específicas de un determinado cliente. Cada equipo es pretestado antes de entregarse al cliente. Y su sistema de auto diagnóstico asegura un rendimiento óptimo en todo momento.”
Además de este último sistema, la nueva generación de pasteurizadores –adecuada para zumos y néctares, refrescos sin gas, bebidas de té, y aguas, incluidas las nuevas bebidas con ingredientes de alto valor añadido– incorpora una amplia gama de opciones avanzadas de automatización. Por ejemplo, esta unidad puede identificar automáticamente las desviaciones que se produzcan en los parámetros de los procesos, permitiendo la acción inmediata del operador para mantener una operatividad óptima. También produce notificaciones automáticas sobre cualquier requerimiento de mantenimiento, lo que permite evitar costosas paradas de producción no planificadas. 
El pasteurizador también es compatible con el sistema de control Tetra PlantMaster, que proporciona funciones inteligentes adicionales, como trazabilidad completa, con unidad para el histórico, control de lotes y revisión de todas las acciones previas. Esto reduce el riesgo de que se produzcan errores humanos y contribuye a la seguridad alimentaria.
El nuevo tanque de balance, los intercambiadores de calor y el desaireador reducen de forma drástica el consumo de agua y energía, así como el desperdicio de producto. El consumo de energía se reduce aún más gracias al recuperador de energía mejorado, mediante un circuito doble de agua caliente. Este nuevo sistema es un ejemplo de entre las soluciones de producción de bebidas Tetra Vertenso; aplica la experiencia de Tetra Pak en el desarrollo y distribución de componentes y líneas personalizadas que responden a las necesidades de los productores de bebidas, y les permiten lograr una eficiencia operativa superior.
Además de los pasteurizadores Tetra Therm Aseptic Drink, las soluciones de producción Tetra Vertenso también incorporan tecnologías dirigidas a cubrir una amplia gama de necesidades de procesamiento de bebidas. Por ejemplo, los tratamientos con calor, las mezclas, y otros procesos que requieren aquellos productores de bebidas que buscan la calidad.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas