Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Edulcorantes, bienvenida la estevia

Léalo en 52 - 69 minutos
Léalo en 52 - 69 minutos

La aprobación del uso de la estevia para su empleo en la elaboración de alimentos y bebidas en la Unión Europea ha sido la noticia más esperada del año para el sector fabricante y comercializador de edulcorantes. Son varios los operadores internacionales que venían trabajando estos ingredientes desde hace tiempo, y otros muchos, los que anuncian desarrollos recientes y futuros en este segmento que presenta un gran potencial de crecimiento

Desde que en 2009, a petición del Gobierno francés, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas internacionales) permitió el uso alimentario en Francia de los edulcorantes de estevia, su aprobación para todo el territorio de la Unión Europea ha sido una de las noticias más esperadas por los productores y distribuidores de edulcorantes a nivel internacional, ya que su empleo permitirá a los fabricantes de alimentos y bebidas ampliar el abanico de edulcorantes naturales a su disposición.
 En concreto, esta autorización se materializó el 11 de noviembre de 2011, con la aprobación del Reglamento (UE) 1131/2011 de la Comisión, por el que se modifica el anexo II del Reglamento (CE) nº1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, que establece una lista de aditivos alimentarios de la Unión autorizados para ser utilizados en alimentos y las condiciones de dicha utilización, en lo que respecta a los glucósidos de esteviol. El nuevo Reglamento se publicó el 12 de noviembre en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), entrando en vigor a los veinte días de su publicación.
Los glucósidos del esteviol (E960) son una mezcla de isómeros ópticos, que se hallan en forma química de ésteres; se trata de un edulcorante natural que procede de la planta stevia rebaudiana. De estos glicósidos, el que posee mayor poder edulcorante es el rebaudiósido A, que endulza 300 veces más que el azúcar.
El calendario que abría las expectativas de una pronta aprobación de la estevia en la UE se inicia con la publicación, el 10 de marzo de 2010, de un dictamen positivo de la European Food Safety Authority (EFSA) sobre las conclusiones científicas que consideraban que los glucósidos de esteviol, edulcorantes extraídos de la planta Stevia Rebaudiana Bertoni, son seguros para su uso en alimentos y bebidas. La EFSA también estableció una ingesta diaria admisible (IDA) para su consumo seguro, expresados como equivalentes de esteviol, de 4 mg/kg  de peso corporal/día, la misma establecida por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos de Aditivos Alimentarios (JECFA), en julio de 2008. Este examen fue posteriormente aprobado, el 4 de julio de 2011, por el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Sanidad Animal de la Comisión Europea.

Abierto a nuevas evaluaciones futuras
En su argumentación inicial, el nuevo Reglamento 1131/2011 recuerda que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria evaluó la seguridad de los glucósidos de esteviol como edulcorante y emitió un dictamen al respecto el 10 de marzo de 2010, estableciendo una ingesta diaria admisible de 4 mg/kg de peso corporal al día, expresados como equivalentes de esteviol. Si bien según sus “estimaciones prudentes de la exposición a los glucósidos de esteviol, tanto en adultos como en niños”, se consideró  “probable” que se supere dicha ingesta en la dosis máxima propuesta. Partiendo de esta conclusión de la EFSA, los solicitantes revisaron los usos propuestos y los sometieron nuevamente a su consideración en septiembre de 2010.
Con ello, en enero de 2011 la EFSA publicó un informe sobre la nueva evaluación de la exposición, con una conclusión muy similar, al afirmar que “es probable que los grandes consumidores de productos que contengan glucósidos de esteviol, ya sean adultos o niños, superen la ingesta diaria admisible”, considerando que los productos que contribuyen principalmente a esta ingesta son las bebidas no alcohólicas aromatizadas.
Partiendo de este temor a un consumo excesivo diario de productos edulcorados con glucósido de esteviol, en el punto 4 de sus Consideraciones, el Reglamento establece que “teniendo en cuenta la contribución potencial tan importante que tienen las bebidas no alcohólicas aromatizadas a la ingesta de glucósidos de esteviol, debe disminuirse la dosis permitida de este aditivo en dichas bebidas respecto a las dosis propuestas anteriormente por la Autoridad”.
Además, recoge que la Comisión pedirá a los productores y a los usuarios de glucósidos de esteviol información sobre la utilización real de este aditivo alimentario después de su autorización, que será facilitada a los Estados miembros. Además, la legislación deja abierta la posibilidad de nuevas evaluaciones sobre la exposición a este aditivo, “teniendo en cuenta los usos reales de los glucósidos de esteviol en las diversas subcategorías de alimentos y el consumo de alimentos normales en contraposición con alimentos de valor energético reducido”.

Más de 150 millones de consumidores
Si bien la EFSA se ha mostrado cautelosa durante años respecto a la aprobación de la estevia, las hojas de esta planta, originaria de Sudamérica, han sido utilizadas durante siglos por las tribus nativas para endulzar alimentos y bebidas.
Según el Consejo Internacional de la estevia, el descubrimiento de la dulzura de la planta de estevia se atribuye al botánico italosuizo, Dr. Moisés S. Bertoni, en 1901. Sin embargo, los investigadores creen que el uso de la planta para endulzar alimentos y medicamentos por parte de los pueblos indígenas de Sudamérica data de fechas anteriores a la llegada de los españoles en el siglo XV. La dulzura de la planta de estevia se debe a la producción de componentes dulces en las hojas de la planta, conocidos como glucósidos de esteviol, que se identificaron por primera vez de forma individual por los investigadores franceses, M. Bridel y R. Lavielle, en 1931, detacando su poder edulcorante entre 50 y 450 veces más dulce que la sacarosa. Existen al menos diez glucósidos de esteviol en la hoja de estevia, siendo los más frecuentes en su uso el esteviósido y el rebaudiósido A.
El Consejo Internacional de la Estevia, recibió muy positivamente la aprobación en la UE del uso de este edulcorantes, del que apuntan que los principales expertos mundiales de seguridad alimentaria, incluido el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la European Food Safety Authority (EFSA), han establecido que la estevia es segura para todos los consumidores y ofrece una opción adecuada para las personas con diabetes. En palabras de su presidente Carl Horn, “éste es un gran paso adelante para las posibilidades de elección del consumidor en Europa. Los glucósidos de esteviol se derivan de una fuente natural, la planta de estevia, y con cero calorías. Estas dos características son atributos clave para los consumidores en busca de productos que les ayuden a llevar un estilo de vida saludable y a controlar el peso”. Partiendo de la experiencia probada en otros países, adelanta que “en los próximos meses proliferarán en los estantes de los supermercados europeos nuevos productos endulzados con estevia. Esto incluye una amplia gama de productos, como los yogures, cereales, bebidas, refrescos, chocolate y edulcorantes de mesa”.
Cada año, se lanzan en el panorama mundial cientos de nuevos productos con extractos de estevia, cuyo uso es ya muy común en  Asia, América del Sur y Estados Unidos. Estudios recientes indican que unos 150 millones de personas en todo el mundo consumen estevia a diario. En EE UU ostenta el llamado “self-affirmed Gras Status”, una clasificación para sustancias que están “generalmente reconocidas como seguras”. En Japón, Rusia, Australia, Nueva Zelanda y Brasil, su consumo lleva muchos años aprobado. Según datos de la consultora Zenith Internacional, la venta de este ingrediente ha alcanzado una cifra cercana a los 285 millones de euros, con un volumen de 3.500 toneladas a nivel mundial y se estima que, en 2014, el mercado global de estevia alcance las 11.000 t, por un valor de unos 825 millones de dólares.

Múltiples aplicaciones
La aprobación del uso alimentario de la estevia en la UE ha acaparado la actualidad a nivel legislativo en el mercado de edulcorantes. Tal como destaca el presidente de la Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA), Andrés Gavilán, “la última documentación que consta sobre edulcorantes, es la relativa a los criterios de identidad y pureza del nuevo edulcorante E960 (glucósidos de esteviol), en el que figura con una riqueza mínima del 97 % (expresada en el isómero rebaudiósido A, que es el que posee mayor poder edulcorante, 300 unidades de dulzor, referida al azúcar)”.
En su opinión, con la publicación del Reglamento (UE)1131/2011, “se abren nuevas oportunidades para la industria alimentaria de formular alimentos bajos o sin azúcares con este nuevo edulcorante natural, sobre el que se han depositado grandes esperanzas y expectativas,  ya que el otro edulcorante natural existente, el E957 (taumatina), dado su elevado dulzor y prolongado regusto dulce tras la ingesta, tiene muy limitados el número de alimentos en los que se puede utilizar.
Al resaltar las ventajas de este edulcorante, señala que “los isómeros del esteviol son una mezcla de varios isómeros, en los que predomina el rebaudiósido A, en los que lo más notable que son de origen natural. Es precisamente su naturalidad su atributo más preciado, ya que procede de una planta, la stevia rebaudiana, de cuyas hojas  se extrae el E960 y además su sabor dulce es muy agradable”. Su empleo, como en el caso de otros edulcorantes, “abaratará costes de formulación en especial al sustituir parcial o totalmente los azúcares del alimento,  dependiendo fundamentalmente del tipo y dosis de aplicación que se fije”.
Respecto a su aplicación, “todavía es pronto para saber la inclinación más acusada en el uso de este nuevo edulcorante”, pero tal como recoge la normativa podrá emplearse en: productos lácteos  fermentados aromatizados, en helados, frutas y preparados de frutas y hortalizas, confitería, productos de cacao y chocolate, chicles, cereales para desayuno, bollería fina, pescado y productos de la pesca, edulcorantes de mesa, sopas, caldos y salsas, alimentos dietéticos, néctares de frutas, bebidas refrescantes, cervezas, bebidas alcohólicas, aperitivos a base de patatas, cereales, postres y complementos alimenticios, a dosis que oscilan entre 80 y 350 mg/kg de alimento, con la salvedad del chicle, en el que podrá incorporarse a 3.300 mg/kg y los complementos alimenticios que lo harán a Dosis Quantum Satis

La industria se vuelca con la estevia
Aunque la aplicación de la estevia en los productos alimenticios dirigidos al  mercado de la UE no se ha podido iniciar hasta principios de diciembre de 2011, varios operadores venían ya trabajando este tipo de edulcorantes dirigidos a otros países y, con esta experiencia, tenían ya preparado con mucha antelación su desembarco en el mercado europeo y, por ende, en España. Tal es el caso de Wild, que desde hace dos años viene trabajando en destacar los valores de este ingrediente y fue de los primeros en manifestar su satisfacción ante el dictamen positivo de las autoridades europeas. Tal como señaló Peter Naylor, director de Desarrollo Estratégico de Negocios de Wild, “desde el principio estimábamos más que probable que la EFSA emitiera un dictamen positivo y, en consecuencia, concentramos todos nuestros esfuerzos en el rápido desarrollo de nuestra cartera de productos de estevia”. Con esta filosofía, en junio de 2010, presentó la gama de edulcorantes naturales de alta calidad Sunwin Stevia, que desarrolló gracias a la aplicación de la tecnología de modificación de sabores de Wild “Taste Modification Technology”. La creación de esta gama es fruto de la participación de Wild Flavors Inc. en la compañía productora de estevia Sunwin International, lo que ha permitido a Wild “supervisar todo el proceso de fabricación y garantizar la excepcional calidad de estos edulcorantes”. En Sunwin Stevia la firma combina los extractos de alta calidad con su “Taste Modification Technology”, idónea para eliminar el sabor a regaliz no deseado, e incluso amargo, que la estevia muestra de forma natural, convirtiéndose de este modo en uno de los pioneros en ofrecer soluciones integrales a la industria para una amplia gama de productos alimenticios que abarca,  desde confitería o bebidas, hasta productos de panadería y pastelería. Los edulcorantes Sunwin Stevia pueden obtenerse en distintas composiciones de glucósidos de esteviol, con el objetivo de atender a las distintas exigencias de los fabricantes, facilitando un cálculo más flexible de los ingredientes.  Según destacan desde la compañía, los glucósidos de esteviol se encuentran de forma natural en las hojas de estevia y son los que le proporcionan las propiedades edulcorantes. La sustancia es conocida como rebaudiósido A y está considerada como uno de los más importantes glucósidos de esteviol debido a sus excelentes propiedades sensoriales. Para atender las distintas preferencias de cada cliente, los extractos de Sunwin Stevia pueden adquirirse en concentraciones de rebaudiósido A del 60, 80, 95 o el 98 %.
Desde la presentación de esta gama, Wild ha dedicado importantes esfuerzos a promocionarla y dar a conocer sus aplicaciones, en especial mediante su participación en diferentes ferias internacionales, como han sido Brau Beviale o Fi Europe 2011. Precisamente, en el marco de este último salón, celebrado en París, Wild Flavors firmó con la compañías Univar un acuerdo de cooperación paneuropea, que permitirá ampliar las ventas de sus productos a base de estevia en toda Europa. En virtud de esta alianza, Univar se hace cargo de la comercialización, a través de su red europea, de la atractiva gama de productos de estevia elaborados por Wild. Univar ya mantenía, desde 2010, un acuerdo con Wild para el marketing y venta de su gama Sunwin Stevia y su “Taste Modification Technology” en Francia y Suiza, donde ya se tenía una autorización provisional para el uso del extracto del rebaudiosido A de alta pureza.
Según declaró con motivo de la firma de este acuerdo Neil Blackburn, director de Food Ingredients EMEA de Univar, “la estevia ha sido un gran éxito en Estados Unidos”, a lo que añadió que “prevemos que la estevia se cobrará una cuota significativa del mercado de edulcorantes de alta intensidad en Europa en los próximos años”. Por su parte, Fabiana Matucci, vicepresidenta senior de Gestión SBU en Wild, afirma que “la asociación con Univar complementa nuestras ventas actuales y las actividades de marketing más allá de nuestra actual base de clientes. Nuestras mezclas y patente Taste Modification Technologies se utilizan con estevia para proporcionar un excelente sabor en una amplia gama de aplicaciones en alimentos y bebidas”.
En esta misma línea de antelación, el fabricante de ingredientes funcionales Beneo presentó en la feria Hi Europa 2010, que se celebró en Madrid, edulcorantes de estevia dentro de su cartera de soluciones naturales para la sustitución de azúcares. Además, de cara a la Feria Internacional de Confitería (ISM) que se celebra en Colonia (Alemania) del 29 de enero al 1 de febrero de 2012, la compañía adelanta que en el Salón se podrán ver  muestras de caramelos sin azúcar con sabor a hierbas, en cuya composición se ha empleado el edulcorante Isomalt con estevia, una combinación que ha permitido a Beneo conseguir un producto de sabor equilibrado parecido al del azúcar y con beneficios nutricionales y para la salud. Como único sustituto del azúcar derivado de la remolacha azucarera, Isomalt tiene un perfil edulcorante similar al azúcar y su combinación con otro edulcorante de origen natural como es la estevia favorece la obtención de una diversidad de sabores en los que, además, se ha logrado enmascarar satisfactoriamente el regusto no deseado de estevia.
La compañía ha podido desarrollar este edulcorante, gracias a la actividad del Beneo- Technology Center, un nuevo centro de investigación que reúne la larga experiencia técnica y en aplicaciones alimentarias de Beneo con el fin de mejorar y fomentar la innovación de productos y que se presentó durante la última edición de FiE. Las bases de este centro se pusieron en 2009, cuando la empresa fundó el Beneo-Institute, que ofrece orientación y liderazgo  en  ámbitos de la nutrición, la salud y jurídicos. Además, permite a la compañía expandir su experiencia técnica para proporcionar a los clientes conocimientos especializados sobre perspectivas de mercado y de consumidores, hasta el punto de desarrollar conceptos de producto y de marketing para demostrar los beneficios de los ingredientes funcionales de Beneo.
Los glicósidos de esteviol son un producto natural fácilmente soluble en agua y en metanol. Además, la alta estabilidad en un amplio rango de pH (3-10) y temperatura (hasta casi 200º C) hace que se pueda almacenar hasta un mínimo de 24 meses.
Consciente del potencial que la estevia presenta para la industria alimentaria, Tecom Ingredients también ha anunciado que puede suministrar glicósidos de esteviol para su uso como aditivos de acuerdo a la autorización de la Comisión Europea. Desde la compañía han destacado como valores de estos glicósidos de esteviol su alta capacidad edulcorante, ya que “endulzan hasta 300 veces más que el azúcar sin suministrar calorías ni aumentar el índice de glucosa en sangre”.  En el caso concreto del ofrecido en su portafolio, señalan que “el alto contenido en rebaudiósido A de nuestro producto proporciona unas muy buenas propiedades sensoriales minimizando el posible amargor que dan otro tipo de glicósidos”.
En la última convocatoria de FiE, la empresa Disproquima aprovechó para lanzar su propia marca de edulcorantes de estevia denominada SteviaDis, que compartió protagonismo con el nuevo edulcorante trehalosa, que se presentó como una opción ideal para su aplicación en  bebidas de soja para enmascarar sabores no agradables. La compañía confía en la buena acogida que en el mercado europeo tendrán los edulcorantes esteviósidos y considera que “a priori serán la gran sensación por sus bondades, especialmente por su halo de naturalidad. Si bien, en algunas aplicaciones queda un largo camino por recorrer a la hora de enmascarar regustos y optimizar su utilización. Lo que sí es cierto es que hay un gran interés al respecto ya que muchas empresas ya se están interesando por ella desde antes de su autorización generalizada”.    
También la compañía Tecnufar destaca que, en estos momentos, dentro del mercado de los edulcorantes intensivos, su proyecto prioritario es el desarrollo de mezclas y aplicaciones con extractos de estevia, “un edulcorante natural en el que se han puesto muchas expectativas y que una vez que ha sido aprobado por el Parlamento Europeo es de prever que forme parte de la formulación de muchos de los nuevos productos que puedan salir al mercado”. Sin embargo, fuentes de la empresa llaman la atención sobre el hecho de que “la estevia, por sus características organolépticas, no es un edulcorante fácil de aplicar. Además, su origen natural hace que necesite un `trato especial’ y para no perder esta característica tenga que combinarse prioritariamente con otros edulcorantes naturales (intensivos o no). Nuestro objetivo, aparte de suministrar distintos extractos de estevia con distintos grados de pureza y distintas características organolépticas, es el de poder ofrecer a nuestros clientes mezclas  de estevia con otros edulcorantes (priorizando los naturales) o ingredientes que solucionen los problemas de aplicación”. Para ello, “los distintos departamentos técnicos tanto de Galam Iberia como del Galam Group están trabajando en esta dirección y han adquirido una gran experiencia en todos los aspectos relacionados con la estevia. Nuestros departamentos de Marketing y Comercial se ocupan de ofrecer esta experiencia y todo nuestro apoyo a nuestros clientes”. Asimismo, la firma adelanta que las aplicaciones en las que se está trabajando son numerosas: bebidas refrescantes, aguas aromatizadas, preparados de frutas, mermeladas, productos y bebidas lácteas, helados, edulcorantes de mesa… “En los países en los que ya se ha aprobado, la estevia se está utilizando en numerosas aplicaciones”.

Un edulcorante que viene a sumar
Sobre los pros y contras de la estevia, desde Tecnufar matizan que  “existen numerosos tipos de extractos, de composiciones muy variadas, y que desde un punto de vista organoléptico presentan dificultades a la hora de su aplicación. Si tenemos que definir su dulzor: todos los extractos son dulces (la intensidad de dulzor dependerá de su composición), el máximo de dulzor en su perfil gustativo es retrasado con respecto al azúcar, y deja en la boca un gusto dulce. Justamente en esta parte final del perfil gustativo es cuando empiezan los problemas pues todos los extractos de estevia, en función de su composición y su porcentaje de aplicación, darán un regusto muy característico a regaliz y, en algunos casos, notas amargas. Su intensidad y percepción dependerán del tipo de extracto de estevia original, de su concentración en el producto final y de la composición y naturaleza del resto de ingredientes y aditivos que lo acompañan: azúcares, edulcorantes intensivos, aromas, acidulantes, modificadores del sabor… En contrapartida, la gran ventaja de la estevia es que es un edulcorante intensivo de origen natural. Ahí creemos que está una de sus ventajas comerciales”.
Respecto a cómo afectará al extenso mercado de edulcorantes, en su opinión  “la estevia es un edulcorante intensivo que complementa a los ya existentes. No obstante el hecho de ser un extracto vegetal lo hace único. Es el único edulcorante intensivo natural. No existe otro edulcorante (aprobado o que vaya a aprobarse en la UE) con esta característica. Que sume o desplace a los otros edulcorantes dependerá de la calidad final de los productos fabricados con estevia y la aceptación que tengan en el mercado”.
En torno a esta cuestión, desde Altaquímica consideran que la estevia “seguramente tendrá los dos efectos de sumar y desplazar edulcorantes más antiguos y, en particular, alguno que ahora está en revisión sobre su posible utilización en determinados colectivos de la población”. La empresa destaca que las demandas de la industria de  alimentación y bebidas en materia de edulcorantes se dirigen “hacia  lo natural y saludable, de ahí la importancia del nuevo edulcorante recientemente aprobado, la estevia. La incorporación de la información de los valores nutricionales insertados en el etiquetado de cada vez más productos ayuda a los fabricantes y a los consumidores a cuidar la calidad y la cantidad de su uso”.
Según adelantan fuentes de esta compañía,  “creemos que la estevia va a revolucionar el mundo de los edulcorantes y abre una posibilidad más a la oferta de edulcorantes”. Por este motivo, “los desarrollos más importantes los estamos viviendo en estos momentos con el nuevo edulcorante estevia en el que Altaquímica hace una apuesta muy fuerte ya que creemos va a cambiar totalmente la utilización de edulcorantes en la mayoría de aplicaciones y creemos que su utilización va a ser generalizada en nuestra industria alimentaria”.
Por su parte, desde la compañía Emulift, la sensación es que “los esteviol glucósidos vienen a sumar más que a desplazar a otros edulcorantes. Su carácter de edulcorantes  intensivos y  su peculiar regusto los hacen dependientes de otros  edulcorantes intensos o de carga”. En cualquier caso, la firma confía en el gran potencial de este nuevo edulcorante natural, y adelanta que “nuestra empresa presentará como novedad mezclas con estevia y otros edulcorantes, aprovechando todos sus efectos sinérgicos”. De hecho, su desarrollo formará parte de sus principales proyectos para los próximos meses, siendo en 2012 “un objetivo importante, dar a conocer varias marcas de edulcorantes profesionales con estevia: Steviavit, Esteviol, Actisugar, Reba-6O, Reba-80, Rebapure, Rebausol, etc.”
En opinión de Monteloeder, los edulcorantes de estevia “desplazarán a algunos edulcorantes como el aspartamo, pero van a ayudar a hacer más grande el mercado”. Esta empresa ya venía confiando en los valores de la estevia, que “tenemos en nuestro catálogo desde hace dos años. Pensamos que va a ser uno de los edulcorantes más consumidos en un futuro porque no aporta calorías, es natural, es estable en muchos procesos industriales y hace mucho que se está consumiendo en otros países con buenos resultados”.
 
Alianzas internacionales en torno a la estevia
Las expectativas en torno a la aplicación de los edulcorantes esteviósidos en la industria de alimentación y bebidas son muy altas, por lo que los operadores del sector se han apresurado a sellar alianzas con grandes productores internacionales de estevia a fin de asegurarse el suministro de una materia prima de calidad.
Tal es el caso de EPSA, Emilio Peña, S.A., que el pasado 15 de noviembre de  2011, tres días después de la publicación del Reglamento (UE) 1131/2011, por el que se aprobaba el uso de la estevia en la como edulcorante natural acalórico, firmó un acuerdo con GLG Life Tech Corporation uno de los más importantes productores mundiales de estevia, para distribuir sus productos en España y Portugal.
Con un sistema de integración vertical de todas sus operaciones, desde el desarrollo de las semillas hasta la extracción y refinamiento, GLG Life Tech Corporation garantiza unos óptimos niveles de pureza y calidad y la ausencia de sabores no deseados. La compañía cuenta en su cartera con las marcas comerciales: RebpüreTM,  RebsweetTM, BlendSureTM, PureSTVTM, AnySweetTM con diferentes terminaciones, que ahora serán distribuidos por EPSA en el mercado ibérico “para dar respuesta a las necesidades de cualquier sector y aplicación donde pueda ser utilizado”. La compañía española EPSA, con una facturación prevista para 2011 superior a los 23 millones de euros y después de haber realizado importantes inversiones en sus líneas de producción, se marca entre sus objetivos prioritarios “la expansión en el mercado  de los edulcorantes, tanto intensivos o de carga como bajos en calorías”.
Otro importante acuerdo internacional en torno a la estevia es el alcanzado entre Tereos (en España Acor & Tereos Iberia) con la multinacional de extractos de estevia PureCircle, con oficinas centrales en Estados Unidos y planta de fabricación de glucósidos de estevia y revaudiosidos A en Malasia. En virtud de este acuerdo, se ha creado la joint venture Tereos PureCircle Solutions para la distribución exclusiva en Francia, Bélgica, República Checa, Italia, España y Portugal, de los productos de estevia a nivel industrial elaborados por PureCircle. Estos productos son: glucósidos de estevia, con un nivel de pureza mínimo del 95 % en contenido de estevia, y revaudiosidos A, con un nivel de pureza mínimo del 97 %, que es el que muestra un perfil de sabor más parecido al del azúcar. Asimismo, la joint venture ha desarrollado productos exclusivos, que se presentaron en FiE 2011, como son Alpha, una mezcla de glucósidos de estevia con una composición definida con perfil óptimo de sabor, que tiene diferentes aplicaciones, según el coste deseado de producto; y Stevia Sucres, un producto totalmente novedoso, mezcla de azúcar y estevia en el que la estevia está encapsulada en los cristales de azúcar y con un poder endulzante 20 veces superior al azúcar, así como con un sabor muy similar a éste. Su empleo es para aplicaciones en alimentos y bebidas con reducción de azúcar, entre un 30 y un 50 % menos en su composición. Entre sus ventajas figura su facilidad de uso, dado que su aspecto, en cristales es igual al del azúcar y además presenta una excelente solubilidad. Según explica Javier Berterreche, Product Manager Stevia de la firma, “lo esencial en nuestra oferta es que diseñamos la solución apropiada para cada producto y aplicación, ya que cada ingrediente de estevia tiene unas características muy concretas que le hacen muy adecuado para determinadas aplicaciones”.
También Cargill protagonizó un acuerdo exclusivo con Azucarera (filial de AB Sugar y Associated British Foods) para distribuir en el mercado español el endulzante Truvia®, con cero calorías, elaborado a partir de la hoja de estevia. Truvia®, marca propiedad de Cargill, distribuido en Estados Unidos desde diciembre de 2008, es ya la segunda en ventas del país en la categoría de endulzantes de sobremesa, y además es la marca líder en el segmento de los endulzantes elaborados a partir de estevia con un 68 %  del mercado.
El objetivo de este acuerdo es combinar el conocimiento de Cargill, experto mundial en estevia, con la experiencia de la red de distribución de Azucarera, líder del mercado español del azúcar, para comercializar y promocionar el endulzante Truvia® con éxito. Para Rhona Martin, directora de Marketing de Azucarera, “la llegada de los endulzantes elaborados a partir de la estevia en el mercado europeo representa una oportunidad sin precedentes de desarrollo y diversificación para una compañía como Azucarera. Al igual que hacemos con el azúcar, seguimos apostando por soluciones naturales de dulzor que den respuesta a las necesidades de los consumidores”. Por su parte, Zanna McFerson, vicepresidenta mundial de la marca Truvia® “este acuerdo marca un paso relevante  para la llegada de Truvia® al mercado español y europeo. Vinculada ya a la Associated British Foods inglesa a través de Silver Spoon, Cargill ha encontrado en Azucarera el socio perfecto para implantarse rápidamente en el mercado español”.
También con motivo de su participación en FiE 2011, la compañía IMCD  y el productor SGF (Sweet Green Field), dieron a conocer la firma de un acuerdo global para la introducción y comercialización en Europa de los extractos de estevia de alta calidad producidos por SGF. Este portafolio está integrado por los extractos RA 99, con un grado de pureza de rebaudiosido A del 99 %, y RA 97, con un grado de pureza del 97 %.
 
Tipos de edulcorantes existentes
Las expectativas que se han levantado en torno a la estevia han situado a estos productos en primera línea de atención en los últimos meses. Sin embargo, conviene recordar que existe una gran variedad de tipos de edulcorantes aprobados para su uso alimentario y sobre los que las compañías de ingredientes han continuado investigando para mejorar las características y aplicaciones de los mismos.
En una clasificación global, existen dos grupos de edulcorantes: los edulcorantes intensos y los edulcorantes de carga. Tal como explica el presidente de la AFCA, Andrés Gavilán, los edulcorantes intensos, no aportan calorías, no son cariogénicos, no son hidroscópicos y son fácilmente solubles en agua, salvo sobre todo el E951 (aspartamo) y el E959 (neo-hesperidindihidrochalcona),  y además poseen un dulzor mínimo de 30 unidades (30 veces más dulce que el azúcar –sacarosa-). Las dosis de uso son variables en función de sus IDA (Ingesta Diaria Admitida) numéricos respectivos.  Tan sólo el E957 (taumatina) posee un IDA de NS (not specified). Dado su elevado dulzor, los edulcorantes intensos pueden sustituir parcial  o totalmente los azúcares que contiene un alimento, reduciendo su contenido calórico, se aplican en multitud de alimentos.
Los poderes edulcorantes teóricos de dichos edulcorantes son: 
. E952 (ácido ciclámico y sus sales -ciclamatos-): 40 u.
. E950 (acesulfamo K): 200 u.
. E951 (aspartamo): 200 u.
. E662 (sal de acesulfamo-aspartamo): 200 u.
. E960 (glucósidos del esteviol): 250-300 u.
. E954 (sacarina y sus sales): 400-450 u.
. E955 (sucralosa): 600 u.
. E959 (neo-hesperidindihidrochalcona): 800-1.200 u.
. E957 (taumatina) > 3.000 u.
. E961 (neotamo): 8.000-1.2000 u.
 Por su parte, los edulcorantes de carga, aportan 2,4 kcal/g (casi la mitad que los azúcares, que contribuyen en 4 kcal/g), salvo el E968 (eritritol) que no aporta calorías. Además, con alguna excepción, son higroscópicos, solubles en agua, siendo su dulzor inferior al del azúcar (de 0,3 a 0,6 unidades de dulzor) con la excepción del E967 (xilitol), que posee la misma intensidad de dulzor que el azúcar. También cabe resaltar que a “dosis elevadas son laxantes” por lo que no están autorizados para alimentos líquidos. Es destacable que, a nivel toxicológico, se les ha asignado un estatus del IDA de NS (not specified), en consecuencia pueden dosificarse a niveles QS (quantum satis) o sea sin limitación de dosis, o dicho de otro modo, a concentraciones suficientes para alcanzar el efecto tecnológico pretendido.
Estos edulcorantes de carga se pueden utilizar como aditivos humectantes y poseen un atributo muy interesante debido a su entalpía con valor negativo, que alcanza en el xilitol (E967) las -37 kcal/g, o sea que produce un “efecto de frescor en la boca” al ingerirlo, por la absorción térmica local del edulcorante de carga en la boca, lo que produce una “sensación muy agradable y muy especial”, en el alimento que lo contiene.
Los edulcorantes de carga autorizados, son:
. E420 (sorbitoles: sorbitol y jarabe de sorbitol).
. E421 (manitol).
. E953 (isomalt).
. E965 (maltitoles: maltitol y jarabe de maltitol).
. E966 (lactitol).
. E967 (xilitol).
. E968 (eritritol).

Ventajas e inconvenientes de uso
A nivel toxicológico, los edulcorantes no presentan ningún inconveniente, ya que la EFSA, tras su evaluación científica, demostró que no producían alergenicidad,  hiperactividad, genotoxicidad, carcinogenicidad, mutagenicidad, ni teratogenicidad, etc., a las dosis de uso y campo de aplicación asignado para cada uno de ellos.
A nivel organoléptico, algunos edulcorantes, salvo el aspartamo (E951), el neotamo (E961) y la sucralosa (E955), que no poseen apenas regustos finales, otros muestran, aunque ligeramente, algún pos gusto diferente del dulzor agradable característico y propio que imparten los edulcorantes en los alimentos:
. Acesulfamo K (E950): aporta un ligero regusto amargo.
. Ciclamatos (E952): aporta un ligero regusto metálico.
. Sacarina (E954): deja un regusto metálico.
. Taumatina (E957): presenta una persistencia prolongada del dulzor tras ingerirlo, hasta 3 minutos.
. Neo-hesperdindihidrochalcona (E959): tiene regusto mentolado y a regaliz.
. Glicósidos del esteviol (E960): deja un regusto mentolado.
En la práctica los fabricantes de alimentos, conocedores de dichos atributos organolépticos, utilizan ciertas técnicas procesales y sustancias generalmente naturales para atenuar o eliminar los antes citados regustos.
Uno de los mejores procedimientos de atenuación/eliminación de los regustos, consiste en el empleo de los UMF (Umbrella flavours), que son una mezcla de dos o más ingredientes en su mayoría naturales, que en base a su estructura química y naturaleza especiales, son capaces de “eclipsar” los malos sabores, olores y regustos de algunos aditivos, como en este caso los edulcorantes y también los sabores/olores defectuosos de algunos alimentos funcionales, que contienen vitaminas, minerales y otras sustancias saludables, sin alterar la composición nutricional del alimento, ni tampoco las propiedades del mismo   
 
Tendencias en el mercado de edulcorantes
Como ya hemos visto anteriormente, son muchas las compañías que han puesto especial énfasis en desarrollar edulcorantes de estevia, de cara a posicionarse en este prometedor mercado. Sin embargo, no por ello han descuidado sus investigaciones en el resto de edulcorantes, con el objetivo de optimizar su cartera de productos.
Ésta es muy amplia en el caso de Altaquímica, que dispone de edulcorantes de fácil uso para aplicación industrial, de los que la mayoría pueden utilizarse en cualquier fabricación y otros más específicos serían para uso en alimentación infantil y nutricional como sectores más exigentes, principalmente presentados en seco para poder dosificarlos mejor y evitar mermas, almacenarlos a temperatura ambiente y garantizar una vida útil larga. Así, la compañía suministra una gran variedad de edulcorantes, como sorbitol, manitol, xilitol, aspartamo, acesulfamo, sacarina y ciclamato, a los que “ahora como gran novedad sumamos la estevia, con la que estamos teniendo una gran aceptación en el mercado”. Además, “también tenemos edulcorantes más naturales como mieles en polvo y cristales; vainilla en polvo, fruta deshidratada, azúcar convencional y ecológica y diversas mezclas”. Entre sus proyectos más inmediatos, fuentes de la firma destacan que “nos estamos focalizando en la introducción de la estevia en nuestro mercado y estamos desarrollando mieles y otras mezclas deshidratadas para alimentación nutricional”. Además, se centrarán en dar respuesta a las necesidades detectadas en el mercado, sobre las que subrayan que “notamos una demanda cada vez mayor de productos para exportación de alto valor añadido y también de desarrollos para marcas de distribución”.
En el mercado de edulcorantes, la gama de Beneo abarca desde el sustituto del azúcar Isomalt, el azúcar funcional Palatinose™, hasta la fibra prebiótica oligofructosa, que actúa asimismo como un sustituto del azúcar. Isomalt es el único sustituto que deriva del azúcar puro de remolacha, por lo que su sabor es muy similar al del azúcar, y al mismo tiempo no es agresivo con la dentadura (sus características de cuidado dental han sido evaluadas positivamente hace escasas fechas por la EFSA), goza de un bajo índice glucémico, y proporciona sólo la mitad de calorías que el azúcar (en realidad, lo sustituye en un ratio de 1:1), goza de un bajo índice higroscópico y realza los sabores y colores. Además, es apto para la producción de confitería libre o baja en azúcares. Al igual que los anteriores productos, el isomaltulose (Palatinose™) proviene también del azúcar de remolacha y proporciona un completo aporte de energía procedente de carbohidratos (4 kcal/g) durante un largo periodo de tiempo y de forma equilibrada, lo que deriva en un efecto de bajo índice glucémico. Ayuda a mejorar la oxidación de las grasas durante la actividad física, lo que lleva a un suministro prolongado y estable de energía y ácidos y, en consecuencia, a una constante en la osmolaridad de las bebidas. Además, es el primer azúcar no cariogénico (no produce caries) que ha sido positivamente evaluado por la EFSA. Por su parte, la oligofructosa es un derivado de la achicoria que, como fibra prebiótica, ayuda a mejorar el sistema digestivo y a soportar la absorción de los máximos minerales esenciales de las comidas, lo que contribuye a la buena salud de los huesos y del estado general del organismo. Además, por su sabor limpio y dulce, la oligofructosa Beneo actúa como un sustituto natural del azúcar, ya que cuenta con un 30 % del potencial edulcorante de la sacarosa, pero la mitad de calorías. Entre sus planes más inmediatos, la empresa destaca que en marzo de 2012 el Beneo-Institute llevará a cabo la segunda edición de su Research Conference, celebrada en Heidelberg, que se ocupará de la situación actual de los prebióticos y la salud digestiva así como el papel de la glucosa en sangre. Un mes antes, Beneo presentará sus últimas soluciones para el sector de los edulcorantes en la feria ISM celebrada en Colonia, resaltando dentro de la Sweets Collection de la empresa, los nuevos caramelos sin azúcar con Isomalt y estevia, además de otros conceptos innovadores.
En cuanto a las tendencias de mercado, fuentes de la compañía citan que “por un lado, los consumidores se interesan cada vez más por la nutrición y la salud, y por ello buscan edulcorantes que les ayuden a adoptar una nutrición saludable más equilibrada; por tanto, prefieren los naturales.Por otro lado, los fabricantes se encuentran en la búsqueda de edulcorantes que resulten fáciles de procesar y que no requieran de un montón de adaptaciones en la maquinaria existente. En consecuencia, los nuevos edulcorantes necesitan satisfacer tanto una serie de ventajas saludables y nutricionales como unos requerimientos técnicos. Si trasladamos estos requisitos, los edulcorantes deberían, por ejemplo, reducir su composición en azúcar al tiempo que deberían mantener el sabor y la textura del producto, proporcionando idénticos volúmenes y masas; ser de bajo índice glucémico e igualmente aportar la misma energía del azúcar, siendo respetuosos con la dentadura.
Por su parte, desde Brenntag, señalan que, en el caso de la industria del dulce, “se observa una tendencia a la reducción de azúcar en golosinas, reducción de grasas en chocolate y pastelería y reducción de sal en aperitivos”. En general, en alimentación “la tendencia es a la reducción de números E- y a la elaboración de productos con ingredientes naturales”. Para dar respuesta a estas demandas, “nuestros proveedores trabajan en productos que respondan a estas tendencias de reducción de grasas, azúcar, sal, hidratos, y trabajar en productos más naturales”.
En esta misma línea se manifiestan desde la compañía Destilaciones Bordas Chichurreta, al constatar que las demandas de la industria de alimentación y bebidas en materia de edulcorantes se decantan hacia “una preferencia paulatina por los naturales o idénticos al natural sobre los sintéticos”. La empresa, cuyos orígenes se remontan a 1917, elabora una amplia variedad de ingredientes procedentes de extractos naturales, y opera en el mercado de edulcorantes con su producto Neohesperidina DC, cuyo poder endulzantes es entre 1.500-1.800 veces superior al de la sacarosa (azúcar común) a una concentración umbral límite, aunque su intensidad depende de varios factores, como el pH y el producto al que se añade. Una importante característica de este ingrediente es su efecto edulcorante sinérgico en combinación con alcoholes de azúcar como xilitol, isomalt, etc., y con otros edulcorantes como el aspartame, acesulfame K, sacarina y ciclamato, proporcionando esta mezcla una intensidad de dulzor superior a la lograda por esos edulcorantes en solitario, lo que se traduce en ventajas como la reducción de costes, reducción de la ingesta diaria de cualquier edulcorante en particular y un sabor más agradable. La Neohesperidina DC tiene múltiples aplicaciones en la industria alimentaria, bien como enmascarante del amargor en alimentos y como  edulcorante propiamente dicho.
La compañía, que entre sus principales proyectos destaca el desarrollo de su Departamento de Formulaciones, también adelanta que considera “muy interesante” el segmento de edulcorantes de estevia, por lo que la empresa está estudiando la posible incorporación de este tipo de edulcorantes a su catálogo.
Disproquima puede considerarse una empresa especialista en la comercialización de edulcorantes, de echo su portafolio incluye la gran mayoría de los permitidos y “además, damos un soporte técnico y desarrollo que hace que seamos una empresa puntera en este ámbito. Así, trabajamos con  sacarina, ciclamato, acesulfame K, aspartame, sucralosa, neotame, estevia, lactitol, xilitol, y un largo etcétera. Asimismo ofrecemos la posibilidad de hacer mezclas a medida (tailor made)”. A ello hay que añadir que “nuestras representadas Danisco y Nutrasweet, nos ofrecen un soporte técnico y de aplicación que facilitan a nuestros clientes, en gran medida, la creación de nuevos productos”.  Entre las acciones más destacadas de la empresa durante 2011, “hemos continuado con  la comercialización del nuevo edulcorante neotame, de nuestra representada Nutrasweet, y seguimos promocionando su utilización en combinación con otros edulcorantes y también como sustitución del azúcar, principalmente en el sector de bebidas, zumos y bebidas lácteas”. Actualmente, además de estar desarrollando fórmulas y  combinaciones de estevia con otros edulcorantes y azúcares, “seguimos con la comercialización de todo tipo de edulcorantes tanto intensos como de carga, haciendo una mención especial del xylitol, lactitol, y sucralosa,  que siguen teniendo una muy buena aceptación”.      
Respecto a su visión del mercado, desde Disproquima aprecian que la importancia de los edulcorantes en la industria alimentaria es “cada vez mayor. Tanto desde el punto de vista saludable: productos bajos en calorías, no cariogénicos, aptos para diabéticos, bajo índice glucémico, salud digestiva, etc., como tecnológico: fácil utilización, mejora de proceso, optimización de recursos… Y también desde una perspectiva económica, especialmente en edulcorantes intensos, ya que su equivalencia en dulzor los hace más competitivos frente a la sacarosa, especialmente en estos tiempos”. En su opinión, la crisis económica ha afectado al mercado de edulcorantes en varios frentes, “por un lado apuesto a los departamentos de I+D a trabajar a la hora de mejorar costes de producción incorporando edulcorantes (básicamente intensivos) donde antes no se utilizaban, así como en potenciar mezclas que mejoren sinergias. Y en la parte negativa, ha frenado el desarrollo de nuevos productos  funcionales que añaden un coste más elevado, comparado al estándar. En cualquier caso hemos de esperar a que se ‘anime’ la situación y volvamos a innovar y crear productos cada vez más saludables, seguros y mejores”.
Emulift trabaja un amplio catálogo de edulcorantes, que incluye prácticamente todos los aprobados para su uso alimentario, tanto los de carga como los intensos. Entre sus últimos desarrollos, la empresa destaca que “en nuestro mercado de postres y helados, hemos promocionado el empleo de la sucralosa en aplicaciones de productos de pastelería horneables  y como reemplazante del aspartame en alergias de personas fenilcetúricas”. Además de presentar nuevas mezclas con estevia y otros edulcorantes. La firma destaca que las demandas de la industria de alimentación y bebida en materia de edulcorantes se dirigen principalmente “en las direcciones de seguridad alimentaria, exigencia de calidad del dulzor y en la variedad del consumo”, señala que “en estos momentos difíciles, lo más importante para nuestra empresa es el concepto de invertir en: imagen, calidad, comunicación, nuevos mercados e iniciar la internacionalización”.
A partir de su experiencia en el mercado, desde Monteloeder apuntan que “las demandas se dirigen cada vez más hacia edulcorantes que simulen el dulzor del azúcar, no aporten calorías, sean naturales, el precio no sea excesivamente caro, sean estables tras los procesos industriales de los productos en los que se incorporan, etc.” Partiendo de estas premisas, “nuestra empresa está realizando el desarrollo de edulcorantes intensivos que actualmente comercializa para usos concretos”, al tiempo que está llevando a cabo estudios de valor sinérgico de varios edulcorantes intensivos como sustitutos del azúcar. En el mercado de edulcorantes, sus  principales productos son la Neohesperidina DC y la Stevia, aunque también ofrecen un amplio catálogo de otros edulcorantes intensivos como isomalt, lactitol, maltitol, eritritol, sucralosa, xylitol, fructooligosacáridos…, cuyas aplicaciones van desde bebidas, alimentación animal, lácteos y confitería, entre muchas otras.
La compañía, que entre los acontecimientos más destacados en los últimos meses señala “el proceso de internacionalización que estamos viviendo”, cita como principal proyecto a corto plazo el “desarrollo de más edulcorantes a partir de cítricos”.
Por su parte, el fabricante Norevo ha puesto el acento en el desarrollo de su nueva miel en polvo, un agente edulcorante y aromatizante, que proporciona la dulzura típica de la miel y matices gustativos para mejorar el perfil sensorial de los alimentos líquidos y sólidos. Esta nueva miel en polvo aporta una interesante alternativa a la miel líquida para los fabricantes de alimentos y bebidas, presentando entre otras ventajas que es completamente soluble en agua y fácil de mezclar con otros ingredientes, su facilidad de manejo, tanto en el procesado como en el almacenaje, así como el hecho de ofrecer nuevas posibilidades de aplicación. Esta miel en polvo está basada en diferentes tipos de miel de primera calidad con maltodextrina como soporte. No contiene ningún agente anti-adherencia, colorante o cualquier otra sustancia añadida. Su forma final es un polvo de flujo libre con una estructura cristalina de color amarillo pálido a beis pálido, mientras que su olor es suave y neutro y su sabor ofrece la dulzura propia de la miel. Este ingrediente posibilita una gran variedad de aplicaciones, entre las que cabe citar la rehidratación de bebidas instantáneas, evitando la turbiedad indeseable; en productos horneados, proporcionando mejor textura y cohesión; en confitería y snacks, con un resultado de producto más crujiente; en helados y productos congelados, dado su buen comportamiento a bajas temperaturas, y en salsas y condimentos, aportando una nota exótica de sabor.
La compañía Roquette busca dar respuesta a las demandas de la industria de “proponer alimentos seguros, nutricionalmente equilibrados, duraderos y agradables, compatibles con los requisitos tecnológicos y económicos de los productores”. La compañía aprovechó su participación en la última edición de la feria FiE 2011, para dar a conocer sus novedades en proteínas vegetales, fibras, almidones y sustitutos de azúcares. En concreto, en el segmento de edulcorantes, destacó las propiedades del maltitol SweetPearl™, un glúcido naturalmente dulce que proviene de materias primas agrícolas renovables (trigo y maíz). SweetPearl™, contiene un 40 % menos de calorías que el azúcar (2,4 Kcal/g del maltitol vs 4 Kcal/g), lo que significa un 15 % de disminución calórica en productos terminados con maltitol frente a su equivalente con azúcar. Otras ventajas de SweetPearl™ destacadas desde la compañía  son que “ayuda a proteger la salud dental y tiene un índice glucémico bajo. Además, es un potenciador del sabor y resalta la presencia de otros ingredientes como por ejemplo el chocolate”.
Tecnufar comercializa un variado portafolio de edulcorantes en tres principales segmentos: mezclas de azúcares para las aplicaciones más diversas (bebidas alcohólicas y no alcohólicas, mermeladas, preparados de frutas, pastelería, bollería…); fructosa cristalina, para cualquier tipo de aplicación, como las bebidas, preparados de fruta, productos dietéticos, derivados y bebidas lácteas, galletas, entre otros, y edulcorantes intensivos, entre los que se encuentran los extractos de estevia y mezclas que los contienen, para su aplicación en bebidas, preparados de fruta, mermelada, bebidas lácteas, etc. Por otra parte, y más en línea con la actividad más tradicional de Galam Iberia, “se está trabajando también en mezclas de edulcorantes naturales, azúcares, para las más diversas aplicaciones: bebidas refrescantes y alcohólicas, preparados de fruta, bollería, pastelería…”
En cuanto a las tendencias detectadas en el mercado, Tecnufar afirma que “en general se buscan productos saludables, que aporten alguna ventaja funcional: bajo contenido calórico, bajo índice glicémico, fuente de vitaminas, rico en fibras…” Para atender estas necesidades “hemos ampliado nuestra gama de productos añadiendo nuevas representadas a nuestro portafolio”. Para los próximos meses, la visión de la compañía se centrará en “consolidar nuestra posición en el mercado y seguir creciendo, ofreciendo a nuestros clientes productos de calidad dándoles nuestro mejor servicio y conocimientos”.
La compañía Syral se ha convertido recientemente en Tereos Syral, combinando la experiencia del operador mundial de azúcares, almidones y alcoholes, Tereos, con el importante psicionamiento de Syral en el mercado europeo de almidones y derivados, incluyendo dextrosa, maltodextrinas y polioles de almidón. La noticia de este cambio de denominación, se dio a conocer durante la celebración del Salón FiE 2011, en el que también se mostraron las últimas innovaciones de la compañía en el mercado de edulcorantes, entre las que figuran el jarabe funcional de glucosa Mylose© 351, con un bajo contenido de azúcares y alto contenido de hidratos de carbono, ideal para su empleo en formulaciones que requieren una menor dulzor y un perfil de sabor equilibrado. El nuevo ingrediente tiene menos azúcares que los jarabes de glucosa estándar, y disminuye la reacción de Maillard y la caramelización.  Otros de sus lanzamientos han sido Meritab® 700, una nueva dextrosa aglomerada, formulada a base de dextrinas y maltodextrinas y específicamente diseñada para una eficiente fabricación de pastillas; el sirope de maltitol Maltilite©, y la gama de  maltodextrinas Maldex® 060.
También Wild ha aprovechado su participación en ferias internacionales como Brau Beviale o FiE 2011, para dar a conocer sus últimos desarrollos en edulcorantes, entre los que, además de Sunwin Stevia, cabe destacar el edulcorante de fruta natural Fruit Up® para su empleo como edulcorante de mesa. El nuevo ingrediente está elaborado mediante procesos físicos, sin utilización de productos químicos ni aditivos y sin tratamiento enzimático. Su intensidad edulcorante es casi idéntica a la de la sacarosa, es hipoalergénico, libre de gluten y kosher. Wild produce este edulcorante natural de frutas en sus instalaciones españolas de Wild Valencia S.A.
Una de las demandas crecientes por parte de la industria es, también, la posibilidad de que sus proveedores les faciliten soluciones en edulcorantes a la medida de sus necesidades específicas. En este sentido, Zukan, S.L. es actualmente una de las empresas más vanguardistas entre las firmas dedicadas a la fabricación y comercialización de azúcares sólidos, líquidos, glucosas y mezclas a medida, para sectores de zumos, helados, pastelería, restauración, bebidas refrescantes, golosinas, conservas, etc. La actividad de la compañía destaca por su constante proceso de investigación y un continuo desarrollo de nuevas especialidades, “para poder satisfacer en todo momento, tanto los requerimientos de un mercado en permanente evolución como las inquietudes de nuestros clientes, fabricando productos a medida”.

 

Publicado en la revista Tecnifood núm.79 (enero/febrero 2012).

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas