Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Edulcorantes, siguen ganando terreno al azúcar

Léalo en 26 - 35 minutos
Léalo en 26 - 35 minutos

El creciente interés de los consumidores por los alimentos funcionales y por los productos sanos, específicos para diabéticos y bajos en calorías, hacen que el sector de edulcorantes se mantenga en buena forma. Las empresas de la industria alimentaria innovan constantemente con nuevos edulcorantes, mezclan los ya existentes e intentan aportar un valor añadido a los productos sin que esto suponga un aumento del coste de la producción

Cada vez es más habitual encontrar productos con la etiqueta “sin azúcar” en los lineales de los supermercados, productos que nacen de la necesidad de un amplio grupo de la sociedad que demanda alimentos bajos en calorías, aptos para diabéticos o texturas más ligeras, en definitiva, consumidores que optan por productos con menos aporte energético pero que quieren consumir artículos dulces sin renunciar al sabor. 
Tanto es el interés por los alimentos “sin” que los denominados productos light han ido ganando cuota de mercado con el paso de los años y a día de hoy tienen prácticamente el mismo peso que sus “homólogos” azucarados. Éste es el caso de las bebidas refrescantes sin azúcar, los chicles, los caramelos e, incluso, dulces que siempre han ido asociados al azúcar como el chocolate o el turrón.

Qué son los edulcorantes

Los edulcorantes son aquellos aditivos, constituidos por moléculas que ayudan a endulzar los alimentos sin aportar calorías (con los edulcorantes intensos) o a proporcionar sabor dulce a los productos alimenticios con un incremento sólo de 2,4 kcal/g (son los edulcorantes de carga: polioles), menor que el que aportan los azúcares (4 kcal/g).
El experto en ingredientes y aditivos, Andrés Gavilán, explica que “son sustancias naturales o sintéticas que en base a su configuración electrónica y composición química, son capaces de impartir efectos tecnológicos, consistentes en proporcionar sabores dulces propios”. Los principales objetivos que se persiguen con el uso de los edulcorantes son:
. Dotar de un dulzor propio a los alimentos, distinto del que proporcionan los azúcares (monosacáridos como glucosa y fructosa) y disacáridos (sacarosa, lactosa, maltosa).
. Sustituir parcial o totalmente los azúcares presentes en los alimentos.
. Reducir parcial o por completo el contenido calórico de los alimentos.
. Facilitar el consumo de los alimentos a los diabéticos y personas que observen una dieta hipocalórica.
Según palabras de Gavilán, que además es presidente de AFCA (ver entrevista en Tecnifood nª74), “su uso y dosis de empleo no deberá en ningún caso confundir a los consumidores sobre la verdadera naturaleza, composición química y atributos del alimento, tal como se exige para los restantes aditivos alimentarios”.
Los edulcorantes no pueden ser utilizados en todos los tipos de alimentos, tan sólo pueden adicionarse en los alimentos transformados, pero están prohibidos en los alimentos frescos no tratados. Entre muchos otros tipos de alimentos, se pueden utilizar en:
. Bebidas refrescantes.
. Bebidas alcohólicas.
. Cereales para desayuno.
. Frutas y hortalizas elaboradas.
. Complementos alimenticios.
. Postres y helados.
. Confitería
En el caso de los denominados edulcorantes de carga, que conoceremos a continuación, se usan en alimentos en estado sólido, ya que éstos no se pueden aplicar a los alimentos en estado líquido debido a sus efectos laxantes.
Podemos clasificar los edulcorantes en tres tipos:
Edulcorantes intensos
Son sustancias naturales y sintéticas, que poseen un poder edulcorante (PED) >30 unidades de dulzor en relación con el azúcar, o sea 30 veces superior al dulzor del azúcar. No aportan energía calórica a los alimentos.
También pueden actuar como potenciadores de sabor de los alimentos, a unas dosis de empleo muy bajas (2ppm), sobre todo E950, E951, E955, E959, E961 y E962.
Sus características principales son:
-No energéticos.
-No cariogénicos.
-Dulzor muy intenso (>30u de dulzor).
-Sustitutivos de los azúcares.
-Elaboración de alimentos para personas  diabéticas.
-Sinergismo.
-No son higroscópicos.
-No proporcionan “cuerpo o textura”.
Existen numerosos tipos de edulcorantes intensos que clasificamos a continuación:

Acesulfamo Potásico (E950)
Fue sintetizado en el año 1967 por Clauss y Jensen. Se presenta como un polvo blanco cristalino soluble en agua, con un poder edulcorante de 180-200 u, tiene un ligero regusto amargo que desaparece por completo si se mezcla con otros edulcorantes como el aspartamo y el ciclamato.
Es el edulcorante intenso más estable. Sus dosis de empleo oscilan entre 200 y 1.000 mg/k de alimento, siendo el valor medio más utilizado 350 mg/k.

Aspartamo (E951)
Se obtuvo en el año 1965 por Schlatter. Se presenta como una sustancia cristalina blanca poco soluble en agua, con un poder edulcorante de 200 u, con un tipo de sabor dulce muy próximo al del azúcar, si bien posee un poder calórico de 4 kcal/g dado que es un péptido, esto no afecta al contenido energético del alimento dadas las bajas dosis de empleo.
Sinergiza muy bien con el acesulfamo potásico. Sus dosis de empleo oscilan entre 300 y 2.000 mg/k de alimento, siendo su dosis más utilizada 600 mg/k.

Ciclamato y sus sales sódica y cálcica (E952)
Fue descubierto en el año 1950 por Sveda. Es una sustancia sólida de color blanco, con un sabor dulce muy agradable, soluble en agua y con un poder edulcorante de 30-50 u, combina muy bien con la sacarina mejorando el dulzor e incrementando 1,2 veces la intensidad del dulzor de la mezcla.
Sus dosis de empleo oscilan entre 250 y 1.600 mg/k de alimento, siendo la dosis más utilizada 500mg/k.

Sacarina y sus sales sódica, potásica y cálcica (E954)

Fue descubierta en el año 1879 por Fehlberg. Es una sustancia blanca cristalina muy soluble en agua, con un intenso sabor dulce y un ligero regusto metálico que se enmascara y desaparece al mezclarla con ciclamato, al margen de incrementar el sabor dulce de la mezcla posee un poder edulcorante entre 400-500 u.
Sus dosis de empleo oscilan entre 80 y 500 mg/k de alimento, siendo la dosis más utilizada 170 mg/k.

Sucralosa (E955)
Se sintetizó en el año 1976 por la empresa Tate&Lyle. Se presenta como una sustancia blanca y cristalina, de sabor dulce más intenso que la sacarina, con un poder edulcorante > 800 u. Sinergiza bien con ciclamato, aspartamo y acesulfamo potásico, a pH muy ácido(<2 u) se pierde el dulzor.
Sus dosis de empleo oscilan entre 50 y 400 mg/k de alimento, siendo la dosis más utilizada 100 mg/k.

Taumatina (E957)
Se obtuvo el año 1972 por Van der Wel. Es una sustancia edulcorante de origen natural, que procede de los arillos del fruto de la cepa natural de una fruta (thaumatococcus daniellii), siendo una sustancia proteica,  y se presenta como polvo cremoso blanco-beige. Posee un intensísimo sabor dulce retardado, con un poder edulcorante de 1.600-2.000u.
Dadas sus especiales características, sólo se utiliza básicamente en complementos alimenticios, goma de mascar y algunos productos de confitería. Sus dosis de empleo oscilan entre 100 y 400 mg/k de alimento, siendo la dosis más utilizada 150 mg/k.

Neo-Hesperidina DHC(E959)

Se descubrió el año 1969 por Horowitz y Gentili. Es un polvo blanco con ligera tonalidad amarillenta, con un muy intenso sabor dulce propio y un regusto a regaliz-mentolado que, por mezcla sobre todo con aspartamo y ciclamato, se atenúa, no siendo detectable a las bajas dosis habituales de empleo del edulcorante. Es poco soluble en agua a temperatura ambiente. Su riqueza es del 96% y su poder edulcorante es de 600-1800, que decrece en función del % de sacarosa  en el alimento.
A dosis de 2 mg/k de alimento, se emplea como potenciador de sabor. Sus dosis de empleo oscilan entre 50 y 3000mg/k, siendo la dosis más utilizada entre 30 y 50mg/k.

Neotamo(E961)
Es un polvo blanquecino,  poco soluble en agua (4,7% a 60ºC) y soluble en etanol, con un sabor hiperdulce, con un poder edulcorante entre 8.000 y 10.000  u, con una riqueza del 97%. Debido a su intenso dulzor, no precisa mezclarse con otros edulcorantes para sinergizarse.

Sal de aspartamo-acesulfamo(E962)

Es un polvo blanco cristalino muy soluble en agua, con un sabor dulce intenso y agradable. El poder edulcorante es de 180-200 u.
El desarrollo del edulcorante mixto de las sales del  aspartamo y del acesulfamo permite una mejora en el sabor dulce, en la solubilidad en agua, en la estabilidad térmica y en el pH de ambos edulcorantes por separado.
Sus dosis de empleo oscilan entre 200 y 1.000 mg/kg de alimento, siendo la dosis más empleada 600 mg/k.

Edulcorantes de carga

Son mayoritariamente sustancias naturales, con un poder edulcorante (PED)< 1unidad de dulzor, con la excepción del E967 (xilitol) que tiene un dulzor equivalente al del azúcar. Proporcionan 2,4kcal/g a los alimentos. Estos edulcorantes de carga, también conocidos como volúmicos, proporcionan textura además de dulzor.
Pueden utilizarse en toda clase de alimentos sólidos, con otros efectos tecnológicos distintos de la edulcoración como estabilizantes, espesantes y humectantes, entre otros usos.
Las principales características generales de los edulcorantes de carga son:
-Bajo contenido energético (2,4 kcal/g).
-Dulzor natural y suave.
-Sensación de frescor. Entalpía de disolución < 0 (-19/ -37 kcal/g).
-Laxante (Dosis > 60 g/k).
-Son higroscópicos y humectantes.
-Proporcionan “cuerpo o textura”.
-Poder edulcorante. Poder del azúcar (sacarosa).
Los edulcorantes de carga más conocidos son los siguientes:
 
Sorbitol (E420(i))

Es una sustancia sólida cristalina de bajo sabor dulce, con un poder edulcorante <1u.También se comercializa en forma de jarabe de sorbitol con una concentración del 69%.Posee otro usos como diluyente y estabilizante de helados, confitería, productos de la pesca, derivados cárnicos y conservas vegetales.
También se le denomina D-glucitol. Su bajo índice glicémico lo hace recomendable para la elaboración de alimentos para diabéticos. Es higroscópico.

Manitol (E421)
Su poder edulcorante (PED) está entre 0,50 y 0,65 u. Es poco higroscópico y poco soluble en agua. Es un sólido cristalino que se halla presente en muchas legumbres, frutas así como el árbol del maná, del que en la antigüedad se extraía el manitol.

Isomalt (E953)
Es una sustancia sólida blanca y cristalina, que posee un PED de 0,45 a 0,65 u. No es higroscópica, y tiene un escaso poder refrescante.
Su índice glicémico es 0, por lo que es el poliol de más bajo nivel glicémico  el más recomendable para diabéticos. Se obtiene por hidrogenación de la iso-maltulosa. Posee la propiedad de potenciar los saborizantes naturales.

Maltitol (E965)
Es un glucopiranósido del 1,4-glucitol, con un PED entre 0,75 y 0.90 u. Se obtiene por hidrogenación catalítica del jarabe de glucosa con alto contenido en maltosa. Es higroscópico.

Lactitol (E966)
Es un polvo blanco cristalino, poco higroscópico, con un PED entre 0,30 y 0,40 u. Se obtiene partir de la lactosa por un proceso de hidrogenación catalítica.

Xilitol(E967)
Es una sustancia sólida cristalina, con un alto grado de higroscopicidad. Su PED es el mayor de todos los polioles =1(equivalente por tanto al del azúcar).
Este edulcorante posee un alto efecto refrescante, hallándose presente en pequeñas concentraciones en algunas frutas, hortalizas y cereales.
Se obtiene por hidrogenación de la D-xilosa (que procede de la hidrólisis de los xilanos de los subproductos agrícolas y forestales. Se trata del poliol más laxante de todos, debido a su muy lenta absorción intestinal.

Eritritol(E968)
Es una sustancia cristalina no higroscópica, muy soluble en agua, que se obtiene por la fermentación de una mezcla de hidratos de carbono mediante las levaduras Monillilia pollinis o Trichosporonoides megachilensis, que posee un PED entre 0,6 a 0,8 el dulzor del azúcar.
Su riqueza es del 99% y no posee poder laxante, a diferencia del resto de edulcorantes de carga, tampoco posee efecto fibra y su poder calórico es de 0 kcal/g.

Edulcorantes de mesa
Son preparados o mezclas de edulcorantes permitidos, que pueden contener otros  aditivos o ingredientes alimentarios y que están destinados a la venta al consumidor final como sustitutos del azúcar.

Seguridad toxicológica
Dado que poseen un índice toxicológico NS (Not Specified), los edulcorantes pueden dosificarse a razón de Q.S. (quantum satis), lo que significa que se puede añadir la cantidad de edulcorante que sea suficiente para conseguir una edulcoración deseada. Sin embargo, cabe recordar que no pueden añadirse los polioles a los alimentos líquidos, porque pueden producir efecto laxante.
En España, a medida que crece la demanda de los Alimentos Funcionales-SIN (aquéllos a los que se les ha suprimido o reducido considerablemente  algunos componentes tales como azúcares, grasas saturadas, sodio, colesterol, gluten, lactosa, etc.), que hallan una clara aplicación en los colectivos de riesgo: diabéticos, personas con obesidad, hipertensos y muchos otros. En nuestro caso, los Alimentos-SIN en relación con los edulcorantes intensos y/o de carga (polioles), se aplicarán para los Alimentos-SIN azúcares añadidos.  
Respecto a la seguridad toxicológica que poseen los edulcorantes, podemos decir que los intensos y los de carga son seguros, cuando se emplean a las dosis máximas asignadas por la legislación vigente (Directiva Europea 94/35/Comisión Europea), en los alimentos para los que están exclusivamente autorizados.
El indicador que refleja de manera práctica el nivel de toxicidad de los aditivos edulcorantes es el IDA (Ingesta Diaria Admisible), que es la cantidad máxima de uso del edulcorante expresada en mg que se puede ingerir por kilogramo de peso corporal y día (p.c.d), sin riesgos para la salud del consumidor.
Se puede resaltar el dulzor de los edulcorantes agregando los inductores y potenciadores (exaltadores) del dulzor como por ejemplo, las siguientes sustancias naturales:
-Miraculina: componente glicoprotéico de la Fruta de Richardella dulcifica (Schumacher & Thonning)/ Sapotáceas.
-Cinarina.
-Ácido clorogénico.
-Ácido caféico.
-Arabinogalactina.

La industria opina
A lo largo del año 2011 Disproquima continua con la comercialización del nuevo edulcorante Neotame, de su representada Nutrasweet, y sigue promocionando su utilización en combinación con otros edulcorantes y también como sustitución de azúcar, principalmente en el sector de bebidas, zumos y bebidas lácteas.
Por otra parte, están desarrollando fórmulas y  combinaciones de estevia con otros edulcorantes y azúcares para que, una vez se apruebe a nivel global en toda la UE, poder dar una respuesta a las necesidades de sus clientes. Asimismo, continúan con la comercialización de todo tipo de edulcorantes, tanto intensos como de carga, haciendo una mención especial del xilitol, lactitol, y sucralosa, que siguen teniendo una muy buena aceptación.      
Disproquima puede considerarse una empresa especialista en la comercialización de edulcorantes, de hecho, en su portafolio incluye la gran mayoría de ellos y ofrece un soporte técnico que la convierte en una empresa puntera en este ámbito. Trabaja con  sacarina, ciclamato, acesulfame K, aspartame, sucralosa, neotame, estevia, lactitol, xilitol, etc.
Por otro lado, sus compañías representadas Danisco y Nutrasweet, ofrecen un soporte técnico y de aplicación que facilitan a sus clientes la creación de nuevos productos.
Javier Jiménez, director de la división Alimentación Dietética de la compañía, asegura que los edulcorantes tienen cada vez más peso en la industria alimentaria, “tanto desde el punto de vista saludable: productos bajos en calorías, no cariogénicos, aptos para diabéticos, bajo índice glicémico, salud digestiva, como desde el punto de vista tecnológico: fácil utilización, mejora de proceso, optimización de recursos; y económicos, especialmente en edulcorantes intensos, ya que su equivalencia en dulzor los hace más competitivos frente a la sacarosa, especialmente en estos tiempos”.
La difícil situación económica también les ha afectado de diferentes formas, “por un lado ha puesto a los departamentos de I+D a trabajar a la hora de mejorar costes de producción incorporando edulcorantes (básicamente intensivos) dónde antes no se utilizaban, así como en potenciar mezclas que mejoren sinergias. Y en la parte negativa, ha frenado el desarrollo de nuevos productos funcionales que añaden un coste más elevado, comparado al estándar. En cualquier caso, hemos de esperar a que se anime la situación y volvamos a innovar y crear productos cada vez más saludables, seguros y mejores”.   
La empresa Monteloeder también tiene edulcorantes en su portafolio y su último lanzamiento ha sido RebASweet, un extracto de estevia con un contenido mínimo en Rebaudoside A del 97% y con un poder edulcorante 200 veces superior al del azúcar. Entre sus edulcorantes, dispone de Neohesperidina DC y RebASweet o la combinación de ambos por sus efectos sinérgicos. 
La compañía cuenta con una amplia variedad de edulcorantes y asesoran a sus clientes para que puedan encontrar uno adecuado a sus necesidades. En su extenso portafolio puede encontrarse Neohesperidina DC, acesulfamo, arpatamo, sucralosa, sacarina, taumatina, eritritol o xilitol, entre otros.
Para la compañía Tecom, este último año ha sido más una fase de consolidación de proyectos y desarrollos que de lanzamiento de nuevos productos. Según comentan desde la empresa, “la situación del mercado tampoco ha ayudado a la búsqueda de nuevas referencias para este tipo de productos si no que consideramos se ha mantenido estable”.
Su principal producto para este sector es el Isomalt, que es un poliol con características ampliamente conocidas empleado para reemplazar azúcar en productos de confitería como caramelos, chocolate, mermeladas, galletas, etc. Completan su gama los edulcorantes intensivos tipo Acesulfame K, Aspartame y otros que puedan demandar sus clientes para sus formulaciones.
Fuentes de la compañía hablan sobre el papel de los edulcorantes en la industria y aseguran que “entendemos que la importancia de los edulcorantes es alta puesto que este tipo de materias primas son necesarias para la fabricación de productos sin azúcar añadido, o con reducción de calorías, esenciales para alimentación en personas diabéticas o con necesidad de una dieta con índice glucémico bajo. La amplia variedad de edulcorantes de carga e intensivos existentes en el mercado, permiten encontrar el producto necesario para cada aplicación”.
Respecto a la forma en que la crisis económica ha podido afectar a su sector, aseguran que “no creemos que para estos productos en concreto la crisis haya afectado en gran medida a los consumos y a su utilización en general. Las fórmulas que ya estaban desarrolladas con edulcorantes no han variado su composición en exceso, a excepción de casos concretos en que el impacto era importante y ha sido necesario buscar alternativas. Respecto a nuevos proyectos, puede haber habido cierto estancamiento de lanzamientos pero la actividad se está incrementando desde el primer trimestre de 2011 y las previsiones son óptimas para que el presente año sea positivo respecto el mercado de los edulcorantes intensivos”.
Desde el pasado año, Emulift está presentando dos edulcorantes para uso de mesa y de horno. Uno es la sucralina, que en forma líquida (gotas) es la única alternativa a la sacarina en gotas. Su composición a base de sucralosa y acesulfame-K  amplia la gama de empleo en toda clase de postres y helados sin azúcar. También presenta la misma mezcla en forma de polvo, con la marca Sucral.
Esta empresa está especializada en el sector artesano de postres y de helados de calidad, tanto con azúcar como sin azúcar. Sus principales clientes son profesionales con obradores de pastelería, panadería, heladería y restauración. “Como se comprenderá, las inquietudes y necesidades de nuestros clientes son muy diversas y esto nos obliga a elaborar más de treinta formulaciones adecuadas a cada una de las aplicaciones, buscando siempre la máxima calidad posible”, aseguran fuentes de la compañía.
“En la medida en que vayan siendo autorizados más edulcorantes para su consumo general, mayor será la importancia que el sector tendrá en la confección de los distintos alimentos dulces. Debemos también  pensar como un factor expansivo desde los últimos diez años, el poder prescriptivo que internet tiene para aquellas personas que no encuentran en su entorno inmediato nadie que les informe ampliamente. Otro factor que ya actualmente contribuye a aumentar su importancia, es el creciente nivel de conocimiento del consumidor, cada día,  más consciente de los peligros que comportan el consumo excesivo del azúcar”, destacan.
Respecto a la forma en que han afrontado las dificultades económicas, aseguran que “creemos que el mercado de los edulcorantes está resistiendo bien a la actual crisis, independientemente de los precios, en tanto que la demanda sigue creciendo, debido al incremento de consumidores que exigen alimentos que no les provoquen sobrepeso, obesidad, etc. En cuanto a los nuevos desarrollos, descubrimos diariamente que se siguen presentando al mercado nuevos productos sin azúcar.”
 Muchas empresas están potenciando sus productos sin azúcar, ya que han conseguido una calidad que no los distingue de los que contienen azúcar. En otros casos, el I+D no puede potenciarse,  “ya que hay empresas que optan por conseguir concesiones de marcas extranjeras, porque es muy importante posicionarse mientras dure la crisis. Y en la mayoría de pequeñas empresas que no disponen de recursos para investigar, se dan cuenta de que ahora disponen de tiempo para hacerlo y en este momento hay que saberlo aprovechar”, destacan.

Edulcorantes funcionales, el futuro
Danisco tiene una amplia gama de edulcorantes utilizada en el mercado global: lactitol, xilitol, fructosa, Litesse y maltitol:
Lactitol es un versátil sustituto del azúcar (tiene hasta un 40% de la dulzura del azúcar) y se utiliza ampliamente en productos que contienen leche, ya que  muestra una buena sinergia (helados, chocolate) y también en productos horneados, ya que no son higroscópicos y pueden utilizarse para ampliar la vida útil de dichos productos. Xivia es el xilitol sostenible de Danisco y ha sido utilizado principalmente en chicles sin azúcar y productos de salud bucal. Sin embargo, también se está utilizando cada vez más en lácteos, en pastelería y como edulcorante al por menor. 
La fructosa se utiliza básicamente en bebidas y en la industria láctea.  Es mucho más dulce que el azúcar por lo que pueden utilizarse pequeñas dosis para disminuir las calorías y el total de azúcar sin perder dulzor. 
Litesse es un sustituto multifuncional del azúcar, presente en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo derivados lácteos, pastelería, bebidas y confitería.  Está reconocido como fibra dietética.  
Dulcaden MS es la marca para el maltitol de Danisco, recientemente lanzado en EEUU. Se emplea en confitería y pastelería para sustituir los azúcares.
Fuentes de la compañía destacan que “los edulcorantes ofrecen alternativas saludables al azúcar y pueden utilizarse de forma sencilla para disminuir azúcar y calorías en la dieta. Algunos edulcorantes tienen también reconocidos beneficios sobre la salud, como por ejemplo el xilitol, para mejorar la salud dental. Son importantes para ofrecer productos más saludables, siempre sin comprometer sabor o textura”.
Respecto a cómo se ha visto afectada la demanda y las inversiones en I+D, destacan que “hubo un leve descenso de la demanda durante los estadios iniciales de la crisis financiera. Sin embargo, la cuestión de las cosechas de azúcar y los precios del mercado mundial, así como la demanda por parte del consumidor de productos más saludables, ha finalizado la desaceleración y se están poniendo en marcha más proyectos de I+D. La búsqueda de lo último en productos saludables continúa”.
Beneo presentó durante la celebración de la feria HiE & Ni, celebrada en noviembre de 2010 en Madrid,  el lanzamiento de sus innovadoras soluciones naturales para la sustitución de azúcares, que proporcionan un nuevo efecto sinérgico al ofrecer combinaciones equilibradas de grados de aglutinación de los edulcorantes de volumen de origen natural de la compañía, es decir IsomaltTM, PalatinoseTM, inulina y oligofructosa, además de estevia, que completa la cartera de edulcorantes de origen natural de Beneo.
Las nuevas soluciones pueden componerse individualmente y ofrecer beneficios a los productos finales, ya sean técnicos, sensoriales o nutricionales. Las características de los aglutinados, como la buena dispersabilidad, la rápida disolución, la baja higroscopicidad y la uniformidad, además de una estructura mejorada para el procesamiento de los alimentos, permiten a Beneo satisfacer la creciente demanda de ingredientes fáciles de utilizar.
Las soluciones naturales para la sustitución de azúcares, disponibles en comprimidos o en polvo, ponen de manifiesto la experiencia técnica de la compañía en la aglutinación, además de en las soluciones edulcorantes saludables.
Cuando hablamos de edulcorantes y de empresas punteras que se dedican a trabajar e investigar con ellos, Roquette siempre está presente. Entre sus principales y más recientes novedades se encuentra SweetPearl™, un glúcido naturalmente dulce que proviene de materias primas agrícolas renovables (trigo y maíz). SweetPearl™, contiene un 40% menos de calorías que el azúcar (2,4 Kcal/g del maltitol vs 4 Kcal/g), es decir un 15% de disminución calórica en productos terminados con maltitol frente a su equivalente con azúcar.
Este nuevo producto de la compañía ayuda a proteger la salud dental y tiene un índice glucémico bajo. Asimismo, SweetPearl™ es un potenciador del sabor y resalta la presencia de otros ingredientes como, por ejemplo, el chocolate.
 Josep Baiges, director de Alimentación en la compañía Brenntag Iberia, explica que el portafolio de ingredientes que ofrecen en su empresa es muy amplio y por supuesto, también lo componen los edulcorantes bajos en calorías. “En cuanto a las alegaciones de salud, distribuimos aplicaciones para productos bajos en grasas y azúcar”, señala.
Algunas de las representadas de la empresa son Dow, Galam, Purac, Tate&Lyle y Sensus, y distribuyen a todos los sectores de la industria alimentaria, especialmente el cárnico, panificación, lácteos y dietética. Precisamente Tate & Lyle, de la cual distribuye sus productos en España y Portugal, fabrica Splenda, un interesante edulcorante que proviene del azúcar pero que es hasta 600 veces más dulce que éste.
Por su parte, Galam, es uno de los pocos fabricantes de fructosa cristalina con cobertura a nivel mundial y su producto Fruitose es una excelente solución para endulzar de forma natural alimentos y bebidas bajos en calorías.
Para Brenntag Iberia, el comportamiento del sector en los últimos meses ha sido favorable, percibiéndose una ligera recuperación tras el descenso del consumo que se vivió en el año  2009.
Para 2011 esperan “estabilidad y que continúe la tendencia de recuperación, con un ligero incremento respecto a 2010, debido básicamente al incremento de las inversiones de los clientes en nuevos proyectos”.
Otra de las compañías que cabe destacar por su implicación en el sector de los edulcorantes es Tecnufar, que entre otros muchos productos, dispone de aspartamo, xilitol, sacarina, ciclamato, taumatina, sorbitol o acelsufamo K, todos ellos empleados en diferentes sectores de la industria alimentaria.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas