Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El agua, fuente de salud tras los excesos navideños

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) recomienda a la población cuidar la calidad nutricional de su dieta durante todo el año, realizar ejercicio físico e incorporar el agua mineral natural como bebida que nos ayudará a mantener un estilo de vida sano.

Para Jesús Román, secretario general del IIAS, “es muy importante recordar a la población que durante el invierno es necesario mantener la ingesta adecuada de agua, a pesar de que se sienta una menor sensación de sed, debido a las frías temperaturas o a la reducción de la actividad física. Nuestro organismo sigue perdiendo y necesitando agua, por lo que reponerla con agua mineral natural es una manera muy acertada para mantener una idónea hidratación y nuestra salud”.

Jesús Román afirma que “actualmente, todos los expertos en nutrición aconsejamos cuidar la dieta, pero también beber el agua que necesitamos sin descuidar dos aspectos esenciales: su cantidad y su calidad. En lo que respecta a la cantidad, pensemos que nuestro cuerpo está básicamente formado por agua (alrededor del 60% en los adultos), lo que significa que todo lo que nos forma (proteínas, azúcares, vitaminas, minerales, etc.) está disolviéndose en agua para poder ejercer su función. Es decir: el agua es la vida y no podemos restringirla sin afectar gravemente a nuestra salud y a nuestro bienestar”.

¿Cuánto agua debemos beber? Según el secretario general del IIAS, Jesús Román, “esto dependerá de nuestra composición corporal (peso, estatura, sexo), lo que hemos comido, la temperatura ambiente y la actividad física que desarrollemos. Esto significa que podemos requerir un mínimo de litro y medio hasta tres o más litros de agua según las circunstancias.

En cualquier caso, si nos fijamos en las últimas recomendaciones de ingesta de agua de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria  (EFSA), como recomendación general y en condiciones de temperatura y actividad física moderada, los adolescentes a partir de 14 años, los adultos y los ancianos deben tomar entre 2 y 2,5 litros de agua, una ingesta recomendable tanto para hombres como para mujeres. En el caso de las mujeres embarazadas deben incrementar en 300 ml al día su ingesta de agua y si están en época de lactancia deben aumentar su ingesta de agua en 700 ml al día”.

Para Jesús Román, “resulta imprescindible que el agua de bebida sea sana y de una calidad contrastada. Por eso, el agua mineral natural se adapta perfectamente a nuestros requerimientos con unas ventajas adicionales que no podemos olvidar: podemos llevar o conseguir agua mineral en cualquier sitio y momento en un envase que se habrá llenado exclusivamente para nosotros, con el sabor y la composición del agua mineral que nos gusta y que siempre será la misma, y además no requiere de ningún tratamiento químico para su consumo, ya que son puras y sanas desde su origen”. 

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas