Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El CNTA organiza dos jornadas sobre biotecnología y nuevas tecnologías de alimentos

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

El Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, CNTA, ha desarrollado dos jornadas técnicas en las que varios expertos en biotecnología alimentaria y nuevas tecnologías de alimentos explicaron a más de 100 empresas la importancia que la investigación y la ciencia están tomando en la producción de alimentos, tanto para responder al nivel de desarrollo de productos que demandan los consumidores, como para colocarse al nivel de producción de la competencia de países como Alemania, Estados Unidos o Japón.
En ambas jornadas se puso de manifiesto que la biotecnología y las nuevas tecnologías de procesado de alimentos son dos grandes campos de acción que, además de aportar valor a los productos, cuentan con múltiples aplicaciones dentro del sector alimentario. En esta línea se manifestó Juan Luis Arqués, del Departamento de Tecnología de los alimentos de INIA, invitado a las jornadas para hablar de los probióticos, para quien el desarrollo de la biotecnología en los últimos años “es fruto del interés de los consumidores por comer salud”.
Tal como señaló el Dr. Carlos J. González Navarro, director del Área de I+D+i de CNTA, “si nos preguntamos qué papel juega la investigación y la alta tecnología en la industria agroalimentaria, un sector que parece maduro y de bajo nivel tecnológico, realmente la respuesta es que hoy es muy importante ya que el objetivo es conseguir alimentos seguros, sanos y a ser posible saludables”.
En la actualidad, el CNTA trabaja en al menos 5 proyectos de investigación relacionados con la biotecnología. Tres de ellos están relacionados con la valorización de residuos vegetales y hortofrutícolas para la obtención de compuestos de utilidad para la producción de polímeros plásticos, “Transbio”; o de colorantes naturales de uso alimentario, “Biocolnat”; y de aditivos naturales  con aplicación industrial  en el mundo de la alimentación y la cosmética, “Valbio”. 
Por su parte, “Probitest”, es otro de los proyectos en el ámbito de los probioticos, que tiene como objetivo establecer un protocolo integral para caracterizar la capacidad probiótica de microorganismos procedentes de alimentos, la producción industrial de los mismos y su estabilización para una conservación adecuada.  Por último, el proyecto “Vitegnac”, que tendrá una gran importancia para la producción de vinagres, busca desarrollar un sistema para identificar y cuantificar la flora acética. En su desarrollo se utilizarán tecnologías moleculares innovadoras en el sector de la alimentación, como el DHPLC, con el objetivo de llegar a caracterizar, optimizar y, sobre todo, controlar el proceso de fabricación de vinagre.
En las jornadas también se abordaron nuevas tecnologías de procesado de alimentos en las que el CNTA ha venido desarrollando varios proyectos de investigación, tales como la microencapsulación; la aplicación de pulsos eléctricos de alto voltaje, o las radiofrecuencias aplicadas a la conservación de alimentos que permiten lograr pasteurizaciones o esterilizaciones con incrementos de temperatura entre 20 y 50º C en menos de un segundo manteniendo mejor las características organolépticas y nutricionales del alimento.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas