El consumo alimentario remonta un 1,4% en el año móvil a junio de 2012

Durante el año móvil de julio 2011 a junio 2012, los hogares españoles han incrementado en un 1,4% el gasto total en alimentación en comparación con igual periodo del año anterior,  hasta alcanzar una cifra de 67.692 millones de euros, según se desprende de los últimos datos de consumo “La alimentación mes a mes”, publicados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). A esta evolución positiva han contribuido, tanto el incremento del 0,4% del precio medio de compra de los alimentos, como el aumento del 1% en el consumo en este periodo.
El gasto por persona se ha incrementado un 1% y el consumo per cápita también se ha reforzado en un 0,6%, situándose a año móvil junio 2012 en 661,01 kilos/litros persona y año.
Cabe destacar que  en el mes de junio de 2012 se aprecia un importante crecimiento del consumo, del 6,2%, que en valor ha sido del 3,9%, dado que se mantuvo, por segundo mes consecutivo, el descenso de los precios medios de los alimentos de un 2,2%. El alza ha sido general en este mes, si bien ha sido más acentuada en el consumo de bebidas, en especial en los vinos sin Denominación de origen, que crecen un 37,9%.
Por lo que respecta al comportamiento de los diferentes segmentos de producto en el año móvil julio 2011 a junio 2012, entre los que han observado un mayor incremento destaca la carne, que aumenta un 2,4%, debido al aumento de la carne congelada (7,7%), la carne transformada (3,3%) y la carne fresca (2,2%).
El análisis también destaca un incremento en el consumo de hortalizas del 2,5% y de la  fruta fresca en un 2,9 %. Asimismo, crece el consumo de arroz en los hogares en un 1,7%, en tanto que la pasta cae en igual porcentaje y las legumbres descienden un 0,5%.
Entre los consumos que descienden destaca el de productos de la pesca en un 0,7%, con una caída del 1,3% en pescados y del 1,1% en mariscos, si bien las conservas de pescado/molusco aumentaron su consumo en un 2%. En el sector lácteo, baja un 0,7% el consumo de leche líquida, pero aumenta, la compra de  derivados lácteos un 3,8%, destacando los bifidus + leches fermentadas, con aumentos del 3%; el yogurt (2,8 %), y el queso (1,5%). Por su parte, el aceite se estabiliza como consecuencia del descenso del 0,7% de la variedad oliva, el mantenimiento de girasol (+0,1%) y el crecimiento del resto de aceites (+24,6 %).

Noticias relacionadas

Deja un comentario