Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El Instituto de Investigación Agua y Salud presenta un informe científico

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) ha presentado recientemente su informe científico titulado “Los beneficios de las aguas minerales naturales según su composición”. Se trata del tercer informe científico que edita el IIAS con el objetivo de profundizar y difundir conocimientos sobre las aguas minerales naturales. 
En dicho informe se realiza una completa recopilación de la evidencia científica disponible hasta ahora, acerca de los efectos beneficiosos de las aguas minerales en función de su composición mineral.
Según las palabras de Jesús Román Martínez, secretario general del IIAS, “la ingestión por parte de la población de aguas minerales envasadas presenta una serie de ventajas para el bienestar y la salud de los consumidores”.
Asimismo, Román ha recalcado que “es muy importante que la cantidad y la calidad del agua de bebida sean adecuadas para una correcta hidratación. Esta calidad queda especialmente garantizada cuando se trata de agua mineral natural, ya que es una bebida que ya es pura y sana desde su origen en el manantial, por lo que no requiere ningún tipo de tratamiento de desinfección para su consumo. Y en cuanto a su cantidad, los formatos en los que se envasa el agua mineral natural facilitan una óptima disponibilidad para el consumo en todo momento y situación”.
En cuanto a la composición mineral del agua, el IIAS recoge en su informe como principales conclusiones que las aguas minerales naturales presentan una composición mineral constante en el tiempo, y de la cual podemos beneficiarnos en función de nuestras necesidades.
De este modo, las aguas de mineralización débil o muy débil poseen un interesante efecto diurético, siendo indicadas para personas que padecen cálculos urinarios, que sufren hipertensión y en la preparación de biberones y alimentos infantiles.
Por otro lado, las aguas de mineralización media tienen efectos similares a las aguas de mineralización débil o muy débil, aunque la acción diurética es inversamente proporcional a su contenido en residuo seco. Por último, las aguas de mineralización fuerte pueden perfectamente ser incorporadas en el conjunto de una dieta equilibrada y suponen un aporte en minerales muy destacable como el calcio y el magnesio.
 
 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas