Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El mercado de cierres plásticos crecerá hasta 1,1 billones de unidades en 2020

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

La demanda mundial de tapones y cierres de plástico superará los 1,1 billones de unidades en el año 2020, según pronostican los investigadores de la consultora internacional de mercado Ceresana.

El informe pone de manifiesto que los plásticos no son sólo un material importante en la fabricación de envases, sino que cada vez tienen más relevancia en la producción de tapones y cierres debido, entre otras ventajas,  a su bajo peso y su extensa aplicabilidad, así como su menor coste frente a otros materiales y sus ventajas medioambientales. La facilidad de su manipulación y procesamiento, así como la mejora de la seguridad son otros de los argumentos por los que la industria fabricante de bienes de consumo elige los tapones y cierres de plástico. Además, ofrecen nuevas opciones en el diseño de envases.

Por este motivo, las tapas y tapones de plástico se utilizan con creciente frecuencia en envases y recipientes tales como botellas, bidones, latas, tubos, bolsas stand-up, y envases de cartón para bebidas, desplazando a materiales convencionales tales como aluminio, hojalata, vidrio o corcho.

El informe mundial de Ceresana sobre este mercado señala que en 2012, alrededor del 62% de las tapas y cierres de plástico se aplicaron en el sector bebidas (refrescos, aguas, zumos de frutas, etc.) Los cierres restantes se utilizan en aplicaciones como envases de alimentos, cosméticos, productos de cuidado personal, perfumes, productos farmacéuticos y productos de limpieza doméstica.

En el sector de alimentación y bebidas, el estudio vaticina un importante crecimiento del mercado de cierres plásticos, impulsado por factores como el aumento de la demanda de aguas envasadas y por la tendencia hacia envases de menor tamaño, así como por la  migración hacia el uso de este material en sectores como el vino, la cerveza o alimentos líquidos como las salsas.

Asimismo, como consecuencia de normas de envasado más restrictivas en los países más desarrollados; la exigencia de los consumidores de sistemas de cierre inviolables y dispensadores, y la necesidad de la industria de aligerar el peso de los envases, Ceresana prevé un aumento considerable de la demanda, especialmente en Asia, región que se espera aumente su cuota dentro del mercado mundial, del 34% a aproximadamente el 42%, durante los próximos ocho años.

 

Más información en la edición impresa de Tecnifood núm. 90 (noviembre/diciembre 2013)

 

Contenidos relacionados:

Tecnología del cierre, menos gramaje, más ventas

Bericap facturó 640 millones de euros en 2012

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas