Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El sector cárnico se defiende frente al informe de la OCU

Léalo en 6 - 8 minutos
Léalo en 6 - 8 minutos

La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE)  ha salido al paso del informe sobre la calidad de las hamburguesas frescas comercializadas en España publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), respecto al cual, la patronal cárnica manifiesta su rechazo “por su falta de rigor, parcialidad y la intención de generar confusión y sensación de inseguridad en el consumidor”.

El infomre de la OCU se basa en un análisis de 20 hamburguesas frescas envasadas, de venta en supermercados, realizado con el objetivo de averiguar cuál es la calidad de la carne (cantidad de aditivos, higiene, aspectos nutricionales…). Si bien, en un principio no se contemplaba realizar pruebas de ADN, “tras la alerta que se produjo en Irlanda, la OCU decidió realizar también pruebas de ADN para ver si en España las hamburguesas contenían carne de caballo: ha ocurrido en dos de las 20 muestras analizadas –correspondientes a las marcas de distribuidor comercializadas en las cadenas AhorraMas y Eroski-. Las pruebas certifican la presencia de carne de caballo sin que sea indicado en el etiquetado”, afriman fuentes de la OCU. La Organización califica este hecho  como “un claro fraude al consumidor”, y puntualiza que  “la carne de caballo no es un problema de seguridad alimentaria, sino un engaño al consumidor, que cree comprar carne de vacuno y solo de vacuno”.

 

Eroski respalda la calidad de sus hamburguesas

Al respecto, la respuesta de Eroski no se ha hecho esperar. La cadena ha emitido un comunicado en el que asegura que “las hamburguesas Eroski Basic no presentan ningún riesgo para la salud”. Y puntualiza que “Según el análisis de la OCU, las hamburguesas de Eroski se encuentran entre las cinco primeras con nota aceptable dentro del apartado de calidad de carne del total de las 20 marcas analizadas”.

Respecto a la presencia de carne de caballo en estos productos de su marca, la cadena señala que “en el análisis de la OCU se identifica una supuesta presencia de ADN de equino, lo que no significa que exista un porcentaje de carne de esa especie en el producto, ya que puede ser derivado a que la materia prima de vacuno ha podido estar en contacto con equino durante el proceso de fabricación”.

Para apoyar su defensa, Eroski ha adjuntado el certificado firmado por la Dirección de Carnes Selectas, filial de Campofrío que “confirma que los productos que nos suministra son de vacuno ya que es la única materia prima que tiene en sus instalaciones”. A su vez, Carnes Selectas, filial de Campofrío, ha presentado a Eroski todos los análisis que hace tanto en sus plantas de producción como los certificados que las autoridades sanitarias realizan a los mataderos de proveedores de los que se suministra.

 

Anice afirma que el sector cumple con la “exigente legislación nacional y comunitaria”

Por su parte, Anice, asociación que representa a 800 empresas del sector cárnico, ha criticado la información publicada por la OCU, por considerar que puede “alarmar de forma totalmente injustificada al consumidor”, así como, “desprestigiar a la industria cárnica, que trabaja continuamente, de acuerdo con la exigente legislación nacional y comunitaria sobre la materia, para mejorar los procesos de producción, los controles, la selección de proveedores y la seguridad de las materias primas”.

Anice considerar que el informe “se basa en afirmaciones subjetivas como ‘calidad pobre’, ‘mala’, ‘aceptable’, producto ‘poco apetecible’, junto a inexactitudes graves y mala fe a la hora de establecer la valoración”. En concreto, hace referencia a la afirmación que hace la organización de consumidores de que ‘16 de 20 hamburguesas analizadas llevaban sulfitos, un aditivo para evitar las bacterias y mantener el color original de la carne que en grandes cantidades puede provocar vómitos, dolores abdominales y, en personas con alergia, dolores de cabeza y nauseas’. Al respecto, Anice afirma que “la realidad es que los sulfitos son un aditivo perfectamente regulado en su aplicación a los productos cárnicos, y por lo tanto se emplean en las cantidades establecidas en la normativa. Su uso es especialmente importante en productos microbiológicamente muy perecederos como las hamburguesas para asegurar la seguridad alimentaria y la estabilidad microbiológica de los elaborados.

Al contrario de lo que se afirma en el informe, los sulfitos decoloran la carne y, por lo tanto, su utilización no tiene razones comerciales sino que se emplean por responsabilidad, para garantizar la seguridad de los productos puestos a disposición del consumidor”. Además, tacha de “improcedente”, asegurar que su consumo en ‘grandes cantidades’ puede generar problemas de salud, ya que “es evidente que cualquier producto, ingrediente o alimento ingerido en grandes cantidades, por inocuo que pueda ser, puede provocar problemas de salud”. En relación al uso de conservantes u otros aditivos, Anice recuerda que “la formulación de los productos cárnicos está exhaustivamente regulada por la normativa, y que su empleo es por lo tanto perfectamente adecuado”.

La patronal cárnica también señala que para la elaboración de dicho informe “se han utilizado técnicas analíticas de detección molecular (PCR o Reacción en Cadena de la Polimerasa) que detectan partes infinitesimales o trazas de proteínas o ADN. Por ello, la misma Unión Europea establece en toda su legislación relacionada con la salud y la seguridad los necesarios niveles de tolerancia en la detección analítica. No tiene ningún sentido por ello hablar de fraude comercial por la detección de determinadas proteínas o ADN perfectamente aptos para el consumo”.

En su opinión, “resulta igualmente poco creíble que en el análisis se presenten resultados divergentes para productos elaborados en las mismas instalaciones de producción pero comercializados con la marca propia del fabricante y con marca blanca o del distribuidor”, concluyen.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas