Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

El yogur ayuda a prevenir enfermedades dentales

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

Recientes estudios han demostrado que el consumo de yogur ayuda a prevenir enfermedades dentales como la periodontitis. Así lo ponen de manifiesto Shimazaki y col. en un artículo publicado en el Journal of Periodontology, una publicación dedicada a la investigación dental, informa la Federacion Nacional de Industrias Lácteas. Este efecto beneficioso del consumo de yogur no está relacionado con su contenido en calcio, como pudiera parecer a primera vista, sino que la disminución de la periodontitis está relacionada con los microorganismos (Lactobacillus) que contiene el yogur y que no contienen otros lácteos como la leche. La presencia de estos microorganismos ayuda a disminuir las bacterias que producen la periodontitis y a cuidar la flora bucal.
La periodontitis es una enfermedad dental que produce inflamación de las encías afectando generalmente a un 30-50% de la población adulta, si bien las manifestaciones más graves se dan en menos del 10% de la población. La periodontitis puede suponer un mayor riesgo de partos prematuros, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Esto se debe a que, al masticar, las bacterias que están presentes en la periodontitis entran en contacto con el sistema inmunitario dañando órganos como el páncreas o el corazón.
Según el Dr. Bartolomé Bonet del Servicio de Pediatría del Hospital Can Misses (Ibiza) y miembro del comité asesor del Plan de Nutrición, Salud y Comunicación de Productos Lácteos, patrocinado por Fenil, “lo más interesante del presente estudio es que pone de manifiesto cómo pequeñas modificaciones dietéticas, en este caso la ingesta de yogur, puede modificar la incidencia de determinadas enfermedades”. Por tanto, para el doctor Bonet, “es necesario mantener un adecuado cuidado de la boca y una dieta adecuada desde edades tempranas que contribuya a prevenir ciertas enfermedades orales de riesgo”.
El consumo de yogur ha sufrido un descenso en España en los últimos años. Ha pasado de 9,7 Kg per cápita en 2006 a 9,1 Kg por persona en 2009 (datos hasta octubre). A pesar de este descenso, hay datos alentadores ya que se ha producido un aumento progresivo en el consumo de leches fermentadas y bifidus, llegando a 5,5 Kg per cápita en 2009 frente a 4,7 Kg en 2006.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas