Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Elaborados cárnicos. Apuesta natural

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

Completamos este informe con entrevistas a Julián González (ElPozo Alimentación) y Francisco José Muñoz (Grupo Copese)

 

La demanda de derivados cárnicos se orienta hacia productos más saludables, lo que ha puesto en marcha no solo iniciativas empresariales encaminadas a innovar con referencias en línea con una dieta sana, sino también con acciones sectoriales como el convenio para la reducción del contenido de sal y grasa en los productos de carnicería-charcutería, firmado en julio de 2012 por la Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA) y la Confederación Española de Detallistas de la Carne (Cedecarne), junto con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), propia Aesan, para lograr, en un plazo máximo de dos años, una disminución del 10% del contenido medio de sal y del 5% del contenido medio de grasas en los productos de carnicería y charcutería.

Esta tendencia es la que, según el Observatorio de la Industria de alimentación y bebidas realizado por DBK,  ha hecho posible que el de los elaborados cárnicos sea uno de los segmentos con mejor comportamiento en 2012, con un crecimiento estimado del 1,3% sobre los 6.500 millones de euros de ventas registrados en 2011, debido en buena parte, al “continuo desarrollo de nuevos productos por parte de las empresas líderes”.

El consumo de carnes y elaborados es el más importante de la cesta de la compra de los españoles, suponiendo el 22,7% de ésta según los últimos datos del panel del Magrama. Este sector, integrado por mataderos, salas de despiece e industrias de elaborados con un tejido industrial formado básicamente por más de 3.000 pequeñas y medianas empresas, “ocupa con diferencia el primer lugar de toda la industria española de alimentos y bebidas, representando una cifra de negocio de más de 19.000 millones de euros, un 20% de todo el sector alimentario español”, según destacan desde la Asociación Española de Industrias de la Carne (Anice). Según los datos del Magrama, el consumo de carne en los hogares españoles se situó en el TAM octubre 2012 en 2.437 millones de kilos, por un valor de 15.339 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,3% en valor y un descenso del  0,9% en volumen sobre los doce meses precedentes. De este total, las carnes transformadas supusieron 569 millones de kilos (+2,2%), por un valor de 4.669 millones de euros (-0,2%), con un consumo per cápita de 12,3 kilos por persona y año.

Los datos de SymphonyIRI indican que en el último periodo analizado (TAM noviembre 2011/2012), el mercado de elaborados cárnicos ha logrado un incremento en valor del 5,4% y en volumen del 4,9% en comparación con los doce meses precedentes, situándose en 349.325 toneladas, por un valor de 2.498 millones de euros.

Respecto a su presentación, la consultora Nielsen sitúa las ventas de derivados cárnicos al corte en 912,7 millones de euros (-0,4%) y 103.920 toneladas (+0,4%). En el producto de libreservicio, los minis protagonizan las ventas, con 1.668 millones de euros (-0,4%), en tanto que los loncheados alcanzan en el TAM ON 2012 unas ventas de 1.429 millones de euros, con un aumento del 6,3% sobre el año anterior.

 

Tiene a su disposición el informe completo, con amplios artículos técnicos y declaraciones de los principales operadores, en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.86 (marzo/abril de 2013).

 

Enlaces relacionados:

Compromiso con la sociedad: 10% menos sal y  5% menos grasa

Estrategias para la reducción de sal en los derivados cárnicos

Nueva generación de envases reciclables para loncheados

Influencia del tipo de secado en el perfil sensorial del jamón DOP de Teruel

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas