Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

En dos años los cárnicos reducirán un 10 % la sal y un 5 % la grasa

Léalo en 4 - 6 minutos
Léalo en 4 - 6 minutos

El 19 de julio, se ha firmado en la sede de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), el convenio para la reducción del contenido de sal y grasa en los productos de carnicería-charcutería, acordado por la Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA) y la Confederación Española de Detallistas de la Carne (Cedecarne), junto con la propia Aesan.  La rúbrica  ha estado a cargo de Pilar Farjas y Ángela López de Sá, presidenta y directora ejecutiva de la Agencia, respectivamente; Andrés Gavilán, presidente de AFCA, y Joan Estapé, presidente de Cedecarne.
Mediante este convenio Cedecarne se  compromete a impulsar las acciones necesarias que conduzcan a lograr, en un plazo máximo de dos años una disminución del 10 % del contenido medio de sal y del 5 % del contenido medio de grasas en los productos de carnicería y charcutería elaborados por sus asociados, a partir de los niveles actuales.
Por su parte, AFCA adquiere el compromiso de reducir la concentración de sal en los preparados de condimentos, especias y aditivos que suministra a las empresas cárnicas para la elaboración de derivados cárnicos, u ofrecerlos sin sal para su posterior adición, así como a ofrecer su asesoramiento sobre las fórmulas más adecuadas para alcanzar satisfactoriamente dicha reducción.
Actualmente, los contenidos medios de grasas se sitúan en el 12,63 % en las salchichas de cerdo; el 15,96 % en las hamburguesas de cerdo; el 10,91 % en las de cerdo y ternera; el 18,68 % en las de ternera; el 30,79 % en los embutidos de sangre; el 22,66 % en la butifarra blanca, y el 36,63 % en la chistorra. Por su parte, los niveles medios de sodio son de 7,46 g/kg en las salchichas de cerdo; 7,23 g/kg en las hamburguesas de cerdo; 7,14 y 7,48 g/kg en las hamburguesas de cerdo y ternera y en las elaboradas solo de ternera, respectivamente; 8,88 g/kg en los embutidos de sangre; 7,52 % en la butifarra blanca, y 8,54 % en la chistorra.

Un paso importante en la lucha contra la obesidad

Según ha declarado la presidenta de la Aesan, Pilar Farjas, esta iniciativa es una respuesta innovadora en la dirección de reducir los contenidos de sal y grasas en los alimentos, una medida esencial, junto con la de potenciar el ejercicio físico, para disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo II y enfermedades cerebrobasculares y neuromusculares asociadas a la obesidad”. En su intervención, ha agradecido a las partes implicadas “el trabajo realizado para poner en marcha esta iniciativa, que nos permite hablar de salud, además de la garantía de la calidad y seguridad alimentarias que ya avalan con su la labor las empresas del sector”.
Por su parte, el presidente de AFCA, Andrés Gavilán ha explicado a Tecnifood que “la iniciativa partió de Cedecarne, asociación que junto a Aesan ya había encargado un estudio de la situación a la Universidad de Barcelona. Partiendo de estos datos, contactaron con nosotros como socio tecnológico y científico para llevar a cabo este objetivo de reducción. A partir de ahí, todo ha sido un proceso muy ágil y rápido, que ha salido adelante en pocos meses”.
Los antecedentes del actual acuerdo se inician en 2011, cuando la Aesan y Cedecarne colaboraron en la promoción de un  estudio con la Universidad de Barcelona, para evaluar las posibilidades de reducción del contenido de sal y grasas en diversos productos de carnicería-charcutería de elaboración típica artesanal. El trabajo puso de manifiesto la posibilidad de alcanzar unos niveles de reducción de los mismos, para  satisfacer la demanda de productos con un perfil nutricional más saludable. Para la elaboración de este estudio se evaluaron fórmulas de los embutidos con distintas reducciones de  sal y grasas y se comprobó que se podían alcanzar disminuciones  en estos dos nutrientes, de forma progresiva y paulatina, sin afectar ni la seguridad ni su aceptación por parte de los consumidores.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas