Vanguardia Tecnológica

Ver novedades
en ,

El mundo afronta la época pos-pandemia “con la vista puesta en la recuperación económica y se señala a la industria agroalimentaria como uno de los sectores productivos que puede servir de motor en esa recuperación”, explica Héctor Barbarin, director general de CNTA. También detalla en este artículo los grandes desafíos para acometer el futuro con éxito: sostenibilidad, digitalización y salud como drivers de consumo, entre otros conceptos

en ,

Los proveedores de maquinaria, equipos e ingredientes han puesto de manifiesto su “fortaleza y solidez” durante la pandemia, que ha propiciado “una gran transformación industrial”.
Además, “el comercio exterior está ejerciendo de nuevo un papel tractor de la economía en nuestro país”, explica la directora de AMEC Alimentec, Carmina Castellà

en ,

Los socios de AMAF del sector de la industria alimentaria, al ser un sector esencial, “no han sufrido un impacto económico importante, a excepción de algunos canales”, señala su presidenta Denia Martínez, que resalta que el Gobierno de España “confía” en este sector como “uno de los principales motores de reactivación económica y de recuperación de empleo en la época pos-Covid”

en ,

La pandemia ha propiciado un consumo consciente y equilibrado, a la par que sostenible. En este contexto, José Solá, presidente de AEFAA, asegura que “los aromas tienen un importante papel que jugar en el Pacto Verde Europeo” porque “el futuro nos depara nuevos cambios” y todo lo aprendido “nos ayudará a afrontar los retos venideros”. Además, los aromas “permiten al consumidor hacer una elección saludable, sin tener que renunciar al sabor”, añade

en , ,

El 2020 fue para las empresas asociadas a AFCA, como proveedores indispensables de la industria alimentaria, el año de la “resistencia”, explica su presidenta, Amparo Lafuente. Ahora, es el momento de dar respuestas, ya que “la pandemia ha traído otra revolución que es el cambio de hábitos de compra” y los fabricantes de ingredientes, “con la inversión en I+D+i, conseguiremos las soluciones tecnológicas” tan necesarias

en ,

Desde CIAL (CSIC-UAM) se constata el grado de “madurez, robustez, estabilidad, resiliencia y solidaridad” de la industria alimentaria, que se ha adaptado “a gran velocidad a las circunstancias” de la pandemia. Una de las claves con las que las empresas han desafiado al Covid-19 ha sido “el enorme desarrollo en la actualización de sus equipos e instalaciones con el objeto de asegurar el control en todas las fases de la producción”, concluyen

en ,

Además de ser un mercado esencial, es “un potente motor económico que genera un importante número de empleos directos e indirectos”, destaca el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Sin olvidar que el sector agroalimentario tiene que “estar muy presente en la gestión de los fondos europeos Next Generation-EU”, que corresponden 150.000 millones para España, “de los que 70.000 son ayudas directas”

en ,

A pesar de la pandemia, durante el ejercicio 2020, la Plataforma Food for Life-Spain, “gran referente del sector en cuanto a la combinación tecnología-proyectos del sector de alimentación y bebidas, aumentó la participación de sus grupos de trabajo, incluso con un crecimiento de más de un 40% en ciertas áreas”, según señala su secretario general, Eduardo Cotillas. Esto constata “el carácter estratégico del sector, imprescindible para impulsar la economía y liderar la recuperación”

en ,

“Se ha apreciado un incremento histórico de la demanda de ayudas para proyectos de I+D+i. La fortaleza del sector se manifiesta en que uno de cada cinco proyectos aprobados por esta agencia corresponde a este reto”, subraya Carlos de la Cruz Molina, director de Evaluación y Cooperación Tecnológica del CDTI, centro que este año, además, contará con un 35% más de dotación presupuestaria gracias a los fondos de Next Generation EU

en ,

El director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero Velasco, hace un repaso del último año “que no olvidaremos nunca”, reflexionando sobre “la pandemia que ha puesto en una tensión positiva a la industria alimentaria, que se ha configurado como la principal potencia manufacturera en la Unión Europea”. Aunque el futuro se presenta incierto, “estoy plenamente convencido de que nuestro sector y el conjunto de toda la cadena seguirán trabajando a pleno rendimiento”

en ,

Tecnología y futuro están indisolublemente unidos. Por ello, la alimentación del futuro ha de estar vinculada a la tecnología para cerrar un triunvirato que solo puede conducir al éxito, porque los avances tecnológicos, al igual que representan progreso en la sociedad, traerán consigo el gran avance que nuestra industria alimentaria requiere, “apoyándose en la innovación… leer más