Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

FIAB pide que se eviten incrementos impositivos para reactivar la industria alimentaria

Léalo en 5 - 7 minutos
Léalo en 5 - 7 minutos

La larga duración de la crisis económica ha empezado a dejar su huella en la industria de alimentación y bebidas, que en 2012 sufrió un descenso de ventas del 2,68% hasta situarse en los 86.298 millones de euros, y sin el efecto positivo de las exportaciones, las ventas del sector se situarían en los niveles de 2006. Éste es uno de los datos aportados hoy por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) durante el acto de presentación del Informe Económico 2012,  en el que han participado la secretaria general de agricultura y alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Isabel García Tejerina, el director general de FIAB, Horacio González Alemán, el catedrático de análisis económico de la Universidad Complutense de Madrid, Simón Sosvilla, y el director del sector agrario de La Caixa, Josep Fernández.

El sector de alimentación y bebidas está formado por un total de 29.196 empresas, de las cuales el 96,2% son pymes y sólo 59 emplean a más de 500 personas. Esta industria empleó de media a 439.675 personas en 2012, lo que supuso un descenso del 1,7% respecto a 2011.

El Informe Económico 2012, elaborado con la colaboración del Magrama y con el patrocinio de La Caixa, también refleja la pérdida de empuje del sector en el descenso del Índice de Producción Industrial, donde la alimentación disminuyó un 14,9% y las bebidas un 10,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De igual modo, se observa un retroceso en las iniciativas innovadoras, según los datos expuestos por Simón Sosvilla, quien afirmó que el sector de alimentación y bebidas es más innovador que el conjunto de la economía nacional, pero menos que el resto de la industria”. El último dato disponible muestra que, en 2011, el porcentaje de empresas innovadoras fue del 10,16%, lo que supone un descenso del 3,9% sobre al año anterior. En su conjunto, la innovación supuso una inversión de 655 millones de euros.

En cambio, las exportaciones mostraron una buena evolución, con un crecimiento del 9,3% en 2012, hasta situarse en 22.078 millones de euros, con una balanza positiva de 3.026 millones de euros, “lo que supone un crecimiento casi tres veces superior al del conjunto de las exportaciones de la economía. Este dato demuestra la competitividad de nuestras empresas y la consolidada importancia de la actividad exterior, que ha evitado que el retroceso económico del sector sea mayor”, ha manifestado Josep Fernández.

Durante su intervención, Isabel García Tejerina ha reiterado el “apoyo y compromiso del Magrama con el sector, para facilitar el crecimiento de la industria alimentaria, que es vital para la economía española, y que, sin duda, jugará un papel esencial en la recuperación económica”. La secretaria general ha ha resaltado la labor que se esta´ desarrollando “para fomentar tres conceptos clave que centran los esfuerzos del Departamento: internacionalizacio´n, equilibrio e innovacio´n”. Ha anunciado que se esta´n ultimando ya los detalles para presentar el Programa de Internacionalizacio´n del sector, con el impulso de la Marca España. Asimismo, tras afirmar que para adaptarse a las exigencias de mercado, “no queda ma´s remedio que ser innovadores en productos, procesos, organizacio´n y gestio´n, y en nuevos modelos de negocio”, ha recordado que desde el Ministerio se está´ elaborando el Programa de Innovacio´n e Investigacio´n para el sector agroalimentario, destinado a la creacio´n de un verdadero sistema de innovacio´n.

Horacio González Alemán ha valorado especialmente la elaboración del Proyecto de Ley de la Cadena Alimentaria, actualmente en las Cortes para su discusión, “que establecerá un marco para reconducir las prácticas comerciales abusivas y anticompetitivas”. Asimismo, ha destacado entre las medidas para la reactivación del sector “la eliminación de cualquier incremento impositivo. Nos preocupa la propensión en determinadas comunidades autónomas, especialmente Baleares y Cataluña, a poner nuevos ataques impositivos al sector”. “la reactivación de la confianza del consumidor y una mejora en las condiciones de financiación, garantizar la unidad de mercado reduciendo las duplicidades administrativas y la burocracia, impulsar la internacionalización y la innovación, y apostar por la reforma del modelo de formación para la promoción del talento y la competitividad de la industria”, han sido otras de las recetas porpuestas por el director general de FIAB para la vuelta al crecimiento del sector.

 

Más información en la edición impresa de Tecnifood núm. 88 (julio/agosto 2013)

 

Contenidos relacionados:

Aesan, FIAB y Autocontrol presentan el nuevo Código PAOS a las empresas

FIAB impugnará la ley balear sobre el impuesto a envases de bebidas

La industria alimentaria suscribe un convenio de colaboración con el Magrama

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas