Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

FIAB reforma su modelo para homologarse a la UE

Léalo en 6 - 8 minutos
Léalo en 6 - 8 minutos

La Asamblea General de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) aprobó el 26 de mayo por amplia mayoría el proyecto de reforma en el que ha estado trabajando durante un año, tras mandato expreso de la propia Asamblea en 2010, según han informado fuentes de la organización.

Dicha reforma tiene como objetivo adaptar la patronal a los nuevos tiempos, afianzando su carácter representativo de los intereses de la industria alimentaria española. Además, “se pretende mejorar la eficacia operativa de la organización y simplificar la ejecutiva”, señalan.

Los cambios aprobados permitirán que FIAB se asemeje en mayor grado a la estructura de muchas otras organizaciones empresariales españolas, y a sus homólogos en otros países de la UE. “El proceso iniciado en el día de hoy es similar al ya implantado por 22 de las 27 federaciones nacionales alimentarias de países de la Unión Europea, y al de la propia Confederación Europea de Industrias de Alimentación y Bebidas (CIAA)”.

Para Jesús Serafín, presidente de FIAB, “la Federación ha dado un paso definitivo en un proceso que permitirá reforzar su estructura organizativa, y hará más visible su posición en la sociedad, con el objetivo último de consolidar su liderazgo como representante del primer sector industrial español, que supone un 8% del PIB nacional”.

 

Un entorno cambiante

En los últimos años, el entorno en el que trabaja FIAB ha cambiado de manera sustancial debido a diferentes motivos. En primer lugar, los procesos legislativos que afectan a la industria no son sólo sectoriales, sino, cada vez más, transversales. El creciente papel de las instituciones europeas en la actividad regulatoria, la ampliación de las políticas comunitarias y el desarrollo del Estado -con un mayor reparto de competencias entre las CCAA-, han ampliado el campo de acción de la Federación.

Por otro lado, las áreas de interés tradicionales (negociaciones comerciales internacionales, política agraria, etc.) se han ido ampliando a nuevos ámbitos de mayor complejidad (seguridad alimentaria, nutrición, medio ambiente, etc.). “Estos nuevos retos requieren de una organización que evolucione al mismo tiempo para afrontarlos de manera ágil y con garantías de éxito”, aseguran desde la organización.

La reforma contempla unos nuevos Estatutos y Reglamento de régimen interno. En primer lugar, se producirá una simplificación de los órganos de gobierno, fusionando la Junta Directiva y la Comisión Delegada en un único órgano colegiado que actuará bajo el mandato de la Asamblea General y se denominará Consejo de Dirección.

Asimismo, se procederá a la formalización del Comité de Directores, como órgano de debate e impulso de los trabajos de la Federación, formado por los directores de las Asociaciones miembro.

 

AME se integra en FIAB

El proceso busca, además, crear una simbiosis entre la necesidad de reforzar a FIAB para prestar mayor servicio a sus asociaciones y adecuar la participación y la representatividad de las empresas del sector a su dimensión y diversidad. En este sentido, manteniendo las asociaciones sectoriales el poder mayoritario en la organización, se da cabida a la nueva Asociación Multisectorial de Empresas de Alimentación y Bebidas (AME), constituida el 25 de mayo, integrada por una veintena de empresas alimentarias que operan en el mercado español. “Se trata de compañías líderes con gran reputación y visibilidad en el mercado vinculadas a su imagen corporativa y a la de sus propias marcas, que se caracterizan por basar su estrategia en ser vanguardistas e innovadoras en cuanto a sus procesos de I+D+i,  y por invertir, al menos un 5% de sus ventas, en sus propias marcas”, aseguran fuentes de AME.

Las empresas que forman parte de esta nueva asociación representan en conjunto más del 20% de la facturación del mercado nacional de alimentación y bebidas: Bimbo-Sara Lee, Campofrío Food Group, Coca-Cola España, Corporación Alimentaria Peñasanta, Danone, Ferrero Ibérica, Gallina Blanca, Grupo Damm, Grupo Leche Pascual, Heineken España, Kellogg España, Kraft Foods España, Mahou-San Miguel, Nestlé España, Nutrexpa, Orangina Schweppes Iberia, Pepsico Iberia, Pescanova Alimentación y Unilever España.

Los objetivos de la organización se centrarán, además de la representación y defensa de los intereses comunes de sus asociados, en “la promoción y desarrollo de la industria alimentaria, a través entre otros cauces, de la defensa y la imagen de las marcas y el impulso de la I+D+i dentro de la industria alimentaria”.

Según fuentes de la entidad, AME, “nace con el ánimo de colaborar con la labor de todo el colectivo en este ámbito y reforzar el trabajo de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB)”. Su inclusión en la Federación ha quedado refrendada en la Asamblea General de FIAB, en la que se ha aprobado por amplia mayoría el proyecto de reforma en el que ha estado trabajando durante un año, tras mandato expreso de la propia Asamblea en 2010.

“La decisión adoptada hoy es el inicio de un proceso que reforzará e impulsará a FIAB, y que se irá poniendo en marcha de forma progresiva en los próximos cinco años. Para el seguimiento de los avances se creará un Comité de Pilotaje que será el responsable de informar anualmente a la Asamblea para la adopción de las medidas necesarias”, añaden desde FIAB.

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas