Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Food Trend Trotters, innovación y tendencias a pie de calle

Léalo en 13 - 17 minutos
Léalo en 13 - 17 minutos

Investigar, identificar y comunicar en la web social a tiempo real tendencias e innovaciones en alimentación, es el objetivo principal de Food Trend Trotters (la Vuelta al Mundo de los Alimentos)

Researching, identifying and communicating food trends and innovations through the social web in real time is the main objective of Food Trend Trotters

Rechercher, identifier et communiquer sur le web social en temps réel des tendances et des innovations en matière d’alimentation, voilà l’objectif principal de Food Trend Trotters (le Tour du Monde des Aliments)

Este proyecto de investigación y divulgación surge de la fusión de la iniciativa Trend Trotters (www.trendtrotters.com), basada en el viaje como aprendizaje y el desarrollo de actividades de vigilancia a pie de calle, y la apuesta del centro tecnológico especializado en investigación marina y alimentaria Azti-Tecnalia (www.Azti.es) por la innovación en la vigilancia de mercado, una actividad que lleva desarrollando desde hace más de una década.
El motivo de apostar por complementar la vigilancia tradicional con disciplinas emergentes en la investigación de mercado nace de la limitación de la información de las fuentes tradicionales e internet, de las barreras idiomáticas y de la oportunidad de conocimiento que ofrecen los viajes y las relaciones personales con contactos locales de diferentes lugares del mundo. Todo ello conduce a una investigación más directa, real y profunda del mercado y los consumidores, permitiendo obtener información única y de gran valor. Además de la vigilancia, la filosofía del proyecto integra disciplinas como la innovación abierta y el coolhunting.
Entre los objetivos principales que persigue el proyecto Food Trend Trotters se encuentran establecer una metodología para predecir tendencias y captar ideas de innovación a nivel global (que a su vez promuevan iniciativas en torno a la I+D+i alimentaria y la competitividad empresarial), fomentar la comunicación de los resultados de la investigación a la sociedad y al mundo empresarial a través de la web social, y promover la innovación abierta (favoreciendo la interacción con personas y empresas externas a la organización, para promover la co-creación en los proyectos de investigación).

La experiencia de Food Trend Trotters: cómo lo hicimos
Food Trend Trotters se basa en una unidad móvil de investigación compuesta por un viajero que realiza actividades de vigilancia y observación a pie de calle, y un equipo de oficina que sirve de apoyo en la investigación, comunicación y gestión del proyecto. En este caso, desde la Unidad de Investigación Alimentaria de Azti-Tecnalia se dirigió y complementó la investigación del viajero.
El equipo de trabajo necesario para afrontar un proyecto como Food Trend Trotter es multidisciplinar, donde tienen cabida desarrolladores de software, diseñadores gráficos y web, community managers, técnicos de vigilancia e inteligencia competitiva, y especialistas en las disciplinas a investigar.
La primera fase, y quizás la más importante del proyecto, es la de definición, contextualización y planificación del mismo. Es el momento de definir los factores críticos a investigar, seleccionar los destinos, formar al viajero y planificar la comunicación y explotación de resultados del proyecto.
En el caso de Food Trend Trotters, se identificaron como destinos de interés Japón y Estados Unidos, por ser referentes en innovación y fuente de tendencias a nivel global. Respecto a la contextualización o formación del viajero, se trata de asegurar el conocimiento y la infraestructura adecuada que aproveche al máximo la información recogida a pie de calle. En nuestro caso se establecieron una serie de jornadas formativas con el viajero para profundizar en los conceptos sobre los que se basaba la investigación, conocer de cerca productos interesantes que podrían servir como referencia durante el viaje o adquirir conocimientos básicos de análisis sensorial con el objetivo de capacitarle para realizar catas semiprofesionales de productos.
Además, y dado que el otro gran pilar del proyecto se constituye en torno a la comunicación y difusión de resultados a través de la web social, se comenzaron a definir los canales y las herramientas más idóneos para dicho fin. En este punto comenzó a tomar forma el principal canal de comunicación del proyecto, el blog www.foodtrendtrotters.com.
Después de esta primera fase comenzó la planificación del viaje: la definición de las rutas del viajero por cada país, los puntos de interés a visitar, la preparación de las herramientas necesarias (hardware, software), la creación de perfiles y contactos en redes sociales de viajeros… Y es que una premisa importante del proyecto era establecer contactos locales en los países destino para poder profundizar en la realidad del país y como una fuente más de conocimiento con enorme potencial que puede complementar la investigación. Además, pueden ayudar a la optimización de la investigación a pie de calle descubriendo nuevos lugares y agilizando la estancia en el país.
Comienza el viaje y, durante el mismo, el viajero debe encontrarse en contacto permanente con el equipo de trabajo y el destinatario (cliente) de la investigación, con el fin de ir adaptando la misma a la realidad del viaje y reorientar el proyecto si es necesario a nuevas necesidades o dificultades en el transcurso del mismo. También es interesante fomentar el feed-back entre el viajero, el equipo de oficina y los seguidores en el blog y las redes sociales, con el fin de optimizar la investigación y fidelizar a los seguidores del proyecto en abierto.

Comunicación y explotación de los resultados
Desde el comienzo del proyecto se diseñó un plan de comunicación y explotación de resultados según los públicos y objetivos del mismo. Y es que el interés no sólo residía en trasladar los resultados de la investigación a los clientes del proyecto (la industria alimentaria o centros de investigación como Azti-Tecnalia), sino transmitir de una forma más “profesional” (aunque divulgativa) lo que subyace en el mundo alimentario a los consumidores (sobre tecnologías, ingredientes, innovaciones…). Generando, en definitiva, canales y lenguajes coloquiales para la información científico-técnica, divulgando el impacto de la ciencia y la tecnología en el día a día de forma innovadora sin perder de vista el rigor.
En Food Trend Trotters apostamos desde el principio por comunicar nuestro proyecto de una forma fácilmente entendible, informal y cercana. De ahí la apuesta por el formato blog y las redes sociales. Así, a través del blog se ha podido seguir diariamente la experiencia del viajero, mientras que tras el viaje se continúa con la difusión de los resultados de la investigación y otros aspectos relevantes en torno a la I+D+i alimentaria. Dado que parte de la investigación era de carácter privado, además del blog público se habilitó otro de acceso restringido a través del cual los expertos del ámbito alimentario que han participado en la definición de la investigación (y eran potenciales clientes del proyecto) han podido estar en contacto con el viajero y hacerle preguntas u orientarle a lo largo del desarrollo del viaje.
El proyecto ha contado con una importante repercusión tanto en los medios tradicionales como en la web social. Tras casi prácticamente un año de la experiencia, el blog cuenta con más de 12.000 usuarios únicos absolutos y Food Trend Trotters tiene más de 740 seguidores en Facebook y otros 750 en Twitter.
Pero no nos podíamos olvidar de otros productos del proyecto y que por ser más tradicionales no eran menos importantes. Así, se ha elaborado un dossier sobre la metodología del proyecto (que permite conocer más a fondo las acciones que se han llevado a cabo tanto en la definición del proyecto como en su transcurso). También se han elaborado informes de vigilancia con los resultados de la investigación y un catálogo de productos por cada uno de los países visitados.
Fruto del proyecto se ha elaborado un mapa de contactos locales, consolidando de esta forma una red de personas en ámbitos geográficos de interés que permitirán abarcar futuros proyectos. Y es que la interacción con personas y la co-creación han sido algunas de las premisas del proyecto Food Trend Trotters desde su inicio.
Por eso, además de la interacción a través de la web 2.0, se han ido desarrollando sesiones de trabajo internas y con agentes externos al proyecto. Como ejemplo, una jornada-taller desarrollada con la industria alimentaria el pasado mes de junio para trabajar de forma práctica y dinámica sobre los conceptos clave del proyecto: tendencias e innovación. El objetivo era reinterpretar las ideas obtenidas de Food Trend Trotters (surgidas de una visión global) bajo un prisma más local para diseñar nuevos conceptos de producto cercanos a su realidad.

Algunas conclusiones de la primera experiencia
Conocer las tendencias se torna imprescindible en tanto que éstas entrañan las motivaciones que condicionan las elecciones del consumidor y dirigen su consumo.
El proyecto Food Trend Trotters ha podido validar como algunas de las principales motivaciones que están experimentando un mayor desarrollo en el ámbito alimentario la salud y el bienestar, la sostenibilidad, la conveniencia o el placer. Estas motivaciones determinarán, por otra parte, tendencias de consumo como el nomadismo o la sofisticación… que tendrán un impacto determinante en el ámbito alimentario y en la innovación en el producto.
En lo que respecta a la salud, la búsqueda del bienestar tanto físico como mental está favoreciendo el desarrollo de productos cada vez más naturales y el enfoque a beneficios más específicos (control de peso, aporte de energía, efecto “cosmético”…), donde las alegaciones argumentadas y con soporte científico se tornan fundamentales. Lo mismo sucede en el ámbito de la sostenibilidad, donde el éxito de los productos pasará por las alegaciones específicas y argumentadas que liguen salud-ética y sostenibilidad ambiental.
Por otra parte, encontrándonos en la era de la instantaneidad y el nomadismo, la conveniencia se plasma en productos que ahorren tiempo, faciliten el manejo y la preparación y sean on the go. Aquí está experimentando especial auge el fenómeno del snacking, lo que presenta importantes oportunidades para el desarrollo de nuevos conceptos de snacks innovadores en múltiples categorías de producto.
En relación a la búsqueda del placer y las emociones, factores como el exotismo, la sofisticación o la diversión adquieren cada vez más peso teniendo en cuenta que aumentan las connotaciones intangibles en el consumo de alimentos y bebidas. Ejemplo de ello es la creciente democratización de los productos de alta cocina, que comienzan a aparecer en los canales de venta al consumidor. En el marco de esta corriente, un mercado muy dinámico donde las innovaciones y las ediciones limitadas de productos nuevos están a la orden del día es Japón. La alta neofilia de su población constituye un marco idóneo para favorecer la experimentación por parte de las marcas con la introducción de nuevos productos.
Todas estas motivaciones se están plasmando en tendencias de consumo que están orientando la I+D+i de producto en torno a conceptos como la simplicidad, la funcionalidad (respecto a la salud y la conveniencia), lo smart (alineado a los avances de la tecnología que permiten ayudar al consumidor a seleccionar lo más adecuado y lo que aporte valor en el menor tiempo posible) o la hiperpersonalización.
Algunos productos que hemos ido encontrando en el recorrido del proyecto tienen su reflejo en el marco de uno o varios de estos conceptos: formatos spray (que permitan elaborar de forma limpia, rápida y cómoda ciertos alimentos); snacks innovadores de algas, frutas o pescado; productos de ensamblaje y kits de comida; o productos tratados por nuevas tecnologías, como las altas presiones. Además, en el laboratorio sensorial de Azti-Tecnalia se están realizando catas con los productos recibidos, con el objetivo de obtener perfiles sensoriales de los mismos que puedan aportar nuevas ideas a la industria alimentaria.
En conclusión, la iniciativa Food Trend Trotters nos ha permitido dar un paso más hacia la predicción de tendencias de consumo y alimentarias desde la observación a pie de calle. Food Trend Trotters suma y sigue generando conocimiento a los agentes directamente involucrados en el mismo, consolidando las redes de contactos locales como piezas clave en la innovación abierta y afianzando la comunidad e interactividad en torno al proyecto. También continúa expandiendo el alcance a nuevos focos geográficos: un nuevo viaje está tomando forma, que se alineará con nuevas estrategias en torno al estudio del consumidor, la innovación en producto y la predicción de tendencias alimentarias.

Para más información sobre el proyecto o solicitar algún documento del mismo, contactar con  sriesco@Azti.es

 

Publicado en la revista Tecnifood núm.78 (noviembre/diciembre 2011).

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas