Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

“La ley de Seguridad Alimentaria es nuestra meta”

en
Léalo en 7 - 9 minutos

Ana Troncoso González, nueva directora de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, nos habla de los esfuerzos del Gobierno para seguir promoviendo la Estrategia NAOS y aplicar la normativa comunitaria en temas tan importantes como el Reglamento de Alegaciones Nutricionales

– ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo que va a desarrollar como directora ejecutiva de la AESAN? Nos gustaría saber los nuevos proyectos de la Agencia y bajo qué premisas se van a desarrollar.
– Se pueden resumir en tres grandes líneas: mejorar la coordinación del Gobierno con la Unión Europea; impulsar la actuación conjunta ministerial y reforzar la coordinación dentro del Estado entre los agentes implicados en la seguridad alimentaria (comunidades autónomas, consumidores, sectores económicos y comunidad científica).
Hemos elaborado un plan de trabajo para 2009, en el que recogemos las principales líneas. Entre los proyectos más ambiciosos figura la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que va a implicar a más ministerios que del de Sanidad y Consumo: ocho en concreto, porque la seguridad alimentaria implica no sólo a Sanidad, sino a Medio Ambiente, Rural y Marino; Administraciones Públicas; Economía y Hacienda; Interior; Industria, Turismo y Comercio; Ciencia e Innovación y Educación, Política Social y Deporte.

– ¿Está mejorando el grado de implicación de la industria alimentaria en la seguridad de sus productos? ¿Qué queda por hacer?
– El grado de implicación de la industria siempre ha sido muy alto, tanto como lo ha permitido la tecnología en cada momento. La industria alimentaria, de hecho, colabora íntimamente con la AESAN: están representados en nuestros órganos colegiados, por ejemplo. Firmamos acuerdos y convenios con ellos, colaboran activamente en la lucha contra la obesidad… ¿Qué queda por hacer? Pues quizás profundizar esas líneas de colaboración, ampliar esos convenios o firmar nuevos. El desarrollo tecnológico y de la ciencia, por otra parte, supone nuevos retos, tanto para la industria, como para nosotros.

– La Estrategia NAOS ha sido un éxito. ¿Cuál serán los siguientes pasos que se van a producir?
– Yo diría que está siendo un éxito: aún tenemos mucho trabajo por delante. Tenga en cuenta que la OMS calcula en diez años el tiempo que se tardará en detener la curva de ascenso de la obesidad, aún haciendo muy bien las cosas. Esperamos revisar los convenios de colaboración firmados con la industria y las asociaciones, evaluar el Código PAOS, del que estamos muy satisfechos… Vamos a iniciar el Plan de Reducción de Consumo de Sal, impulsar las actividades del Observatorio de la Obesidad.

– ¿En qué medida han disminuido los índices de obesidad y aumentado el grado de convencimiento de la población con respecto a este problema de salud?

– Como le decía antes, aún es pronto para  tener resultados. Podemos constatar, eso sí, que el sobrepeso y la obesidad constituyen ya una preocupación para la sociedad, especialmente la obesidad infantil. Se están llevando a cabo múltiples programas, llevados a cabo por Ayuntamientos, por ejemplo, o por Comunidades Autómomas, que se iniciaron a raiz de la puesta en marcha de la Estrategia NAOS.
La Agencia está llevando a cabo en seis Comunidades Autónomas el Proyecto Piloto Perseo, con el que se pretende medir el impacto de una serie de actuaciones destinadas a prevenir la obesidad y el sobrepeso infantiles, tomando como puntos de actuación y estudio una serie de colegios. Son más de 12.000 niños de 60 colegios. En unas semanas tendremos los primeros resultados de esta intervención y nuestra intención, de cara a un futuro inmediato, es ampliar el Perseo a más Comunidades Autónomas y colegios.

– La tecnología es una parte cada vez más importante dentro de la industria y su velocidad de desarrollo es vertiginosa, ¿están preparados la administración y los legisladores para ir a la par de estos adelantos?
– Claro. Normalmente la legislación va por detrás de los avances científicos, pero tanto la Administración nacional como la comunitaria hacen un gran esfuerzo para no quedarse rezagados. Buena prueba de ello es el nuevo reglamento de Alegaciones Nutricionales, que viene a solventar la carencia de legislación en una materia tan novedosa.

– ¿Cómo está trabajando la AESAN para cumplir con el nuevo reglamento 1924/2006 de alegaciones nutricionales?
– Estamos cumpliendo con la parte que nos toca: aunque el papel destacado lo tiene la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) como evaluadora de las bases científicas sobre las que se pretendan sustentar las alegaciones más próximas a los mensajes preventivos, así como en el establecimiento de los “perfiles nutricionales”, la AESAN trabaja en red con la EFSA y con el resto de agencias de los países comunitarios. Somos responsables de la aplicación coordinada del reglamento, lo que se hará en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas. La AESAN, además, participa junto con la EFSA en la evaluación de las bases científicas de las alegaciones que se planteen desde la industria alimentaria española.

– ¿Cuál ha sido el grado de aceptación de la industria con respecto a este reglamento?
– Bueno, creo. Era necesario para poner un poco de orden en una materia, ya digo, tan novedosa.

– ¿Invierte la industria alimentaria en I+D+i de forma suficiente? ¿Cuáles son la carencias que se deben suplir?
– No tenemos competencias en materia de I+D+I, aunque sí participamos en programas de evaluación de proyectos de I+D+I.

– ¿Cómo es la relación entre la AESAN y las distintas agencias de seguridad alimentaria europeas? ¿En qué materias existen sinergias y colaboraciones?
– La relación es óptima. Tenga en cuenta que trabajamos en red, somos el punto focal de la Autoridad Europea en España y, además, el punto de contacto de la Red de Alerta Alimentaria Europea, participamos en las instituciones comunitarias y tenemos reuniones constantes, además de grupos de trabajo.

– ¿Ha mejorado el grado de implicación entre otros ministerios, como el MARM o el de Ciencia e Innovación, en materia de tecnología y seguridad alimentaria? ¿En qué materias trabajan conjuntamente con Sanidad y Consumo y la AESAN?

– No es que haya mejorado, es que la implicación es total. La Seguridad Alimentaria no es cosa sólo de Sanidad y Consumo. Los ministerios que usted ha citado forman parte de los órganos de dirección de la Agencia.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas